Escudo de la República de Colombia

Salud

Modelo de bloques permite cohesión entre academia y servicio

La organización del trabajo académico en la Facultad de Medicina mediante bloques ha permitido una estructura clara de las labores, lo que ha arrojado resultados demostrables en la práctica médica.

Bogotá D. C., 08 de marzo de 2012Agencia de Noticias UN-

Los bloques académicos están conformados de acuerdo con el área médica y con las negociaciones adelantadas con cada hospital. Fotos: Unimedios

Los estudiantes de toda la Facultad de Medicina adelantan sus prácticas, tanto de pregrado como de posgrado, en conformidad con los convenios docencia-servicio.

El Hospital San Carlos cuenta con áreas apropiadas de Bienestar Universitario, uno de los motores de los convenios. Así operaría, en la Clínica Santa Rosa, el proyecto propio de la UN.

Así lo asegura el vicedecano académico de la facultad, Jairo Alberto Zuluaga, que considera que el modelo de trabajo en bloques ha aclarado uno de los elementos esenciales de la relación entre la universidad y las instituciones prestadoras de servicios de salud, a saber: la relación docencia-servicio. Además, servirá de modelo para la reglamentación de la Ley 1448 de 2011, o la reforma a la salud, que incluye el concepto de los hospitales universitarios en Colombia. 

Los artículos 100 y 101 de esta ley abren el espacio para los hospitales universitarios, como el proyecto Santa Rosa de la UN. Según el vicedecano Zuluaga, allí es donde el modelo académico —que tradicionalmente ha usado la universidad— debe entrar a jugar un papel fundamental. 

"Los bloques académicos son las unidades de relación entre los docentes y todos los niveles de formación en salud, en la UN. Ha contribuido, no como el único modelo, en la relación indisoluble que debe existir entre la docencia y el servicio y la nueva concepción del hospital universitario”, explica el doctor Zuluaga. 

Y agrega: “Hay dos definiciones al respecto. Una, simplista, afirma que hospital universitario es toda aquella institución donde hay alta complejidad y llegan los estudiantes para encontrarse con profesores. Y otra, más completa y amplia, dice que es un espacio institucional de promoción y atención en salud que permite el diálogo permanente entre la academia y los servicios, con proyección hacia la innovación y el desarrollo de la investigación y de tecnología”. 

Reconoce que, ante la mercantilización de la salud y de la educación, y en las negociaciones independientes y únicas con cada institución prestadora de servicios de salud que se han adelantado desde la reglamentación del modelo de convenios docencia-servicio (mediante el Decreto 2376 de 2010) se han registrado posturas encontradas en cuanto a la formación del personal médico del presente y del futuro. 

“Hay miradas de algunas IPS que dicen que no necesitan de las universidades y que se van a acreditar como hospitales universitarios, como dice la ley,  porque (abro comillas), ‘las universidades nos mandan los estudiantes a que nosotros los formemos y se los devolvemos para que les den el título’ (cierro comillas)”, explica. 

Con respecto a esto, declara: “es una postura extrema, y la UN debe asumir una posición clara al decir que la formación de los profesionales en salud obedece a un proyecto educativo institucional, así como a modelos pedagógicos y esquemas concertados de academia y atención. Los nuevos indicadores en esa reglamentación deben estar asociados a lo académico y al servicio, y no a un corte simplón de decir cuántos investigadores tiene o cuántas revistas publica. Ese indicador no da cuenta del proceso de diálogo permanente que debe existir entre la academia, la ciencia y el servicio, en el interior de un hospital universitario”. 

El detalle 

Los bloques académicos constituyen la forma tradicional como se ha enseñado la medicina. En esta hay un profesor con un área específica de desarrollo, de competencia profesional —bien sea general o especialista en las áreas clínicas—, que trabaja con estudiantes de pregrado y posgrado en sus diferentes niveles de formación. 

Generalmente, además del docente, están conformados por uno o varios estudiantes de pregrado de octavo o noveno semestre; un interno, que corresponde a los dos últimos semestres de la carrera; un estudiante de primer año de posgrado y otro más de segundo o tercer año de posgrado clínico; y algunos estudiantes de diferentes áreas, como nutrición, terapia física, entre otras. 

Dichas estructuras difieren entre sí. No es lo mismo un bloque para la enseñanza de cirugía que uno de medicina interna o cuidado intensivo, o que los talleres de promoción y prevención para la comunidad en salud pública, por ejemplo. 

El profesor Zuluaga añade que, para el semestre en curso, la UN está manejando de 20 a 22 bloques académicos, es decir, de 20 a 22 profesores, cada uno de los cuales lidera un grupo de estudiantes de pregrado y posgrado reunidos bajo una misma área de trabajo: “Esa es la novedad de los bloques y su fortaleza. Hay variedad. Hay áreas especiales de la medicina, como la cardiología o dermatología, que demandan un número diferente o especializado de estudiantes. Los grupos ya están caracterizados por áreas, y es uno de los elementos que adjuntamos como anexo técnico a los convenios”. 

Los actuales convenios tienen un núcleo duro, de poca movilidad, porque se suscriben a diez años, para no estar renovándolos con otrosíes. En este sentido, el doctor Zuluaga aclara que el componente flexible son los anexos técnicos, que se negocian con cada institución dependiendo de las características y condiciones del hospital con el que se llega al acuerdo respectivo. 

Además, este modelo de trabajo genera claridad en la formación en medicina del talento humano del país. “No cualquier profesional en un área puede ser considerado como un profesor”, asegura. 

Asimismo, según el vicedecano, los estudiantes han asimilado el concepto de bloque académico y lo consideran un modelo positivo, ya que define cuántos estudiantes, y cómo, dónde, cuándo y por qué, adelantan su práctica médica. Así saben con exactitud las rotaciones que deben cumplir y, en la parte académica, ayudan a la redefinición de las asignaturas y de los conceptos modernos con que estas deben contar. “Abrimos un espacio a la flexibilización curricular, de tal modo que las asignaturas definan sus verdaderas capacidades y ofrezcan a los estudiantes espacios y experiencias significativas para el desarrollo de su aprendizaje”, concluye.

(Por: Fin/CFAC/sup
)
N.° 605

Otras noticias

En la cáscara de mandarina arrayana se encontró gran potencial antioxidante. Foto: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

enero 23 de 2020

Cáscara de mandarina arrayana, fuente de aceites antioxidantes

En este residuo de la fruta se identificaron extractos con actividad...

Los docentes del Iepri analizaron, desde diversos puntos, qué ha sucedido con el Paro Nacional. Fotos:  Unimedios.

Política & Sociedad

enero 23 de 2020

Paro nacional refleja brechas entre los partidos políticos

Los partidos políticos se han quedado sin argumentos frente a las...

Los soportes de colágeno se pueden utilizar en el tratamiento de quemaduras y favorecen la regeneración de la piel. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 23 de 2020

Soporte de colágeno con caléndula para la piel recibe patente de la SIC

Estos soportes de colágeno I, que incluyen extractos como los de la flor de...

La aplicación de estos modelos numéricos serviría para obras de alta complejidad, como represas o túneles. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 22 de 2020

Estabilidad de laderas se puede medir antes de construir grandes obras

Mediante modelos numéricos se establecen las condiciones de estabilidad de un...

Este cernícalo (<em>Falco sparverius</em>) se recupera en la Urras de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la UNAL.  Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Medioambiente

enero 22 de 2020

Cernícalo recuperado por la URRAS sería liberado en campus de la UN

Un cernícalo, Falco sparverius, de la familia de los halcones, que fue remitido...

El Ministerio de Agricultura reportó 85.006 hectáreas de cítricos sembradas en el país en 2019.

Desarrollo Rural

enero 21 de 2020

Cultivos de naranja en fincas agrodiversas resistirían más al cambio climático

Con base en el aumento de la biodiversidad en los sistemas agrícolas de...

Los próximos planes de ordenamiento territorial deberían tener presente el recurso hídrico para evitar su afectación. Foto: archivo Unimedios.

Medioambiente

enero 21 de 2020

Recursos hídricos determinan mejores planes de ordenamiento

Un método que integra la planificación territorial y la gestión del agua...

El profesor José Ismael Peña Reyes tomó posesión del cargo como nuevo director Nacional de Extensión, Innovación y Propiedad Intelectual. Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Educación

enero 20 de 2020

Se posesiona nuevo director de Extensión e Innovación de la UNAL

El profesor José Ismael Peña Reyes, nuevo director Nacional de Extensión,...

Entrada del Museo Casa de la Memoria de Medellín (MCMM). Fotos: archivo Viviana Rodríguez.

Artes & Culturas

enero 20 de 2020

Un museo es insuficiente para construir la memoria del conflicto

Por tener sus espacios ya delimitados y una función más ligada a la exposición...

Lugares como la caverna El Oro, que antes eran inaccesibles, ahora son amenazados por las actividades humanas. Fotos: Nicolás Valdivieso.

Medioambiente

enero 20 de 2020

Cavernas y cuevas de El Peñón, con potencial turístico mundial

La región cárstica de este municipio de Santander cuenta con un gran potencial...