Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Una década para impulsar las ciencias oceánicas

Movilizar tanto a la comunidad científica como a los políticos y a la sociedad civil en torno a un ambicioso programa de innovación tecnológica es el principal reto de la iniciativa promovida por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Unesco.

Bogotá D. C., 30 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

Casi 3.000 millones de personas que dependen de la biodiversidad marina y costera para su subsistencia.

Profesor Antonio José Rengifo, director del Centro de Pensamiento Mares y Océanos, de la U.N.

Los océanos cubren más del 70 % de la superficie de la Tierra.

Investigadores colombianos adelantan estudios en la Antártica.

En el Caribe, Colombia tiene la reserva Seaflower.

Para el profesor Antonio José Rengifo, director del Centro de Pensamiento Mares y Océanos, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), el país tendrá la oportunidad de hacer que definitivamente se tome conciencia de la importancia de sus océanos en el desarrollo de la nación.

En un artículo de análisis publicado en la edición 217 de UN Periódico (abril 2018), el periódico institucional, el experto señala que en diciembre de 2017 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó oficialmente el periodo 2021-2030 como el Decenio Internacional de las Ciencias Oceánicas para el desarrollo sostenible.

La declaración es el resultado de un trabajo paciente y eficaz liderado por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), dirigido a promover el desarrollo científico y la cooperación internacional en las ciencias del mar.

Perspectivas

Según el docente, en el ámbito internacional, el desarrollo de diez años de actividades y programas en ciencias del mar a partir de 2021 permitirá una mayor coordinación de programas de investigación y sistemas de observación, de desarrollo de capacidades científicas e institucionales, de planificación del espacio marítimo y de reducción de los riesgos marinos con el fin de mejorar la gestión de los recursos del océano y de las zonas costeras.

Así mismo destaca que el Decenio se ha fijado como objetivos: promover el uso sostenible de los recursos marinos; fomentar la economía del océano; adelantar una gestión sostenible de los ecosistemas costeros, y aumentar los conocimientos científicos tanto sobre los efectos en los océanos como sobre las presiones acumuladas, entre ellas el calentamiento global, la acidificación y la destrucción de los hábitats marinos.

Al respecto afirma: “es probable que en el transcurso de la década tomarán nuevas dinámicas las controversias que desde hace varios años han agitado las aguas de los océanos en la escena internacional, como la transferencia de tecnologías marinas a países en desarrollo, la gestión de bienes comunes, el patrimonio común de la humanidad y el acceso a los recursos genéticos marinos más allá de las áreas de jurisdicción nacional”.

El profesor menciona que el periodo proclamado por la Unesco culminará en 2030, año que algunos estudios de prospectiva han puesto como referente de las tendencias globales en la geopolítica, la principal de las cuales es la disminución de la influencia ejercida por Occidente durante más de cinco siglos de dominación, hacia la configuración de un mundo multipolar en el cual nuevos actores se constituyen en polos continentales, como China, Rusia, India, Brasil y Suráfrica, para los cuales no es mera coincidencia que por décadas los mares han sido prioridad estratégica y económica.

En ese sentido, indica, varios estudios de prospectiva coinciden en que aunque las amenazas de conflictos militares no han desaparecido (casos de Corea del Norte y Siria), la geopolítica se debe interesar por el estudio y la comprensión de nuevos desafíos, entre los cuales son muy importantes tanto los mares como el cambio climático, el agotamiento de recursos naturales, los conflictos económicos y de delimitación, el crimen transnacional y, de manera indirecta, los problemas de abastecimiento de agua.

En su opinión, “es difícil predecir si la proclamación del Decenio Internacional de las Ciencias Oceánicas quedará solo en retorica diplomática; lo cierto es que un aval de solidez científica e institucional lo constituye el hecho de que sean la Unesco y la COI las responsables de impulsar los programas para promover los objetivos principales de esta iniciativa. Otro factor determinante para augurarle un buen futuro a las actividades por desarrollar es que casi todos los Estados miembros de la ONU han apoyado la proclamación”.

Para el docente, el Decenio Internacional de las Ciencias Oceánicas y las evoluciones de la geopolítica mundial vistas a más de diez años son una oportunidad para Colombia de hacer que definitivamente se tome conciencia de la importancia de su océano y su mar para el futuro del desarrollo del país y para generar una reflexión seria y juiciosa sobre una participación bien fundamentada, necesaria para ganar espacios en los foros científicos en los que se discute el futuro de los espacios oceánicos.

Las ciencias del mar

El experto menciona que el Informe Mundial sobre las Ciencias Oceánicas (Unesco - COI, 2017), primer inventario de las ciencias del mar, estableció una cartografía mundial como primer instrumento puesto a disposición de los Estados y de otros actores como empresas, academias y universidades, para orientar sus decisiones y políticas.

“El inventario muestra que la especialización en ciencias oceánicas varía según las regiones del mundo: Norteamérica y Suramérica hacen énfasis en funciones y procesos del ecosistema marino; África lo hace en salud y bienestar humano; en Europa son prioritarios el océano y el clima; Japón y la Federación Rusa son líderes en corteza oceánica y riesgos geológicos; y la Antártica y el Ártico ocupan un lugar prioritario en la investigación científica marina”.

Sin embargo el profesor Rengifo indica que la investigación en ciencias del mar requiere tanto de personal numeroso como de equipos y material costoso y grande como buques, instalaciones oceánicas, robots y laboratorios situados en la costa. Según el Informe, las asignaciones para esta área varían entre 0,04 y 4 %; los países con mayores presupuestos son Estados Unidos, Australia, Alemania, Francia y Corea.

Y agrega que asimismo el Informe proporciona ejemplos de mecanismos para que los responsables de la formulación de políticas públicas influyan en el diseño de programas de investigación científica marina, y de la manera como, recíprocamente, la ciencia marina puede incidir en el desarrollo y la ejecución de asuntos estatales.

(Por: fin/AJR/dmh//LOF
)
N.° 510

Otras noticias

En una cuarentena gradual se puede programar un retorno laboral planificado en el sector de la construcción, por ejemplo. Foto: Olga Lucía Muñoz López.

Ciencia & Tecnología

abril 03 de 2020

Cuarentenas graduales, ¿recomendables para la salud y la economía?

Para que Colombia controle mejor la epidemia por COVID-19, reduzca el número de...

El microondas es un poderoso desinfectante se zapatos y ropa. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

abril 03 de 2020

Horno microondas, alternativa como desinfectante en casa

Este electrodoméstico se puede convertir en una herramienta para combatir...

En medio de la cuarentena, los padres y cuidadores deben hacer un análisis sobre el cuidado, el vínculo y la capacidad de crianza de los niños. Fotos: archivo Unimedios

Salud

abril 03 de 2020

Relaciones familiares a prueba en tiempos de coronavirus

La convivencia en confinamiento que experimentan las familias a causa de la...

La conciencia de los movimientos y posturas durante el trabajo en casa ayudará a evitar futuras lesiones y malas posturas. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

abril 03 de 2020

Conciencia corporal evitaría lesiones durante el teletrabajo

Tener plena conciencia de cómo actúa nuestro cuerpo al hacer movimientos o al...

La Facultad de Medicina de la UNAL le solicitó a la alcaldesa que considere eximir del pago de TransMilenio a trabajadores de la salud. Fotos: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

abril 02 de 2020

Trabajadores de la salud no deberían pagar TransMilenio

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) le...

Aunque en el país no hay cifras de pacientes con TEA, este es uno de los principales motivos de consulta en neuropediatría y psiquiatría infantil. Fotos archivo Unimedios.

Salud

abril 02 de 2020

Teoría de la mente para el autismo entra a debate

Este enfoque, el de mayor uso en el mundo respecto al manejo del trastorno del...

Educación

abril 02 de 2020

Comunicado No. 12 de 2020 de la Rectoría

Diversos sectores de la comunidad universitaria han venido promoviendo...

"El proceso acelerado de la crisis ha exigido, de la misma manera, soluciones rápidas".  Foto: Brandon Pinto
.

Ciencia & Tecnología

abril 02 de 2020

Mincienciatón avala 58 propuestas de la UNAL para enfrentar el COVID-19

Las iniciativas representan el 11 % de las avaladas por la convocatoria, para...

El 90 % de la leche utilizada en la industria quesera se elimina como lactosuero. Fotos: Mónica Torres Rodelo - UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

abril 02 de 2020

Suero de leche, opción económica para cultivar probióticos

Este residuo de la industria quesera resultaría hasta un 50 % más económico que...

El profesor Perilla (en el centro), junto a su equipo en la Universidad de Delaware. Foto: Juan Roberto Perilla.

Ciencia & Tecnología

abril 02 de 2020

Egresado de la UNAL estudia estructura del coronavirus en EE. UU.

El físico Juan Roberto Perilla, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL),...