Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Prostitución del siglo XIX, entre regulación y doble moral

Esta actividad, que permeó hasta las más altas esferas de la institución policial, evidenció los atrasos en políticas sanitarias de la Bogotá del siglo XIX.

Bogotá D. C., 16 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

Por la falta de políticas sanitarias, la prostitución fue uno de los oficios que más propagó enfermedades venéreas en el siglo XIX. Fotos: archivo particular.

Revista Anuario colombiano de historia social y de la cultura.

Max S. Hering Torres, profesor del Departamento de Historia de la U.N. Foto: Archivo Unimedios.

Durante el siglo XIX, los prostíbulos se ubicaron en el centro de Bogotá.

La Policía del siglo XIX tenía la labor de regular la prostitución y el consumo de la chicha.

Así lo advierte el profesor Max S. Hering Torres, del Departamento de Historia de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien tomó como caso de estudio de finales del siglo XIX una trifulca ocurrida entre  algunos civiles y 16 gendarmes de la Policía que se encontraban bebiendo y en medio de juegos de azar, en un prostíbulo, o lupanar. 

“Por medio de este estudio observé cómo –a partir de las prácticas concretas de los ciudadanos en Bogotá– se discutieron a finales del siglo XIX temas como la falta de higiene, la enfermedad moral y los cuerpos indisciplinados de la sociedad que estaban en la mira de la Policía, teniendo en cuenta que las autoridades debían regular las costumbres y la moralidad pública”, explica el docente. 

La trifulca en mención se produjo en uno de los espacios conocidos como tabernas o chicherías, que también hacían de lupanares o casas de “libertinaje”. Allí, en medio de una tertulia entre dos personajes de la sociedad civil, en 1892, ocurre un accidente. Un bebedor tropieza y tumba una copa de brandy; la copera que lo atiende, que en los informes de la Policía aparece como prostituta, le cobra la copa a uno de estos personajes. Entonces, uno de ellos reclama y se enfrenta a un uniformado que estaba en el lugar y que era amante de la prostituta. 

El docente encontró que para defender a la copera, el agente, Reinaldo Forero, buscó apoyo en los otros 15 uniformados que también se encontraban en medio de esta situación. Esta acción demostró que aunque la Policía tenía la labor de regular el consumo de la chicha y la prostitución, también estaba inmersa en estas lógicas culturales. 

Después del incidente un ciudadano instauró la queja ante el director de la Policía, quien decidió expulsar a un grupo de agentes, mientras que a los otros los multó y los castigó. 

“Aquí se ve el intento de regular la prostitución con una doble moral en detrimento de aquellos sujetos al margen de la sociedad, pero sin afectar las relaciones de poder de las elites imperantes en Bogotá”, explica. 

A partir de esos castigos se empieza a generar una serie de denuncias en la Policía, y para expulsarlo, Reinaldo Forero empieza a ser perseguido y estigmatizado como un borracho, cliente de prostitutas, cercano a la sífilis y responsable de la “degeneración de la raza”. 

Por este hecho,  Forero amenaza con denunciar las presuntas nóminas dobles en la Subdirección de la Policía si lo expulsan de la institución, ya que él también fue denunciado sistemáticamente para estocar su carrera y así facilitar el ascenso de otro agente en la jerarquía de la institución. 

El docente afirma que “evidentemente estamos inmersos en una cultura del denuncio que es necesaria cuando se trata de evitar la impunidad para establecer justicia y reparación, pero también existe la denuncia instrumental, para cumplir con un fin político”. 

Según el estudio histórico, con la llegada de Jean-Marie Gilibert, director de la Policía de origen francés, se buscó “civilizar” las costumbres colombianas según los valores sociales y culturales de Europa. Así, por medio de un catastro se evidenció que algunos de los prostíbulos del centro de la ciudad funcionaban en casas de familias adineradas, que las alquilaban pasando por alto la normatividad. 

También se demostró que para 1892 había 250 prostitutas, muchas de ellas perseguidas, difamadas públicamente y conminadas a trabajos forzados en colonias penales. 

En el siglo XIX fue imposible prohibir la prostitución. En su efecto, el profesor Aureliano Posada aconsejó castigar a las mujeres que ejercían la prostitución y a quienes apoyaban esta actividad, debido a los escasos controles sanitarios, situación que originó la transmisión de enfermedades como la sífilis. 

“Existe un discurso científico que trata de justificar y de impulsar la prohibición de los lupanares, pero ante una realidad cotidiana que dista de esa normatividad la Policía termina regulándola, porque fue imposible prohibirla”, concluye el docente. 

Este tema se expuso durante un simposio que contó con la participación de Diego Armus, Stefan Pohl-Valero y Stefania Gallini, a propósito del número más reciente del Anuario colombiano de historia social y de la cultura, con un dossier sobre el tema higiene, cuerpo y enfermedad.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 433

Otras noticias

Este recurso educativo dinamiza las prácticas en los laboratorios.

Ciencia & Tecnología

diciembre 12 de 2018

Aplicativo virtual enseña sobre microorganismos

El álbum virtual Micromundo, desarrollado inicialmente para dispositivos...

Artes & Culturas

diciembre 12 de 2018

Vestigios de los “Bolcheviques de El Líbano”

“Una revolución que aún no ha sido” evoca la primera guerrilla latinoamericana...

La lluvia de estrellas de las gemínidas es un fenómeno astronómico que se presenta cada año. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

diciembre 12 de 2018

Gemínidas, un espectáculo estelar para disfrutar a simple vista

Esta lluvia de estrellas se puede observar hasta el 16 de diciembre desde...

Aspecto general del foro “Evaluación del primer año de vigencia del Código Nacional de Policía y Convivencia”. Fotos: Santiago Rodríguez - Unimedios.

Política & Sociedad

diciembre 12 de 2018

Código de Policía y Convivencia no ha superado la tramitomanía

Después de un año de funcionamiento, el Código Nacional de Policía y...

El municipio de Puerto Leguízamo está localizado en la subregión del Bajo Putumayo de la Amazonia Noroccidental, al sur de Colombia. Fotos: archivo particular

Medioambiente

diciembre 12 de 2018

Deforestación ha reducido cobertura vegetal de Puerto Leguízamo

La presión económica en este municipio del Putumayo, en especial desde la...

Se construyó un arreglo de bobinas de Maxwell, cuyo objetivo es asistir la puesta en marcha de un equipo de resonancia magnética. Fotos: cortesía

Ciencia & Tecnología

diciembre 11 de 2018

Campo magnético variable optimizaría equipos de resonancia

Con la construcción y el control de un campo magnético artificial se podría...

La tuberculosis es una infección bacteriana que suele atacar los pulmones, pero también puede dañar otras partes del cuerpo. Fotos: archivo Unimedios

Salud

diciembre 11 de 2018

Identifican gen asociado con resistencia bacteriana a antibióticos en tuberculosis

La implementación de herramientas de bioinformática permitió identificar el gen...

Alrededor del 45 % de la pesca se vierte al mar como residuo, muchas veces en las orillas, cerca de la población.  Fotos: Prospectiva Ambiental.

Medioambiente

diciembre 11 de 2018

Biogás a partir de residuos de la pesca artesanal

Con las vísceras y agallas de pescado que hoy contaminan el mar y las playas...

Claire es una aplicación diseñada para hombres y mujeres entre los 18 y 30 años de edad. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Ciencia & Tecnología

diciembre 11 de 2018

Asesor virtual le ayuda a elegir su vestuario

En cuestión de segundos, la aplicación Claire, que se podrá instalar...

La Maestría se destaca por la calidad de sus investigaciones.

Educación

diciembre 11 de 2018

Maestría en Automatización Industrial avanza hacia su primera acreditación

Los evaluadores del Consejo Nacional de Acreditación (CNA) destacan la calidad...