Escudo de la República de Colombia

Artes & Culturas

“Tenemos muchos monstruos en todo el mundo”

Frankenstein está traducido en muchísimos idiomas, se lee en todo el mundo, hay comics manga sobre Frankenstein, hay de todo, ahora es mucho más popular que antes, porque te hace pensar en otras situaciones, es una metáfora para lo que está pasando, tenemos muchos monstruos, muchos Frankenstein en todo el mundo”.

Bogotá D. C., 06 de diciembre de 2017Agencia de Noticias UN-

De la utopía en Frankenstein a la distopía en El último hombre; al final, el hombre en soledad.

Elizabeth Russell es especialista en los estudios sobre las mujeres, específicamente los utópicos.

La investigadora Russell ha estudiado ampliamente la vida y obra de Mary Shelley, la creadora de Frankenstein.

Según la interpretación de Elizabeth Russell, Mary Shelley siempre hizo novelas de hombres para hombres.

Así lo manifestó la teórica Elizabeth Russell Brown, especialista en temas de la mujer, quien estuvo recientemente en nuestro país invitada por el Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

La afirmación surgió después de su conferencia ante los estudiantes y demás asistentes de la Cátedra Gabriel García Márquez, un curso que ofrece la U.N. cada semestre, y que para este se enfocó en brindar nuevas miradas y reflexiones políticas y estéticas sobre la legendaria novela Frankenstein o el moderno Prometeo, de Mary Shelley, un tema que la investigadora conoce a profundidad.

“Hace unos días, cuando estuve en España, escuché en la radio que un político en el Parlamento mencionó el nombre de Frankenstein para explicar lo que estaba pasando en Cataluña, y todo el mundo sabe quién es Frankenstein, hablan del monstruo, pero se entiende, porque el monstruo y Frankenstein son la misma persona”, subrayó.

Utopías y distopías

En su conferencia “Mary Shelley: del caos a la utopía”, procuró contextualizar la obra de la creadora de Frankenstein dentro de las teorías feministas, haciendo especial énfasis en la visión de utopía y distopía.

Según la investigadora Russell, desde la creación literaria del primer hombre –la criatura de Víctor Frankenstein en Frankenstein (1816)– hasta la muerte anunciada del último hombre (Lionel Verney en El último hombre, 1826), las novelas y los cuentos cortos de Mary Shelley suscitan interesantes inquietudes: por ejemplo, ¿qué relación existe entre el corpus literario y el cuerpo femenino?, ¿cuál es la relación entre procreación y creación artística?, y ¿qué relación existe entre un lenguaje para construir la identidad contra un lenguaje para categorizar, controlar y discriminar a las personas?

“Frankenstein ha entrado en la imaginación popular como el nombre del monstruo, y es lógico que así sea, ya que una de las interpretaciones más conocidas de la novela es que es un homenaje a El paraíso perdido de John Milton, además de una reescritura de la Biblia. Dios crea el primer hombre, Adán, a su semejanza, y Frankenstein crea un hombre a la suya […] Estos reflejos entre yo/otro representan espejos en que los hombres de la novela crean un mundo masculino. Solo la criatura (sin nombre) se encuentra sin reflejo, pues su padre (Víctor Frankenstein) le rechaza”, explicó la conferencista.

“Ella siempre hizo novelas de hombres para hombres, pero cuando ves que fue una mujer la que las escribió, toda la interpretación masculina cae. Por eso puedes decir que es una distopía para ella”, sostuvo.

Después de darle vida a Frankenstein, a la edad de 25 años, Mary Shelley empieza a escribir El último hombre, primera novela del género apocalíptico en la literatura inglesa. Se trata de una de las narraciones favoritas de Mary por cuanto, al parecer, representaba un profundo lamento ante la pérdida de su círculo más cercano. Para la académica Rusell, esta última obra representa una distopía futurista según la cual si Mary Shelley era la criatura en Frankenstein (el primer hombre) también era el último hombre, pues en el transcurso de este lapso (de la utopía a la distopía) su vida estuvo marcada por la muerte de quienes formaban parte de su entorno.

“En su diario indica que ella es el último ser solitario, después de que murieron su familia y compañeros. Esta novela es autobiográfica, mirando atrás, al pasado. También es una utopía distópica, o distopía utópica que mira hacia un futuro: el año 2100, el último año del mundo en esta novela”, concluyó Elizabeth Russell Brown.

Esta profesora titular de la Universidad Rovira i Virgili, de Tarragona, Cataluña, se licenció en lengua y literatura alemanas en la Universidad de Barcelona. Su tesis doctoral (1985) versó sobre las utopías y distopías escritas en inglés, por mujeres, de 1792 a 1945. Desde entonces el estudio de la vida y obra de Mary Shelley le apasionó y motivó a escribir la introducción crítica para la traducción de Frankenstein al catalán.

(Por: fin/DG/MLA/LOF
)
N.° 934

Otras noticias

La sigatoka negra es la enfermedad más destructiva en los cultivos de banano y plátano. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 22 de 2019

Bacterias controlarían sigatoka negra en cultivos de banano

Las bacterias evaluadas tienen la capacidad de producir sustancias bioactivas...

Iván Jaramillo Jaramillo, profesor de la Facultad de Ingeniería de la Sede Bogotá, se posesionó como vicerrector de la Sede La Paz.

Educación

enero 21 de 2019

Profesor Iván Jaramillo se posesionó como vicerrector de la U.N. Sede La Paz

El acto de posesión fue presidido por la rectora de la Universidad Nacional de...

Las organizaciones dedicadas a las TIC invierten recursos importantes en prevenir y recuperar sistemas distribuidos. Fotos: archivo particular.

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Modelo para salvar datos en la red

Ante las fallas que se presentan en los sistemas distribuidos, que se definen...

Las excepcionales condiciones meteorológicas permitieron que el fenómeno astronómico se pudiera ver en todo su esplendor. Fotos: Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Colombia.

Educación

enero 21 de 2019

Bogotá disfrutó del eclipse total de Luna con la U.N.

Cerca de 700 personas de todas las edades se dieron cita en el parque del...

La innovación resulta ideal para construcciones en climas templados y fríos, en áreas rurales y semirrurales. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Tapia modular elaborada con residuos recibe registro de la SIC

En esta estructura, diseñada como un muro prefabricado, se aplica la tecnología...

Los estudiantes de la Sede Palmira socializaron las respuestas al pliego de exigencias de la mesa multiestamentaria.

Educación

enero 18 de 2019

Estudiantes de la U.N. de todo el país vuelven a clases

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) de las sedes...

Desplazarse en bicicleta en la localidad de Kennedy expone a los ciclistas a niveles no permitidos de contaminación. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

enero 18 de 2019

Biciusuarios de Kennedy, los más afectados por aire contaminado

Trasladarse en bicicleta por la ciclorruta de esta localidad de Bogotá expone a...

Gracias a los avances tecnológicos, diagnósticos y terapéuticos, la mortalidad por enfermedades crónicas ha disminuido. Fotos: archivo particular.

Salud

enero 18 de 2019

Cuidado de pacientes crónicos debe ser individualizado

El plan de cuidado de enfermería para el paciente terminal en la Unidad de...

En las zonas de páramo se suelen producir quemas controladas para aprovechar el suelo en actividades ganaderas. Fotos: Ricardo González - Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 18 de 2019

Colombia no está preparada para los incendios forestales

Pese al gran impacto de estas conflagraciones, faltan estudios para prevenir y,...

Murab es un robot que pretende realizar valoraciones más efectivas y rápidas de cáncer de seno y enfermedades musculares. Fotos: Murab

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2019

Algoritmos perfeccionan tarea de robot que diagnostica cáncer

El proyecto Murab (por MRI and Ultrasound Robotic Assisted Biopsy), un robot...