Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Movimientos sociales se fortalecen con negociaciones de paz

Tras las multitudinarias movilizaciones de organizaciones como Marcha Patriótica y el Congreso de los Pueblos en 2010, que repercutirían en los paros campesinos de 2012 y 2013, comenzó un renacer de estos movimientos a la par con las conversaciones de paz en La Habana.

Bogotá D. C., 12 de septiembre de 2017Agencia de Noticias UN-

El fin del conflicto armado permitirá que existan mejores condiciones para que se desarrolle el conflicto social.

Hasta ahora, el Estado colombiano no ha sido efectivo para combatir las antiguas estructuras paramilitares.

El lanzamiento de Poder(es) en movimiento(s) tuvo lugar en la Librería Casa Tomada de Bogotá.

El libro está dirigido a un público especializado y a las personas que integran a los movimientos sociales.

Marcha Patriótica y Congreso de los Pueblos se han convertido en plataformas articuladoras de diversos sectores.

Se espera que tras la firma de los acuerdos de paz se abran nuevos espacios de participación política.

“Comenzamos a analizar estos entrecruzamientos en el entendido de que la Mesa de La Habana no era de las FARC, sino de la sociedad colombiana, de tal manera que deberíamos entender que los acuerdos tenían un carácter mucho más amplio”, explica Carolina Jiménez, Coordinadora de la Maestría en Estudios Políticos Latinoamericanos de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

El análisis de estos movimientos fue abordado en El libro Poder(es) en movimiento(s). Procesos y dinámicas reconstituyentes en Colombia durante el siglo XXI, presentado en la Librería Casa Tomada y producto del trabajo desarrollado por profesores del Departamento de Ciencia Política y un equipo de trabajo conformado por estudiantes de la Maestría en Estudios Políticos Latinoamericanos y del pregrado en Ciencia Política.

Si bien la agenda que se desarrollaba en Cuba no era la misma de los movimientos populares, sí contribuyó a generar una serie de transformaciones importantes en la medida que definió diferencias más claras respecto a la guerrilla, que ahora hacen menos viable una ofensiva militar contra estos movimientos.

Gracias a una negociación que contempló aspectos relacionados con la reforma de tierras, régimen político y la conformación de una comisión de la verdad que determinará quiénes son los verdaderos responsables de la guerra, se prevé que las organizaciones sociales puedan realizar su actividad política con menos posibilidades de criminalización o victimización, así como con mayores perspectivas de consolidarse.

Cumplimiento a medias

No obstante que el asesinato de líderes sociales continúa en buena parte del territorio colombiano, el desmantelamiento de toda estructura criminal -contemplada en los acuerdos- será una garantía para avanzar en este sentido, aunque también demuestra que no se ha logrado su implementación de manera efectiva.

“Hay más de mil insurgentes presos que ya deberían haber salido, las zonas transitorias veredales de normalización no cuentan con la infraestructura adecuada y hay demoras en la implementación por la vía fast track”, explica la profesora Jiménez, quien llama la atención sobre la situación que se vive en poblaciones como Tumaco por cuenta de la actividad de organizaciones paramilitares.

Si se avanzara de una manera más rápida y efectiva se generarían condiciones apropiadas para que los movimientos sociales puedan desplegar su actividad política, agrega.

¿Hacia una izquierda articulada?

Pese a que desde la perspectiva de la docente no se debe plantear que necesariamente el conjunto del movimiento popular se sumará al proyecto político de la Fuerza Alternativa Revolucionaria de Común (Farc), sí es necesario que comiencen a discutir unas dinámicas de articulación del movimiento popular con un horizonte de transformación social.

“Es importante reconocer que la Farc es parte del movimiento popular, en la medida que se trata de un movimiento insurgente que hace su tránsito hacia la política, con el fin de favorecer a los sectores sociales que han resultado menos favorecidos”, destaca la docente, además de prever la generación de nuevos espacios de diálogo entre los diferentes integrantes del movimiento social.

Mientras que los movimientos insurgentes tienen una tradición rural y campesina, los sociales presentan un componente urbano que ha introducido nuevos temas de debate vinculados a la agenda de sectores que tradicionalmente han sido vulnerados: mujeres y comunidad LGBTI.

(Por: Fin/JCMG/MLA
)
N.° 429

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...