Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Se amplía mercado de cultivo de setas en Colombia

Con cultivos tipo invernadero, ubicados en los municipios de Tenjo y El Rosal, en Cundinamarca; Villa de Leyva y Tinjacá, en Boyacá; y Palmira, en el Valle del Cauca, dos emprendedores de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) decidieron asociarse con pequeños productores de estas poblaciones.

Bogotá D. C., 20 de diciembre de 2016Agencia de Noticias UN–

La producción actual de Setas Casablanca está entre 100 y 150 kilos semanales de Orellana y Portobello.

El primer cultivo en el que incursionaron los jóvenes emprendedores fue el de la Orellana.

Los jóvenes emprendedores vienen trabajando en la comercialización de sus productos desde hace dos años.

El cultivo de Bogotá emplea un tipo de sustrato que hace uso de los residuos de la preparación del café.

Bagazo de caña y residuos del cultivo del arroz resultan ideales como sustrato para los hongos, puesto que la degradan con gran facilidad.

La semilla de las setas es adquirida con un productor que cuenta con un laboratorio certificado.

Luego de hacer parte de un semillero de investigación de la U.N. en 2014, Néstor Fernando Alvarado y Juan Felipe Rojas realizaron las pruebas piloto para la producción de hongos comestibles, que hoy es una realidad gracias a la empresa Setas Casablanca.

“En este momento se están desarrollando capacitaciones con el fin de que los pequeños productores conozcan los aspectos técnicos del cultivo, cuyos productos comercializamos en Bogotá”, explica Felipe Rojas, para quien el negocio podrá expandirse a otros municipios del país a medida que se incrementen los pedidos.

“Se trata de un proceso que puede ser complejo, porque no solo se requiere una capacitación en materia de inocuidad, que garantice la calidad del producto, sino que además se debe implementar un manejo integrado del cultivo”, precisa el egresado de la U.N.

Además, por las características de la producción orgánica –en la que no se aplican productos de síntesis química–, en un principio los productores dudaban de la viabilidad de este negocio.

“Como ellos no estaban acostumbrados a trabajar en un cultivo con tan alta exigencia de asepsia, tuvimos que hacer un trabajo fuerte de capacitación”, prosigue el ingeniero agrícola, quien hace énfasis en la importancia de contar con un invernadero cuya estructura sea en concreto y facilite su mantenimiento con aplicaciones periódicas de cal y cloro, así como un riguroso proceso de desinfección al ingreso y la salida.

“Cada etapa del cultivo –incubación, fructificación y siembra– requiere condiciones específicas de temperatura, humedad relativa, ventilación e iluminación”, prosigue Néstor Fernando. Dependiendo de la variedad, el tipo de clima y el sustrato empleado, el proceso puede tardar de cuatro a seis semanas.

Inicialmente los residuos orgánicos se pican y se lavan, y luego se someten a un proceso de pasteurización y esterilización a altas temperaturas para eliminar la mayor cantidad posible de microorganismos presentes en estos sustratos.

Una buena oportunidad

Junto con la capacitación, los estudiantes de Ingeniería Agrícola diseñaron un plan de negocio gracias a la colaboración de la Unidad de Emprendimiento de la Facultad de Ciencias Económicas de la U.N., el Taller de Proyectos Interdisciplinarios (TPI) –dirigido por el profesor Alfonso Herrera– y la Cámara de Comercio de Bogotá.

“Vimos una muy buena oportunidad, porque pese a que en Colombia el hongo más conocido es el champiñón, existen muchas más variedades cuya comercialización apenas está comenzando”, explica Néstor Fernando, quien desarrolló con su socio un cultivo piloto en la finca familiar.

Con un primer cultivo de Orellana como punto de partida, que luego se extendería al Portobello y al champiñón blanco –además de la posibilidad de incursionar en la comercialización del shiitake–, los jóvenes empresarios también vieron la posibilidad de aprovechar parte de los 70 millones de toneladas de residuos orgánicos que generan al año los cultivos agroindustriales en Colombia, de acuerdo con la Unidad de Planeación Mineroenergética.

“El estudio de mercado nos mostró que existen diversos sectores en los que podíamos incursionar, como restaurantes de comida internacional –oriental, italiana, peruana, sueca y española–, mercados orgánicos y personas que practican un estilo de alimentación vegetariana y vegana”, explica el ingeniero agrícola.

“Aunque cada variedad tiene un manejo específico, tratamos de sacar el mayor provecho posible al espacio, porque manejamos el cultivo en estanterías o dejamos las bolsas colgadas”, comenta el emprendedor de la U.N., para quien la principal innovación está relacionada con el tipo de residuos que se emplean.

Por lo pronto, aunque el negocio ha funcionado y es viable económicamente, la capacidad instalada de la empresa ha limitado su expansión, por lo cual se espera encontrar nuevas fuentes de financiación para este tipo de proyectos.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 99

Otras noticias

Sólido amarillo característico de las isocumarinas. Foto: cortesía.

Ciencia & Tecnología

abril 24 de 2018

Diseñan molécula con potencial para herbicida

Esta nueva molécula removió la maleza Lolium temulentum del arroz Clearfield,...

Las olimpiadas del conocimiento se llevaron a cabo en el campus La Nubia de la U.N.

Educación

abril 23 de 2018

Estudiante de la U.N., finalista en Olimpiadas de Conocimiento

Diego Alejandro Londoño Patiño, estudiante de Matemáticas de la Universidad...

En Colombia no se cuenta con seguros para proteger a los cultivadores frente a los efectos de desastres naturales.

Desarrollo Rural

abril 23 de 2018

Sector agropecuario, víctima y causante de desastres naturales

Aunque la agricultura y la ganadería son víctimas de fenómenos ambientales como...

Aún permanecen 500 hombres de la fuerza pública sin recuperar su libertad.

Política & Sociedad

abril 23 de 2018

2.100 militares han recobrado su libertad por medio de la JEP

Estos soldados, quienes estaban privados de la libertad por diferentes delitos...

Cultivador de yuca en el municipio de Carmen de Bolívar (Foto: Pérez, 2016).

Desarrollo Rural

abril 23 de 2018

Bacteriosis vascular en yuca aumenta por canje de estacas

Los agricultores de la costa Caribe realizan frecuentemente intercambio de...

Un jaguar, una rana dorada, una iguana verde, un oso de anteojos y un armadillo gigante son los personajes. Fotos: Pedro Steven Cruz.

Medioambiente

abril 23 de 2018

Bioguerreros promueven protección de especies

Un jaguar se propone luchar contra la deforestación que se cierne sobre su...

El edificio que hoy acoge al Museo de la Policía Nacional es obra del arquitecto Alberto Manrique Martín.

Ciudad & Territorio

abril 23 de 2018

Patrimonio arquitectónico de Bogotá sale del olvido

Construcciones como la sede de la Policía Nacional, el desaparecido Hotel...

Los pares académicos se reunieron con estudiantes para conocer detalles del programa.

Educación

abril 23 de 2018

Ingeniería Eléctrica avanza hacia acreditación de alta calidad

Los evaluadores del Consejo Nacional de Acreditación (CNA) resaltaron la...

Artes & Culturas

abril 23 de 2018

“Tratado de Alas”, una construcción poética al ritmo de la música

El Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia presenta “Tratado de...

El río Tulúa nace en el Parque Nacional Natural Las Hermosas –a 4.000 msnm– y a lo largo de su recorrido de 68 kilómetros surte a cerca de 184 mil personas.

Medioambiente

abril 23 de 2018

Escasez de agua amenaza comunidades aledañas al río Tuluá

Pese a la importancia del río Tuluá en el abastecimiento de agua para 184 mil...