Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Trabajo integrado en la ciencia da nuevas luces para alcanzar la paz

Científicos del CERN destacaron el valor de la colaboración entre pares de diversas latitudes e invitaron a pasar la página y continuar adelante a pesar de los errores que se hubieran podido cometer en el pasado.

Bogotá D. C., 07 de octubre de 2016Agencia de Noticias UN

El CERN surgió como producto de la necesidad de unirse que tuvieron de los científicos del Viejo continente.

Los científicos son capaces de llevar esa luz capaz de cubrir y atravesar el miedo, advirtió la vicerrectora Dolly Montoya.

La Segunda Guerra Mundial fue una tragedia para todos.

Diversos equipos de trabajo hacen aportes regulares a las investigaciones del CERN.

Actualmente, miles de científicos e ingenieros están involucrados en cada uno de los experimentos que se realizan en el CERN.

Entre los investigadores del CERN llama la atención la presencia de científicos israelíes y palestinos.

Este pronunciamiento surgió en desarrollo del foro Ciencia para la Paz, que realiza la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), a instancias de la Vicerrectoría de Investigación.

“La Segunda Guerra Mundial fue una tragedia para todos y, sin embargo, una de las cosas más interesantes que se plantearon como su consecuencia fue la implementación del Plan Marshall, no para buscar a los culpables y obligarlos a pagar por lo ocurrido, sino más bien para que la sociedad pudiera reconstruirse de manera conjunta”.

Al recordar este importante hecho histórico, el reconocido investigador George Mikenberg, del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) también llamó la atención sobre la reconciliación que pudo darse con el tiempo entre los miembros de la comunidad científica de Israel y Alemania.

Durante el Foro, tanto el profesor Mikenberg como John Ellis, ambos del CERN, además de la vicerrectora de Investigación de la U.N., Dolly Montoya, expresaron la necesidad de trabajar de manera mancomunada para superar las adversidades.

Al abordar el tema de la paz y su relación con el quehacer científico, se citaron varios ejemplos respecto a la importancia de trabajar integradamente en procura de alcanzar un objetivo común.

En tal sentido, el profesor Ellis –quien contribuyó de manera decisiva a la construcción del Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés)– recordó que el CERN surgió como producto de la necesidad de unirse que tuvieron los científicos de diversas naciones europeas tras el colapso del Viejo continente después de la Segunda Guerra Mundial, a instancias de la Unesco, y que también contó con la participación de Estados Unidos y la antigua Unión Soviética.

“Actualmente, miles de científicos e ingenieros están involucrados en cada uno de los experimentos que se realizan en el CERN”, destacó el profesor Ellis, quien llamó la atención sobre el hecho de que Colombia también se hubiera sumado a propósitos que, en síntesis, están llamados a responder algunas de las preguntas que desde siempre se ha hecho la humanidad: ¿de dónde venimos?, ¿qué somos?, ¿para dónde vamos?

De igual manera, el profesor Ellis recordó que pese a que los diversos equipos de trabajo que hacen aportes regulares a las investigaciones del CERN –entre ellos, científicos israelíes, palestinos y de otros países de origen árabe–, la premisa del Instituto ha sido mantener los vínculos de colaboración ente unos y otros.

El experto recordó que Sesame es un laboratorio ubicado en el Medio Oriente y directamente inspirado por el CERN, con el fin de construir su propio acelerador de partículas, y de la que actualmente forman parte países como Irán, Israel, Jordania, Pakistán y Palestina.

“Como pueden ver, muchos de esos países se encuentran actualmente enfrentados y, sin embargo, sus científicos trabajan de manera conjunta”, agregó el profesor Ellis, además de destacar algunos de los programas de formación para jóvenes que se desarrollaban en el CERN.

Durante el verano, por ejemplo, la organización tiene un programa dirigido a estudiantes de pregrado y maestría, quienes quizá por primera vez tienen la posibilidad de interactuar con personas de tantos países distintos, junto con miembros de la comunidad científica más especializados, sin importar su condición socioeconómica, política y religiosa.

Por su parte, el profesor Mikenberg recordó el desarrollo del Proyecto Atlas, en el que, “aunque estaban involucrados científicos de diferentes partes del mundo, sabíamos que podíamos confiar unos en otros. Esa confianza era la que nos permitía avanzar en el desarrollo de cualquier componente”, destacó el experto, subrayando la gran importancia de desarrollar un trabajo de carácter responsable y coordinado.

Por su parte, la vicerrectora de Investigación, Dolly Montoya, insistió en la necesidad de que la comunidad científica y académica continúe aportando conocimiento que incluso sea capaz de vencer al miedo.

“Gracias a que los científicos nos mantenemos la mayoría del tiempo en la línea de la incertidumbre, somos capaces de dar esa luz que permite cubrir y atravesar el miedo. Gracias al pensamiento no solo hemos sido capaces de superar el horror, sino que además podremos convertir nuestras mejores posibilidades en una necesidad inaplazable, porque esa es la historia de la ciencia”, puntualizó la vicerrectora.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 658

Otras noticias

Por medio de la impresión 3D se generarían alimentos fáciles de consumir para personas con dificultad de masticación o deglución. Fotos: Purificación García Segovia.

Ciencia & Tecnología

mayo 23 de 2018

Alimentos también se imprimirían en 3D

La micro y nanoencapsulación facilitarían la impresión de alimentos para...

Educación

mayo 23 de 2018

Comunicado 001 de Secretaría General

Consulta electrónica a la Comunidad Académica dentro del Proceso de designación...

La investigación caracterizó exclusivamente bacterias. Fotos: cortesía Diego Alejandro Grajales.

Ciencia & Tecnología

mayo 23 de 2018

Identifican bacterias potencialmente nocivas en aire de Medellín

En la atmósfera de la capital antioqueña hay presencia de bacterias del Phylum...

La altura de la presa de Hidroituango es de 225 m, mayor a la de la Torre Colpatria de Bogotá, o la del Edificio Coltejer en Medellín. Foto: cortesía.

Medioambiente

mayo 22 de 2018

“En ingeniería debemos trabajar teniendo en cuenta el peor escenario”

Así lo manifestó el profesor Oswaldo Ordóñez Carmona, de la Facultad de Minas...

La sesión del Consejo Superior Universitario se llevó a cabo en la Hemeroteca Nacional. Foto: Santiago Rodríguez – Unimedios.

Educación

mayo 22 de 2018

Consejo Superior de la U.N. aprueba dos nuevos posgrados

La creación del Doctorado en Estética y de la Maestría en Ciencias Naturales de...

Las plantas cuentan con un sistema optimizado en la U.N., que les permite defenderse de microorganismos patógenos. Foto: Ecos de Santa Elena

Ciencia & Tecnología

mayo 22 de 2018

Identifican genes del clavel resistentes a enfermedades

Mediante la comparación de plantas resistentes con aquellas susceptibles al...

El prototipo tiene un valor aproximado de dos millones de pesos.

Ciencia & Tecnología

mayo 22 de 2018

Dispositivo determinaría el éxito o el fracaso de pistas musicales

El prototipo portátil y económico ayuda al compositor, productor o a la empresa...

Es poco probable que las obras del vertedero estén finalizadas de manera satisfactoria.

Medioambiente

mayo 22 de 2018

Emergencia en Hidroituango no se solucionaría con realce del dique

Si el ingreso de agua al embalse sigue siendo abundante y los niveles...

Recolección de frutas autóctonas en la Granja Experimental El Cairo, de la U.N. Sede Orinoquia.

Desarrollo Rural

mayo 22 de 2018

Frutos de la Orinoquia tienen potencial para emprendimientos

Especies frutales autóctonas, conocidas comúnmente como cubarro, pajuia,...

Artes & Culturas

mayo 22 de 2018

Taller 4 Rojo, el arte y la política en escena

Desde el 19 de mayo y hasta el 30 de septiembre, el Claustro de San Agustín...