Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Reaprovechamiento de llantas usadas podría generar combustible ecológico

Además de ser considerado como un ecocombustible, el limoneno –que se podría obtener en el proceso de descomponer las llantas– se usa como saborizante o aromático en lociones y otros artículos de cuidado diario, o como insumo para la fabricación de productos farmacéuticos. La técnica utilizada es la pirólisis, mediante la cual se descompone un compuesto por acción del calor y sin oxígeno.

Bogotá D. C., 31 de octubre de 2019Agencia de Noticias UN-

El limoneno es un tipo de ecocombustible líquido que resulta de técnicas de pirólisis aplicadas a las llantas. Fotos: archivo Unimedios.

La pirólisis es un procedimiento mediante el cual se exponen las llantas a altas temperaturas, en ausencia de oxígeno y en presencia de nitrógeno, para descomponerlas en moléculas.

En Colombia cada año se desechan cerca de 72.000 toneladas de llantas en el mercado de automóviles particulares y de transporte pesado.

Las llantas abandonadas pueden generar plagas de ratones o mosquitos, de ahí la importancia de realizar procesos como la pirólisis para reutilizarlas.

El limoneno tiene usos en la industria como saborizante o fragancia en lociones y otros productos de cuidado diario.

En la fase sólida de descomposición de las llantas se crean carbonizados que se pueden emplear en la industria del cemento.

Paul Angarita Bonilla, magíster en Ciencias - Químicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), compendió las técnicas y los reactores con los que se lleva a cabo el proceso de la pirólisis, para demostrar cómo se pueden aprovechar las llantas desechadas, sobre todo en la fase líquida de su descomposición.

En Colombia cada año se desechan cerca de 72.000 toneladas de llantas en el mercado de automóviles particulares y de transporte pesado, que se suman a las miles de toneladas que se encuentran en los botaderos y que, entre otras cosas, aumentan la proliferación de plagas como ratones y mosquitos. Estos desechos acumulados también pueden generar incendios, y por su baja velocidad de descomposición y por el CO2 que liberan, contaminan el suelo y las aguas subterráneas.

Descomponer las llantas implica tres fases: en la gaseosa se crea un material combustible que se puede usar como fuente de energía; en la fase líquida, con el proceso pirolítico se pueden obtener productos químicos de alto valor como el limoneno –usado como ecocombustible, solvente e insecticida– o productos aromáticos como el tolueno, el estireno y la anilina, que se utilizan para hacer pinturas, telas y pegantes, entre otros; y en la fase sólida se crean carbonizados, que se pueden emplear como catalizadores o descontaminantes de ríos.

En el país hoy existen procesos para reutilizar de las llantas por medio de las reencauchadoras –que procesan alrededor de 600.000 llantas de transporte pesado al año– y del reciclaje en forma de caucho molido para los parques que se han hecho en Bogotá. Sin embargo, tales opciones tienen un potencial limitado debido a que el mercado es reducido.

Auger, el más apropiado

El investigador señala que aunque algunos procesos resultan más costosos que otros según el tipo de reactor utilizado en el proceso de pirólisis y de variables como el tipo de llanta, la temperatura de reacción, la velocidad de calentamiento y el tiempo de residencia de los volátiles, en promedio el combustible líquido que se produce costaría 360 pesos el galón, en comparación con los 9.000 pesos que cuesta en promedio el galón de gasolina.

Entre los tipos de reactores se encuentran: el de lecho fijo, también llamado “por lotes”; el horno rotatorio; el de Auger; el lecho fluido y otros experimentales como el reactor de zinc fundido o el de microondas.

Según el magíster, el reactor de Auger, en el que se puede hacer pirólisis lenta y rápida, y cuyo diseño compacto facilita su transporte y almacenamiento, es el más apropiado para este tipo de proceso; además requiere una inversión más económica y el galón de combustible líquido que genera estaría alrededor de los 300 pesos colombianos.

Aunque las técnicas de pirólisis son una buena herramienta para el aprovechamiento energético de las llantas usadas, sus procesos son costosos por el uso de maquinarias especializadas, y el combustible que se logra producir también exige una inversión inicial alta que no se equipara con la cantidad producida, razón por la cual son técnicas que se deben mejorar en pro de ir remplazando combustibles fósiles por aquellos líquidos hechos con desechos.

En ese sentido, el profesor Ariel Oswaldo Cadena, director de Investigación de Maestría, de la Facultad de Ciencias, señala que aunque la ventaja de las llantas es que es un material que está disponible en gran volumen, uno de los grandes problemas para desarrollar el proceso de pirólisis es el costo de recolectarlas.

(Por: fin/IAR/dmh/LOF
)
N.° 871

Otras noticias

Los próximos planes de ordenamiento territorial deberían tener presente el recurso hídrico para evitar su afectación. Foto: archivo Unimedios.

Medioambiente

enero 21 de 2020

Recursos hídricos determinan mejores planes de ordenamiento

Un método que integra la planificación territorial y la gestión del agua...

El profesor José Ismael Peña Reyes tomó posesión del cargo como nuevo director Nacional de Extensión, Innovación y Propiedad Intelectual. Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Educación

enero 20 de 2020

Se posesiona nuevo director de Extensión e Innovación de la UNAL

El profesor José Ismael Peña Reyes, nuevo director Nacional de Extensión,...

Entrada del Museo Casa de la Memoria de Medellín (MCMM). Fotos: archivo Viviana Rodríguez.

Artes & Culturas

enero 20 de 2020

Un museo es insuficiente para construir la memoria del conflicto

Por tener sus espacios ya delimitados y una función más ligada a la exposición...

Lugares como la caverna El Oro, que antes eran inaccesibles, ahora son amenazados por las actividades humanas. Fotos: Nicolás Valdivieso.

Medioambiente

enero 20 de 2020

Cavernas y cuevas de El Peñón, con potencial turístico mundial

La región cárstica de este municipio de Santander cuenta con un gran potencial...

Educación

enero 18 de 2020

Una década de transformaciones: conocimiento y sostenibilidad

Los días en que renovamos nuestros calendarios se convierten en la oportunidad...

El proyecto se desarrolló a través de la plataforma Moodle. Fotos: Gloria Nancy Lamprea López, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales – UNAL Sede Manizales.

Educación

enero 17 de 2020

Aula virtual optimiza procesos de aprendizaje

A través de la plataforma Moodle se diseñó este escenario que promueve el...

La sutura medial palatina se ve afectada en pacientes con labio leporino o paladar endido. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2020

Modelo matemático optimizaría tratamientos expansivos del maxilar

Odontólogos y especialistas pueden utilizar este modelo computacional para...

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado tomó posesión del cargo como nuevo vicerrector de Investigación. Fotos: Brandon Pinto – Agencia UN.

Educación

enero 16 de 2020

Asume nuevo vicerrector de Investigación de la UNAL

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado, ingeniero químico y magíster en...

El patrón Yoshimura está conformado por una serie de líneas horizontales y diagonales que al cruzarse forman un patrón triangular.  Fotos: Darío Marín

Ciencia & Tecnología

enero 16 de 2020

Estructura prefabricada para construcción recibe patente de la SIC

Los usos de la innovación van desde estructuras de campaña militar y un...

El desconocimiento de los efectos de las sustancias psicoactivas hace más vulnerables a los jóvenes. Foto: Diana Carolina Acuña.

Salud

enero 16 de 2020

Divulgación científica previene consumo de sustancias psicoactivas

La enseñanza de la composición química de drogas como la marihuana, el dick...