Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

UN diseña metodología para evaluar el riesgo ambiental

Un grupo de investigadores de la Facultad de Agronomía creó una estrategia que evalúa el riesgo ambiental en los cultivos de frutas y hortalizas, con el fin de determinar la presencia de contaminantes.

Bogotá D. C., 08 de octubre de 2010Agencia de Noticias UN–

Investigadores de la UN crearon una estrategia que evalúa el riesgo ambiental en los cultivos de frutas y hortalizas, con el fin de determinar la presencia de contaminantes. Foto: Fabio Leiva

De acuerdo con el riesgo de cada cultivo, se requiere la toma de muestras de suelo y agua, las cuales se examinan en laboratorios especializados para detectar qué tipo de metales o plaguicidas contienen.

Las pruebas piloto del proyecto se implementaron en cultivos de lechuga, espinaca, rábano, cebolla puerro, uchuva y maracuyá, ubicados en su mayoría en el Centro Agropecuario Marengo (CAM) en Mosquera, Cundinamarca.

Para conocer si los cultivos de la Sabana de Bogotá y sus alrededores tienen componentes de plaguicidas o metales pesados, los cuales son perjudiciales para la salud y el medio ambiente, el profesor Fabio R. Leiva y otros expertos en el tema desarrollaron un proyecto durante seis meses con el objetivo de poder estimar este riesgo mediante estudios de caso para cultivos de lechuga, espinaca, rábano, cebolla puerro, uchuva y maracuyá, ubicados en su mayoría en el Centro Agropecuario Marengo (CAM) en Mosquera, Cundinamarca.

“La metodología que construimos se basa principalmente en tres componentes: una encuesta, un proceso de muestreo y el análisis en laboratorios especializados de las muestras recogidas. La propuesta se desarrolló a partir del trabajo de un equipo altamente calificado en temas de riesgo ambiental, producción hortofrutícola, plaguicidas y metales pesados, que adelantó estudios de caso mediante evaluaciones directamente en campo, se efectuaron análisis de laboratorio a muestras vegetales, de suelos y de aguas, y se usaron diferentes modelos conceptuales y un software especial”, afirmó el profesor Leiva.

En el estudio también se consideró el impacto de los receptores ambientales y el de los humanos. De esta manera, la investigación ofrece un importante avance en el estado del arte sobre este tema y se aportó más información sobre la contaminación, sus impactos ambientales y en la salud humana, a partir de evaluaciones realizadas directamente en cultivos hortofrutícolas.

La primera herramienta de la metodología se realiza mediante la toma de información en cada una de las fincas que tienen los cultivos. De acuerdo con un proceso de observación y previo conocimiento de las características del terreno se realiza una encuesta prediseñada a los cultivadores, en la que se determinan los posibles riesgos que pueden tener los cultivos. De acuerdo con los resultados de esta, si existe una sospecha significativa se continúa el proceso. De lo contrario, allí termina la evaluación.

De ser positiva la sospecha, el segundo paso es hacer la formulación del problema por medio de la recolección de muestras de suelos y aguas, de acuerdo con el riesgo del cultivo. Posteriormente, estas pruebas se llevan al laboratorio especializado en el que se confirma la presencia de contaminantes.

“Cuando detectamos la presencia de metales pesados (cromo, mercurio o plomo), o de plaguicidas, los identificamos a través de los modelos utilizados y determinamos cuáles son las causas. Nuestro compromiso es entregar los resultados confiables y a partir de ellos las decisiones y políticas para contrarrestar el problema las determina la autoridad ambiental”, agregó Leiva.

El proyecto, realizado para el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, al finalizar la primera fase socializó los resultados con las corporaciones regionales, autoridades ambientales, representantes de gremios de productores agrícolas, industria de soporte y académicos, con el objetivo de darles a conocer esta herramienta y la normatividad actual para que pueda ser utilizada en la  solución de la problemática.

“Es importante que, a partir de la metodología que proponemos, las autoridades tomen las medidas pertinentes para evitar la presencia de estos metales pesados y plaguicidas en algunos cultivos del departamento, debido a que estos son muy perjudiciales para el ecosistema y la salud de las personas”, concluyó el PhD y docente de la UN.

Elementos como el cromo o el mercurio, que son cancerígenos, se van acumulando en el cuerpo y es imposible eliminarlos, por lo que es indispensable que las autoridades tomen medidas al respecto para poder controlar estos riesgos y evitar que se sigan presentando residuos de estos componentes en las frutas y verduras que se cultivan en la Sabana de Bogotá y sus alrededores.

(Por: Fin/car/csm/lrc
)
N.° 876

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...