Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Parque Cahuinarí requiere más servicios que dinero

Debido a las condiciones particulares de los pueblos indígenas miraña y bora, que habitan en el Parque Nacional Natural Cahuinarí, en el Putumayo, es necesario que el pago por servicios ambientales (PSA) que reciban responda a las necesidades de su plan de vida.

Bogotá D. C., 08 de agosto de 2017Agencia de Noticias UN-

La vegetación es bosque húmedo tropical y no ha sido alterada en forma significativa por la acción humana. (Foto: Julia Miranda Londoño / parquesnacionales.gov.co).

Después de varios años de diálogo se desarrollaron y aprobaron normas y acuerdos para el manejo del territorio. (Foto: Rodrigo Durán / parquesnacionales.gov.co).

La tortuga Charapa es uno de los símbolos del parque. (Foto: Rodrigo Durán / parquesnacionales.gov.co).

Se busca conservar el ecosistema y las costumbres de los pueblos indígenas. (Foto: Rodrigo Durán / parquesnacionales.gov.co).

Los pobladores cuidarían el territorio al tiempo que fortalecerían su proyecto de vida. (Foto: Rodrigo Durán / parquesnacionales.gov.co).

El PSA es un incentivo a la conservación –por medio de una suma de dinero– que recibe la persona o comunidad que preserve un territorio en particular de parte de las personas que se beneficien de los servicios ecosistémicos o del Estado en su representación. 

Según explica Olga Lucía Albarracín, candidata a magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), con este mecanismo se podría evitar, por ejemplo, que las personas a cargo del territorio talen los árboles o modifiquen el ecosistema para utilizar el terreno en actividades económicas (agricultura, ganadería, etc.) que puedan deteriorar los recursos naturales. 

Sin embargo, el PSA establecido por el Ministerio de Ambiente en el decreto 870 del 25 de mayo de 2017, puede no ser aplicable de la misma forma en todos los contextos. 

Ante esto, la investigadora Albarracín analizó qué tan efectivo resultaría este esquema en el Parque Nacional Natural Cahuinarí para financiar su conservación. 

Un esquema típico de PSA incluye a los beneficiarios de los servicios ecosistémicos, las personas que generan el beneficio, y un mecanismo de monitoreo encargado de verificar que se esté llevando a cabo la conservación y también gestionar el pago. 

No obstante, además de estos elementos básicos, la investigadora identificó otras condiciones que, en el caso del Parque Cahuinarí, podrían ser cuellos de botella. 

Servicios por servicios 

Por ejemplo, no sería apropiado que las poblaciones indígenas recibieran la retribución por su gestión de conservación en dinero, ya que para ellos este tiene una connotación especial:  lo consideran como un elemento que no debe acumularse, porque puede traer malas consecuencias. 

En este caso, convendría un esquema de servicio por servicio. Estas dos comunidades ya han identificado dentro de su plan de vida sus principales necesidades: educación ambiental, etnoeducación y servicios médicos (medicina tradicional y occidental), entre otros. 

“En el acuerdo, ellos pueden continuar con la gestión del parque, y el Estado, como representante de los beneficiarios de la conservación, en vez de entregarles dinero, puede pagarles a los proveedores de los servicios que las comunidades necesitan”, puntualizó la investigadora Albarracín. 

Proveer los maestros para la educación bilingüe, suplir medicinas, o transportar a los pacientes hasta las cabeceras municipales, son algunos de los servicios que recibirían en forma de pago. Así, se haría un reconocimiento a su gestión, al tiempo que se fortalece su plan de vida. 

Además, se evitaría otro riesgo: el “cambio de motivación”, que se refiere a que las personas solo conserven el territorio por dinero. “De ser así, también se estaría destruyendo un sistema cultural y de valores que, de hecho, ya se ha deteriorado”, comenta la investigadora. 

Este esquema del PSA también debe tener en cuenta que la negociación sea equilibrada y determinar cómo se hará la medición de los servicios ecosistémicos. 

Vale mencionar que el 98 % del Parque Cahunarí es territorio indígena titulado, y si bien aún no tiene mucha presión por sus recursos naturales, sí existen influencias de la minería, y el siglo pasado se presentó cacería de especies para comercio de pieles y cauchería. 

El Parque tiene un régimen especial de manejo en el que funcionan dos autoridades: Parques Nacionales Naturales de Colombia y la autoridad indígena –que es la autoridad ambiental en su territorio–, lo que ha implicado una relación de confianza mutua, y un trabajo conjunto y coordinado entre ambas partes, para hacer efectiva la conservación del Parque. 

Todos estos factores deben ser tenidos en cuenta, ya que el lugar es un gran refugio de fauna (73 especies) y flora (72 especies) que mantiene una gran parte de bosque intacto, por lo que uno de sus principales servicios es la captura de carbono.

(Por: Fin/VC/MLA/MS
)
N.° 233

Otras noticias

Baja satisfacción vital y cansancio emocional pueden alterar el rendimiento académico. Fotos: archivo Unimedios

Salud

abril 26 de 2019

Terapias grupales reducirían fatiga emocional de universitarios

Baja satisfacción vital y cansancio emocional, derivados de múltiples orígenes,...

El lanzamiento del libro se realizó en el marco de la 31ª edición de la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo). Fotos: Luis Palacios – Unimedios

Artes & Culturas

abril 25 de 2019

La revolución en marcha de López Pumarejo sigue vigente en el siglo XXI

Así lo señaló el reconocido abogado Álvaro Tirado Mejía, quien presentó la...

Para pasturas de kikuyo a 2.500 m en Ubaté, sin fertilización, el tiempo adecuado de cosecha estaría entre 4 y 5 hojas por rebrote. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

abril 25 de 2019

Calidad de biomasa del kikuyo se mide por número de hojas

El tiempo adecuado de cosecha para pasturas de kikuyo a 2.500 msnm, en la...

Los individuos cuyo hueso frontal presenta un mayor grosor son de las regiones Pacífico y Caribe. Fotos: archivo particular.

Ciencia & Tecnología

abril 25 de 2019

Habitantes de las costas colombianas tienen el cráneo más grueso

Una muestra de 136 cadáveres sometidos a craneometría demostró que los...

La Orinoquia tiene hoy poca representatividad en el sistema de parques en Colombia. Fotos: archivo Unimedios.

Medioambiente

abril 25 de 2019

Extractivismo amenaza vegetación de la Orinoquia

En una zonificación de las amenazas a la vegetación de las áreas que se...

Muchos colombianos ignoran qué se necesita para donar órganos y cuál es el procedimiento a seguir. Foto: Agencia de Noticias - Unimedios.

Salud

abril 25 de 2019

Donación de células madre, un tema aún desconocido en Colombia

Más del 70 % de las 400 personas encuestadas en un estudio no conoce los...

El estand de la U.N. es uno de los más llamativos en la Filbo, que estará abierta al público desde este 24 de abril y hasta el 6 de mayo.

Educación

abril 24 de 2019

FOTOGALERÍA: La U.N. renueva su estand en la Feria del libro

Con más espacios disponibles, el estand de la Universidad Nacional de Colombia...

Proyecto productivo de comercialización de cachama en La Macarena, vereda La Cristalina. Fotos: Cristian Murcia, magíster en Seguridad Alimentaria y Nutricional de la U.N.

Desarrollo Rural

abril 24 de 2019

Sustitución de cultivos ilícitos contribuiría a soberanía alimentaria

La implementación del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos...

El tomate es una de las hortalizas de mayor producción en el mundo. Foto: archivo-Unimedios

Desarrollo Rural

abril 24 de 2019

Raza dos de Fusarium oxysporum ataca el tomate en Colombia

La identificación de esta raza del hongo Fusarium oxysporum forma especial...

En el juego lógico los niveles aumentan su dificultad gradualmente. Fotos: Angie García, estudiante de Diseño Industrial U.N. Sede Palmira.

Educación

abril 24 de 2019

Juego con láser trata déficit de atención en niños

Laslab es la herramienta terapéutica que ayuda a que los niños de entre 6 y 8...