Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

San Andrés no resiste más turismo depredador

La fuente económica más próspera de la Isla podría desencadenar una eventual crisis social y ambiental, debido a que los turistas acceden a todos los servicios de manera inconsciente y no respetan las zonas de reserva.

Bogotá D. C., 22 de marzo de 2018Agencia de Noticias UN -

Cerca de un millón de turistas visita San Andrés cada año. Fotos: archivo particular.

La Isla se está viendo afectada por el fenómeno de la sobrepoblación.

El turismo es la fuente económica más importante de la Isla, pero de esta solo se ven beneficiadas las cadenas hoteleras.

Muchas pesqueras fueron cerradas y trasladadas a Nicaragua después de que La Haya le quitara a Colombia 75 mil kilómetros de mar.

La agricultura en San Andrés es de pancoger y no es una fuente económica para la Isla.

Cada año, cerca de un millón de personas llega a San Andrés para pasar las vacaciones y visitar Johnny Cay, el Acuario y el cayo Haynes Cay, la casa museo isleña, la cueva de Morgan, el ecoparque West View, el Jardín Botánico o la laguna Big Pond, atractivos que suelen ofrecer las agencias de turismo.

Pero, como lo indica Shirley Cottrell Madariaga, profesora de la Sede Caribe de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), este turismo que genera ganancias al sector hotelero no es tan rentable para los comerciantes de la Isla, y mucho menos para el Archipiélago, que en 2001 fue declarado por la Unesco como Reserva de la Biósfera.

Según la docente, la Isla se enfrenta a suplir no solo los servicios públicos de los pobladores sino también de la población flotante, o de los turistas, quienes durante su permanencia no tienen conciencia del sobreconsumo de agua y se bañan hasta cuatro veces al día.

“Estamos recibiendo demasiados turistas que no son conscientes de que la Isla es una reserva de la biosfera, debido a que las empresas de turismo solo ofrecen mar y playa”, advierte.

“Es un turismo depredador que acede a todos los espacios, no se respetan las áreas marinas protegidas y se tira basura en cualquier lugar. En contraste, no hay una oferta cultural que acerque los turistas a los pobladores, para que conozcan sus tradiciones”, señala la docente.

Agrega que esa población flotante tiene garantizado el acceso a los servicios públicos pero los residentes no, debido a que el modelo implementado establece un tipo de economía que le genera más beneficios a las cadenas hoteleras, pero sin un encadenamiento económico con el comercio local que favorezca a los pobladores, por ejemplo.

La profesora recuerda que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo tiene la meta de incrementar el número de turistas a dos millones, pero la isla no resiste más. “El modelo que impone el Estado está pensado sobre un espacio de ciudad, pero San Andrés no es una ciudad, sino un territorio insular”, afirma.

La docente cuenta que en 2016 se presentó una crisis de agua en la Isla, en la que el fenómeno de El Niño y el alto número de turistas produjo la sequía de los acuíferos. En consecuencia, el gobierno departamental anunció recursos para comprar una planta desalinizadora o de tratamiento, pero hasta el día de hoy no se sabe que ocurrió con la planta ni con el dinero.

La sobrepoblación es otro de los graves problemas del Archipiélago, ya que además de los pobladores que han conformado sus familias con personas de otras regiones de Colombia, algunos turistas optan por quedarse por más de tres meses y no hay una autoridad que los controle.

Desarrollo sostenible

Pensar en otra fuente económica para la Isla es difícil. Johannie Lucía James, profesora de la U.N. Sede Caribe, explica que la agricultura está constituida por cultivos de pancoger que satisfacen parte de las necesidades alimenticias de la población, y los productos que quedan para comercializar deben competir con los que llegan de Colombia y Centroamérica.

En cuanto a la pesca, con el despojo de 75 mil kilómetros de extensión marítima a raíz de la decisión del tribunal de La Haya, las pequeñas y medianas pesqueras tuvieron que cerrar o conseguir licencias para establecer sus comercios en Nicaragua; ahora se importa el producto y los precios son elevados.

Por lo anterior, los ingresos por el turismo no se ven reflejados en inversión social ni en el fortalecimiento de la economía local. Por eso la docente propone que se cree un plan estratégico que involucre a todas las instituciones públicas y privadas.

“Cada turista paga 100 mil pesos para ingresar a la Isla, pero no se ha hecho un rastreo de a dónde va ese dinero. Según la Secretaría de Hacienda, una parte va para el funcionamiento de la oficina de la OCRE, otra para la administración del departamento y otra parte más pequeña para el mantenimiento de la infraestructura turística, aunque los atractivos turísticos y las calles están bastante deterioradas”, concluye la docente.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 314

Otras noticias

El cable submarino está instalado desde hace cuatro años, y va desde Punto Bazante, en Buenaventura, hasta Cali. Fotos: archivo particular.

Ciencia & Tecnología

abril 24 de 2019

Cable submarino, oportunidad para digitalizar zona rural del Pacífico

Crear dos subcorredores de diferente vocación y categoría: uno económico, de...

Con la metodología que funciona a partir de la información de los inventarios se busca reducir la flota que abastece a los minoristas. Fotos: Agencia de Noticias - Unimedios

Ciudad & Territorio

abril 24 de 2019

Mercado llegaría más rápido a las tiendas de barrio

Una logística colaborativa entre los minoristas de productos agrícolas de la...

El doctor Carlos Álvarez, profesor de la U.N. y director de la Asociación Colombiana de Infectología. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Salud

abril 23 de 2019

Cero infecciones asociadas con el uso de catéter, reto del HUN

Con la implementación del programa Cero Bacteriemia, el Hospital Universitario...

Para el guitarrillo eléctrico se tomó como referente un diseño del maestro Tobías Bastidas. Fotos: Edward Martínez

Artes & Culturas

abril 23 de 2019

Instrumentos musicales a partir de residuos

Tubos de PVC, tapas y cartones reciclados sirvieron de insumos para elaborar...

El estudio se realizó con ovinos de Córdoba, departamento que representa el 6,66 % de la población ganadera del país. Foto: Alexandra Palacios

Desarrollo Rural

abril 23 de 2019

Detectan alta prevalencia de Anaplasma en ovejas de Córdoba

El primer estudio molecular sobre la presencia de Anaplasma marginale, una...

El lenguaje técnico que manejan peritos y jueces de la República obstaculiza los casos judiciales. Fotos: archivo particular.

Política & Sociedad

abril 23 de 2019

Lenguaje técnico, un obstáculo en los casos judiciales

El análisis de un caso judicial muestra que el lenguaje técnico de los expertos...

En el estudio se analizaron los accidentes ocurridos en la capital durante 2015, con gravedad de lesiones o muertos. Fotos: archivo Unimedios

Ciudad & Territorio

abril 23 de 2019

Accidentalidad en Bogotá se intensifica en tres meses

En marzo, agosto y septiembre la mayor parte de la red vial alcanza una...

El proyecto busca construir modelos basados en inteligencia artificial para predecir eventos delincuenciales en Bogotá. Fotos: Agencia de Noticias - Unimedios

Ciencia & Tecnología

abril 22 de 2019

Inteligencia artificial ayudaría a anticiparse a los crímenes en Bogotá

Modelos basados en la técnica conocida como machine learning, o aprendizaje de...

Este es el primer acercamiento oficial entre las dos instituciones. Fotos: Luis Palacios - Unimedios

Educación

abril 22 de 2019

La U.N. afianza lazos de cooperación con la U. de Aveiro

En su visita a la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), la profesora Sandra...

Edificio Altos del Lago, en Rionegro (Antioquia), cuyas vigas tienen lados mal construidos que no forman un plano. Fotos: cortesía Yosef Farbiarz, director del Centro de Investigaciones Sísmicas de la Facultad de Minas de la U.N. Sede Medellín.

Ciudad & Territorio

abril 22 de 2019

Altos del Lago: fallas estructurales y éticas

Vigas desiguales, concretos en los que se encontraron hasta colillas de...