Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Ciencia & Tecnología

UN diseña metodología para evaluar el riesgo ambiental

Un grupo de investigadores de la Facultad de Agronomía creó una estrategia que evalúa el riesgo ambiental en los cultivos de frutas y hortalizas, con el fin de determinar la presencia de contaminantes.

Bogotá D. C., 08 de octubre de 2010Agencia de Noticias UN–

Investigadores de la UN crearon una estrategia que evalúa el riesgo ambiental en los cultivos de frutas y hortalizas, con el fin de determinar la presencia de contaminantes. Foto: Fabio Leiva

De acuerdo con el riesgo de cada cultivo, se requiere la toma de muestras de suelo y agua, las cuales se examinan en laboratorios especializados para detectar qué tipo de metales o plaguicidas contienen.

Las pruebas piloto del proyecto se implementaron en cultivos de lechuga, espinaca, rábano, cebolla puerro, uchuva y maracuyá, ubicados en su mayoría en el Centro Agropecuario Marengo (CAM) en Mosquera, Cundinamarca.

Para conocer si los cultivos de la Sabana de Bogotá y sus alrededores tienen componentes de plaguicidas o metales pesados, los cuales son perjudiciales para la salud y el medio ambiente, el profesor Fabio R. Leiva y otros expertos en el tema desarrollaron un proyecto durante seis meses con el objetivo de poder estimar este riesgo mediante estudios de caso para cultivos de lechuga, espinaca, rábano, cebolla puerro, uchuva y maracuyá, ubicados en su mayoría en el Centro Agropecuario Marengo (CAM) en Mosquera, Cundinamarca.

“La metodología que construimos se basa principalmente en tres componentes: una encuesta, un proceso de muestreo y el análisis en laboratorios especializados de las muestras recogidas. La propuesta se desarrolló a partir del trabajo de un equipo altamente calificado en temas de riesgo ambiental, producción hortofrutícola, plaguicidas y metales pesados, que adelantó estudios de caso mediante evaluaciones directamente en campo, se efectuaron análisis de laboratorio a muestras vegetales, de suelos y de aguas, y se usaron diferentes modelos conceptuales y un software especial”, afirmó el profesor Leiva.

En el estudio también se consideró el impacto de los receptores ambientales y el de los humanos. De esta manera, la investigación ofrece un importante avance en el estado del arte sobre este tema y se aportó más información sobre la contaminación, sus impactos ambientales y en la salud humana, a partir de evaluaciones realizadas directamente en cultivos hortofrutícolas.

La primera herramienta de la metodología se realiza mediante la toma de información en cada una de las fincas que tienen los cultivos. De acuerdo con un proceso de observación y previo conocimiento de las características del terreno se realiza una encuesta prediseñada a los cultivadores, en la que se determinan los posibles riesgos que pueden tener los cultivos. De acuerdo con los resultados de esta, si existe una sospecha significativa se continúa el proceso. De lo contrario, allí termina la evaluación.

De ser positiva la sospecha, el segundo paso es hacer la formulación del problema por medio de la recolección de muestras de suelos y aguas, de acuerdo con el riesgo del cultivo. Posteriormente, estas pruebas se llevan al laboratorio especializado en el que se confirma la presencia de contaminantes.

“Cuando detectamos la presencia de metales pesados (cromo, mercurio o plomo), o de plaguicidas, los identificamos a través de los modelos utilizados y determinamos cuáles son las causas. Nuestro compromiso es entregar los resultados confiables y a partir de ellos las decisiones y políticas para contrarrestar el problema las determina la autoridad ambiental”, agregó Leiva.

El proyecto, realizado para el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, al finalizar la primera fase socializó los resultados con las corporaciones regionales, autoridades ambientales, representantes de gremios de productores agrícolas, industria de soporte y académicos, con el objetivo de darles a conocer esta herramienta y la normatividad actual para que pueda ser utilizada en la  solución de la problemática.

“Es importante que, a partir de la metodología que proponemos, las autoridades tomen las medidas pertinentes para evitar la presencia de estos metales pesados y plaguicidas en algunos cultivos del departamento, debido a que estos son muy perjudiciales para el ecosistema y la salud de las personas”, concluyó el PhD y docente de la UN.

Elementos como el cromo o el mercurio, que son cancerígenos, se van acumulando en el cuerpo y es imposible eliminarlos, por lo que es indispensable que las autoridades tomen medidas al respecto para poder controlar estos riesgos y evitar que se sigan presentando residuos de estos componentes en las frutas y verduras que se cultivan en la Sabana de Bogotá y sus alrededores.

(Por: Fin/car/csm/lrc
)
N.° 876

Otras noticias

El Plan Estratégico Institucional (PLEI) es el resultado de un proceso de construcción colectiva. Fotos: Unimedios.

Educación

diciembre 03 de 2020

Participación y liderazgo, retos de la gobernanza universitaria

Definir si se quieren líderes individuales o se promueven los liderazgos...

El modelo computacional ayuda a determinar la influencia de las víctimas de desplazamiento. Fotos: Personería de Cali.

Ciudad & Territorio

diciembre 03 de 2020

Modelo de enjambres muestra dinámica de víctimas de violencia

Este modelo computacional, con bases sociodemográficas como índices de...

Medioambiente

diciembre 03 de 2020

IncentivER, simulador que evalúa incentivos en energías renovables

Para evaluar el impacto de los incentivos aplicados para ampliar el uso de las...

El compuesto inventado favorece la disponibilidad de nutrientes y regula la acidez del suelo y de elementos tóxicos. Fotos: Jorge Iván Tobón.

Ciencia & Tecnología

diciembre 03 de 2020

Compuesto que hace crecer plantas en concreto residual recibe patente

Mediante la Resolución 71382, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC)...

La Muñeca de la Libertad está teñida de múltiples colores y es negra por el color de piel que identifica a la población de este corregimiento. Foto: Camilo Conde.

Artes & Culturas

diciembre 03 de 2020

En San Onofre, un monumento empodera a las mujeres

La Muñeca de la Libertad, como se denomina la estatua construida colectivamente...

Los proveedores de capital de riesgo se motivan si encuentran iniciativas que satisfacen necesidades concretas y tangibles. Fotos: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

diciembre 03 de 2020

Méntor le abre puertas a la industria

Este programa, creado por la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) con el...

El pasado miércoles 2 de diciembre se realizó la audiencia de rendición de cuentas de la UNAL Sede Manizales. Fotos: Unimedios.

Educación

diciembre 03 de 2020

UNAL Sede Manizales, líder en transformación digital

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en Manizales es un ejemplo de...

La pesca artesanal que se ha usado en la región es la de arrastre, llamada changa. Fotos: Grupo Econacua – UNAL Sede Palmira.

Medioambiente

diciembre 03 de 2020

Mala calidad del agua afectaría pesca en Tumaco

En la bahía de Tumaco (Nariño), el aumento en la concentración de nutrientes...

Desarrollo Rural

diciembre 02 de 2020

Tres siglos de historias en el Laboratorio de Fuentes de la UNAL Sede Medellín

El Laboratorio de Fuentes Históricas de la Universidad Nacional de Colombia...

Actualmente la UNAL dicta el diplomado en aguacate Hass con los primeros 100 profesionales.

Desarrollo Rural

diciembre 02 de 2020

UNAL capacita agricultores del Valle en cultivos de ladera

El proyecto, en general, busca beneficiar a 15.000 habitantes de zonas del...