Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Protección infantil en Bogotá, un castigo para las madres y familias pobres

En las instituciones o centros de protección infantil se les ofrece a los niños atención y buenas instalaciones; sin embargo cuando son retirados de sus familias, muchos sienten el internamiento como un castigo para ellos y sus familias.

Bogotá D. C., 10 de noviembre de 2017Agencia de Noticias UN-

La investigación se realizó con familias del sur de Bogotá. Fotos: Ovidio González.

A las familias pobres se les considera como culpables de su situación.

Los niños perciben el internamiento como un castigo para ellos y sus familias.

El Estado debería garantizar condiciones dignas para familias de bajos recursos.

Los niños son alejados de sus hogares por condiciones de precariedad.

Esta fue una de las conclusiones de la investigación doctoral realizada por Clara Carreño, doctora en Antropología de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien explica que la institucionalización es una medida legal a la que agentes del Estado colombiano recurren cuando consideran que los derechos de un niño están en riesgo.

No obstante este proceso legal acentúa el control y la vigilancia sobre las madres, especialmente, para exigirles condiciones ideales para sus hijos, pese a su precariedad económica y a la exclusión que viven.

La investigación –dirigida por la profesora Marta Zambrano– indagó por los distintos significados que le atribuyen a la protección infantil institucional todos los actores involucrados: agentes del Estado, madres, familias y niños.

Con este fin, entre 2012 y 2014 se realizó un trabajo etnográfico en un centro de protección infantil de Bogotá, con organizaciones y familias de los barrios Caracolí y Mirador (localidad de Ciudad Bolívar), El Socorro (Kennedy) y Granjas de San Pablo (Rafael Uribe Uribe). El estudio incluyó revisión documental, observaciones, entrevistas y otras metodologías cualitativas.

Allí se encontraron situaciones paradójicas que viven los niños cuando están internados en estos centros, como por ejemplo la satisfacción temporal de las necesidades como alimentación, vivienda, acompañamiento pedagógico y recreación, pero por otro lado perciben como un castigo las rutinas, los horarios y las restricciones, y ven el centro como una cárcel, por lo que esperan volver con sus madres y familias.

Según explica la doctora Carreño, “retirando los niños del lado de sus familias, y vigilando a las madres –en especial–, el Estado pretende restablecer los derechos que no ha sido capaz de garantizar de forma integral para toda la población”.

“Esta hipervigilancia estatal es especialmente vivida por las familias del sur de la ciudad, aquellas que viven la crudeza del desempleo, la ausencia de oportunidades, la reducción de sus ingresos económicos... en suma, el sufrimiento de la desigualdad”, confirma la doctora Carreño.

En la investigación, las madres aparecen como los actores familiares que más disputan el internamiento de sus hijos con las instituciones del Estado. Muchas veces ellas solas hacen todo lo posible para que sus hijos regresen. Así, cumplen con los documentos y certificados que les exigen, e incluso cambian (o fingen cambiar) situaciones de su vida privada.

Esto demuestra que en la ciudad las madres son las responsables definitivas del cuidado infantil, y terminan siendo las reales garantes de los derechos de los niños. Lo anterior a pesar del principio de corresponsabilidad que la Ley 1098 de 2006 (Código de Infancia y Adolescencia) le exige al Estado, a la sociedad, y por extensión a los sectores productivos.

“El Estado actual no actúa para crear condiciones que reparen y dignifiquen la vida de las familias más empobrecidas. Esto porque el modelo neoliberal lo ha trasformado para que se dedique a controlarlas y vigilarlas, ya que considera la pobreza como el resultado de precarios esfuerzos individuales, ocultando la responsabilidad de un modelo económico que nos ha empobrecido y ha acentuado la desigualdad”, añadió la investigadora Carreño.

En el estudio también se encontró que los niños entienden la situación de manera implícita: “conocen que el Estado vigila principalmente a las madres cabeza de familia, a las que tienen hijos de distintos padres, a las que trabajan en largas jornadas con poco apoyo social y familiar, las que viven en los barrios pobres”, comenta la experta.

De esta manera, pese a que el Código de Infancia y Adolescencia reconoce a los niños como sujetos de derechos, cuando están internados o protegidos en los centros, su agencia se limita y se restringe su protagonismo.

(Por: fin/VC/dmh/LOF
)
N.° 779

Otras noticias

Las excepcionales condiciones meteorológicas permitieron que el fenómeno astronómico se pudiera ver en todo su esplendor. Fotos: Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Colombia.

Educación

enero 21 de 2019

Bogotá disfrutó del eclipse total de Luna con la U.N.

Cerca de 700 personas de todas las edades se dieron cita en el parque del...

La innovación resulta ideal para construcciones en climas templados y fríos, en áreas rurales y semirrurales. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Tapia modular elaborada con residuos recibe registro de la SIC

En esta estructura, diseñada como un muro prefabricado, se aplica la tecnología...

Los estudiantes de la Sede Palmira socializaron las respuestas al pliego de exigencias de la mesa multiestamentaria.

Educación

enero 18 de 2019

Estudiantes de la U.N. de todo el país vuelven a clases

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) de las sedes...

Desplazarse en bicicleta en la localidad de Kennedy expone a los ciclistas a niveles no permitidos de contaminación. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

enero 18 de 2019

Biciusuarios de Kennedy, los más afectados por aire contaminado

Trasladarse en bicicleta por la ciclorruta de esta localidad de Bogotá expone a...

Gracias a los avances tecnológicos, diagnósticos y terapéuticos, la mortalidad por enfermedades crónicas ha disminuido. Fotos: archivo particular.

Salud

enero 18 de 2019

Cuidado de pacientes crónicos debe ser individualizado

El plan de cuidado de enfermería para el paciente terminal en la Unidad de...

En las zonas de páramo se suelen producir quemas controladas para aprovechar el suelo en actividades ganaderas. Fotos: Ricardo González - Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 18 de 2019

Colombia no está preparada para los incendios forestales

Pese al gran impacto de estas conflagraciones, faltan estudios para prevenir y,...

Murab es un robot que pretende realizar valoraciones más efectivas y rápidas de cáncer de seno y enfermedades musculares. Fotos: Murab

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2019

Algoritmos perfeccionan tarea de robot que diagnostica cáncer

El proyecto Murab (por MRI and Ultrasound Robotic Assisted Biopsy), un robot...

La iniciativa desarrollada por el estudiante de la U.N. es pionera en este tipo de emprendimientos. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Economía & Organizaciones

enero 17 de 2019

Plataforma abre nuevos mercados a emprendimientos rurales

Corporación Joven Pro es el nombre de esta iniciativa tecnológica que busca...

<em>Botrytis cinérea</em> es un hongo patógeno que se hospeda en todo tipo de plantas, en este caso en la flor del tomate chonto. Fotos: Óscar Archila.

Desarrollo Rural

enero 17 de 2019

Técnicas de control reducen uso de fungicidas en tomate chonto

Una de las enfermedades que más ataca a este fruto es Botrytis cinérea, un...

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran...