Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Proteger las abejas aporta a la seguridad alimentaria

Aunque el fallo que ordena crear una política de Estado para garantizar la preservación efectiva de las abejas constituye un avance significativo, este deberá estar acompañado de acciones inmediatas.

Bogotá D. C., 21 de diciembre de 2018Agencia de Noticias UN-

Colmenas de 80.000 a 90.000 abejas suelen colapsar en periodos de tres meses. Fotos: archivo particular

“Esperamos que esta sentencia tenga eco en otras instancias gubernamentales”, destaca el profesor Tello.

Las colmenas afectadas por plaguicidas se convierten en una carga que pone en riesgo la rentabilidad del negocio.

Las abejas son fundamentales en los procesos de polinización de pastos, frutas y hortalizas.

Se estima que en Colombia hay identificadas cerca de 1.000 especies de abejas nativas.

A diferencia de otros productos químicos, los plaguicidas tienen un efecto de más largo plazo sobre las colmenas.

Dicha medida se encuentra en sintonía con lo que ocurre en el mundo, por ejemplo en la Comunidad Europea, donde –excepto por Portugal, España y Grecia– se declaró la moratoria a cuatro moléculas consideradas como de alta toxicidad para las abejas y otros polinizadores, destaca el profesor Jorge Tello Durán, de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

Como la medida se suma a un proyecto de ley que hace trámite en el Congreso, es de esperar que se logre proteger la seguridad alimentaria, en la medida en que las abejas son responsables de la cantidad y calidad de la gran mayoría de alimentos que requiere la población, gracias a su papel como polinizadoras de frutas y hortalizas.

Según el docente, aunque en Europa hace 20 años salieron de circulación compuestos organofosforados, organoclorados y piretroides presentes en plaguicidas altamente tóxicos para las abejas, aquí se siguen vendiendo en cualquier agrotienda.

Ejemplo de ello es el Cipronil, usualmente empleado para proteger semillas de maíz y de otras variedades, de modo que sus compuestos se encuentran en todos los tejidos de las plantas, incluso en el polen, por lo que también hay trazas de ese químico en la miel y el néctar que producen los insectos.

Si bien la especie Apis mellifera tolera mejor la acción de estos químicos, las abejas nativas son tan sensibles, que es común usarlas como bioindicadores de la presencia de plaguicidas, pues la extinción de una colmena próxima a un cultivo es un buen indicador de que las cantidades de químicos empleados resultan excesivos.

Un problema de todos

Ya que las abejas son las encargadas de los procesos de polinización de la mayor parte de pastos, frutas y hortalizas, salvo los cereales, que son polinizados por la acción del viento, la extinción de estos insectos constituiría una verdadera catástrofe, e incluso pondría en riesgo la supervivencia de la especie humana.

Aunque hormigas, avispas, murciélagos, escarabajos y colibríes, entre otros, también intervienen en el proceso de polinización, las abejas acostumbran visitar muchas más variedades de plantas, por lo cual su extinción también pondría en riesgo la viabilidad de múltiples especies, cuyos frutos constituyen buena parte de la base en la pirámide nutricional de nuestra especie.

“La abeja Apis mellifera es capaz de desplazarse más allá de 5 km, y por tal razón es vital para garantizar los procesos de polinización en grandes extensiones de suelo”, precisa el profesor Tello.

Químicos letales

Pese a su carácter altamente tóxico, los plaguicidas que afectan a las abejas actúan de forma muy distinta a los que comúnmente se emplean para controlar plagas como zancudos o cucarachas.

“Mientras que estos productos tienen un efecto inmediato, en el caso de las abejas el proceso es más lento y las convierte en portadoras de un veneno que se transfiere al resto de la colmena”, precisa el profesor Tello, para quien otro de los efectos adversos se puede constatar en las dinámicas de memoria, aprendizaje y comunicación de las abejas.

Cuando el veneno es transferido a los demás individuos de la colmena, las abejas que salen en busca de alimento no logran encontrar el camino de regreso, y si lo hacen no pueden transmitir la información del lugar donde se podría encontrar alimento.

Como resultado de este “Alzheimer colectivo”, las colmenas entran en un balance negativo que mengua drásticamente la producción y obliga a que los apicultores alimenten las colmenas con tortas de polen ensilado con miel, jarabes de azúcar y jugo de caña, que elevan los costos de producción poniendo en peligro la viabilidad del negocio.

Colmenas de 80.000 a 90.000 abejas suelen colapsar en periodos de tres meses, debido a la incapacidad de preservar la temperatura de 35,5 oC, indispensable para que las crías puedan hacer metamorfosis.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 727

Otras noticias

<em>Botrytis cinérea</em> es un hongo patógeno que se hospeda en todo tipo de plantas, en este caso en la flor del tomate chonto. Fotos: Óscar Archila.

Desarrollo Rural

enero 17 de 2019

Técnicas de control reducen uso de fungicidas en tomate chonto

Una de las enfermedades que más ataca a este fruto es Botrytis cinérea, un...

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran...

Para el estudio se tomaron 100 muestras, entre hígado y pechuga de pollos de engorde de Cundinamarca. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Pollos de Cundinamarca, sin excedentes de antibióticos

Los resultados del análisis de 100 muestras, correspondientes a 50 pechugas y...

Aunque las condiciones astronómicas son excepcionales, se esperan un buen comportamiento del clima. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Ciencia & Tecnología

enero 15 de 2019

Eclipse total de Luna se podrá observar con telescopios especiales de la U.N.

A partir de las 7:00 p. m. del domingo 20 de enero, y hasta las 2:00 a. m. del...

Ciencia & Tecnología

enero 15 de 2019

Museo Paleontológico de Villa de Leyva estrena recorrido

El objetivo principal de la adecuación de las salas es que los niños, jóvenes y...

El cruce de diferentes datos determinó cuatro nuevos puntos con gran posibilidad de encontrar nuevas fuentes hidrotermales. Fotos: Nicolás Bojacá - archivo particular

Medioambiente

enero 15 de 2019

Técnica ubica nuevas fuentes hidrotermales

Con el uso de información satelital y de diversas técnicas geológico-geofísicas...

Los estudiantes de la U.N. Sede Medellín retomaron clases este lunes 14 de enero. Fotos: archivo Unimedios

Educación

enero 14 de 2019

Estudiantes de la U.N. inician calendario académico

Hoy empezó a correr el calendario académico en la Universidad Nacional de...

El estudio de las avispas permitirá construir estructuras que empleen materiales similares a los de sus nidos.

Ciencia & Tecnología

enero 14 de 2019

Mandíbulas de avispas aportarían al desarrollo de nuevos materiales

Estos insectos incorporan en sus mandíbulas algunos elementos como zinc,...

La estrategia contempla realizar jornadas de socialización de los proyectos para incentivar a más participantes. Fotos: archivo particular

Economía & Organizaciones

enero 14 de 2019

Mujeres víctimas del conflicto, emprendedoras en Bogotá

Muñecos de trapo, artículos de lencería y objetos en porcelanicrón son algunas...

Después de Brasil, Colombia es el país con mayor diversidad de ranas en el mundo. Fotos: William Agudelo Henríquez

Medioambiente

enero 14 de 2019

Ranas andinas perderán más del 50 % de territorio por cambio climático

En un escenario optimista, en 2050 el 80 % de las ranas estudiadas, que viven...