Escudo de la República de Colombia

Salud

Musicoterapia, un alivio para víctimas del conflicto armado

Conformado por tres líneas de profundización –educación, clínica y comunitaria–, el programa académico de la Maestría en Musicoterapia viene trabajando con jóvenes de las comunidades de Bosa y Soacha que fueron víctimas del conflicto armado, para restablecer su bienestar.

Bogotá D. C., 21 de noviembre de 2016Agencia de Noticias UN-

La Musicoterapia contribuye a la apertura de canales de comunicación, de expresión individual, de integración social y desarrollo intra e interpersonal.

En la Antigüedad ningún rito tenía eficacia si no iba acompañado de cantos y sonidos.

Esta disciplina abarca una amplia gama de prácticas clínicas que dependen del encuadre y de la orientación del terapeuta musical.

El creciente desarrollo de la Musicoterapia a partir de la medicina –y después también de la psicología y la pedagogía musical– es resultado de muchos años de experiencia.

La Musicoterapia es un proceso sistemático de intervención en el cual el terapeuta ayuda al usuario a alcanzar un mejor estado de salud utilizando experiencias musicales.

El programa, diseñado para ser un vehículo que facilite su expresión interior, hace énfasis en aspectos sociológicos que les permitan verse a sí mismos, y en relación con las demás personas de su comunidad, a partir de un trabajo que considera en especial aspectos culturales.

La profesora Carmen Barbosa, quien está a cargo de la Maestría, expresa que comunicar desde la música su angustia y estrés conducirá al joven a un proceso de concientización que se va dando en forma paulatina, con el fin de recuperar su bienestar general.

“La Musicoterapia comunitaria nace vinculada a diversas problemáticas sociales, con el fin de ver la mejor manera en que esta puede contribuir a la resolución de conflictos y otros problemas que se abordan desde la perspectiva clínica, puesto que no necesariamente debe existir una enfermedad”, destaca Nicolás Soto, magíster en Musicoterapia.

Uno de los objetivos del programa es lograr que después de 25 sesiones, en promedio, las personas puedan relacionarse de otro modo con aquellas que forman parte de su entorno, gracias a la acción musicoterapéutica de enfoque comunitario, sin distinción entre víctimas o victimarios, amigos o enemigos.

Como las sesiones de Musicoterapia comunitaria se adelantan en un lugar común a todos, resulta difícil saber quién formó parte de qué grupo en el pasado.

La Ciudadela Educativa de Bosa, por ejemplo, es un complejo que cuenta con más de 8.000 estudiantes entre quienes se encuentran hijos de desplazados e incluso de algunos reinsertados, seleccionados en forma aleatoria, de tal manera que después es posible observarlos jugando juntos, haciendo música, dejando atrás las diferencias entre unos y otros.

A partir de aspectos como el ritmo, el movimiento corporal y las canciones, los participantes van tejiendo una nueva forma de relacionarse que después se materializa en una composición musical.

“Dentro de este contexto hay una palabra muy importante que es musicar, que sería el equivalente a danzar, puesto que se trata de una experiencia que surge en un contexto creativo de improvisación”, explica Jose Antonio Urrea, también magíster en Musicoterapia.

No se trata solo de cantar, precisa la maestra Carmen Barbosa, puesto que detrás hay toda una metodología y estrategias de carácter sociológico y científico, algunos de cuyos componentes fueron evidenciados en una experiencia de similares características que tuvo lugar en el ”Campamento por la paz”, ubicado en la Plaza de Bolívar, cuya intervención se llevó a cabo un día para darle voz a la comunidad a través de la música.

“Durante ese proceso se realizaron diferentes actividades y experiencias relacionadas con la expresión a partir de la voz, los instrumentos y el cuerpo, de manera que se pudiera llegar naturalmente a una creación colectiva que no se produce de un momento a otro porque obedece a una planeación y unos objetivos terapéuticos propuestos con anterioridad”, puntualiza Nicolás Soto.

Dado que cada persona es distinta, no se trata de llegar con una cartilla mágica de fórmulas preconcebidas, sino que durante el trabajo en terreno los musicoterapeutas deben considerar las individualidades con el fin de identificar y precisar otros problemas que se quieran solucionar en las sesiones, o de manera inmediata.

El musicoterapeuta debe tener una gran creatividad y capacidad de observación y manejo comunicacional a través de la expresión artística, puesto que debe reconocer todos aquellos aspectos que van surgiendo durante el proceso, para establecer un vínculo real entre arte, ciencia y terapia, a partir de lo que las personas expresan a través de la música, de manera que puedan usar este recurso sin presencia del terapeuta.

(Por: Fin/JCM/MLA/LOF
)
N.° 930

Otras noticias

En los mapas de los años setenta se observa que la deforestación y los cultivos ilegales aumentaron en zonas en las que se adelantaban los proyectos gubernamentales. (Foto: El Tiempo)

Medioambiente

marzo 30 de 2017

Cultivos de coca no son los mayores causantes de la deforestación

Una investigación en los bosques del Amazonas de Colombia, Perú y Bolivia...

Edilma Castro, presidenta de la Corporación Artesanal Musa del Paraíso, realiza una de sus artesanías.

Artes & Culturas

marzo 30 de 2017

Residuos de plátano se vuelven arte

En Tame, municipio del suroccidente de Arauca, un grupo de mujeres cabeza de...

Adultos de <i>Diaphorina citri</i>, micosados encontrados en campo. fotos: Magíster Yenmy Ramos

Desarrollo Rural

marzo 30 de 2017

Hongos facilitarían control biológico de plaga en cítricos

Al identificar hongos entomopatógenos que causan la muerte del insecto que...

Buscan aumentar la vida útil de los implantes metálicos.

Ciencia & Tecnología

marzo 30 de 2017

Compuesto de hueso de cerdo haría más resistentes implantes en humanos

El recubrimiento con hidroxiapatita (HAp), constituyente inorgánico principal...

La concentración de la riqueza aumenta cada vez más en el país.

Economía & Organizaciones

marzo 30 de 2017

La riqueza, cada vez más concentrada en Colombia

En los últimos años no ha dejado de aumentar el porcentaje de participación en...

En compañía del economista Mauricio Rodríguez Múnera, el doctor José Félix Patiño hizo un recorrido por la biblioteca donada por él a la U.N. (Foto: Nicolás Bojacá)

Educación

marzo 29 de 2017

Biblioteca José Félix Patiño cuenta la historia del ex rector

Los libros, archivos y objetos que forman parte de su reciente donación a la...

Los cultivos de banano representan el 75 % del área cultivada en el país.

Desarrollo Rural

marzo 29 de 2017

Sigatoka negra, bajo control en el Urabá colombiano

La plaga de sigatoka negra, que aún afecta a los cultivos de banano en Caldas,...

Ciencia & Tecnología

marzo 29 de 2017

UN Anita permite calcular la vida remanente de los transformadores

El dispositivo, creado en la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede...

Una hembra saltamontes madura puede producir alrededor de 400 huevos en su vida fértil. Fotos: doctora Martha Liliana Bonilla.

Ciencia & Tecnología

marzo 29 de 2017

Proteínas controlarían reproducción de saltamontes

Conocer las proteínas que influyen en el éxito reproductivo del saltamontes...

Imágenes del filme <em>Venena Bibas</em> Fotos: Cortesía realizadores UnalFest 2017

Artes & Culturas

marzo 29 de 2017

UnalFest 2017 llega a seis salas de cine de Bogotá

Los conflictos de sexualidad en un ambiente religioso, la pasión del fútbol,...