Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Primer almanaque náutico para Colombia

Cuando falla la tecnología, la navegación astronómica se convierte en alternativa para ubicar las coordenadas de una embarcación. Un exfuncionario de la Armada Nacional y el director del Observatorio Astronómico elaboraron la primera publicación para los marinos del país.

, 12 de abril de 2015

Con base en la observación solar y estelar, y en la tradición marítima colombiana, fue elaborado el Almanaque Náutico Simplificado 2015, que salió a circulación este año. fotos: Armada Nacional

Puede parecer anacrónico que los marinos todavía contemplen las estrellas para ubicarse, cuando existen sistemas de posicionamiento global (GPS). Sin embargo, por razones de seguridad y respaldo, la observación de los astros continúa siendo una práctica rutinaria y hasta obligatoria para quienes conforman las armadas de las naciones.

Cuando se habla de seguridad en este sector, se entiende que los equipos electrónicos de navegación (GPS y girocompás, entre otros) pueden fallar por varias razones. En esos casos, la navegación astronómica opera como sistema de chequeo del correcto funcionamiento de tales dispositivos y como alternativa en casos de fallas tecnológicas.

No hay que olvidar que los sistemas satelitales, entre los que están el GPS (EE. UU.), Glonass (Rusia) y Beidou (China), pueden ser apagados o alterados a voluntad de sus poseedores. Esto implica una dependencia incómoda para los organismos estatales adscritos a esas naciones y relacionados directamente con las fuerzas armadas.

Los buques navales (militares) y sus tripulaciones, a diferencia de los mercantes (comerciales), se distinguen por seguir tradiciones marineras y ceremoniales para actividades como la izada y arriada del pabellón a la hora del orto (salida) y el ocaso (puesta del Sol) en el mar.

Estos momentos del día están incluidos en el Almanaque Náutico Simplificado 2015. “Aunque tales datos se pueden conseguir hasta en aplicaciones de celular, sería como depender de una calculadora para hacer operaciones matemáticas simples”, señala Germán Alberto Díaz, gestor de la idea, quien estuvo en la Armada durante 27 años, 13 de los cuales fue navegante de la fragata arc Antioquia.

Podría decirse que la navegación astronómica hace parte de la esencia de un marino. Díaz recuerda que durante su cargo como profesor de navegación en la Escuela Naval de Cadetes Almirante Padilla, tenía entre sus funciones entregar las publicaciones náuticas que se usaban durante el crucero a bordo del Buque Escuela arc Gloria.

Una de esas era el almanaque que formaba parte de las prácticas de navegación astronómica. Entonces se usaba una publicación comercial, que era más fácil de conseguir y se traía de Panamá o Estados Unidos. Por costos, se compraba una y se sacaban copias para cada cadete que iba a navegar por seis meses.

“Por eso se me ocurrió que sería muy pertinente que la Armada Nacional colombiana desarrollara su propio almanaque, así como lo han hecho otras fuerzas navales de Suramérica”, comenta el exnavegante.

La Organización Marítima Internacional (OMI), entidad a la cual están vinculados la mayoría de países con acceso al mar, se basa en el criterio de que en el océano y, por supuesto, en la navegación, debe primar la seguridad en todo sentido. Por lo tanto, tiene como normativa la Convención Internacional de Estándares de Entrenamiento, Certificación y Vigilancia para Marineros (STCW, por sus siglas en inglés) realizada en 1978.

Esta norma establece que determinados oficiales han de demostrar, entre otras habilidades, competencias en navegación astronómica que les permitan situar la posición del barco. Eso exige que los buques de guerra o civiles lleven consigo un almanaque náutico de consulta rápida y confiable sobre los datos del astro observado, para calcular latitud y longitud.

El suboficial, junto al director del Observatorio Astronómico de la UN, Gregorio Portilla, publicó esta guía de navegación, en la que se tuvo en cuenta la tradición marítima colombiana que, por razones prácticas, da prioridad a la observación solar y estelar sobre la lunar y la de planetas. También considera prioritaria la ubicación geográfica del territorio nacional, por lo que presenta con detalle valores de salida y puesta del Sol cerca del Ecuador, a pequeños intervalos de latitud.

“Me entusiasmé con el proyecto, no solo porque implicaba un pequeño intento de recuperación de la dignidad nacional, sino también porque me forzaba a elaborar códigos computacionales adicionales con los que, en las instalaciones del Observatorio Astronómico, calculamos diversos eventos”, afirma el profesor Portilla.

La tarea del cálculo, en particular, no fue tan extensa como se imaginaban, dado que los marinos miden y trabajan con base en la posición de los astros, a lo sumo, con una décima de minuto de arco (unidad de medida angular igual a 1/60 de un grado). Gracias a esto, las posiciones de las estrellas, que demandan muchas correcciones, solo requirieron el cálculo de precisión, nutación y aberración, fenómenos de distinta naturaleza que afectan las coordenadas de los cuerpos celestes.

Con el profesor Portilla, experto conocedor de la mecánica celeste, se realizó la construcción de códigos con compiladores de Fortran 77 (lenguaje de programación de alto nivel pensado para aplicaciones matemáticas y científicas), así como con la edición en LaTex (sistema para la elaboración de documentos electrónicos de alta calidad). Dicha tarea demandó gran cantidad de horas de trabajo en las instalaciones del Observatorio Astronómico de la UN.

Después de presentarle el proyecto a la Dirección General Marítima, se realizó un convenio con la UN para temas de propiedad intelectual, y a finales de febrero del presente año, el almanaque se puso en circulación.

Se espera darle continuidad anual a esta publicación de 226 páginas, que en su mayoría contiene datos numéricos distribuidos en tablas con posiciones del sol, del punto vernal y de las estrellas, tiempos de salida, puesta del sol (tiempos de crepúsculos matutinos y vespertinos),  intervalos de un grado de latitud y tablas de conversiones y ejemplos.

“Nuestra intención es incluir datos adicionales que les permitan a los marinos, sin recurrir a calculadoras y computadoras, realizar cálculos de resolución de triángulos esféricos con solo sumas y restas. Por supuesto, también estamos atentos a las sugerencias y recomendaciones de los usuarios astronómicos a lo largo y ancho del país”, concluye el profesor Portilla.

(Por: Hermann sáenz, Unimedios Bogotá
)
N.° 0

Otras noticias

La profesora Claudia Patricia Pérez Rodríguez recibió el reconocimiento en representación de la rectora de la U.N., profesora Dolly Montoya Castaño. Fotos Nicolás Bojacá/Unimedios

Educación

junio 22 de 2018

U.N., la institución que más datos aporta sobre diversidad biológica en Colombia

El Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia (SIB Colombia)...

El Consejo Académico se reunió en la Hemeroteca de la U.N. Fotos: Santiago Rodríguez / Unimedios

Educación

junio 22 de 2018

Consejo Académico nombró a los integrantes de los Comité Nacionales

Entre los temas tratados en la primera sesión del Consejo Académico, al que...

Salud

junio 22 de 2018

Los golpes del fútbol

Aunque el fútbol no es un deporte de alto riesgo, los futbolistas profesionales...

Para un diseño web inclusivo se debe conocer a los usuarios, su interacción, los actores que intervienen y los elementos de usabilidad de la interfaz.

Ciencia & Tecnología

junio 22 de 2018

Diseño web incluyente para adultos mayores

Aplicar la metodología de diseño conocida como Design Thinking permitiría...

El equipo de la U.N. compartirá en Italia sus estudios sobre la carrera Séptima de Bogotá.

Educación

junio 22 de 2018

La U.N. lleva la carrera Séptima a la Universidad de Bolonia

Tres profesores y un estudiante del Departamento de Arquitectura y Urbanismo de...

El desempleo juvenil en Colombia fue del 18,7 % en primer trimestre de 2018. Foto: Nicolás Bojacá.

Economía & Organizaciones

junio 22 de 2018

Desempleo juvenil, entre la baja oferta laboral y la informalidad

La experiencia como la principal barrera que esgrimen los jóvenes para...

La innovación fue el factor principal para que los trabajos de los docentes participantes fueran aceptados en el congreso internacional.

Educación

junio 22 de 2018

Modelos educativos de la U.N. en Arauca son destacados en Argentina

El juego, los materiales reciclables y la cultura llanera como herramientas de...

La construcción de pluviómetros es una de las actividades realizadas por los niños y jóvenes.

Ciencia & Tecnología

junio 22 de 2018

La U.N. enseña ciencia para colegios de Manizales

Estudiantes de instituciones educativas de esta ciudad construyen pluviómetros...

Los estudiantes esperan crear una empresa que se dedique a la enseñanza de estos conceptos.

Educación

junio 22 de 2018

Bloques de armatodo para aprender conceptos básicos de electricidad

Por medio de una herramienta lúdica denominada ElecLab, los estudiantes de...

Aunque en la actualidad solo se ha recargado alcohol, el sistema permitiría introducir grasas, aceites, pinturas y lacas. Fotos: Santiago Rodríguez/Unimedios

Ciencia & Tecnología

junio 22 de 2018

Recarga de latas prolongaría vida útil de aerosoles

Diseñan mecanismo que permitiría que los envases de aerosol como desodorantes,...