Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Técnica mide gases de efecto invernadero en ganadería

Con la implementación de la técnica Eddy covariance es posible medir, a través de sensores, la emisión de gases de efecto invernadero (GEI) en una área determinada, para establecer el balance del ecosistema.

Bogotá D. C., 29 de agosto de 2018Agencia de Noticias UN-

Sistema Eddy covariance implementado en conjunto entre Agrosavia y la U.N. para el estudio. Fotos: Fausto Moreno.

El sistema fue implementado para medir la emisión de gases en un agroecosistema bovino.

Vista de los sensores de la técnica Eddy covariance con los que se recopiló la información.

Gracias a los sensores, en un año se tenían más de 250 millones de datos sobre las emisiones en el agroecosistema ganadero. Foto: archivo particular.

Se afirma que el sector ganadero representa alrededor del 13 % de las emisiones mundiales de GEI. Foto: archivo particular.

Los profesores Fausto Camilo Moreno Vásquez y Yolanda Rubiano Sanabria, de las facultades de Medicina Veterinaria y de Zootecnia, y de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Bogotá, analizaron la concentración y el flujo de CO2 en las instalaciones para bovinos del Centro de Investigación La Libertad, de Agrosavia (antes Corpoica), en Villavicencio (Meta). 

Para capturar la información, trabajaron en la instalación de una torre (primera en el país) según los estándares de la metodología Eddy covariance, que consta de un anemómetro sónico, que mide la velocidad de viento en tres direcciones; un analizador de gases infrarrojo del tipo Open Path, que mide las fluctuaciones de la densidad de CO2 y de vapor de agua; un sensor de radiación solar neta; un sensor de flujo de calor en el suelo y tres sensores de CO2 a 5, 10 y 25 cm de profundidad en el suelo, con tres geotermómetros a las mismas profundidades. 

El profesor Moreno explica que además cuenta con una estación meteorológica y un equipo para humedad del suelo a distintas profundidades. Con esta se analiza en el agroecosistema ganadero la generación de dióxido de carbono, al evaluar la interacción entre el GEI del bovino y su pastura. 

“La metodología de basa en la información de las emisiones de gases de un ecosistema. Recoge el balance total de carbono al registrar 20 datos por segundo de información para diferentes variables”, señala el docente. 

Con la información recolectada se propone crear un laboratorio de analítica en la U.N. Sede Bogotá, en el que esta se pueda procesar, para generar una línea base sobre las emisiones que son responsabilidad de la ganadería. 

Este sería un esfuerzo entre facultades con el que se pretende responder cuál es la contribución real de la ganadería bovina al calentamiento global y la línea base de emisiones de este subsector. 

“Se obtuvo información representativa para 450.000 hectáreas del piedemonte de los Llanos Orientales de Colombia, lo cual podría permitir desarrollos futuros, generación de políticas públicas para el manejo de las emisiones y un mejor conocimiento sobre la realidad del efecto que tiene la produccion bovina en el cambio climático”, manifiesta el investigador. 

En el estudio se implementó además la metodología de “Conocimiento profundo”, enfocada en el manejo de grandes volúmenes de información con Machine Learning y Big Data, debido a que recolectar 20 datos por segundo en 19 variables, en un año se tenían más de 250 millones de datos en información que se debía aterrizar y poner al servicio de la ganadería del país. 

La culpa no es de la vaca 

La investigación concluyó que en pasturas de Brachiaria decumbens con una carga animal inferior a dos Unidades de Gran Ganado (UGG) no existe diferencia alguna derivada de la presencia o no de los animales en el balance total de emisiones. La UGG es una medida que representa los requerimientos nutritivos de una vaca de 450 kg de peso vivo, o de un novillo de 500 kg de peso vivo, que consumen alrededor de 13,5 kg diarios de forraje seco

Con respecto al uso adecuado del territorio agropecuario, se infirió que la primera buena práctica agrícola ganadera es ubicar las reses en los sitios adecuados. 

En dichos terrenos se puede obtener, por ejemplo, un balance entre las emisiones de CO2 de las vacas y la captura que de estos alcanzan a hacer las pasturas durante el día. Es por esto que el investigador hace énfasis en que “satanizar” a estos animales como responsables del cambio climático es incorrecto y es una situación que se debe analizar a la luz de un contexto económico, social y ambiental en el que la producción ganadera sea manejada por el ser humano.

(Por: fin/ALP/dmh/LOF
)
N.° 139

Otras noticias

Como la tapia modular es una estructura más angosta, puede ser manipulada por operarios hombres y mujeres. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Tapia modular elaborada con residuos recibe registro de la SIC

En esta estructura, diseñada como un muro prefabricado, se aplica la tecnología...

Los estudiantes de la Sede Palmira socializaron las respuestas al pliego de exigencias de la mesa multiestamentaria.

Educación

enero 18 de 2019

Estudiantes de la U.N. de todo el país vuelven a clases

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) de las sedes...

Desplazarse en bicicleta en la localidad de Kennedy expone a los ciclistas a niveles no permitidos de contaminación. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

enero 18 de 2019

Biciusuarios de Kennedy, los más afectados por aire contaminado

Trasladarse en bicicleta por la ciclorruta de esta localidad de Bogotá expone a...

Gracias a los avances tecnológicos, diagnósticos y terapéuticos, la mortalidad por enfermedades crónicas ha disminuido. Fotos: archivo particular.

Salud

enero 18 de 2019

Cuidado de pacientes crónicos debe ser individualizado

El plan de cuidado de enfermería para el paciente terminal en la Unidad de...

En las zonas de páramo se suelen producir quemas controladas para aprovechar el suelo en actividades ganaderas. Fotos: Ricardo González - Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 18 de 2019

Colombia no está preparada para los incendios forestales

Pese al gran impacto de estas conflagraciones, faltan estudios para prevenir y,...

Murab es un robot que pretende realizar valoraciones más efectivas y rápidas de cáncer de seno y enfermedades musculares. Fotos: Murab

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2019

Algoritmos perfeccionan tarea de robot que diagnostica cáncer

El proyecto Murab (por MRI and Ultrasound Robotic Assisted Biopsy), un robot...

La iniciativa desarrollada por el estudiante de la U.N. es pionera en este tipo de emprendimientos. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Economía & Organizaciones

enero 17 de 2019

Plataforma abre nuevos mercados a emprendimientos rurales

Corporación Joven Pro es el nombre de esta iniciativa tecnológica que busca...

<em>Botrytis cinérea</em> es un hongo patógeno que se hospeda en todo tipo de plantas, en este caso en la flor del tomate chonto. Fotos: Óscar Archila.

Desarrollo Rural

enero 17 de 2019

Técnicas de control reducen uso de fungicidas en tomate chonto

Una de las enfermedades que más ataca a este fruto es Botrytis cinérea, un...

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran...

Para el estudio se tomaron 100 muestras, entre hígado y pechuga de pollos de engorde de Cundinamarca. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Pollos de Cundinamarca, sin excedentes de antibióticos

Los resultados del análisis de 100 muestras, correspondientes a 50 pechugas y...