Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

¿Radioactividad en el proyecto minero de Santurbán?

La presencia de uranio y otros elementos químicos en las montañas de donde la empresa Minesa espera extraer oro, los cuales pueden ser potencialmente dañinos para la salud por quedar expuestos, es otra de las preocupaciones de las poblaciones aledañas al proyecto, además del daño que sufrirían los importantes ecosistemas del Páramo.

Bogotá D. C., 16 de marzo de 2020Agencia de Noticias UN-

El foro fue un espacio de diálogo en el que los estudiantes escucharon de primera mano a líderes de la región. Fotos: Nathalia Angarita - Unimedios.

La profesora Catalina Toro, de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, coordinó el evento.

El economista Alfonso Gómez Gómez habló sobre los impactos de Minesa en la economía regional.

Los asistentes hicieron un llamado a la protección del Páramo de Santurbán.

La protección de los ecosistemas de páramo debe ser una prioridad.

Así lo expone el trabajo adelantado por el ingeniero civil Gonzalo Peña –profesor de la Universidad Industrial de Santander y especialista en Estudios Ambientales–, presentado en el foro “Todo lo que necesitamos saber sobre el Páramo de Santurbán y nadie nos ha querido contar”, organizado por el grupo Derecho y Política Ambiental de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

En este espacio se reunieron las voces de líderes sociales, ambientales y académicos de Santander, quienes junto con la comunidad universitaria dialogaron sobre la problemática que supone para la región y su población el desarrollo de minería a gran escala en cercanías al Páramo de Santurbán.

El seguimiento que ha hecho el profesor Peña sobre la presencia de uranio en dicha zona arroja que existen estudios que datan incluso de 1910, en los que se presentan prospecciones de uranio U238 en este territorio.

“En 1995, el ingeniero de minas Jesús Bueno, en calidad de subdirector del Instituto Geológico Nacional, realizó estudios en la mina San Celestino de California (municipio de Santander), en los cuales destacó la riqueza potencial existente en uranio, especialmente en la zona de la mina Pie de Gallo, que expresa valores de hasta el 7 % de U238”, decía la presentación del docente.

El profesor Peña también habló de estudios de la Organización Latinoamericana de Energía, en cuya reunión del 21 de octubre de 1980 en Chihuahua (México), el delegado colombiano Hernando Rodríguez Triana informó que en este mismo municipio existen desde 500 hasta 20.000 gramos de uranio por tonelada de material removido.

En contraste con estas cifras, el profesor Peña señala que “en su estudio de impacto ambiental, Minesa no considera lo que dicen las normas colombianas respecto al tratamiento que deben tener este tipo de desechos; por ejemplo, la Resolución 0631 del Ministerio de Ambiente, del 6 de marzo de 2015, dice en su artículo 4 que los vertimientos puntuales con sustancias radioactivas o radioisótopos se deben regir por lo dispuesto en la Resolución 180005 de 2010 del Ministerio de Minas y Energías”.

En el capítulo 3 de dicha resolución se plantea que el almacenamiento de estos desechos de alto nivel se debe dar en condiciones con el más alto grado de contención y aislamiento de la biosfera. Según Álvaro Pardo, invitado al foro, los planes de la empresa son llevarlos a un depósito a perpetuidad frente al municipio de Suratá, como si se tratara de desechos estériles.

Preocupaciones de la comunidad

Durante el evento también intervinieron invitados como Magola Bottia, exconcejal del municipio de California, quien habló sobre el impacto de la megaminería en esta población; el doctor Jaime Forero Gómez, pediatra santandereano, quien abordó los efectos sobre la salud humana que puede tener este tipo de actividad; Hernán Morantes, abogado del Comité para la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán; y el economista Alfonso Gómez Gómez.

Según explicó la profesora Catalina Toro, coordinadora del evento, esta iniciativa está enlazada con la Cátedra de Pensamiento Ambiental, una de las cátedras nacionales que la UNAL está dictando este semestre como aporte a la coyuntura que atraviesa el país.

“Lo que buscamos es abrir el espacio a las voces de los territorios, establecer un diálogo entre academia, líderes sociales y ambientales, e incluir a los académicos de Santander que han estado construyendo, investigando y elaborando documentos sobre una problemática frente a la cual tenemos que pronunciarnos”, manifestó la docente, y añadió que “la protección de los ecosistemas de páramo es una prioridad para la formulación de los documentos de política que se espera generar desde la Universidad con las cátedras”.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 234

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...