Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Protocolo optimizaría producción de morera en el Cauca

De 100 plantas sembradas en cultivares “alternativos”, alrededor de 97 mueren porque no logran generar raíces, lo que reduce drásticamente este alimento básico para que el gusano de seda produzca esta fibra natural.

Palmira, 16 de agosto de 2018Agencia de Noticias UN-

El único cultivar de morera utilizado en el país para producir seda tiene un rendimiento un 43 % menor al de otros cultivares. Fotos: Angélica Víquez.

Las yemas de morera son los únicos órganos utilizados para el cultivo en laboratorio, pues reduce las posibilidades de contaminación.

A los brotes de morera se les aplican reguladores de crecimiento para optimizar su generación y multiplicación de raíces.

Antes de ser llevadas a campo, las plantas se mantienen en invernadero para que se adapten a condiciones de luz, temperatura y humedad.

La morera es la planta de la que se alimentan los gusanos de la seda para producir esta fibra natural.

Por esta razón, la estudiante Rosa Angélica Víquez, de la Maestría en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, formuló un protocolo que, en primer lugar, permitiría obtener plantas de morera Kanva 2 con sanidad controlada, reduciendo los índices de mortalidad, y en segundo lugar posibilitaría la producción de estos otros cultivares. 

El procedimiento de laboratorio permitiría propagar cultivares más productivos de morera, que actualmente presentan dificultades para generar raíces en las condiciones ambientales de Cauca. 

Algunos de estos cultivares superan en un 43 % la producción de hojas alcanzada por las plantas de morera Kanva 2, únicas utilizadas para la producción de seda en el país, advierte la estudiante. 

Contra infecciones y enfermedades 

Las plantas de morera se reproducen a través de estacas –fracciones de tallo con yemas de donde surgen las ramas– y no de semillas. El primer paso del protocolo consiste en realizar el aislamiento y la desinfección de las yemas, únicos órganos que se recomienda utilizar para el cultivo en laboratorio, para reducir las posibilidades de contaminación. 

“Por medio de un estereoscopio se pueden obtener las yemas, las cuales se establecen durante 30 días en un medio de cultivo que contiene macro y micronutrientes, hasta que se presente el brote”, describe la investigadora. 

Estos brotes se disponen en otro medio de cultivo durante otros 30 días, en los que se aplican compuestos reguladores de crecimiento para su multiplicación. En la fase siguiente, en otro medio de cultivo, se aplican reguladores que estimulan la generación de raíces. 

Trece días más tarde las plantas se llevan a un invernadero en donde desarrollan la capacidad de adaptarse a condiciones de luz, temperatura y humedad menos controladas que las del laboratorio. Por último, la planta, libre de contaminación, infecciones y plagas, se cultiva en campo. 

“El protocolo especifica, entre otros elementos, cuáles son los compuestos reguladores de crecimiento que se deben aplicar al medio de cultivo en cada fase, cuál es el tipo de desinfección que se les debe realizar a las yemas, y cuánto tiempo se deben someter estas a los desinfectantes”, asegura la estudiante. 

Para llegar al paso a paso se consultó bibliografía científica de países como India, Argentina, España, China, Taiwán y Colombia, entre otros, y se realizaron múltiples pruebas en torno al éxito y la reformulación de las medidas que cada documento estipulaba para el cultivo en laboratorio. 

Banco de germoplasma 

“El protocolo nos permitirá crear un banco de germoplasma –centro de conservación de la diversidad genética– con plantas que hayan sido cultivadas en las mejores condiciones de sanidad para ser entregadas a los agricultores, quienes se encargarán de establecerlas en sus cultivos”, asegura la científica. 

Una vez superado el proceso de generación de raíces, y salvo una gran incidencia de plagas o enfermedades, las plantas de morera pueden llegar a vivir hasta 100 años. Debido a que en otros países se ha logrado adaptar los cultivares “alternativos” de morera a sus condiciones, avanzar en este campo resulta muy importante para la competitividad de los productores en Colombia, destaca la investigadora. 

En Colombia la producción de seda se empezó a realizar hace más de 30 años en el Eje Cafetero y en los departamentos del Valle del Cauca y el Cauca. Sin embargo, debido a la caída mundial de los precios en la década de los noventa, la producción se mantuvo especialmente en seis municipios del Cauca: El Tambo, Timbío, Santander de Quilichao, Piendamó, Morales y Popayán. 

El estudio es codirigido por el investigador Roosevelt Escobar y el vicerrector de la U.N. Sede Palmira, Jaime Eduardo Muñoz. Este sirve como trabajo de grado de la bióloga Víquez, que forma parte de un proyecto que avanza con recursos del Sistema Regional de Regalías y la Universidad del Cauca, en alianza con la Gobernación y la U.N. Sede Palmira. El proyecto es dirigido por la doctora Martha Isabel Almanza Pinzón.

(Por: Fin/FH/MLA/LOF
)
N.° 71

Otras noticias

El programa, originalmente presencial, tuvo que reinventarse a causa de la cuarentena por la pandemia.

Salud

agosto 13 de 2020

“Cuidando a los cuidadores” se crece en las redes sociales

A raíz de la pandemia, la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de...

La investigación se llevó a cabo en seis fincas de Santa Rosa de Tapias, en Guacarí (Valle del Cauca). Fotos: Carlos Madriñán.

Desarrollo Rural

agosto 13 de 2020

Variedad de cultivos protege biodiversidad de fincas

Los agricultores que tienen variedad vegetal en sus fincas generan más...

Uso correcto y distancia del computador. Foto: presentación doctor Ávila.

Salud

agosto 12 de 2020

Luz natural y menos uso del computador protegen salud ocular

Limitar los tiempos de uso del computador, aplicar la regla 20-20-20 y...

La charla sobre fuerza interior forma parte del ciclo de conferencias organizado por la UNAL Sedes Palmira y Medellín. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

agosto 12 de 2020

Universitarios frente al reto de la presión por la pandemia

Los jóvenes y los universitarios son quienes más necesitan recurrir a la...

La arquitectura doméstica de Manizales en los años 50 y 60 se considera como un híbrido entre la tradicional casa cafetera y las nuevas formas de habitar. Fotos: Sebastián Bayona - UNAL Sede Manizales.

Ciudad & Territorio

agosto 12 de 2020

Viviendas de Manizales se transformaron en los años 50 y 60

En esta ciudad la arquitectura doméstica se considera como un híbrido entre la...

El asma tiene una prevalencia muy alta no solo en Colombia, sino en muchos países del mundo. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

agosto 12 de 2020

Asma requiere diagnóstico y tratamiento oportuno

Ante la presencia de síntomas o crisis de esta enfermedad, poco aceptada por...

Todas las sedes participarán en este encuentro para mostrar sus diferentes procesos. Foto: Flyer evento.

Ciencia & Tecnología

agosto 12 de 2020

UNAL tiende redes de investigación

Durante dos semanas, docentes e investigadores de todas las sedes de la...

Los ácidos grasos omega 3 aportan grandes beneficios para la salud humana y animal. Fotos: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

agosto 12 de 2020

Concentrado para mascotas sería enriquecido con codorniz

Después de haber generado huevos enriquecidos nutricionalmente, el grupo de...

El programa es una estrategia gratuita y 100 % remota, para 25.000 adolescentes y jóvenes entre los 14 y 28 años. Fotos: Unimedios.

Educación

agosto 11 de 2020

Sacúdete con UNLab 4.0 inspira a los jóvenes del país

Con el objetivo de motivar a los jóvenes del país, enfocar sus talentos y...

Las probabilidades de tener un empleo informal aumentan según la zona en la que viva la persona.

Ciudad & Territorio

agosto 11 de 2020

Estructura espacial de Bogotá afecta posibilidad de tener empleo formal

Cuanto más alejada viva una persona de los centros donde se concentra el empleo...