Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Política & Sociedad

Prostitución del siglo XIX, entre regulación y doble moral

Esta actividad, que permeó hasta las más altas esferas de la institución policial, evidenció los atrasos en políticas sanitarias de la Bogotá del siglo XIX.

Bogotá D. C., 16 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

Por la falta de políticas sanitarias, la prostitución fue uno de los oficios que más propagó enfermedades venéreas en el siglo XIX. Fotos: archivo particular.

Revista Anuario colombiano de historia social y de la cultura.

Max S. Hering Torres, profesor del Departamento de Historia de la U.N. Foto: Archivo Unimedios.

Durante el siglo XIX, los prostíbulos se ubicaron en el centro de Bogotá.

La Policía del siglo XIX tenía la labor de regular la prostitución y el consumo de la chicha.

Así lo advierte el profesor Max S. Hering Torres, del Departamento de Historia de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien tomó como caso de estudio de finales del siglo XIX una trifulca ocurrida entre  algunos civiles y 16 gendarmes de la Policía que se encontraban bebiendo y en medio de juegos de azar, en un prostíbulo, o lupanar. 

“Por medio de este estudio observé cómo –a partir de las prácticas concretas de los ciudadanos en Bogotá– se discutieron a finales del siglo XIX temas como la falta de higiene, la enfermedad moral y los cuerpos indisciplinados de la sociedad que estaban en la mira de la Policía, teniendo en cuenta que las autoridades debían regular las costumbres y la moralidad pública”, explica el docente. 

La trifulca en mención se produjo en uno de los espacios conocidos como tabernas o chicherías, que también hacían de lupanares o casas de “libertinaje”. Allí, en medio de una tertulia entre dos personajes de la sociedad civil, en 1892, ocurre un accidente. Un bebedor tropieza y tumba una copa de brandy; la copera que lo atiende, que en los informes de la Policía aparece como prostituta, le cobra la copa a uno de estos personajes. Entonces, uno de ellos reclama y se enfrenta a un uniformado que estaba en el lugar y que era amante de la prostituta. 

El docente encontró que para defender a la copera, el agente, Reinaldo Forero, buscó apoyo en los otros 15 uniformados que también se encontraban en medio de esta situación. Esta acción demostró que aunque la Policía tenía la labor de regular el consumo de la chicha y la prostitución, también estaba inmersa en estas lógicas culturales. 

Después del incidente un ciudadano instauró la queja ante el director de la Policía, quien decidió expulsar a un grupo de agentes, mientras que a los otros los multó y los castigó. 

“Aquí se ve el intento de regular la prostitución con una doble moral en detrimento de aquellos sujetos al margen de la sociedad, pero sin afectar las relaciones de poder de las elites imperantes en Bogotá”, explica. 

A partir de esos castigos se empieza a generar una serie de denuncias en la Policía, y para expulsarlo, Reinaldo Forero empieza a ser perseguido y estigmatizado como un borracho, cliente de prostitutas, cercano a la sífilis y responsable de la “degeneración de la raza”. 

Por este hecho,  Forero amenaza con denunciar las presuntas nóminas dobles en la Subdirección de la Policía si lo expulsan de la institución, ya que él también fue denunciado sistemáticamente para estocar su carrera y así facilitar el ascenso de otro agente en la jerarquía de la institución. 

El docente afirma que “evidentemente estamos inmersos en una cultura del denuncio que es necesaria cuando se trata de evitar la impunidad para establecer justicia y reparación, pero también existe la denuncia instrumental, para cumplir con un fin político”. 

Según el estudio histórico, con la llegada de Jean-Marie Gilibert, director de la Policía de origen francés, se buscó “civilizar” las costumbres colombianas según los valores sociales y culturales de Europa. Así, por medio de un catastro se evidenció que algunos de los prostíbulos del centro de la ciudad funcionaban en casas de familias adineradas, que las alquilaban pasando por alto la normatividad. 

También se demostró que para 1892 había 250 prostitutas, muchas de ellas perseguidas, difamadas públicamente y conminadas a trabajos forzados en colonias penales. 

En el siglo XIX fue imposible prohibir la prostitución. En su efecto, el profesor Aureliano Posada aconsejó castigar a las mujeres que ejercían la prostitución y a quienes apoyaban esta actividad, debido a los escasos controles sanitarios, situación que originó la transmisión de enfermedades como la sífilis. 

“Existe un discurso científico que trata de justificar y de impulsar la prohibición de los lupanares, pero ante una realidad cotidiana que dista de esa normatividad la Policía termina regulándola, porque fue imposible prohibirla”, concluye el docente. 

Este tema se expuso durante un simposio que contó con la participación de Diego Armus, Stefan Pohl-Valero y Stefania Gallini, a propósito del número más reciente del Anuario colombiano de historia social y de la cultura, con un dossier sobre el tema higiene, cuerpo y enfermedad.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 433

Otras noticias

La primera cohorte del programa certificó a 3.379 jóvenes y adolescentes. Fotos: Archivo Unimedios.

Educación

octubre 26 de 2020

UNAL gradúa primera cohorte del programa Sacúdete

Un total de 3.379 jóvenes entre 14 y 28 años, de 29 departamentos y 380...

La planta fotovoltaica de El Paso se ha constituido en la más grande construida en Colombia hasta el momento.

Medioambiente

octubre 26 de 2020

Cesar, con alto potencial de energía solar

Tras la construcción de la granja solar en El Paso (Cesar), la más grande...

Se hicieron simulaciones de navegación en el robot Turtlebot3, en el simulador Gazebo. Foto: Semillero Gribot PJIC.

Ciencia & Tecnología

octubre 26 de 2020

Robots aprenden a desplazarse por sí solos

Usando algoritmos de aprendizaje automático orientados hacia la inteligencia...

Las cubiertas verdes pueden funcionar como colchones térmicos en las edificaciones. Fotos: Cortesía Adriana Paola Zuluaga Lara.

Medioambiente

octubre 26 de 2020

Techos de Manizales se cubrirían de verde

La vegetación en los techos de las edificaciones, a modo de jardines, propicia...

El programa de Enfermería de la UNAL cumple 100 años de creación. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

octubre 26 de 2020

Enfermería de la UNAL, 100 años de evolución en salud y cuidado

Extensión solidaria, trabajo comunitario y empoderamiento de los cuidadores son...

El calentamiento se concentra en el hemisferio norte por su alto porcentaje de tierra firme, más fácil de calentar que los océanos.

Medioambiente

octubre 26 de 2020

Petróleo y carbón, fuentes de noticias falsas sobre cambio climático

Las empresas dedicadas a la explotación y producción de combustibles...

Sitio sagrado de la región de Yo’sagaka. Foto: Daniel Arciniegas.

Salud

octubre 26 de 2020

Creencias religiosas se asociarían con suicidios en pueblos indígenas

Espíritus que toman posesión de los cuerpos, temor a afrontar castigos, asuntos...

El equipo interdisciplinar de la UCI recibe al personal del Hospital de Málaga al inicio de su entrenamiento. Fotos: Jonathan García - Comunicaciones HUN.

Salud

octubre 23 de 2020

HUN inicia entrenamiento sobre cuidado crítico en regiones

Personal del ESE Hospital Regional de García Rovira, de Málaga (Santander),...

En noviembre continuará la socialización del POTA en los municipios restantes hasta llegar a 125 en toda Antioquia. Foto: Gobernación de Antioquia.

Desarrollo Rural

octubre 23 de 2020

UNAL contribuiría a mejorar el POTA en Antioquia

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín está en capacidad de...

Portada de la edición 227 de UN Periódico, que circula este domingo 25 de octubre. Foto: Paola Andrea Bustos, Oficina de Proyectos Estratégicos - Unimedios.

Educación

octubre 23 de 2020

Posacuerdo: la paz postergada, edición especial de UN Periódico, léalo este domingo

Carlos Ruiz Massieu, Jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia;...