Escudo de la República de Colombia

Salud

Tuberculosis no habría sido tan grave en siglos XIX y XX

El análisis de una muestra de 90 individuos, de los 7.000 cuerpos exhumados del Cementerio Central de Bogotá en 2010, da cuenta de las condiciones en que los bogotanos contrajeron esta epidemia.

Bogotá D. C., 04 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

Se determinó que la columna vertebral fue el área más afectada por cuenta de la tuberculosis. Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios

En 2010 se exhumaron cerca de 7.000 restos óseos del Globo B del Cementerio Central de Bogotá. Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios

En el 3,2 % de los 90 individuos analizados se hallaron restos con secuelas de tuberculosis. Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios

Según información del Hospital San Juan de Dios, en 1895 se alcanzó un 30 % de mortandad por esta epidemia. Foto: archivo particular.

La investigación se realizó dentro del marco del proyecto “Análisis bioarqueológico de contextos funerarios del Cementerio Central, Bogotá: vida y muerte a final del siglo XIX y principios del XX”. Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios

Los individuos analizados, 37 masculinos, 43 femeninos y 10 indeterminados por ausencia de piezas, se ubicaron en un rango de edad entre los 20 y 55 años.

De los 90 restos óseos analizados se halló que apenas un 3,2 % tenía lesiones posiblemente relacionadas con la enfermedad y que el área más afectada fue la columna, cuyas vertebras presentaban cavitaciones o lesiones destructivas.

Estos son algunos de los datos que recogió el antropólogo Germán David Rodríguez, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien estudió restos óseos exhumados del Globo B del Cementerio Central en 2010, para documentar la posibilidad de tuberculosis ósea.

El antropólogo explica que su investigación se realizó en el marco del proyecto “Análisis bioarqueológico de contextos funerarios del Cementerio Central, Bogotá: vida y muerte a final del siglo XIX y principios del XX”, liderado por los profesores Claudia Rojas y José Vicente Rodríguez de la U.N.

Para ello se utilizó como metodología un diagnóstico diferencial enfocado en las marcas de la enfermedad en los huesos para confirmar si estaban o no relacionadas con la tuberculosis, documentar el impacto de las condiciones sociales en la salud de los pobladores y contrastar la información de documentos históricos que registraron los casos.

“Los restos exhumados por el Equipo Colombiano de Investigaciones Antropológico Forenses permanecen guardados en la Junta de Acción Local de los Mártires, en cuyo laboratorio trabajamos para analizar algunas muestras que nos dieran una idea de las condiciones en que las vivieron estas personas”, explica el antropólogo Rodríguez.

¿Una epidemia?

Investigaciones previas señalan que entre 1870 y 1920 la tuberculosis afectó a la población capitalina a manera de epidemia. Según información del Hospital San Juan de Dios, entre 1875 y 1914 las muertes pasaron de un 15 % a un 20 %, y en 1895 alcanzaron un 30 %.

“Estos resultados abren un debate sobre las condiciones reales de los pobladores de esa época, ya que al consultar los libros necrológicos que están en el archivo de Bogotá, además de otras fuentes, la enfermedad producía una mortandad del 7 %, pero los hospitales y archivos más grandes del país reportan una tasa cercana al 30 %, lo que ya se concibe como una epidemia”, señala el investigador.

El antropólogo explica que en este caso pudo ocurrir que buena parte de los individuos de la muestra analizada vivía en condiciones de vida no tan malas como se creía, con nivel nutricional y de inmunorresistencia para subsistir y combatir la enfermedad por un tiempo considerable, por lo que esta no llegó a comprometer el sistema óseo.

Entre tanto, el 3,2 % de los individuos de la muestra pudo vivir en condiciones precarias, lo cual influyó en que no recibieran los tratamientos adecuados y las condiciones nutricionales comprometieran su inmunorresistencia ante esta epidemia.

Según los registros, una de las explicaciones para este 3,2 % de presencia de tuberculosis en el sistema óseo radicaría en que la mayoría de estos casos presentaba tuberculosis pulmonar, y solo algunos enteritis o gastroenteritis.

Otra de las conclusiones que explicaría por qué el número de casos con tuberculosis en la muestra tomada de este cementerio es tan bajo se debería a que no todas las personas enterradas allí pertenecían a clases sociales tan bajas y desamparadas, ya que para ese tiempo existían los cementerios La Pepita y San Lorenzo, que eran “los de los pobres”.

En ese sentido, el investigador señala que a partir de su indagación se debería considerar un estudio más amplio no solo en este camposanto sino en otros de la capital, que den cuenta de qué ocurrió con ese 30 % de mortandad reportada. Agrega que esa pesquisa daría cuenta de la historia y evolución de la tuberculosis en Bogotá.

“Es posible que sanatorios como el de San Carlos o el San Juan de Dios tuvieran cementerios propios, máxime teniendo en cuenta el temor al contagio que infundían los tuberculosos, para tener “bajo control” la enfermedad. Por eso mismo es posible que la población más afectada por la enfermedad no se encontrara en el Globo B del Cementerio Central, o solo un pequeño fragmento de esta lo usara”, concluye el investigador.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 367

Otras noticias

Arbusto de <em>Leandra subseriata</em> en el sitio de recolección. Foto: Yoshie Hata y Wilmar Sosa.

Ciencia & Tecnología

noviembre 21 de 2019

Extractos de tres especies de plantas combatirían la malaria

A partir de un tamizaje in vitro de la actividad antiplasmodial de 18 extractos...

El Hospital Universitario Nacional de Colombia está en proceso de expansión y se proyecta como una ciudadela para la salud.

Salud

noviembre 20 de 2019

HUN se proyecta como ciudadela para la salud

La prospectiva 2030 de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en el...

Paquetes, comidas rápidas, dulces y gaseosas son los alimentos que más consumen los adolescentes.

Salud

noviembre 20 de 2019

Adolescentes se alimentan mal fuera de casa

Los alimentos que más consume el 55 % de los estudiantes encuestados en un...


Colombia es el mayor productor de carbón de Iberoamérica. Fotos: archivo Agencia de Noticias UN.

Ciencia & Tecnología

noviembre 20 de 2019

Carbones, con potencial para extraer elementos de tierras raras

Las concentraciones en carbones colombianos de estos elementos químicos –muy...

Enfoques del modelo de turismo para Caldas. Fotos: Diana Paola Díaz Criollo, estudiante de la Maestría en Administración de Empresas de la UNAL Sede Manizales.

Artes & Culturas

noviembre 20 de 2019

Gestión cultural, clave para impulsar el turismo en Manizales

Integrar el componente de sostenibilidad a los productos y expresiones...

Desde ONU Mujeres se ha reconocido que ellas lideran y contribuyen a mantener el orden social en medio y al final de los conflictos armados. Fotos: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

noviembre 20 de 2019

Rol de las mujeres en reintegración social marca su empoderamiento

En contextos urbanos, donde convergen actores relacionados con el conflicto...

En Colombia 13 departamentos son productores de melón, con un área de 6.102 hectáreas en 2017.

Desarrollo Rural

noviembre 20 de 2019

Melón sería más rentable con menos fertilización

Reducir en un 25 % el uso de fertilizante en este cultivo equivale a producir...

El profesor Francisco Ortega, del Departamento de Historia de la UNAL, en el cierre del Seminario internacional “Imaginando repúblicas en tiempos de Independencia”.

Política & Sociedad

noviembre 19 de 2019

Las repúblicas más duraderas están en América

“América nace en una ley de gigantes y esa ley sigue estando presente, pero...

En la aplicación del pretest de exploración de ideas previas participaron 35 estudiantes. Foto: Jairo de Jesús Cifuentes Rivera, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales, UNAL Sede Manizales.

Educación

noviembre 19 de 2019

Fenómenos cotidianos facilitan enseñanza de la química

Prácticas de laboratorio por medio de fichas que integran la teoría y la...