Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Ciudad & Territorio

Patrimonio arquitectónico de Bogotá sale del olvido

Construcciones como la sede de la Policía Nacional, el desaparecido Hotel Granada, el Edificio Cubillos –considerado el primer rascacielos de Bogotá gracias a sus ocho pisos–, el Teatro San Jorge o el remate final del Capitolio Nacional, recobran su protagonismo.

Bogotá D. C., 23 de abril de 2018Agencia de Noticias UN-

El edificio que hoy acoge al Museo de la Policía Nacional es obra del arquitecto Alberto Manrique Martín.

Los arquitectos de finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX solían combinar actividades como constructores y servidores públicos.

El Grupo de investigación sobre temas de arte y arquitectura en Latinoamérica de la U.N. es coeditor de la obra.

El papel de Alberto Manrique Martín resultó fundamental en la creación de la Sociedad Colombiana de Arquitectos.

La portada del libro es una acuarela de Alberto Manrique Martín.

La consulta del archivo de Alberto Manrique Martín fue fundamental para la edición del libro.

Estas son algunas de las edificaciones más representativas del destacado ingeniero bogotano Alberto Manrique Martín (1891-1968), cuyo legado se fue perdiendo por cuenta del impulso modernizante y de renovación absoluta que tuvo Bogotá a partir de 1950. 

Con la publicación del libro que lleva su nombre comienza una tarea que procura rescatar el legado de arquitectos emblemáticos que había quedado en el olvido. 

El coautor Leopoldo Prieto, estudiante del Doctorado en Arte y Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), destaca que “construir tres edificios durante un mismo periodo (1930-1940) sobre la Avenida Jiménez –que para entonces era la vía más importante de la capital y con el metro cuadrado más caro– da buena cuenta de la relevancia de la obra de Manrique”. 

A pesar de estos hechos tan significativos, durante el periodo siguiente se consideró –de manera equivocada– que este estilo era un paso previo, o de simple transición, a lo que se consideraba como “una buena arquitectura”, lo que dejó de lado a arquitectos que hoy se conocen justamente como “de transición”. 

“La presencia de la arquitecta y crítica Silvia Arango en este libro resulta muy importante, en la medida en que existe una postura autocrítica que implica una revisión, en la que se reconoce que esta arquitectura va más allá de una simple transición”, destaca el profesor Luis Carlos Colón, otro de los autores de esta edición. 

De hecho, aunque todavía se discuten los aportes de la obra de Manrique Martín a la arquitectura, no cabe duda de que su valor histórico es trascendental y muy representativo de diversos estilos y periodos, desde el clásico y neoclásico, hasta un tipo de arquitectura moderna y geometrizante que guarda algunas similitudes con el Art Déco. 

Arquitecto, empresario y profesor 

Alrededor de los años treinta los arquitectos estudiaban primero cuatro años de ingeniería civil para luego cursar otros dos, como especialización, de tal manera que podían ser considerados miembros de una élite de intelectuales con poder de decisión. 

Aunque Manrique Martín es más ingeniero que arquitecto, jugó un papel destacado en la creación de la Sociedad Colombiana de Arquitectos. La profesión ya había sido reconocida como tal hacía más de un lustro en otros países de Latinoamérica. 

También llama la atención que, al igual que muchos otros colegas de su tiempo, supiera combinar su papel de arquitecto, empresario y profesor, de tal manera que a pesar de ser una persona muy conservadora trabajaba para millonarios judíos como Leo Kopp y participaba en proyectos de vivienda para la clase media, por eso hay vestigios de su obra por toda la ciudad. 

Aunque a partir de la década de los años cuarenta Bogotá comienza a crecer de forma muy azarosa haciendo evidentes las dificultades típicas respecto a las desigualdades en el acceso a los servicios y el transporte, Manrique Martín busca contribuir a mejorar este principio de caos en su calidad de ingeniero topógrafo, además de socio de algunos urbanizadores, cuyo papel será determinante en el trazado de barrios obreros. 

El profesor Colón también reconoce la importancia que jugó el ingeniero en el embellecimiento del espacio público, a partir de la siembra sistemática de árboles y la disposición de nuevos monumentos. 

De autoría de Leopoldo Prieto, Silvia Arango, Jorge Ramírez, Luis Carlos Colón, Lena imperio, Hugo Delgadillo y Fernando Carraco, el libro Alberto Manrique Martín es producto de una coedición entre la Sociedad Colombiana de Arquitectos, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural y el Grupo de investigación sobre temas de arte y arquitectura en Latinoamérica de la U.N. (Gistal). 

La obra puede ser adquirida en el estand de la Editorial de la U.N. ubicado en el Pabellón 3, nivel 2 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, Filbo 2018.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 470

Otras noticias

Las reflexiones se dieron en el foro “(De) codificando el futuro: ¿se sabe renovar lo académico y lo digital?”.

Educación

noviembre 26 de 2020

Renovación digital, la nueva realidad de las universidades

La necesidad de adaptar los currículos a una realidad en la que se mezclará lo...

Cada cuadro azul es la posición de la cámara al tomar cada foto. Foto: Museo de Historia Natural UNAL.

Ciencia & Tecnología

noviembre 26 de 2020

Artrópodos saltan a la realidad aumentada

Un trilobites –clase de artrópodo que dominó el planeta hace unos 300 millones...

Los Premios Portafolio 2020 otorgaron un reconocimiento especial al manejo de cuidado crítico de pacientes del programa TeleUCI Solidaria. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

noviembre 26 de 2020

Programa TeleUCI, galardonado por Portafolio

Gracias al manejo de cuidado crítico de pacientes del Programa TeleUCI...

Faltan mecanismos de detección temprana, que ayudarían a reducir el riesgo y a tomar decisiones más acertadas en cuanto al tratamiento. Foto: Archivo Unimedios.

Salud

noviembre 26 de 2020

Tratamientos contra cáncer generan riesgos en pacientes con tuberculosis

Los fármacos suministrados para tratar el cáncer ponen en mayor riesgo a...

Estanques con tecnología biofloc implementados con apoyo de la División de Extensión de la UNAL Sede Orinoquia y el Programa Mundial de Alimentos (WFP). Fotos: División de Extensión UNAL Sede Orinoquia.

Desarrollo Rural

noviembre 26 de 2020

Piscicultura con tecnología biofloc se fortalece en Arauca

Estos sistemas, que utilizan microorganismos para aprovechar la acumulación de...

La Guía de fauna se desarrolló en el marco de la cátedra Ingenio, Ciencia, Tecnología y Sociedad, de la UNAL. Foto: Cortesía Ana Camila Beltrán.

Medioambiente

noviembre 26 de 2020

Guía de fauna impulsa ecoturismo en Yondó

Ñeques, guaguas, micos de noche caribeña, churucos ocelotes y paujil de pico...

Los campesinos de la Redmac en el Valle no cuentan con un lugar estable para comercializar sus productos. Fotos: Unimedios.

Desarrollo Rural

noviembre 26 de 2020

Red agroecológica se abre paso con formas de organización propias

Estrategias tecnológicas, mercadeo local de ciclo corto, venta directa sin...

El software diseñado genera alertas tempranas a las entidades bancarias, antes de que se genere el fraude.

Ciencia & Tecnología

noviembre 26 de 2020

Software enviaría alertas para combatir fraudes en bancos

Por medio de redes neurales, esta herramienta tecnológica determinaría si la...

El foro “Amazonia: desigualdades, crisis y COVID-19”, fue organizado por Unimedios y la Sede Amazonia de la UNAL.

Salud

noviembre 25 de 2020

Comunidades del Amazonas ayudaron a manejar crisis de COVID-19

El uso de medicina tradicional, el papel de los guardias indígenas y las...

Política & Sociedad

noviembre 25 de 2020

JEP afronta grandes retos ante macrocaso de desplazamiento forzado

Con la llegada de la segunda ronda de priorización de la JEP, en la que se...