Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Solución a drogas ilícitas debe consultar a todos los involucrados

Cuando el Gobierno y las FARC alcanzaron el acuerdo sobre drogas ilícitas enlistaron las principales consecuencias del mercado de drogas para construir una nueva política que incorpore un tratamiento diferenciado, basado en la evidencia científica.

Bogotá D. C., 28 de septiembre de 2016Agencia de Noticias UN-

La solución al problema de las drogas ilícitas es abordada en el punto 4 del acuerdo de paz.

El acuerdo contempla un tratamiento especial a los eslabones más débiles de la cadena productiva de cultivos ilícitos.

El problema de las drogas ilícitas es vinculado a la reforma rural.

La inseguridad en la zona de cultivos ilícitos es otro de los grandes problemas que se deberá asumir en el posconflicto.

La sustitución voluntaria de cultivos ilícitos es una de las alternativas

La nueva política, señaló el coordinador del Observatorio de Cultivos y Cultivadores Declarados Ilícitos (OCDI), Pedro José Arenas García, tendrá un enfoque de derechos humanos y salud pública, además, contempla un tratamiento especial a los “eslabones débiles” de la cadena de drogas, es decir, a los campesinos cultivadores y las personas que usan sustancias adictivas.

Esa nueva visión reconocerá y defenderá los usos ancestrales y desarrollará usos médicos e industriales basados en aquellas plantas; asimismo, fue acordada la inclusión de los enfoques territorial, de género y ambiental. De igual manera, en un marco de seguridad garantizada por instituciones estatales, se facilitará un alto nivel de participación ciudadana.

Según el analista del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, (Indepaz) la Mesa de Conversaciones logró algo aún más interesante: ligó el fenómeno de los cultivos con los problemas de la tierra e indicó que el punto cuatro 4 debe verse como un capítulo especial del punto 1, “Política de Desarrollo Agrario Integral”.

Es decir, como parte de la transformación estructural del campo colombiano, debe fomentar el buen vivir de las poblaciones rurales y la materialización de los principios y normas del Estado social de derecho. Por eso, la implementación de los proyectos en comunidades donde hay cultivos debe comprender programas diseñados a partir del punto de reforma rural.

Según el coordinador del OCDI, Arenas García, Colombia ha sido escenario de todo tipo de acciones coercitivas, impuestas unas veces por convenciones internacionales, potencias consumidoras y, otras, por sus propias élites. “En el marco del conflicto interno se creyó que la causa de la oposición armada estaba sostenida por campesinos cultivadores de coca, amapola o marihuana”, subraya.

El analista recuerda que para diseñar el punto 4 en la agenda “Solución al problema de las drogas ilícitas”, la Mesa de Conversaciones convocó a discusión las premisas relacionadas con la reducción de la oferta de drogas.

Para ello, con el apoyo de la Universidad Nacional de Colombia y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), fue organizado un foro en Bogotá que abordó las iniciativas y alternativas dirigidas a una mejor comprensión de la realidad de los cultivos, los asuntos de salud que conciernen al consumo y los desafíos que entraña el combate a los grupos criminales, que se lucran de ese mercado. En el evento participaron delegaciones de 20 departamentos, así como académicos y especialistas nacionales y extranjeros.

Otra reunión en Guaviare facilitó el encuentro de experiencias en materia de desarrollo regional. Allí, las voces de organizaciones sociales, autoridades locales, funcionarios del gobierno central y productores de coca –algunos inmersos en programas de sustitución– elaboraron conjuntamente una serie de propuestas. Entre ellas, destacaron la solicitud del fin de las fumigaciones aéreas, la erradicación forzada y la necesidad de la concertación de los proyectos con los directos implicados en este tipo de agricultura, considerada ilegal.

Rentas del narcotráfico

Cuando el Gobierno y las FARC alcanzaron el acuerdo sobre drogas ilícitas reconocieron que el conflicto armado tuvo causas ajenas y anteriores a la aparición del narcotráfico. Señalaron que para lograr una Colombia en paz y sin “el problema de las drogas” es necesario alcanzar consensos con los países consumidores. Además, precisaron, los cultivos existen por razones de pobreza rural, marginalidad, falta de presencia del Estado en los territorios y carencia de servicios elementales, que permitan la garantía de derechos básicos para los más pobres, entre otros aspectos.

El reto de seguridad que afrontarán los territorios cuando las guerrillas dejen sus armas fue asumido de forma realista, lo cual es un gran desafío. El Gobierno y las FARC reconocieron que el mercado de drogas es una realidad que empuja a las organizaciones criminales por las rentas que genera el narcotráfico. Por ello, el punto 4 hace énfasis en una persecución del delito generado por bandas que buscan el enriquecimiento personal, a través de la corrupción, la inseguridad en las zonas de cultivo, tránsito y consumo y perversión del sistema político.

Este acuerdo contempla el compromiso de las FARC “de poner fin –en un escenario de fin del conflicto– a cualquier relación que en función de la rebelión se hubiese presentado con este fenómeno” (sic). Dicha responsabilidad ha sido destacada por los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea, así como por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En ese ámbito está inscrito el esfuerzo conjunto especial de sustitución voluntaria de cultivos de uso ilícito, adoptado por las partes para 11 veredas de Briceño (Antioquia). Dentro de las acciones prácticas que validan la decisión de avanzar en esta dirección, también, están los programas de desminado humanitario que cuentan con la participación activa de la ONU.

En concepto del director del OCDI, si bien los diálogos de paz sirvieron para reconocer que los cultivos de coca y la pasta base han sido parte de las economías de guerra, la Mesa de La Habana abordó este fenómeno desde la perspectiva de reducción de daños y señaló que las acciones inconsultas sin la participación de quienes están directamente afectados por las políticas son una equivocación que el país puede corregir.

El fin del conflicto es una oportunidad para ello y la construcción de paz debe incluir la creación de una nueva institucionalidad con el compromiso decidido del Estado de incorporar como ciudadanos a las personas que han cultivado materias primas de las drogas o consumido aquellas sustancias.

(Por: fin/PJA/MLA/APBL
)
N.° 589

Otras noticias

Educación

julio 20 de 2019

La evaluación del quehacer universitario

La evaluación permanente es un instrumento fundamental en todas las...

La investigación tuvo como objetivo garantizar la mayor calidad posible de las obras, a partir de herramientas digitales. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 19 de 2019

Herramientas digitales mejorarían procesos de interventoría en obras

A partir de la implementación del Modelado de Información para la Construcción...

La exposición temporal “1819, un año significativo” estará abierta al público en el Museo Nacional de Colombia, desde este viernes 19 de julio y hasta el domingo 18 de agosto. Fotos: Luis Palacios – Unimedios

Artes & Culturas

julio 19 de 2019

“El primer ‘No’ generalizado en el país se dio hace 200 años”

Así lo considera el profesor Francisco Ortega, del Departamento de Historia de...

Normalizar la calidad de la materia prima es uno de los retos que enfrenta el desarrollo de productos a base de cannabis en el país. Foto: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

julio 19 de 2019

Certificar calidad del cannabis, un reto en esta industria naciente

“Aunque existe un importante historial sobre cómo se cultiva, todavía no hay...

“Los apolinautas” es un grupo de niños y jóvenes que participó en un proyecto de lanzamiento espacial de la NASA.

Ciencia & Tecnología

julio 19 de 2019

Sueños de astronauta, documental que se estrena hoy a las 5 de la tarde

Hace 50 años la llegada del primer hombre a la Luna supuso un enorme salto en...

El sector que más aporta a las emisiones en el territorio nacional es el de la agricultura, silvicultura y otros usos de la tierra (Afolu). Foto: Agencia de Noticias - Unimedios

Medioambiente

julio 19 de 2019

El 55 % de los gases que se emiten en Colombia viene del agro

Según las cifras del inventario de gases de efecto invernadero (GEI) presentado...

El Ministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, se reunió con las directivas de la UNAL. Fotos: Nicolás Bojacá - Unimedios

Educación

julio 18 de 2019

MinAmbiente y UNAL buscarán recursos juntos para nuevo edificio del ICN

En una visita realizada a la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), el...

<em>En No renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón</em>, Yessica Leaño explora su dedicación desde pequeña al deporte. Como levantadora de pesas, ha enumerado los aspectos más demandantes de su disciplina como fuerza, levantar, ansiedad, paso del tiempo y obsesión. Uno de los elementos de su obra son las hojas del diario que ha llevado durante el tiempo que ha estudiado la Maestría en Artes Plásticas, con datos como el peso, la dieta, el entrenamiento y la suplementación.

Artes & Culturas

julio 18 de 2019

FOTOGALERÍA. Museo de Arte exhibe 23 formas de redención simbólica de la experiencia desde el arte

Para el profesor Alejandro Burgos Bernal, director de Museos de la Universidad...

Juegos como Decatlón o Intensificación desarrollaron habilidades de cálculo en operaciones básicas. Foto: Manuel Ospina.

Educación

julio 18 de 2019

Juegos de mesa fortalecen “pilera” de estudiantes en habilidades matemáticas

Decatlón, Intensificación, Math Dice, Alto Voltaje y Toma 6 lograron que un...

Frente a las convencionales, las fincas agroecológicas resisten mejor la erosión, entre otras ventajas. Fotos: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

julio 18 de 2019

Colombia necesita más expertos en agricultura ecológica

Favorece la diversidad biológica y cultural, sirve para mitigar y adaptarse...