Escudo de la República de Colombia

Salud

Prótesis biocompatibles para amputados

Sustitutos ortopédicos hechos con biomateriales que se adaptan a la fisiología de cada persona supondrán, a mediano plazo, un alivio para miles de colombianos.

Medellín, 08 de marzo de 2012Agencia de Noticias UN-

Los militares heridos en combate se beneficiarían notoriamente con la propuesta biomédica. Fotos: Medellín/Unimedios

El docente de la Facultad de Minas, Hugo Estupiñán, viene trabajando en el tema de los biomateriales desde 2005.

Los biomateriales médicos se consolidan como una estrategia que se adapta de manera natural y benéfica a las condiciones humanas.

Uno de ellos es Giovanni Quejada. Él alcanzó a dar cinco pasos antes de que un estallido le quitara el pie derecho y la posibilidad de caminar normalmente de por vida. Las prótesis ortopédicas que ha usado desde hace catorce años no han cumplido con devolverle la movilidad de la que gozaba antes de toparse con una mina antipersona, mientras defendía el uniforme del Ejército Nacional de Colombia.

Según datos del Programa Presidencial para la Acción Integral contra las Minas Antipersonal (Paicma), entre 1990 y 2011, se registraron 9.584 víctimas, de las cuales 10% son niños. Debido a la agudeza del problema, la investigación médica en este campo es prioritaria, pues de sus resultados se beneficiarían todas las personas amputadas.

Gracias a una propuesta tecnológica desarrollada por la Universidad Nacional de Colombia en Medellín, muchos podrán recobrar su normal movilidad física.

Desde el 2005, Hugo Estupiñán, docente e investigador de la Facultad de Minas, explora las ventajas de los biomateriales, un recurso utilizado para remplazar tejidos de los organismos vivos, como piel y hueso. Según argumenta, en el país se carece de propuestas para las necesidades y características fisiológicas de cada paciente.

“Las bondades de un biomaterial tienen que ver con su adaptación a ambientes fisiológicos, como la sangre y los tejidos. Desde el punto de vista metalmecánico, es necesario añadir ciertos componentes para los estudios de superficies y los desarrollos de cubrimientos, que involucren no solo los metales, sino también los polímeros y el ambiente biológico al que estará sometido el material”, explica el experto.

Este avance científico es un logro del trabajo interdisciplinario de médicos, biólogos, bacteriólogos, veterinarios, químicos e ingenieros químicos, para lograr un producto que cumpla con las expectativas de los pacientes.

Este desarrollo “puede solucionar el reemplazo de una extremidad perdida. Por ejemplo, cuando hay amputación de un miembro inferior, se debe tener una parte que se adhiera al hueso que sobrevive y una parte externa que reemplace las funciones de movilidad y de apoyo. Para ello se necesita que el peso del material sea el menor posible”, asegura Estupiñán.

Reto médico

En el Batallón de Sanidad, a Giovanni le asignaron una prótesis que sentía tan pesada como la ametralladora que cargaba cuando perdió su pie en las selvas del Urabá. “El dolor era sobre todo en el hueso, lo más difícil era que todavía sentía el pie ahí, incluso me rascaban los dedos, pero enseguida me daba cuenta de que no los tenía, era desesperante”, recuerda.

Los afectados son atendidos con prótesis o implantes importados estándar, sin tener en cuenta las especificidades físicas de cada paciente. Colombia carece de la infraestructura necesaria para atender la gran escala de casos como el de Giovanni, y menos para devolverles una calidad de vida digna.

Méiser López, médico ortopedista del Hospital San Vicente de Paúl en Medellín, dice que “las prótesis que se usan en hombro, cadera y otras extremidades tienen como problema la biocompatibilidad y el aflojamiento; lo ideal sería que tuvieran una mejor fijación y menos desgaste de las superficies articulares expuestas a la fricción continua por los movimientos”.

Aquí es cuando el avance de la UN entra en juego. Son implantes que estarán en contacto directo con la piel, el sudor y algunas variables como el vello, el peso de la persona y la frecuencia del uso del implante, para obtener la flexibilidad, adaptación y calidad que se requiere para la comodidad humana.

El investigador Estupiñán y el ortopedista López coinciden en que el país tiene una dificultad médica en este campo, debido a que hace falta avanzar en estrategias para la fabricación de implantes más acordes a las condiciones físicas, biológicas y hasta climáticas del entorno local. Con la propuesta, que tiene el aval de la UN, la Universidad de Santander y varias empresas privadas, se pretende activar este avance para generar tecnología propia.

Alta factibilidad

El trabajo está acorde con las políticas que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre facilitar el desarrollo y el acceso a dispositivos apropiados que favorezcan la inclusión y la participación de las personas con discapacidad en la sociedad, con aparatos ortopédicos y prótesis, entre otros.

Los estudios realizados en animales arrojaron resultados positivos. Estupiñán destaca que para esta innovación médica se llevaron a cabo varios ciclos de prueba: en primer lugar, se practicaron ensayos con una composición sintética del plasma sanguíneo, el cual permite medir la reacción del material, el deterioro, ciertas condiciones de estabilidad y su degradación.

Luego, se hicieron pruebas con moléculas de proteínas como colágeno, amilasa y albúmina para simular una fase denominada osteointegración, que es la formación de la matriz extracelular, la cual secreta proteínas y calcio, y además genera un intercambio con los materiales para lograr la biocompatibilidad.

Posteriormente, se realizaron pruebas con células especializadas, bioéticamente aceptadas, que son los osteoblastos fetales humanos, cuya función es la formación de hueso; sus cultivos se mantienen en condiciones especiales de temperatura para evaluar el grado de adhesión, proliferación y crecimiento.

Lo anterior se ha probado con animales criados especialmente para los ensayos, como ratones, conejos y otros roedores, previa aprobación del Comité de Bioética Animal. Se practican implantes en cabeza y fémur, principalmente, para conocer el comportamiento de los biomateriales.

El trabajo, desarrollado desde hace seis años, ya cuenta con convenios médicos para realizar las primeras pruebas en humanos al finalizar el 2012. De esta forma, Giovanni, quien añora doblar el pie y caminar con más seguridad, podrá contar con una solución que le permita recuperar su calidad de vida.

(Por: Fin/hr/sup
)
N.° 604

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...