Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Redes sociales, el canal más usado por trabajadores sexuales masculinos

Aunque ofrecen sus servicios en centros comerciales, parques o lugares más privados como saunas, bares o clubes, las redes sociales son las que les ofrecen el anonimato que buscan para preservar su vida privada.

Bogotá D. C., 22 de octubre de 2018Agencia de Noticias UN-

El estudio se realizó con hombres de entre 18 y 35 años, quienes aseguraron que esta actividad es una forma de vida. Fotos: archivo particular

Algunos de ellos dicen moverse entre parques, centros comerciales, bares, clubes y saunas.

Las redes sociales son un canal de comunicación de oferta y comercialización de sus servicios.

Algunos son estudiantes universitarios que ejercen el trabajo sexual como una actividad esporádica.

Estos jóvenes dicen sentirse vulnerados por las autoridades y por la población en general.

Lugares como la Plaza de Lourdes son escenarios propicios para conseguir clientes, siempre y cuando no sean descubiertos por las autoridades.

Johan Arturo Barrera, estudiante de la Maestría en Trabajo Social de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), realizó un estudio con 15 trabajadores sexuales de entre 18 y 35 años y evidenció que la dinámica de esta actividad en los hombres se da entre dos modalidades o estatus: los “pirobos” y los “gomelos”, que a su vez cuentan con subestructuras que determinan los servicios que están dispuestos a ofrecer, los lugares en los que se mueven o las tarifas que manejan, entre otros detalles.

El investigador, quien trabajó con Jeny Paola Fúquene, trabadora social de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, señala que “el objetivo del estudio era identificar cuáles eran las prácticas de esta población para generar una reflexión, ya que algunos de ellos dicen sentirse invisibles ante la sociedad.

Además explica que los “pirobos”, que provienen de estratos socioeconómicos bajos, y en algunos casos de familias disfuncionales, suelen estar en lugares públicos como bares, centros comerciales y parques, entre otros.

En este estatus están los “pollos” y los “drogos”. Los primeros son jóvenes de entre 18 y 20 años que se vincularon voluntariamente a esta actividad, algunos a través de terceros. En ciertos casos son instruidos por sus pares sobre cómo prestar el servicio, manejar las tarifas o la manera en que deben cuidarse de los clientes y de las autoridades.

Por su parte los “drogos”, de 20 a 25 años, son los que manifiestan una dependencia a las sustancias psicoactivas, adquirida de manera voluntaria o por petición de los clientes, quienes en algunos casos los inician en el camino de las drogas.

De otro lado están los “gomelos” o los “estudiantes”, quienes ejercen esta actividad de manera esporádica en saunas, bares y centros comerciales, y usan las redes sociales para mantenerse en contacto con sus clientes.

“Son jóvenes de entre 18 y 28 años que pretenden incrementar sus ingresos, suplir necesidades básicas casi siempre inmediatas y satisfacer deseos sexuales llevados inicialmente por curiosidad, en términos de exploración sexual. No obstante, no se reconocen como trabajadores sexuales ante otras personas, por lo que optan por la clandestinidad”, explica el investigador.

Ellos escogen el anonimato porque algunos tienen un segundo trabajo, una actividad académica, o porque sus familias y parejas desconocen su desenvolvimiento en este ejercicio. Además “esta actividad contrasta con la idea de que los hombres solo se mueven en estos ambientes como clientes y no como prestadores de los servicios”.

En el caso de los “modelos webcam”, quienes alcanzan los 35 años, trabajan bajo contratos informales en los que se acuerdan horarios y tarifas. No obstante, la condición de anonimato solo se mantiene en el país donde residen, mientras que la prestación de sus servicios es trasnacional.

En este mismo estatus, pero más profesionalizados, están los masajistas, acompañantes, o escorts, quienes establecen relaciones comerciales por medio de terceros, como agencias, clubes, bares y saunas.

No obstante, independientemente del estatus, algunos de los jóvenes abordados mencionaron sentirse vulnerados no solo por los clientes, sino también por las autoridades o por personas particulares. Por eso utilizan estrategias como el “voz a voz” para establecer criterios mínimos de ubicación y seguridad.

Muchos trabajadores sexuales reconocieron ejercer esta actividad como su estilo o forma de vida y también son conscientes de que están expuestos al uso de sustancias psicoactivas, enfermedades de transmisión sexual, limpieza social, maltrato físico, psicológico y sexual, y delincuencia común, entre otros.

El investigador comenta que, dentro de los espacios en los se mueven, ellos generan unas barreras frente a la figura femenina, presencia que consideran invasiva tanto para ellos como para sus clientes.

De igual forma sienten aversión por las instituciones estatales como organización de la sociedad civil, ya que consideran que los programas que ofrecen están dirigidos solo al género femenino o son para el control del VIH.

El investigador señala que existe muy poca información frente al fenómeno social del trabajo sexual, por eso fue necesario consultar diversos autores y realizar acercamientos etnográficos con esta población. A los jóvenes seleccionados se les aplicaron entrevistas semiestructuradas de manera aleatoria para hallar una representación amplia de ellos, algunos gais y otros bisexuales.

(Por: fin/DGH/dmh/LOF
)
N.° 440

Otras noticias

Educación

enero 18 de 2020

Una década de transformaciones: conocimiento y sostenibilidad

Los días en que renovamos nuestros calendarios se convierten en la oportunidad...

El proyecto se desarrolló a través de la plataforma Moodle. Fotos: Gloria Nancy Lamprea López, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales – UNAL Sede Manizales.

Educación

enero 17 de 2020

Aula virtual optimiza procesos de aprendizaje

A través de la plataforma Moodle se diseñó este escenario que promueve el...

La sutura medial palatina se ve afectada en pacientes con labio leporino o paladar endido. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2020

Modelo matemático optimizaría tratamientos expansivos del maxilar

Odontólogos y especialistas pueden utilizar este modelo computacional para...

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado tomó posesión del cargo como nuevo vicerrector de Investigación. Fotos: Brandon Pinto – Agencia UN.

Educación

enero 16 de 2020

Asume nuevo vicerrector de Investigación de la UNAL

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado, ingeniero químico y magíster en...

El patrón Yoshimura está conformado por una serie de líneas horizontales y diagonales que al cruzarse forman un patrón triangular.  Fotos: Darío Marín

Ciencia & Tecnología

enero 16 de 2020

Estructura prefabricada para construcción recibe patente de la SIC

Los usos de la innovación van desde estructuras de campaña militar y un...

El desconocimiento de los efectos de las sustancias psicoactivas hace más vulnerables a los jóvenes. Foto: Diana Carolina Acuña.

Salud

enero 16 de 2020

Divulgación científica previene consumo de sustancias psicoactivas

La enseñanza de la composición química de drogas como la marihuana, el dick...


Corzuela colorada (<em>Mazama americana</em>).

Medioambiente

enero 15 de 2020

FOTOGALERÍA: Urras, los salvavidas de la fauna silvestre

La Unidad de Rescate y Rehabilitación de Animales Silvestres (Urras) se creó en...

Practicar mínimo 30 minutos de actividad física diaria ayudaría a prevenir la aparición de EPOC en la población. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 15 de 2020

Actividad física mejoraría calidad de vida en pacientes con EPOC

La falta de actividad física, la práctica de hábitos poco saludables y el...

Educación

enero 14 de 2020

Comunicado No. 01 de 2020 de la Rectoría

Bienvenida a la comunidad universitaria de la Universidad Nacional de Colombia,...