Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Microorganismos aumentarían producción de requesón

La fermentación de lactosuero dulce –subproducto de la fabricación de quesos como el campesino– con bacterias ácido lácticas como el Lactobacillus delbrueckii, mejoró el rendimiento en la obtención de un requesón al que se le añadieron probióticos para mejorar sus cualidades nutricionales.

Bogotá D. C., 01 de noviembre de 2019Agencia de Noticias UN-

El requesón, o queso tipo Ricotta, es ampliamente consumido por las familias mexicanas. Fotos: archivo Unimedios.

Recolección de sólidos para obtener el requesón.

En el estudio se encontró que a partir de lactosuero dulce se producían más exopolisacáridos.

El lactosuero se calentó durante una hora a 90 °C.

Una vez obtenido el requesón se sometió a un análisis con consumidores.

Con la dirección del profesor Carlos Alberto Fuenmayor Bobadilla, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA), Sara Viviana Carrero Puentes, magíster en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), desarrolló este proyecto con la Universidad Autónoma Metropolitana de México, para mejorar la fabricación de uno de los productos más consumidos por familias de bajos recursos de ese país, en particular aquellas que habitan zonas rurales y con difícil acceso a alimentos probióticos.

“Queríamos inocular el microorganismo Lactobacillus casei ssp. paracasei, que tiene beneficios para la salud como mejorar el sistema inmune y disminuir la incidencia de resfriados y de enfermedades estomacales, para llevar el producto a esa población y replicarlo aquí en el Colombia”, explica la magíster, quien trabajó con el grupo de la investigadora mexicana Alma Elizabeth Cruz Guerrero.

La idea era incluir estas características positivas en un requesón cuya elaboración además fuera más eficiente. Se trata de un tipo de queso que, a diferencia de otras variedades a las que estamos más acostumbrados –como el campesino o el pera–, no se obtiene directamente de la leche sino del lactosuero, que es el subproducto que queda de la industria quesera y que se puede constituir en un problema ambiental si no se dispone adecuadamente.

“Cuando se hace el queso pera o el campesino se aprovecha la parte de la proteína que es insoluble, entonces en lo que queda del residuo todavía hay proteína, la cual se puede aprovechar por una industria que produce requesón (Ricotta) u otros tipos de queso, lo que ayuda a que este no se vierta al ambiente. Uno de los problemas que enfrentan los productores en este proceso son los bajos rendimientos, debido a que el suero presenta niveles más bajos de proteína” comenta el profesor Fuenmayor.

La investigadora Carrero abordó esta problemática mediante la fermentación del lactosuero con la bacteria Lactobacillus delbrueckii, con la que se consigue producir unas moléculas conocidas como exopolisacáridos, las cuales retienen agua y permiten aumentar el rendimiento que se obtiene del requesón. En este proceso se encontró que el suero dulce, como el que resulta de la elaboración del queso campesino, funciona mejor que el ácido, como el del queso pera.

“A partir de esos resultados empezamos a elaborar el requesón, inoculando el suero con el microorganismo (Lactobacillus delbrueckii) dejándolo fermentar alrededor de 48 horas a una temperatura entre 37 y 42 °C; luego se calentó a 90 °C por una hora”, tiempo en el que se observó cómo se precipitaban las proteínas, detalla la magíster.

Después se coló el remanente, al cual se le añadió sal y el probiótico Lactobacillus casei ssp. paracasei –muy usado en productos como fórmulas infantiles–, se empacó y refrigeró.

Sabor aceptado

Después de obtener el producto se sometió a un estudio de vida útil para determinar cuánto tiempo puede estar disponible en los anaqueles de un supermercado o en la nevera de los compradores, y además a un análisis sensorial para identificar si les gustaba o no a los consumidores.

Los resultados arrojaron que los requesones analizados tienen una vida útil de 21 días; sin embargo, en el análisis sensorial se determinó que los cambios físicos que sufre el requesón al añadir exopolisacáridos no son los de mejor agrado, ya que los consumidores no están habituados a esta textura y a los cambios de color que se presentan durante la fermentación.

“Obtuvimos que a nivel sensorial el requesón fue aceptado, aunque la molécula que utilizamos para mejorar los rendimientos le dio una textura diferente, pero el sabor no se alteró.

El probiótico sí fue bastante aceptado, de hecho ni siquiera percibieron que tenía algo diferente”, señala la magíster, quien obtuvo un producto de mayor rendimiento, vida útil comparable al requesón convencional y con un alto valor agregado, lo que lo hace un producto sin precedentes conocidos por los investigadores, por lo menos en Colombia, donde en el mercado no existen quesos probióticos.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 877

Otras noticias

En la cáscara de mandarina arrayana se encontró gran potencial antioxidante. Foto: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

enero 23 de 2020

Cáscara de mandarina arrayana, fuente de aceites antioxidantes

En este residuo de la fruta se identificaron extractos con actividad...

Los docentes del Iepri analizaron, desde diversos puntos, qué ha sucedido con el Paro Nacional. Fotos:  Unimedios.

Política & Sociedad

enero 23 de 2020

Paro nacional refleja brechas entre los partidos políticos

Los partidos políticos se han quedado sin argumentos frente a las...

Los soportes de colágeno se pueden utilizar en el tratamiento de quemaduras y favorecen la regeneración de la piel. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 23 de 2020

Soporte de colágeno con caléndula para la piel recibe patente de la SIC

Estos soportes de colágeno I, que incluyen extractos como los de la flor de...

La aplicación de estos modelos numéricos serviría para obras de alta complejidad, como represas o túneles. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 22 de 2020

Estabilidad de laderas se puede medir antes de construir grandes obras

Mediante modelos numéricos se establecen las condiciones de estabilidad de un...

Este cernícalo (<em>Falco sparverius</em>) se recupera en la Urras de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la UNAL.  Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Medioambiente

enero 22 de 2020

Cernícalo recuperado por la URRAS sería liberado en campus de la UN

Un cernícalo, Falco sparverius, de la familia de los halcones, que fue remitido...

El Ministerio de Agricultura reportó 85.006 hectáreas de cítricos sembradas en el país en 2019.

Desarrollo Rural

enero 21 de 2020

Cultivos de naranja en fincas agrodiversas resistirían más al cambio climático

Con base en el aumento de la biodiversidad en los sistemas agrícolas de...

Los próximos planes de ordenamiento territorial deberían tener presente el recurso hídrico para evitar su afectación. Foto: archivo Unimedios.

Medioambiente

enero 21 de 2020

Recursos hídricos determinan mejores planes de ordenamiento

Un método que integra la planificación territorial y la gestión del agua...

El profesor José Ismael Peña Reyes tomó posesión del cargo como nuevo director Nacional de Extensión, Innovación y Propiedad Intelectual. Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Educación

enero 20 de 2020

Se posesiona nuevo director de Extensión e Innovación de la UNAL

El profesor José Ismael Peña Reyes, nuevo director Nacional de Extensión,...

Entrada del Museo Casa de la Memoria de Medellín (MCMM). Fotos: archivo Viviana Rodríguez.

Artes & Culturas

enero 20 de 2020

Un museo es insuficiente para construir la memoria del conflicto

Por tener sus espacios ya delimitados y una función más ligada a la exposición...

Lugares como la caverna El Oro, que antes eran inaccesibles, ahora son amenazados por las actividades humanas. Fotos: Nicolás Valdivieso.

Medioambiente

enero 20 de 2020

Cavernas y cuevas de El Peñón, con potencial turístico mundial

La región cárstica de este municipio de Santander cuenta con un gran potencial...