Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Protocolo optimizaría producción de morera en el Cauca

De 100 plantas sembradas en cultivares “alternativos”, alrededor de 97 mueren porque no logran generar raíces, lo que reduce drásticamente este alimento básico para que el gusano de seda produzca esta fibra natural.

Palmira, 16 de agosto de 2018Agencia de Noticias UN-

El único cultivar de morera utilizado en el país para producir seda tiene un rendimiento un 43 % menor al de otros cultivares. Fotos: Angélica Víquez.

Las yemas de morera son los únicos órganos utilizados para el cultivo en laboratorio, pues reduce las posibilidades de contaminación.

A los brotes de morera se les aplican reguladores de crecimiento para optimizar su generación y multiplicación de raíces.

Antes de ser llevadas a campo, las plantas se mantienen en invernadero para que se adapten a condiciones de luz, temperatura y humedad.

La morera es la planta de la que se alimentan los gusanos de la seda para producir esta fibra natural.

Por esta razón, la estudiante Rosa Angélica Víquez, de la Maestría en Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, formuló un protocolo que, en primer lugar, permitiría obtener plantas de morera Kanva 2 con sanidad controlada, reduciendo los índices de mortalidad, y en segundo lugar posibilitaría la producción de estos otros cultivares. 

El procedimiento de laboratorio permitiría propagar cultivares más productivos de morera, que actualmente presentan dificultades para generar raíces en las condiciones ambientales de Cauca. 

Algunos de estos cultivares superan en un 43 % la producción de hojas alcanzada por las plantas de morera Kanva 2, únicas utilizadas para la producción de seda en el país, advierte la estudiante. 

Contra infecciones y enfermedades 

Las plantas de morera se reproducen a través de estacas –fracciones de tallo con yemas de donde surgen las ramas– y no de semillas. El primer paso del protocolo consiste en realizar el aislamiento y la desinfección de las yemas, únicos órganos que se recomienda utilizar para el cultivo en laboratorio, para reducir las posibilidades de contaminación. 

“Por medio de un estereoscopio se pueden obtener las yemas, las cuales se establecen durante 30 días en un medio de cultivo que contiene macro y micronutrientes, hasta que se presente el brote”, describe la investigadora. 

Estos brotes se disponen en otro medio de cultivo durante otros 30 días, en los que se aplican compuestos reguladores de crecimiento para su multiplicación. En la fase siguiente, en otro medio de cultivo, se aplican reguladores que estimulan la generación de raíces. 

Trece días más tarde las plantas se llevan a un invernadero en donde desarrollan la capacidad de adaptarse a condiciones de luz, temperatura y humedad menos controladas que las del laboratorio. Por último, la planta, libre de contaminación, infecciones y plagas, se cultiva en campo. 

“El protocolo especifica, entre otros elementos, cuáles son los compuestos reguladores de crecimiento que se deben aplicar al medio de cultivo en cada fase, cuál es el tipo de desinfección que se les debe realizar a las yemas, y cuánto tiempo se deben someter estas a los desinfectantes”, asegura la estudiante. 

Para llegar al paso a paso se consultó bibliografía científica de países como India, Argentina, España, China, Taiwán y Colombia, entre otros, y se realizaron múltiples pruebas en torno al éxito y la reformulación de las medidas que cada documento estipulaba para el cultivo en laboratorio. 

Banco de germoplasma 

“El protocolo nos permitirá crear un banco de germoplasma –centro de conservación de la diversidad genética– con plantas que hayan sido cultivadas en las mejores condiciones de sanidad para ser entregadas a los agricultores, quienes se encargarán de establecerlas en sus cultivos”, asegura la científica. 

Una vez superado el proceso de generación de raíces, y salvo una gran incidencia de plagas o enfermedades, las plantas de morera pueden llegar a vivir hasta 100 años. Debido a que en otros países se ha logrado adaptar los cultivares “alternativos” de morera a sus condiciones, avanzar en este campo resulta muy importante para la competitividad de los productores en Colombia, destaca la investigadora. 

En Colombia la producción de seda se empezó a realizar hace más de 30 años en el Eje Cafetero y en los departamentos del Valle del Cauca y el Cauca. Sin embargo, debido a la caída mundial de los precios en la década de los noventa, la producción se mantuvo especialmente en seis municipios del Cauca: El Tambo, Timbío, Santander de Quilichao, Piendamó, Morales y Popayán. 

El estudio es codirigido por el investigador Roosevelt Escobar y el vicerrector de la U.N. Sede Palmira, Jaime Eduardo Muñoz. Este sirve como trabajo de grado de la bióloga Víquez, que forma parte de un proyecto que avanza con recursos del Sistema Regional de Regalías y la Universidad del Cauca, en alianza con la Gobernación y la U.N. Sede Palmira. El proyecto es dirigido por la doctora Martha Isabel Almanza Pinzón.

(Por: Fin/FH/MLA/LOF
)
N.° 71

Otras noticias

El Ministerio de Agricultura reportó 85.006 hectáreas de cítricos sembradas en el país en 2019.

Desarrollo Rural

enero 21 de 2020

Cultivos de naranja en fincas agrodiversas resistirían más al cambio climático

Con base en el aumento de la biodiversidad en los sistemas agrícolas de...

Los próximos planes de ordenamiento territorial deberían tener presente el recurso hídrico para evitar su afectación. Foto: archivo Unimedios.

Medioambiente

enero 21 de 2020

Recursos hídricos determinan mejores planes de ordenamiento

Un método que integra la planificación territorial y la gestión del agua...

El profesor José Ismael Peña Reyes tomó posesión del cargo como nuevo director Nacional de Extensión, Innovación y Propiedad Intelectual. Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Educación

enero 20 de 2020

Se posesiona nuevo director de Extensión e Innovación de la UNAL

El profesor José Ismael Peña Reyes, nuevo director Nacional de Extensión,...

Entrada del Museo Casa de la Memoria de Medellín (MCMM). Fotos: archivo Viviana Rodríguez.

Artes & Culturas

enero 20 de 2020

Un museo es insuficiente para construir la memoria del conflicto

Por tener sus espacios ya delimitados y una función más ligada a la exposición...

Lugares como la caverna El Oro, que antes eran inaccesibles, ahora son amenazados por las actividades humanas. Fotos: Nicolás Valdivieso.

Medioambiente

enero 20 de 2020

Cavernas y cuevas de El Peñón, con potencial turístico mundial

La región cárstica de este municipio de Santander cuenta con un gran potencial...

Educación

enero 18 de 2020

Una década de transformaciones: conocimiento y sostenibilidad

Los días en que renovamos nuestros calendarios se convierten en la oportunidad...

El proyecto se desarrolló a través de la plataforma Moodle. Fotos: Gloria Nancy Lamprea López, estudiante de la Maestría en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales – UNAL Sede Manizales.

Educación

enero 17 de 2020

Aula virtual optimiza procesos de aprendizaje

A través de la plataforma Moodle se diseñó este escenario que promueve el...

La sutura medial palatina se ve afectada en pacientes con labio leporino o paladar endido. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2020

Modelo matemático optimizaría tratamientos expansivos del maxilar

Odontólogos y especialistas pueden utilizar este modelo computacional para...

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado tomó posesión del cargo como nuevo vicerrector de Investigación. Fotos: Brandon Pinto – Agencia UN.

Educación

enero 16 de 2020

Asume nuevo vicerrector de Investigación de la UNAL

El profesor Gustavo Buitrago Hurtado, ingeniero químico y magíster en...

El patrón Yoshimura está conformado por una serie de líneas horizontales y diagonales que al cruzarse forman un patrón triangular.  Fotos: Darío Marín

Ciencia & Tecnología

enero 16 de 2020

Estructura prefabricada para construcción recibe patente de la SIC

Los usos de la innovación van desde estructuras de campaña militar y un...