Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Protocolo optimizaría producción de morera en el Cauca

De 100 plantas sembradas en cultivares “alternativos", alrededor de 97 mueren porque no logran generar raíces, lo que reduce drásticamente este alimento básico para que el gusano de seda produzca esta fibra natural.

Palmira, 16 de agosto de 2018Agencia de Noticias UN-

El único cultivar de morera utilizado en el país para producir seda tiene un rendimiento un 43 % menor al de otros cultivares. Fotos: Angélica Víquez.

Las yemas de morera son los únicos órganos utilizados para el cultivo en laboratorio, pues reduce las posibilidades de contaminación.

A los brotes de morera se les aplican reguladores de crecimiento para optimizar su generación y multiplicación de raíces.

Antes de ser llevadas a campo, las plantas se mantienen en invernadero para que se adapten a condiciones de luz, temperatura y humedad.

La morera es la planta de la que se alimentan los gusanos de la seda para producir esta fibra natural.

Por esta razón, la estudiante Rosa Angélica Víquez, de la Maestría en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, formuló un protocolo que, en primer lugar, permitiría obtener plantas de morera Kanva 2 con sanidad controlada, reduciendo los índices de mortalidad, y en segundo lugar posibilitaría la producción de estos otros cultivares. 

El procedimiento de laboratorio permitiría propagar cultivares más productivos de morera, que actualmente presentan dificultades para generar raíces en las condiciones ambientales de Cauca. 

Algunos de estos cultivares superan en un 43 % la producción de hojas alcanzada por las plantas de morera Kanva 2, únicas utilizadas para la producción de seda en el país, advierte la estudiante. 

Contra infecciones y enfermedades 

Las plantas de morera se reproducen a través de estacas –fracciones de tallo con yemas de donde surgen las ramas– y no de semillas. El primer paso del protocolo consiste en realizar el aislamiento y la desinfección de las yemas, únicos órganos que se recomienda utilizar para el cultivo en laboratorio, para reducir las posibilidades de contaminación. 

“Por medio de un estereoscopio se pueden obtener las yemas, las cuales se establecen durante 30 días en un medio de cultivo que contiene macro y micronutrientes, hasta que se presente el brote”, describe la investigadora. 

Estos brotes se disponen en otro medio de cultivo durante otros 30 días, en los que se aplican compuestos reguladores de crecimiento para su multiplicación. En la fase siguiente, en otro medio de cultivo, se aplican reguladores que estimulan la generación de raíces. 

Trece días más tarde las plantas se llevan a un invernadero en donde desarrollan la capacidad de adaptarse a condiciones de luz, temperatura y humedad menos controladas que las del laboratorio. Por último, la planta, libre de contaminación, infecciones y plagas, se cultiva en campo. 

“El protocolo especifica, entre otros elementos, cuáles son los compuestos reguladores de crecimiento que se deben aplicar al medio de cultivo en cada fase, cuál es el tipo de desinfección que se les debe realizar a las yemas, y cuánto tiempo se deben someter estas a los desinfectantes”, asegura la estudiante. 

Para llegar al paso a paso se consultó bibliografía científica de países como India, Argentina, España, China, Taiwán y Colombia, entre otros, y se realizaron múltiples pruebas en torno al éxito y la reformulación de las medidas que cada documento estipulaba para el cultivo en laboratorio. 

Banco de germoplasma 

“El protocolo nos permitirá crear un banco de germoplasma –centro de conservación de la diversidad genética– con plantas que hayan sido cultivadas en las mejores condiciones de sanidad para ser entregadas a los agricultores, quienes se encargarán de establecerlas en sus cultivos”, asegura la científica. 

Una vez superado el proceso de generación de raíces, y salvo una gran incidencia de plagas o enfermedades, las plantas de morera pueden llegar a vivir hasta 100 años. Debido a que en otros países se ha logrado adaptar los cultivares “alternativos” de morera a sus condiciones, avanzar en este campo resulta muy importante para la competitividad de los productores en Colombia, destaca la investigadora. 

En Colombia la producción de seda se empezó a realizar hace más de 30 años en el Eje Cafetero y en los departamentos del Valle del Cauca y el Cauca. Sin embargo, debido a la caída mundial de los precios en la década de los noventa, la producción se mantuvo especialmente en seis municipios del Cauca: El Tambo, Timbío, Santander de Quilichao, Piendamó, Morales y Popayán. 

El estudio es codirigido por el investigador Roosevelt Escobar y el vicerrector de la U.N. Sede Palmira, Jaime Eduardo Muñoz. Este sirve como trabajo de grado de la bióloga Víquez, que forma parte de un proyecto que avanza con recursos del Sistema Regional de Regalías y la Universidad del Cauca, en alianza con la Gobernación y la U.N. Sede Palmira. El proyecto es dirigido por la doctora Martha Isabel Almanza Pinzón.

(Por: Fin/FH/MLA/LOF
)
N.° 71

Otras noticias

Con la Constitución de 1991 se crearon normas para el control de la corrupción, pero aún no son aplicadas. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

abril 23 de 2021

No aplicar las normas aumenta la corrupción

El problema de la corrupción en Colombia no obedece a la falta de normas de...

Los paneles pueden ser construidos por los productores con materiales de bajo costo. Fotos: cortesia Felipe Obando.

Ciencia & Tecnología

abril 23 de 2021

Escombros y cáscara de coco, más efectivos en sistemas de refrigeración para invernaderos

Los paneles evaporativos, que se utilizan en sistemas de refrigeración de...

De los 20 programas acreditados en alta calidad, 6 son de pregrado y 14 de posgrado. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 22 de 2021

Acreditación en Alta Calidad para 20 programas de la UNAL

El Ministerio de Educación Nacional les otorgó la Acreditación de Alta Calidad...

El emprendimiento va de la mano con un proyecto de vida que le permita mantenerse en el tiempo. Fotos: Equipo de trabajo UNAL Sede Palmira.

Economía & Organizaciones

abril 22 de 2021

UNAL apoya a emprendedores de Palmira

Artesanías en guadua, suvenirs en papel orgánico, precolombinos, muebles,...

Se abordó como caso de estudio en campo el Parque Temático Chaquén, de la localidad de Sumapaz. Foto: Ángela Yinet Camargo.

Desarrollo Rural

abril 22 de 2021

Innovación agroecológica debe partir de la comunidad

Los procesos que nacen de la autogestión y de las necesidades de los...

Algunos cuellos de botella en la cadena de pesca artesanal en el Pacífico son: escasez de insumos, acopio, sobrepesca y cambio climático. Fotos: Unimedios.

Medioambiente

abril 22 de 2021

Conocer los recursos pesqueros ayuda a enfrentar el cambio climático

Con base en las proyecciones de que la temperatura del Pacífico podría subir 3...

La rana <i>Pristimantis medemi</i> habita abundantemente en zonas altas y bajas de Villavicencio. Foto: Andrés Felipe Aponte.

Medioambiente

abril 22 de 2021

Rana de lluvia en peligro por disminución de bosques

Las altas temperaturas que alcanzan las zonas bajas de Villavicencio (Meta)...

La tórtola fue la especie más encontrada en las cuatro ciudades analizadas. Foto: Fernando da Rosa.

Medioambiente

abril 22 de 2021

Aves urbanas tienden a ser las mismas en distintas ciudades

Ciudades del norte de los Andes, entre las que figuran Medellín, Cali y Bogotá,...

UNAL ha vacunado al 93 % del personal de salud, entre profesores, residentes y estudiantes. Fotos: Brandon Pinto - Unimedios.

Salud

abril 22 de 2021

Más del 90% del personal de salud de la UNAL ha sido vacunado

A pesar de los desafíos que se han presentado para la vacunación contra...

La UNAL debe promover más espacios para la reflexión pedagógica. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

abril 22 de 2021

Institucionalizar espacios de reflexión pedagógica, reto para la UNAL

Generar “altos en el camino” para que la comunidad universitaria piense en la...