Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Mientras no se tomen medidas, Mocoa seguirá expuesta a tragedias ambientales

Cinco de los barrios afectados por las inundaciones del pasado domingo 12 de agosto se encuentran ubicados dentro de la ronda hídrica del río Mulato.

Bogotá D. C., 16 de agosto de 2018Agencia de Noticias UN-

La pendiente pronunciada del Mulato por la montaña hace que las precipitaciones aumenten significativamente su caudal. Fotos: Santiago Duque Escobar

Análisis del crecimiento del tejido urbano en la ronda del río Mulato.

Mapa del conflicto socioambiental por la ocupación de la ronda hídrica del río Mulato.

La reconstrucción del municipio tiene que tener en cuenta las condiciones de riesgo que representa el afluente.

El Mulato es un río que aunque es pequeño resulta bastante agresivo cuando aumenta su caudal por las lluvias.

Para el profesor Santiago Duque Escobar, coordinador del Grupo de Investigación en Limnología Amazónica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Amazonia, es importante comprender que “Mocoa, y así lo redefinió nuevamente el Servicio Geológico Nacional el año pasado, está en lo que se conoce como un abanico aluvial, que quiere decir que los ríos de la cordillera confluyen en un punto, que es exactamente el municipio”.

La capital de Putumayo volvió a ser el centro de la atención nacional. Las fuertes lluvias de nuevo prendieron las alertas en el municipio y aunque en esta ocasión la crecida del río Mulato no dejó a su paso víctimas mortales, las cerca de 2.000 personas damnificadas sí tuvieron un claro recordatorio de la llamada “Avenida fluvio-torrencial” que arrastró rocas y lodo en 2017.

Según el experto, se trata de un escenario que se seguirá repitiendo si no se toman las medidas necesarias para reorganizar el municipio teniendo en cuenta las condiciones de riesgo que representa el río Mulato y otros afluentes de la región como el Sangoyaco, por sus características de fuerte pendiente.

Si a esto se le suma que el vertiginoso y desordenado crecimiento del municipio ocasionó que sus habitantes comenzaran a construir sus viviendas cerca al río, una condición que no cambió significativamente después de los eventos del 31 de marzo de 2017, “no es extraño que el episodio se haya repetido a menor escala el domingo pasado”.

Según la información de la U.N. Sede Amazonia –que desde 2016 firmó un convenio con la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia (Corpoamazonia) para adelantar estudios sobre tres ríos de capitales de la Amazonia colombiana, entre los que se encuentra el Mulato– los barrios San Agustín, José Homero, Miraflores, 17 de Julio y Naranjito, afectados durante la creciente del 11 y 12 de agosto, se hallan dentro de la ronda hídrica definida en el proyecto de investigación.

Se trata de asentamientos que ignoraron las resoluciones de Corpoamazonia y los actos administrativos de la Alcaldía de Mocoa, que imponían una restricción de construir en los 50 m a ambos lados de los ríos de Mocoa.

En la investigación de la U.N. y la Corporación se identificó que incluso en la margen derecha, a más de 400 m del cauce del río, se encuentran territorios que el afluente modeló y por los que alguna vez podría volver a pasar.

“Los ríos no se quedan siempre por el mismo cauce sino que migran”, señala el profesor Duque, y agrega que entender eso permite generar estrategias para que la comunidad y las autoridades aprendan a convivir con los afluentes y los riesgos que representan.

Además, características como una pendiente pronunciada en el recorrido del Mulato por la montaña, hacen que precipitaciones como las del domingo pasado eleven los caudales del río de manera intempestiva.

A esto se suman las condiciones de deforestación que han convertido a este río en uno bastante erosivo y de alta agresividad, que arrastra a su paso rocas y sedimentos debido a que ha perdido la protección natural de los árboles en las riberas, como el chiparo, que protegió algunas zonas en marzo de 2017.

Por estas condiciones, los eventos de los últimos dos años no son aislados en la historia de la zona. De hecho se tiene referencia de que durante el siglo XX se presentaron unos nueve episodios de intensidad similar a la de 2017, con la gran diferencia de que entonces la población del municipio aún no se había asentado en las cercanías del río, por lo que las pérdidas no fueron significativas.

Aprender a vivir con el riesgo

“Cuando yo reconstruyo una ciudad debo reconstruirla también mentalmente. La gente tiene que entender que vive en un sitio de riesgo y tiene que aprender o a vivir con él, o a reubicarse”, manifiesta el profesor Duque, quien hace énfasis en que reconstruir la ciudad en las mismas condiciones sobre las que se han producido las inundaciones es seguir exponiendo a la población al peligro.

Por eso sostiene que el Gobierno central, al igual que la Gobernación del Putumayo y la Alcaldía de Mocoa, deben revisar con cuidado el nuevo panorama que enfrentan y pensar en una verdadera reconstrucción de la ciudad que considere los ríos como corredores ambientales en el ordenamiento del municipio.

(Por: fin/ALP/dmh/LOF
)
N.° 67

Otras noticias

Las excepcionales condiciones meteorológicas permitieron que el fenómeno astronómico se pudiera ver en todo su esplendor. Foto: archivo particular.

Educación

enero 21 de 2019

Bogotá disfrutó del eclipse total de Luna con la U.N.

Cerca de 700 personas de todas las edades se dieron cita en el parque del...

La innovación resulta ideal para construcciones en climas templados y fríos, en áreas rurales y semirrurales. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Tapia modular elaborada con residuos recibe registro de la SIC

En esta estructura, diseñada como un muro prefabricado, se aplica la tecnología...

Los estudiantes de la Sede Palmira socializaron las respuestas al pliego de exigencias de la mesa multiestamentaria.

Educación

enero 18 de 2019

Estudiantes de la U.N. de todo el país vuelven a clases

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) de las sedes...

Desplazarse en bicicleta en la localidad de Kennedy expone a los ciclistas a niveles no permitidos de contaminación. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

enero 18 de 2019

Biciusuarios de Kennedy, los más afectados por aire contaminado

Trasladarse en bicicleta por la ciclorruta de esta localidad de Bogotá expone a...

Gracias a los avances tecnológicos, diagnósticos y terapéuticos, la mortalidad por enfermedades crónicas ha disminuido. Fotos: archivo particular.

Salud

enero 18 de 2019

Cuidado de pacientes crónicos debe ser individualizado

El plan de cuidado de enfermería para el paciente terminal en la Unidad de...

En las zonas de páramo se suelen producir quemas controladas para aprovechar el suelo en actividades ganaderas. Fotos: Ricardo González - Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 18 de 2019

Colombia no está preparada para los incendios forestales

Pese al gran impacto de estas conflagraciones, faltan estudios para prevenir y,...

Murab es un robot que pretende realizar valoraciones más efectivas y rápidas de cáncer de seno y enfermedades musculares. Fotos: Murab

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2019

Algoritmos perfeccionan tarea de robot que diagnostica cáncer

El proyecto Murab (por MRI and Ultrasound Robotic Assisted Biopsy), un robot...

La iniciativa desarrollada por el estudiante de la U.N. es pionera en este tipo de emprendimientos. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Economía & Organizaciones

enero 17 de 2019

Plataforma abre nuevos mercados a emprendimientos rurales

Corporación Joven Pro es el nombre de esta iniciativa tecnológica que busca...

<em>Botrytis cinérea</em> es un hongo patógeno que se hospeda en todo tipo de plantas, en este caso en la flor del tomate chonto. Fotos: Óscar Archila.

Desarrollo Rural

enero 17 de 2019

Técnicas de control reducen uso de fungicidas en tomate chonto

Una de las enfermedades que más ataca a este fruto es Botrytis cinérea, un...

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran...