Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Se amplía mercado de cultivo de setas en Colombia

Con cultivos tipo invernadero, ubicados en los municipios de Tenjo y El Rosal, en Cundinamarca; Villa de Leyva y Tinjacá, en Boyacá; y Palmira, en el Valle del Cauca, dos emprendedores de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) decidieron asociarse con pequeños productores de estas poblaciones.

Bogotá D. C., 20 de diciembre de 2016Agencia de Noticias UN–

La producción actual de Setas Casablanca está entre 100 y 150 kilos semanales de Orellana y Portobello.

El primer cultivo en el que incursionaron los jóvenes emprendedores fue el de la Orellana.

Los jóvenes emprendedores vienen trabajando en la comercialización de sus productos desde hace dos años.

El cultivo de Bogotá emplea un tipo de sustrato que hace uso de los residuos de la preparación del café.

Bagazo de caña y residuos del cultivo del arroz resultan ideales como sustrato para los hongos, puesto que la degradan con gran facilidad.

La semilla de las setas es adquirida con un productor que cuenta con un laboratorio certificado.

Luego de hacer parte de un semillero de investigación de la U.N. en 2014, Néstor Fernando Alvarado y Juan Felipe Rojas realizaron las pruebas piloto para la producción de hongos comestibles, que hoy es una realidad gracias a la empresa Setas Casablanca.

“En este momento se están desarrollando capacitaciones con el fin de que los pequeños productores conozcan los aspectos técnicos del cultivo, cuyos productos comercializamos en Bogotá”, explica Felipe Rojas, para quien el negocio podrá expandirse a otros municipios del país a medida que se incrementen los pedidos.

“Se trata de un proceso que puede ser complejo, porque no solo se requiere una capacitación en materia de inocuidad, que garantice la calidad del producto, sino que además se debe implementar un manejo integrado del cultivo”, precisa el egresado de la U.N.

Además, por las características de la producción orgánica –en la que no se aplican productos de síntesis química–, en un principio los productores dudaban de la viabilidad de este negocio.

“Como ellos no estaban acostumbrados a trabajar en un cultivo con tan alta exigencia de asepsia, tuvimos que hacer un trabajo fuerte de capacitación”, prosigue el ingeniero agrícola, quien hace énfasis en la importancia de contar con un invernadero cuya estructura sea en concreto y facilite su mantenimiento con aplicaciones periódicas de cal y cloro, así como un riguroso proceso de desinfección al ingreso y la salida.

“Cada etapa del cultivo –incubación, fructificación y siembra– requiere condiciones específicas de temperatura, humedad relativa, ventilación e iluminación”, prosigue Néstor Fernando. Dependiendo de la variedad, el tipo de clima y el sustrato empleado, el proceso puede tardar de cuatro a seis semanas.

Inicialmente los residuos orgánicos se pican y se lavan, y luego se someten a un proceso de pasteurización y esterilización a altas temperaturas para eliminar la mayor cantidad posible de microorganismos presentes en estos sustratos.

Una buena oportunidad

Junto con la capacitación, los estudiantes de Ingeniería Agrícola diseñaron un plan de negocio gracias a la colaboración de la Unidad de Emprendimiento de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.N., el Taller de Proyectos Interdisciplinarios (TPI) –dirigido por el profesor Alfonso Herrera– y la Cámara de Comercio de Bogotá.

“Vimos una muy buena oportunidad, porque pese a que en Colombia el hongo más conocido es el champiñón, existen muchas más variedades cuya comercialización apenas está comenzando”, explica Néstor Fernando, quien desarrolló con su socio un cultivo piloto en la finca familiar.

Con un primer cultivo de Orellana como punto de partida, que luego se extendería al Portobello y al champiñón blanco –además de la posibilidad de incursionar en la comercialización del shiitake–, los jóvenes empresarios también vieron la posibilidad de aprovechar parte de los 70 millones de toneladas de residuos orgánicos que generan al año los cultivos agroindustriales en Colombia, de acuerdo con la Unidad de Planeación Mineroenergética.

“El estudio de mercado nos mostró que existen diversos sectores en los que podíamos incursionar, como restaurantes de comida internacional –oriental, italiana, peruana, sueca y española–, mercados orgánicos y personas que practican un estilo de alimentación vegetariana y vegana”, explica el ingeniero agrícola.

“Aunque cada variedad tiene un manejo específico, tratamos de sacar el mayor provecho posible al espacio, porque manejamos el cultivo en estanterías o dejamos las bolsas colgadas”, comenta el emprendedor de la U.N., para quien la principal innovación está relacionada con el tipo de residuos que se emplean.

Por lo pronto, aunque el negocio ha funcionado y es viable económicamente, la capacidad instalada de la empresa ha limitado su expansión, por lo cual se espera encontrar nuevas fuentes de financiación para este tipo de proyectos.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 99

Otras noticias

Algunos economistas manifiestan que no se debe obviar la copandemia asociada al nuevo coronavirus, ligada a la pobreza. Foto: Brandon Pinto.

Salud

julio 07 de 2020

Salud y economía, entre la cuarentena y la reapertura

El aumento de la ocupación de camas en las UCI del Distrito Capital sugeriría...

La UNAL subió seis puestos en la medición general del ranking THE, en comparación con 2019.

Educación

julio 07 de 2020

Ranking THE clasifica a la UNAL entre las mejores de América Latina

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) subió seis puestos en su posición en...

En el Valle del Cauca casi el 90 % del cultivo de ají tiene como fin la exportación. Foto: Helmuth Ceballos - Unimedios Palmira.

Desarrollo Rural

julio 07 de 2020

Identifican pulgones que “pican” al ají en el Valle

Dos especies de áfidos o pulgones afectan a estos cultivos en el departamento,...

Los profesores vinculados a partir de 2002 deberán aprobar un curso de formación para ascender en el escalafón docente. Fotos: Grupo de Educación Social y Ámbitos Académicos- UNAL Sede Palmira.

Educación

julio 07 de 2020

Investigadores forman docentes con enfoque social

El proceso formativo de la juventud y la niñez colombiana no se está afectando...

Ciencia & Tecnología

julio 07 de 2020

Dispositivos para atención de COVID-19, otro logro de la UNAL Sede Medellín

Desde antes de empezar la cuarentena, profesores y estudiantes de la...

Localización geográfica de la cuenca hidrográfica del río Bogotá. Foto: Néstor Cruz.

Ciudad & Territorio

julio 07 de 2020

Río Bogotá debe ser el eje de la metrópolis capitalina

A partir de una directriz del Gobierno nacional, en el marco de una adecuada...

La prueba de concepto de la tecnología blockchain desarrollada por la UNAL permite identificar su valor para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en la contratación pública.

Ciencia & Tecnología

julio 06 de 2020

UNAL le entrega a la Procuraduría herramienta blockchain contra la corrupción

La prueba de concepto de la tecnología blockchain desarrollada por ingenieros...

El ecodiseño ayuda a recuperar productos como estrategia dentro de una economía circular. Fotos: Valentina Ramírez - UNAL Sede Manizales.

Medioambiente

julio 06 de 2020

Ecodiseño recupera productos desechados y ayuda al planeta

Después de ser desechado, el producto elegido inicia un proceso de recuperación...

La técnica plasma de convalecencia consiste en obtener plasma de un paciente que se ha recuperado, por medio de plasmaféresis.

Salud

julio 06 de 2020

Plasma de convalecencia, posible arma contra el COVID-19

El estudio clínico de seguridad y efectividad podría darle vía libre a esta...

El prototipo del modelo u-learning se validó en cursos reales de dos universidades. Imagen: Gustavo Moreno.

Ciencia & Tecnología

julio 06 de 2020

U-learning, el modelo de aprendizaje del futuro

Tomar una clase en el momento y lugar que se desee, en cualquier dispositivo...