Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Rafael Uribe Uribe y Tunjuelito reciben más cooperación ante delitos

Por el contrario, los participantes del estudio mostraron menos disposición a cooperar con los habitantes de las localidades de Usme, San Cristóbal y Fontibón cuando suceden atracos o robos.

Bogotá D. C., 27 de junio de 2019Agencia de Noticias UN-

Las localidades Rafael Uribe Uribe, Tunjuelito y Barrios Unidos son las que más cooperan ante crímenes urbanos.

Quienes recordaron un evento traumático relacionado con violencia urbana presentaron una respuesta positiva con respecto a la cooperación.

Camilo Gómez, magíster en Ciencias Económicas de la UNAL.

Los participantes que viven en Usme, San Cristóbal y Fontibón fueron los que menores tasas de confianza recibieron en este estudio.

La exposición a violencia de la guerra provoca que las víctimas se interesen por ayudar a los demás.

Así lo evidencia un estudio que midió las acciones cooperativas y altruistas, y las creencias de los ciudadanos en la capital colombiana, en el que participaron 223 personas de distintas zonas de Bogotá.

“Aquellos que recordaron un evento traumático relacionado con violencia o tuvieron ‘choque negativo de activos’ presentaron una respuesta positiva en la cooperación comparado a quienes no fueron víctimas de estos flagelos”, explica el investigador Camilo Gómez, magíster en Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien no encontró evidencia de un sesgo intragrupo a nivel de localidad con respecto a la cooperación.

Las tres localidades que recibieron niveles más altos de cooperación promedio fueron Rafael Uribe Uribe (50,67 %), Tunjuelito (50,67 %) y Barrios Unidos (50,22 %), mientras que Usme (44,39 %), San Cristóbal (43,94 %) y Fontibón (43,49 %) obtuvieron niveles más bajos.

El magíster explica que una de sus pretensiones era saber cuál era el impacto de la violencia urbana y de los mecanismos del trauma y del choque económico negativo, sobre el comportamiento prosocial frente a personas del mismo y de otros grupos sociales.

Para entender el comportamiento de estos individuos, entre 18 y 30 años de edad, se realizó un experimento de campo artefactual en el que se estudiaron de manera separada y conjunta las dimensiones del trauma y del choque económico negativo.

Para “manipular” el trauma se utilizó una metodología de priming para inducir un recuerdo de violencia urbana. Este método radica en exponer a un individuo a un estímulo generando una reacción inconsciente y sin intención a ese estímulo. De esta manera, usar el recuerdo es lo más parecido a inducir un estado emocional similar al que se experimenta cuando se está expuesto a violencia.

Por otra parte, en el experimento, el choque económico negativo se definió como un “choque negativo de activos” sobre la dotación inicial de los participantes. Como tarea principal, estos jugaron el juego del “dilema del prisionero”, que les permitió tener una medida de acciones cooperativas.

A partir de estas y otras actividades, el investigador identificó cómo cambiaba el comportamiento de las personas cuando interactuaban con personas de distintas localidades.

“Ante un recuerdo de violencia o un choque negativo se tiene un impacto positivo sobre la cooperación, diferente si se compara con la situación en la que no se tienen el recuerdo ni el choque”, comenta y agrega que se observa la misma tendencia de mayor cooperación cuando el recuerdo de violencia urbana y el choque negativo se implementan simultáneamente.

También se observó que los participantes no favorecen a las personas de su mismo grupo social, en este caso de su localidad. Por consiguiente, “estos resultados invitan a considerar que lo que guía el comportamiento prosocial en los expuestos a violencia no son los sentimientos de pertenencia a un grupo amenazado, el cual siempre está presente en una guerra, sino que parecen ser otros elementos los que guían los efectos de la violencia”, indica el investigador.

Por último, la literatura ha estudiado el cambio en el comportamiento de las víctimas de violencia en contexto de crimen y en contexto de guerra como fenómenos diferentes. Esta investigación apunta a que hay un nexo generalizado por lo menos por lo que concierne al comportamiento prosocial.

Este fue el caso de las víctimas de la toma armada de la guerrilla de las FARC en Granada (Antioquia) en 2001. Los habitantes, quienes habían observado muertes de policías y civiles, y a quienes les habían destruido cerca de 250 viviendas, decidieron unirse en acción colectiva con el objetivo de reconstruir el municipio.

En ese sentido, el investigador indica que querer ayudar a los demás después de estar expuesto a la violencia de la guerra no es un fenómeno exclusivo de los habitantes de Granada; de hecho es un patrón generalizado que se ha observado en diversos conflictos armados del mundo.

(Por: Fin/DGH/DMH
)
N.° 414

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...