Patrimonio arquitectónico de Bogotá sale del olvido - UNIMEDIOS: Universidad Nacional de Colombia
Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Patrimonio arquitectónico de Bogotá sale del olvido

Construcciones como la sede de la Policía Nacional, el desaparecido Hotel Granada, el Edificio Cubillos –considerado el primer rascacielos de Bogotá gracias a sus ocho pisos–, el Teatro San Jorge o el remate final del Capitolio Nacional, recobran su protagonismo.

Bogotá D. C., 23 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

El edificio que hoy acoge al Museo de la Policía Nacional es obra del arquitecto Alberto Manrique Martín.

Los arquitectos de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX solían combinar actividades como constructores y servidores públicos.

El Grupo de investigación sobre temas de arte y arquitectura en Latinoamérica de la U.N. es coeditor de la obra.

El papel de Alberto Manrique Martín resultó fundamental en la creación de la Sociedad Colombiana de Arquitectos.

La portada del libro es una acuarela de Alberto Manrique Martín.

La consulta del archivo de Alberto Manrique Martín fue fundamental para la edición del libro.

Estas son algunas de las edificaciones más representativas del destacado ingeniero bogotano Alberto Manrique Martín (1891-1968), cuyo legado se fue perdiendo por cuenta del impulso modernizante y de renovación absoluta que tuvo Bogotá a partir de 1950. 

Con la publicación del libro que lleva su nombre comienza una tarea que procura rescatar el legado de arquitectos emblemáticos que había quedado en el olvido. 

El coautor Leopoldo Prieto, estudiante del Doctorado en Arte y Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), destaca que “construir tres edificios durante un mismo periodo (1930-1940) sobre la Avenida Jiménez –que para entonces era la vía más importante de la capital y con el metro cuadrado más caro– da buena cuenta de la relevancia de la obra de Manrique”. 

A pesar de estos hechos tan significativos, durante el periodo siguiente se consideró –de manera equivocada– que este estilo era un paso previo, o de simple transición, a lo que se consideraba como “una buena arquitectura”, lo que dejó de lado a arquitectos que hoy se conocen justamente como “de transición”. 

“La presencia de la arquitecta y crítica Silvia Arango en este libro resulta muy importante, en la medida en que existe una postura autocrítica que implica una revisión, en la que se reconoce que esta arquitectura va más allá de una simple transición”, destaca el profesor Luis Carlos Colón, otro de los autores de esta edición. 

De hecho, aunque todavía se discuten los aportes de la obra de Manrique Martín a la arquitectura, no cabe duda de que su valor histórico es trascendental y muy representativo de diversos estilos y periodos, desde el clásico y neoclásico, hasta un tipo de arquitectura moderna y geometrizante que guarda algunas similitudes con el Art Déco. 

Arquitecto, empresario y profesor 

Alrededor de los años treinta los arquitectos estudiaban primero cuatro años de ingeniería civil para luego cursar otros dos, como especialización, de tal manera que podían ser considerados miembros de una élite de intelectuales con poder de decisión. 

Aunque Manrique Martín es más ingeniero que arquitecto, jugó un papel destacado en la creación de la Sociedad Colombiana de Arquitectos. La profesión ya había sido reconocida como tal hacía más de un lustro en otros países de Latinoamérica. 

También llama la atención que, al igual que muchos otros colegas de su tiempo, supiera combinar su papel de arquitecto, empresario y profesor, de tal manera que a pesar de ser una persona muy conservadora trabajaba para millonarios judíos como Leo Kopp y participaba en proyectos de vivienda para la clase media, por eso hay vestigios de su obra por toda la ciudad. 

Aunque a partir de la década de los años cuarenta Bogotá comienza a crecer de forma muy azarosa haciendo evidentes las dificultades típicas respecto a las desigualdades en el acceso a los servicios y el transporte, Manrique Martín busca contribuir a mejorar este principio de caos en su calidad de ingeniero topógrafo, además de socio de algunos urbanizadores, cuyo papel será determinante en el trazado de barrios obreros. 

El profesor Colón también reconoce la importancia que jugó el ingeniero en el embellecimiento del espacio público, a partir de la siembra sistemática de árboles y la disposición de nuevos monumentos. 

De autoría de Leopoldo Prieto, Silvia Arango, Jorge Ramírez, Luis Carlos Colón, Lena imperio, Hugo Delgadillo y Fernando Carraco, el libro Alberto Manrique Martín es producto de una coedición entre la Sociedad Colombiana de Arquitectos, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y el Grupo de investigación sobre temas de arte y arquitectura en Latinoamérica de la U.N. (Gistal). 

La obra puede ser adquirida en el estand de la Editorial de la U.N. ubicado en el Pabellón 3, nivel 2 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, Filbo 2018.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 470

Otras noticias

La geografía colombiana y de los países que utilizan el fracking difiere bastante, lo que hace prever que varíen las consecuencias de aplicar esta técnica. Foto: Unimedios.

Medioambiente

septiembre 18 de 2020

Fracking en Colombia: incertidumbre y dependencia

Desde perspectivas científicas, médicas y sociales, la práctica del fracking es...

Algunos títulos de la colección estarán por tiempo indefinido, otros no.

Artes & Culturas

septiembre 18 de 2020

Retina Latina expone producción de la Escuela de Cine y Televisión

La reconocida plataforma de cine latinoamericano, en alianza con ministerios...

La permanencia de los ETCR apunta a proyectos más grandes de transición a la vida civil. Fotos: Grupo de Investigación Procesos Urbanos en Hábitat, Vivienda e Informalidad.

Ciudad & Territorio

septiembre 18 de 2020

Territorios para reincorporados deben ir de la mano con los POT

Para reubicar a los excombatientes físicamente en la vida civil, no basta con...

La investigación propone un método para extraer aceites de semillas de papaya, tomate de árbol y guanábana. Fotos: Daniela Dorado - UNAL Sede Manizales.

Medioambiente

septiembre 18 de 2020

Solventes green optimizan extracción de aceites de semillas

Con técnicas de bajo impacto ambiental se extraen aceites de semillas de...

Las aplicaciones de fertilizantes se deben hacer antes de que empiece la floración. Fotos: investigadores del proyecto.

Desarrollo Rural

septiembre 18 de 2020

La hoja que revela el estado nutricional de la piña

La hoja D, la más joven y larga entre las de mayor edad en la piña de variedad...

El bilingüismo no afecta y, por el contrario, ayuda a niños con trastornos del lenguaje.

Salud

septiembre 18 de 2020

Trastornos del lenguaje se deben monitorear en todas las edades

Aunque la identificación temprana de alguna anomalía en el desarrollo del...

Los memes en la comunidad “Seguidores de la Grasa” son una forma de demostrar su postura “políticamente incorrecta”. Fotos: Jack Henríquez.

Artes & Culturas

septiembre 18 de 2020

Memes de internet, identidad de la cibercultura

La postura, la resonancia, el humor negro, la apropiación, la capacidad de...

Las “ollas” y sus problemas de microtráfico son, en parte, el resultado del abandono en políticas públicas de los habitantes de calle. Fotos: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

septiembre 18 de 2020

Renovación urbana no tiene en cuenta a los habitantes de calle

Una de las principales consecuencias que dejan tales procesos es que estas...

Bienes disponibles en el hogar podrían aportar un ingreso adicional para el propietario. Fotos: Unimedios.

Economía & Organizaciones

septiembre 17 de 2020

Economía colaborativa ayudaría a paliar la crisis

Desde un taladro hasta un celular, los bienes de consumo tienen un costo de...

Esquema metodológico de estimación de emisiones y producción. Fotos: Jesús David Martínez - UNAL Sede Manizales.

Desarrollo Rural

septiembre 17 de 2020

Cambios en la dieta bovina reduciría emisiones de metano

El contenido proteico se puede tratar con ácidos y calor para reducir la...