Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Ciencia & Tecnología

Modelo matemático calcularía nuevos contagios de coronavirus

Profesores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), la Universidad de los Andes y la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) trabajan con investigadores españoles en la adaptación al contexto nacional de un modelo que integra información geográfica, demográfica y de movilidad en el cálculo del riesgo de nuevos casos de contagio, para así actuar de manera oportuna.

Bogotá D. C., 23 de abril de 2020Agencia de Noticias UN-

Este modelo toma en cuenta factores como la movilidad de las personas y la demografía de las ciudades. Fotos: Brandon Pinto / Unimedios.

Los modelos matemáticos pueden ayudar a identificar las zonas de las ciudades con mayor riesgo de contagio.

Estos pronósticos son información importante para tomar decisiones a la hora de flexibilizar o endurecer la cuarentena.

El profesor Gómez-Gardeñes señala que hasta que no haya una vacuna se debe ser conscientes de mantener el distanciamiento social.

Con este modelo también es posible calcular la ocupación de UCI con la aparición de casos críticos.

El profesor Jesús Gómez-Gardeñes lidera –desde hace varios años- el Grupo de Modelización Teórica y Aplicada (GOTHAM Lab) de la Universidad de Zaragoza, el cual trabaja en modelos epidemiológicos y de redes para predecir la propagación de enfermedades infecciosas en colaboración con un equipo, dirigido por el profesor Alex Arenas, de la Universidad Rovira i Virgili.

De esta manera, el trabajo previo realizado con la llegada del COVID-19 a Europa les permitió desarrollar rápidamente un mapa en el que se identificaba en cada municipio el riesgo de contagios comunitarios por el nuevo coronavirus.

La intención era estimar cómo evolucionaría la epidemia en ese país, algo que también han replicado en Portugal y Brasil, y que ahora están desarrollando en Colombia con la ayuda de los profesores Rafael Hurtado, del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias, y Juan David García, del Departamento de Imágenes Diagnósticas de la Facultad de Medicina de la UNAL, junto con la profesora Laura Lotero, de la Facultad de Ingeniería Industrial de la UPB y egresada de la U.N., y el profesor Johan Martínez, de Uniandes.

“Estos modelos conjugan la parte epidemiológica, la cual advierte cómo cursa una infección y cómo son los contagios –información particular para el caso del SARS-CoV-2- con características del comportamiento humano como la movilidad, la demografía y los contactos sociales, que en últimas son las que describen los patrones de contagio y cómo se difunden por una ciudad, un país o un continente”.

Así explica el profesor Gómez-Gardeñes, estos modelos epidémicos y sociales, cuyos resultados han generado publicaciones en revistas como Nature o Science.

Con estas dos indicaciones, los investigadores generan un conjunto de ecuaciones que permiten calcular, entre otros indicadores, la probabilidad de encontrar individuos susceptibles, aquellos que no han contraído la enfermedad, pero pueden hacerlo.

Así mismo predecir las personas que están infectadas, pero en fase de incubación y que todavía no son infecciosas o a las asintomáticas o con síntomas leves.

Además se calcula el número de infectados infecciosos y que mostrarían síntomas fácilmente atribuibles a COVID-19; hospitalizados, infectados que han sido detectados y no propagan la enfermedad ya que estarían confinados en el hospital y recuperados, quienes ya no son infecciosos y no pueden contraer el virus de nuevo, ya sea porque se han recuperado y desarrollado inmunidad o porque han fallecido.

Estos cálculos se hacen para cada una de las subpoblaciones o barrios que componen ciudades como Bogotá o Medellín.

Según explica el profesor García, incluir tanto la información demográfica como la de movilidad entrega un mejor poder predictivo que los modelos tradicionales y también permite identificar las zonas en riesgo de que se dan los mayores contagios y los peores efectos sobre la infraestructura hospitalaria.

Junto al profesor Gómez-Gardeñes, los profesionales están adaptando el modelo con los datos epidemiológicos, demográficos y de movilidad de Colombia, los cuales podrían ser obtenidos de fuentes como las encuestas de movilidad de las ciudades.

Sin embargo, se han encontrado con el inconveniente de que la información geográfica de los casos de contagio por coronavirus reportados no se ha compartido abiertamente con el nivel de detalle necesario.

Datos abiertos

Los investigadores reconocen la importancia de realizar un adecuado tratamiento a la información, por ejemplo, el lugar de residencia de las personas infectadas por SARS-CoV-2, debido a que se trata de datos sensibles, pero señalan que son insumos importantes para implementar modelos como en el que ellos trabajan para hacer pronósticos que permitan tomar decisiones de manera informada.

Pese a que hasta el momento cuentan con datos de prueba que les ha permitido avances, hacen un llamado para que tanto ellos como la comunidad científica en general pueda contar con estos datos de manera pública, manteniendo el anonimato de los pacientes, con el fin de conseguir predicciones más específicas.

Aunque el profesor García es claro en señalar que todos los modelos son limitados, pues no alcanzan a incluir todas las variables que llegan a influir en una situación real, los resultados sí son útiles para analizar las posibles tendencias que se puedan presentar y así evitarlas o prepararse mejor en caso de ser negativas.

“Por ejemplo, al conocer cuáles son las zonas densas y las de concentración de contagios y en las que se da un intercambio frecuente entre ambas, se puede decidir si hay que limitar el transporte o el comercio, lo cual proporciona una idea de en dónde intervenir”, explica el docente, quien además advierte que sin los datos base necesarios, las recomendaciones solo son especulaciones.

En España funciona

En el caso de España, estos modelos han funcionado muy bien, pues las proyecciones iniciales han coincidido con la rápida propagación de la enfermedad, especialmente en Madrid, evidenciando el grave error que significó para este país no tomar medidas tempranas. Una vez se adoptaron estrategias de contención, el grupo del profesor Gómez-Gardeñes comenzó a evaluarlas dentro del modelo. E indica que en este momento están funcionando y se ha podido aplicar dicho modelo para asesorar a gobiernos y regiones a la hora de valorar las medidas a adoptar.

De hecho, es así como pudieron pronosticar el riesgo de colapso sanitario a finales de marzo en las UCI, pese a que las restricciones impuestas en una primera fase de confinamiento eran más flexibles, por lo que fue necesario endurecerlas.

Según el profesor Gómez-Gardeñes hasta el momento las medidas han servido para aliviar la carga sanitaria y ganar tiempo y medios necesarios para afrontar el delicado proceso de desconfinamiento y desescalada en los que también estamos aplicando el modelo para evaluar las posibles estrategias.

(Por: fin/ALP/MLA/MG
)
N.° 359

Otras noticias

La profesora Sánchez de Prager señaló que los campesinos necesitan más apoyo para tener comida y ambiente sanos. Fotos: Archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

noviembre 27 de 2020

Agroecología ayudaría a contrarrestar el nuevo coronavirus

“Los sistemas agroalimentarios nos dicen que lo que comemos nos alimenta, pero...

El informe, elaborado por docentes e investigadores de la UNAL, registra 521 casos reportados. Fotos: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

noviembre 27 de 2020

Conflicto armado en la UNAL, una historia de actos arbitrarios

La detención arbitraria –con 125 casos– y la desaparición forzada –con 78–...

La Amazonia colombiana es uno de los territorios más afectados por la deforestación. Fotos: UN Televisión – Unimedios.

Artes & Culturas

noviembre 27 de 2020

Amazonia, nuevo capítulo de El resonar de la Tierra

Esta vasta y frágil región del territorio colombiano, una de las más afectadas...

Robot móvil inteligente con tecnologías de bajo costo que ayuda en las tareas domésticas. Fotos: Efraín Grisales Ramírez - UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

noviembre 27 de 2020

Robot móvil ayudaría en tareas domésticas

Una plataforma robótica móvil, con capacidad para moverse de forma autónoma en...

Uno de los proyectos actuales de Méntor es la innovación en el uso de dispositivos médicos en el Hospital Universitario Nacional de Colombia.

Economía & Organizaciones

noviembre 27 de 2020

Investigadores y empresarios, conectados por Méntor

El objetivo de este programa es que el conocimiento que se genera en los grupos...

Un registro fósil digital en Colombia requerirá el apoyo de profesionales paleontólogos y geólogos. Foto: Proyecto antropolites.

Ciencia & Tecnología

noviembre 27 de 2020

Registro fósil digital, reto para paleontógos y geólogos

Tanto la comunidad geológica como la paleontológica deben unirse en un esfuerzo...

Carmen Helena Zapata, directora de Calaire, en la versión virtual de Metrocol 2020. Fotos: Calaire.

Medioambiente

noviembre 27 de 2020

Metrocol premia a Calaire por medición de ozono troposférico

Por su aporte a la metrología nacional al dar trazabilidad a las mediciones de...

La constante cosmológica de Einstein indicaba que el universo era estático y la energía oscura evitaba que colapsara. X-ray: NASA/CXC/MPE/J

Ciencia & Tecnología

noviembre 27 de 2020

Energía oscura explicaría expansión acelerada del universo

Un modelo de energía oscura temprana ayudaría a entender cómo evolucionó el...

Las reflexiones se dieron en el foro “(De) codificando el futuro: ¿se sabe renovar lo académico y lo digital?”.

Educación

noviembre 26 de 2020

Renovación digital, la nueva realidad de las universidades

La necesidad de adaptar los currículos a una realidad en la que se mezclará lo...

Cada cuadro azul es la posición de la cámara al tomar cada foto. Foto: Museo de Historia Natural UNAL.

Ciencia & Tecnología

noviembre 26 de 2020

Artrópodos saltan a la realidad aumentada

Un trilobites –clase de artrópodo que dominó el planeta hace unos 300 millones...