Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Territorios campesinos exitosos en Nariño y Cauca

Municipios como Albán, San Bernardo, San Pedro de Cartago, Mercaderes, La Unión, San Lorenzo y San Pablo, entre otros que están ubicados en el límite del norte de Nariño y Cauca son ejemplo de la construcción de Territorios Campesinos Agroalimentarios (TCA).

Bogotá D. C., 12 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

Los campesinos del norte de Nariño y sur del Cauca han trabajado durante años los Territorios Campesinos Agroalimentarios en esta zona. Fotos: archivo particular

Toma artística por parte de la organización CIMA en San Lorenzo, Nariño.

La mayoría de los campesinos de la región son dueños de las pequeñas propiedades en las que cultivan.

El cultivo de café sostiene la producción agrícola de esta región, aunque también le apuntan al policultivo.

Una de sus fortalezas son las fincas agroambientales, donde les enseñan a los campesinos a utilizar abonos orgánicos.

Estas zonas del norte de Nariño y sur del Cauca viven un caso exitoso de producción agrícola diversificada de cultivos que no solo les permite el autoconsumo, sino la participación en mercados locales y regionales. 

Así lo señala Nicolás Cely Muñoz, magíster en Estudios Políticos del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien estudió una territorialidad campesina en esta región, con el propósito de determinar los factores que incidieron en su éxito frente a otros proyectos del país que aún no han arrancado o que se disiparon por el camino. 

Los TCA son una figura de ordenamiento territorial administrada por las comunidades campesinas e impulsada por el Coordinador Nacional Agrario (CNA), una de las organizaciones campesinas más grandes del país, con casi 20 años de trayectoria. 

“Para ellos es muy importante la autonomía territorial y en algunas ocasiones utilizan la expresión de autogobierno o gobierno desde abajo. En ese sentido, me interesó saber cómo había sido el proceso político y qué dio origen a la Junta de Gobierno Campesino (JGC)”, explica el investigador. 

Uno de los factores que permitió construir los TCA en el norte de Nariño se dio gracias al impulso del Comité de Integración del Macizo Colombiano (CIMA), proceso social de construcción territorial que nació a partir del abandono a las comunidades rurales del macizo por parte del Estado. 

Otro elemento que influyó es que la mayoría de los campesinos de la región son dueños de pequeñas propiedades y su lucha no está enfocada en acceder a la tierra o formalizarla, sino en decidir sobre ella. 

Así mismo la composición social homogénea de la región, que es mayoritariamente campesina mestiza, es importante porque no existe presión sobre la tierra de parte de grupos étnicos, como sí ocurre en otras partes del Cauca, donde hay conflictos interétnicos. 

Burbuja de paz 

Además, señala que el norte de Nariño es una especie de burbuja dentro del departamento, donde existen, en menor medida, problemas relacionados con las dinámicas del conflicto armado como la siembra de cultivos ilícitos y la presencia de grupos armados, ya que se han concentrado sobre el litoral Pacífico. Esa dinámica ha permitido que sea una zona viable para construir proyectos agroalimentarios. 

Frente a los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), que tiene como objetivo la transformación del sector rural, los pobladores de esa zona –a donde no llegó este programa– son conscientes de que algunas regiones necesitan con más urgencia la asistencia del Estado. 

Afirma que aunque lo que sostiene la producción agrícola de esta región es el cultivo de café, para la organización campesina es importante no caer en el monocultivo, ya que implicaría un problema para la soberanía alimentaria. 

“Para la organización ha sido muy importante que las familias campesinas siembren y produzcan un cultivo que se pueda comercializar, por eso se debe apuntar al policultivo, que no solo les permite el autoconsumo sino también la participación en los mercados locales y regionales”, explica el investigador Cely. 

Sobre los productos existe una especie de vocación porque se produzca a través de procesos agroecológicos que tengan la menor interferencia de agroquímicos que incrementen la productividad. 

Para ello cuentan con las fincas agroambientales, que sirven para que los campesinos aprendan a trabajar con abonos orgánicos y no tener que recurrir a fertilizantes. Por medio de estas fincas ellos difunden el conocimiento a los campesinos. 

Los procesos adelantados en el norte de Nariño y el sur del Cauca son ejemplo para otras regiones que adelantan procesos parecidos pero que deben contar con el apoyo y la articulación de las autoridades e instituciones locales y del Estado en pro del territorio campesino.

(Por: fin/DGH/LOF
)
N.° 415

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...