Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Obras en el Magdalena arriesgan sustentabilidad del río

Antes de invertir miles de millones de pesos en el uso intensivo del principal sistema fluvial del país, tal como se tiene previsto con el contrato firmado con Navelena (envuelta en el escándalo de corrupción de Odebrecht), es recomendable pensar en cómo desarrollar acciones para garantizar la sustentabilidad del río por un periodo más largo.

Bogotá D. C., 23 de marzo de 2017Agencia de Noticias UN-

Desconocer el comportamiento natural de ríos como el Magdalena lleva al deterioro de los sistemas naturales.

Vista de un sector del río Magdalena en aguas bajas y periódico de inundación extrema. Nótese la importancia de considerar el río como un sistema natural.

No se pueden pasar por alto los supuestos manejos de corrupción por parte de Odebrecht sobre el proyecto de navegabilidad del río Magdalena.

La alta presión que los colombianos realizan en el río Magdalena lo vuelven un sistema fluvial vulnerable para generaciones futuras.

El cauce activo del río Magdalena —con más de 1.500 km de longitud— presenta desde su nacimiento toda una diversidad de formas.

Para el profesor Germán Vargas Cuervo, del Departamento de Geografía de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), desconocer el comportamiento natural de ríos como el Magdalena lleva al deterioro de los sistemas naturales.

“Cada sector productivo se aproxima a él a partir de sus intereses, aunque las acciones u obras que realizan ponen en riesgo su sostenibilidad. El despropósito más reciente que se pretende es el proyecto de navegabilidad”, señala el docente en un artículo de análisis publicado en la reciente edición de UN Periódico.

Según el experto, esa iniciativa no busca recuperar la navegabilidad, pues siempre ha existido, sino el aumento de la capacidad de carga con embarcaciones que muevan entre 800 y 1.000 millones de toneladas/año. Para ello, es necesario transformar el canal navegable en cerca de 600 km. Solo entre Puerto Salgar y Barrancabermeja está contemplada la ejecución de 168 obras hidráulicas rígidas que incluyen 82 diques direccionales, 43 diques de alineamiento y 43 revestimientos.

“El mayor efecto ambiental de estas obras es que estarían modificando la movilidad natural del cauce activo y los procesos dinámicos y bióticos en el lecho mayor, las llanuras de inundación y las ciénagas asociadas”.

Para el profesor Vargas, es muy importante que los colombianos comprendan que tratar de controlar los cauces activos o cuerpos de agua sin estudios técnicos adecuados provoca grandes daños, pues evita su dinámica o movilidad propia.

Por otro lado, afirma, no se pueden pasar por alto los supuestos manejos de corrupción por parte de Odebrecht sobre el proyecto, dinero que seguramente iría en detrimento de los estudios a realizar y los manejos ambientales de las obras proyectadas. 

Sistema natural 

El profesor Vargas Cuervo señala que cuando se hace mención al río se hace referencia al cuerpo de agua, conocido técnicamente como “cauce activo”. Sin embargo, los cauces fluviales representan un sistema natural en el que interactúan varios componentes fundamentales que son: cauce activo, lecho o cauce mayor, dique aluvial, llanura de inundación, ciénagas y delta.

“El cauce activo representa el cuerpo de agua en un momento determinado; puede contener islas fluviales, y barras y playas de arenas. Puede desarrollar diferentes formas de acuerdo con sus condiciones hidrológicas y sedimentológicas de un solo cauce de forma rectilínea, sinuosa o meándrica, o en varios cauces o brazos de formas tabulares (dos brazos paralelos), formas trenzadas o anastomosadas con varios brazos que se cruzan entre sí”.

Al respecto, es importante recordar que el cauce activo del río Magdalena —con más de 1.500 km de longitud— presenta desde su nacimiento toda una diversidad de formas, con anchos que van desde unos pocos metros en su nacimiento hasta 1.800 m en aguas bajas y 2.700 m en aguas altas.

Según el docente, en cuencas medias y bajas dicho cauce necesita movilidad para mantener su equilibrio hidrosedimentológico e hidráulico.

No aguanta más presión 

Otros aspectos importantes en relación con la sustentabilidad del río se relacionan con el hecho de que en la actualidad existen cerca de 950 títulos mineros legales, sin contar con las concesiones temporales, en especial para la extracción de materiales de construcción (arcillas, limos, arenas, gravas) con fines de apoyo a las obras de infraestructura y los planes de vivienda social.

Según el profesor Vargas,  si bien estos propósitos sirven para fomentar el desarrollo del país, es importante valorar en conjunto los impactos ambientales que se están dando sobre el sistema natural con efectos sobre los cambios morfológicos de los cauces, que producen cambios de los regímenes de sedimentación y erosión, desbordes, rompederos e inundaciones.

“De igual manera, en el área de influencia del río Magdalena se presentan 18 departamentos y 726 municipios, 115 de los cuales tienen sus cabeceras en el lecho mayor del río”.

En ese sentido, expresa el docente, la afectación realizada por los habitantes de esas zonas por sus necesidades de agua potable y el vertimiento de aguas residuales marcan un deterioro constante de este recurso hídrico, y los riesgos por inundaciones y desbordes en estas poblaciones mal ubicadas dentro del lecho mayor.

Otro aspecto legal, incluido dentro del análisis, es evaluar la ronda hídrica. El Decreto Ley 2811 de 1974, por medio del cual se expidió el Código Nacional de Recursos Renovables, establece en su artículo 83, que “son bienes inalienables e imprescriptibles del Estado, entre otros, […] la del cauce permanente de ríos y lagos, hasta de treinta metros de ancho […]”. Esta medida resulta inadecuada si se considera el río como un sistema natural, en el cual el cuerpo de agua es solo un elemento.

Para el experto, los anteriores ejemplos llaman la atención sobre la alta presión que los colombianos estamos realizando en el río Magdalena, y que lo vuelven un sistema fluvial vulnerable para generaciones futuras.

“Las entidades gubernamentales, la academia y la sociedad en general deben tomar acciones claras y eficaces para evaluar conjuntamente todos sus impactos y establecer medidas de restauración y conservación ambiental”.

Lea el artículo completo en UN Periódico

(Por: fin/UNP-GVC/dmh/MAFB
)
N.° 465

Otras noticias

El Nobel de Física 1997, William D. Phillips, en la rueda de prensa convocada por la U.N.

Ciencia & Tecnología

mayo 23 de 2017

¿Cómo enfriar átomos y obtener el reloj más preciso del mundo?

El enfriamiento de átomos logrado por el premio Nobel de Física (1997) Willian...

El estudio se centró en los proyectos hidroeléctricos del país (mayores de 400 megavatios) en el período 2010 - 2020.

Economía & Organizaciones

mayo 23 de 2017

Los juicios expertos tienden al sesgo en decisiones ambientales

Uno de los requisitos para llevar a cabo megaproyectos con impacto ambiental es...

<i>T. diversifolia</i> es una planta de forraje multipropósito que sirve para la alimentación de animales. Fotos: Vilma Amparo Holguín Castaño

Ciencia & Tecnología

mayo 23 de 2017

Bacterias, alternativa para ensilado de alimentación de ovinos

Durante ensayos, el lactobacillus identificado como T735 demostró que tiene un...

Los altos valores nutricionales de la quinua la convierten en un producto de consumo diario.

Desarrollo Rural

mayo 23 de 2017

Mejoran comercialización de productos de quinua en Guasca

Como proyecto de la asignatura Taller de Proyectos Interdisciplinarios (TPI),...

Para las Farc y el ELN el desminado humanitario es un paso esencial en Derecho Internacional Humanitario. Foto: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

mayo 23 de 2017

Dos guerrillas, un país

Una mirada comparada a los procesos de las Farc y el ELN, elaborada por Daniel...

La aplicación se financiará gracias a una cuota que pagarán las veterinarias y tiendas interesadas.

Ciencia & Tecnología

mayo 23 de 2017

Petcare, le indica dónde atienden mejor a sus mascotas

Desde veterinarias hasta tiendas y guarderías especializadas, es posible...

En el Hospital Universitario Nacional de Colombia se han llevado a cabo 15.475 intervenciones.

Salud

mayo 23 de 2017

La U.N., protagonista del desarrollo de la medicina en Colombia

Actualmente, el Hospital Universitario Nacional de Colombia continúa con el...

Los octocorales también son llamados abanico, látigo o pluma de mar.

Ciencia & Tecnología

mayo 23 de 2017

Octocorales del Caribe colombiano tienen potencial antiviral

En este tipo de coral blando –también llamado abanico, látigo o pluma de mar–...

Las EPS enfrentan un cuello de botella a la hora de hacer los suministros.

Salud

mayo 22 de 2017

Tutelas enfrentan a Minsalud y a proveedores de medicamentos

Aunque en términos absolutos el aumento de tutelas hasta 2016 era del 9 %,...

En el país se consumen unas 400.000 hectáreas de bosque al año.

Medioambiente

mayo 22 de 2017

Colombia, camino a un desierto

Este es el escenario que le espera al país en 120 años si se mantiene la tasa...