Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Los emberá-chamí reordenan su territorio con apoyo de la U.N.

Con la ayuda de mapas e imágenes obtenidas a partir de drones y recursos satelitales, esta comunidad indígena, situada en las inmediaciones de Jericó (Antioquia), reconoce su territorio y planifica su futuro ante el riesgo inminente de un deslizamiento que los llevaría a reubicar sus viviendas.

Bogotá D. C., 04 de noviembre de 2016Agencia de Noticias UN-

Las viviendas, según la mayoría de la comunidad, deben localizarse en zonas seguras.

Como el resguardo hace parte de la Organización Indígena de Antioquia se espera que el proyecto se replique para solucionar problemas similares en otras zonas.

La academia debe generar modelos de trabajo similares al que se desarrolla en el resguardo de Cristianía.

Los primeros contactos de la U.N. con el resguardo indígena de Cristianía datan del año 2004.

Actualmente, el proyecto es financiado por la U.N. gracias a su programa de Extensión Solidaria.

El Grupo de Investigación está conformado por una antropóloga, una ingeniera forestal, una arquitecta y un sociólogo.

Gracias al trabajo desarrollado por el Grupo de Investigación en Dinámicas Urbano-Regionales de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín, se podrá determinar con certeza el lugar más apropiado para ubicar 100 viviendas nuevas, que construirá la gobernación de Antioquia, en este resguardo. Para ello, se tendrán en cuenta aspectos técnicos como la capacidad del terreno para soportar las edificaciones y criterios urbanísticos.

 “Las discusiones se enmarcan alrededor de cinco aspectos: productividad y extensión de la tierra apta para el cultivo; localización de las viviendas; planimetría urbana; ubicación de los sitios sagrados con potencial riesgo de ser ocupados y, finalmente, cómo será la organización del resguardo en el futuro –ubicación de escuelas y vías, así como la repartición de la escasa tierra que queda –”, precisa el profesor Luis Carlos Agudelo Patiño, quien hace parte del Grupo de Investigación.

Una vez presentados, ante el cabildo indígena, las consideraciones de carácter técnico y el material cartográfico, traducidos al lenguaje de la etnia Emberá-Chamí, cabildo y autoridades validan la información suministrada por el Grupo de Investigación, para posteriormente presentarlo ante la Asamblea del Cabildo, encargada de tomar las decisiones.

“En la asamblea, el cabildo ejerce su autoridad de tal manera que tome las decisiones que convengan, de acuerdo con lo establecido”, explica el docente.

Las primeras decisiones, tras la implementación del reconocimiento y planificación del resguardo, ya han sido aprobadas por la comunidad y serán tenidas en cuenta por la Gerencia Indígena del Departamento, encargada de construir las viviendas con el fin de prevenir desastres, como los que ya se han registrado en el pasado por la inestabilidad del suelo.

Inmerso en lo que se conoce como el Paisaje Cultural Cafetero, el resguardo Cristianía ha visto limitada su necesidad de extenderse hacia otras áreas en las que se encuentran fincas dedicadas al cultivo del café, actividad directamente relacionada con la cantidad de indígenas que lo habitan.

“Con un número que puede variar entre las 400 a 500 familias, dependiendo de la época del año; en temporada de cosecha puede llegar a albergar hasta 1.000 y 1.200, quienes hacen parte de la misma etnia, pero provienen de otras regiones”, precisa el profesor Agudelo.

De las cerca de 1.300 hectáreas que posee el resguardo, tan solo 400 son verdaderamente aprovechables por parte de un territorio de carácter colectivo, donde los cultivos de caña, café, hortalizas, verduras y algunos frutales para autoconsumo son administrados por la comunidad.

El reconocimiento

Pese a que la noción de territorio se construye desde la tradición oral y las representaciones históricas, el resguardo ha sufrido una serie de cambios a lo largo del tiempo; situación ante la cual surgió la necesidad de hacer un nuevo reconocimiento en el quedaran evidenciados aspectos relacionados con su ocupación y el desgaste del suelo.

“Esta es una etapa que resulta crucial en todo el trabajo porque pone a dialogar el conocimiento del territorio con estas nuevas realidades que se van descubriendo en el transcurso del proceso”, afirma el académico.

“Los jóvenes terminan apropiándose de manera muy rápida respecto al uso de este nuevo tipo de herramientas que eran prácticamente desconocidas: mapas, imágenes satelitales y hasta fotografías tomadas por drones”, precisa el profesor Agudelo.

Debido a que algunas de las viviendas del resguardo se encuentran en situación de riesgo, se debieron tomar algunas decisiones que serán determinantes para el futuro de la comunidad puesto que involucran alteraciones en la disposición territorial.

(Por: Fin/JCMG/MLA/DPZA
)
N.° 837

Otras noticias

Las olimpiadas del conocimiento se llevaron a cabo en el campus La Nubia de la U.N.

Educación

abril 23 de 2018

Estudiante de la U.N., finalista en Olimpiadas de Conocimiento

Diego Alejandro Londoño Patiño, estudiante de Matemáticas de la Universidad...

En Colombia no se cuenta con seguros para proteger a los cultivadores frente a los efectos de desastres naturales.

Desarrollo Rural

abril 23 de 2018

Sector agropecuario, víctima y causante de desastres naturales

Aunque la agricultura y la ganadería son víctimas de fenómenos ambientales como...

Aún permanecen 500 hombres de la fuerza pública sin recuperar su libertad.

Política & Sociedad

abril 23 de 2018

2.100 militares han recobrado su libertad por medio de la JEP

Estos soldados, quienes estaban privados de la libertad por diferentes delitos...

Cultivador de yuca en el municipio de Carmen de Bolívar (Foto: Pérez, 2016).

Desarrollo Rural

abril 23 de 2018

Bacteriosis vascular en yuca aumenta por canje de estacas

Los agricultores de la costa Caribe realizan frecuentemente intercambio de...

Un jaguar, una rana dorada, una iguana verde, un oso de anteojos y un armadillo gigante son los personajes. Fotos: Pedro Steven Cruz.

Medioambiente

abril 23 de 2018

Bioguerreros promueven protección de especies

Un jaguar se propone luchar contra la deforestación que se cierne sobre su...

El edificio que hoy acoge al Museo de la Policía Nacional es obra del arquitecto Alberto Manrique Martín.

Ciudad & Territorio

abril 23 de 2018

Patrimonio arquitectónico de Bogotá sale del olvido

Construcciones como la sede de la Policía Nacional, el desaparecido Hotel...

Los pares académicos se reunieron con estudiantes para conocer detalles del programa.

Educación

abril 23 de 2018

Ingeniería Eléctrica avanza hacia acreditación de alta calidad

Los evaluadores del Consejo Nacional de Acreditación (CNA) resaltaron la...

Artes & Culturas

abril 23 de 2018

“Tratado de Alas”, una construcción poética al ritmo de la música

El Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia presenta “Tratado de...

El río Tulúa nace en el Parque Nacional Natural Las Hermosas –a 4.000 msnm– y a lo largo de su recorrido de 68 kilómetros surte a cerca de 184 mil personas.

Medioambiente

abril 23 de 2018

Escasez de agua amenaza comunidades aledañas al río Tuluá

Pese a la importancia del río Tuluá en el abastecimiento de agua para 184 mil...

Educación

abril 21 de 2018

Cerrando broches

Indudablemente, el cierre de una gestión debe hacerse con toda responsabilidad....