Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

“Los académicos tienen que atreverse a salir a la calle”

Aunque el proceso de inclusión no será sencillo y necesariamente hará que los avances científicos se produzcan a un ritmo más lento, urge una apertura del conocimiento, junto con una democratización que les permita a los investigadores concentrarse en los problemas que afectan a la gente.

Bogotá D. C., 11 de septiembre de 2018Agencia de Noticias UN-

La producción de conocimiento debería contar con la participación de un mayor número de personas. Santiago Rodríguez - Unimedios.

“En el mundo no existe ninguna asignatura que les enseñe a los científicos a escuchar”, destaca Antonio Lafuente.

La transdisciplinariedad será una de las claves a la hora de dar soluciones eficaces a los problemas contemporáneos.

Asignar el mérito de un desarrollo científico a una sola persona es una política discutible que se debería reconsiderar.

Las soluciones de producción de pescado a bajo costo desarrolladas en la U.N. son un buen ejemplo de integración comunidad-academia.

La comunidad científica debe comenzar a desarrollar nuevas formas de interactuar con el mundo.

Esta es una de las reflexiones de Antonio Lafuente, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, considerada la mayor institución pública dedicada a la investigación en el país ibérico.

“Los investigadores manejan lenguajes, herramientas y prácticas que no son accesibles más que para un porcentaje minúsculo de la población, y eso termina aislándolos”, explicó el experto durante la conferencia Slow science que dictó en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

El invitado internacional destacó el Laboratorio de Innovación para la Paz que se desarrolla en la U.N. y el cual conoció muy de cerca como asesor de los proyectos con mayor potencial para futuros emprendimientos.

“La idea de utilizar retales de cuero para elaborar carteras, cinturones y billeteras resulta muy atractiva, máxime cuando entre sus desarrolladores se encuentran reincorporados de las FARC inmersos en un proceso de reincorporación a la sociedad”, destaca sobre uno de los proyectos.

De hecho la posibilidad de que estas propuestas logren llamar la atención entre potenciales usuarios fue uno de los principales objetivos de los talleres realizados con los creadores de las seis propuestas ganadoras.

“Intentamos que estas personas hagan un ejercicio crítico sobre los productos que tienen en sus manos, con el fin de sacar todo su potencial a partir de preguntas sencillas como: ¿cuáles serían sus aportes?, ¿a qué problemas responde?, ¿cuál es su eficiencia y por qué invertir en esta idea?”, explica el investigador.

Aprender a escuchar

Aunque para procurar que la brecha entre la academia y el resto de la sociedad comience a acortarse se han creado espacios como museos de ciencia, ciclos de conferencias y mecanismos de divulgación por medio de la prensa y publicaciones especializadas como National Geographic, ha comenzado a surgir la duda respecto a su eficiencia.

“Pese a la percepción de que al otro lado de la academia hay un mundo que tiene muy poco conocimiento, similar a un vaso vacío que los científicos deben llenar, a la gente solo le interesa aquello que le preocupa”, puntualiza el investigador.

Si bien el mundo pareciera atravesar por una época en la que a los científicos se les exige producir artículos y patentes, los hechos demuestran que se requiere una mayor interacción suya con las personas del común, así como aprender a escuchar, o lo que para el investigador equivale a “aprender a desaprender”.

La idea de que sin propiedad intelectual no habría avances tiende a ponerse en tela de juicio, puesto que, según el investigador, el desarrollo de un concepto difícilmente podría atribuirse a una sola persona.

“Los académicos tienen que atreverse a salir a la calle y admitir que solo a través del riesgo de ser mal comprendidos y malinterpretados podrán saber lo que en realidad está pasando”, puntualiza, a la vez que insiste en que la condición de académico no le otorga a una persona cualidades excepcionales para ocuparse de asuntos gubernamentales.

Tiempos razonables

Debido a que los investigadores de la comunidad académica suelen tardar demasiado tiempo en sus investigaciones, los políticos han optado por resolver los problemas a través de expertos que usualmente prometen más de lo que pueden hacer y suelen cobrar mucho más de lo que realmente puede costar su trabajo.

“Mientras que los políticos suelen demandar algo que no se les puede dar, los académicos se refugian en su zona de confort y los expertos solo quieren dedicarse a saquear las arcas del Estado”, puntualiza el investigador, para quien esta situación es un caldo de cultivo ideal para que los problemas permanezcan sin resolverse.

Ofrecer soluciones reales a los graves efectos que tienen fenómenos como el cambio climático sobre el planeta no solo requerirá de la activa participación de ingenieros o expertos en materia de clima o medioambiente.

El concurso de historiadores, antropólogos, politólogos y sociólogos –entre otras áreas del conocimiento– será fundamental para contar con una visión más amplia y que permita abordar el problema desde múltiples perspectivas.

(Por: Fin/JCMG/MLA/LOF
)
N.° 210

Otras noticias

Las excepcionales condiciones meteorológicas permitieron que el fenómeno astronómico se pudiera ver en todo su esplendor. Fotos: Observatorio Astronómico de la Universidad Nacional de Colombia.

Educación

enero 21 de 2019

Bogotá disfrutó del eclipse total de Luna con la U.N.

Cerca de 700 personas de todas las edades se dieron cita en el parque del...

La innovación resulta ideal para construcciones en climas templados y fríos, en áreas rurales y semirrurales. Fotos: archivo particular

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2019

Tapia modular elaborada con residuos recibe registro de la SIC

En esta estructura, diseñada como un muro prefabricado, se aplica la tecnología...

Los estudiantes de la Sede Palmira socializaron las respuestas al pliego de exigencias de la mesa multiestamentaria.

Educación

enero 18 de 2019

Estudiantes de la U.N. de todo el país vuelven a clases

Los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) de las sedes...

Desplazarse en bicicleta en la localidad de Kennedy expone a los ciclistas a niveles no permitidos de contaminación. Fotos: archivo particular.

Ciudad & Territorio

enero 18 de 2019

Biciusuarios de Kennedy, los más afectados por aire contaminado

Trasladarse en bicicleta por la ciclorruta de esta localidad de Bogotá expone a...

Gracias a los avances tecnológicos, diagnósticos y terapéuticos, la mortalidad por enfermedades crónicas ha disminuido. Fotos: archivo particular.

Salud

enero 18 de 2019

Cuidado de pacientes crónicos debe ser individualizado

El plan de cuidado de enfermería para el paciente terminal en la Unidad de...

En las zonas de páramo se suelen producir quemas controladas para aprovechar el suelo en actividades ganaderas. Fotos: Ricardo González - Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 18 de 2019

Colombia no está preparada para los incendios forestales

Pese al gran impacto de estas conflagraciones, faltan estudios para prevenir y,...

Murab es un robot que pretende realizar valoraciones más efectivas y rápidas de cáncer de seno y enfermedades musculares. Fotos: Murab

Ciencia & Tecnología

enero 17 de 2019

Algoritmos perfeccionan tarea de robot que diagnostica cáncer

El proyecto Murab (por MRI and Ultrasound Robotic Assisted Biopsy), un robot...

La iniciativa desarrollada por el estudiante de la U.N. es pionera en este tipo de emprendimientos. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Economía & Organizaciones

enero 17 de 2019

Plataforma abre nuevos mercados a emprendimientos rurales

Corporación Joven Pro es el nombre de esta iniciativa tecnológica que busca...

<em>Botrytis cinérea</em> es un hongo patógeno que se hospeda en todo tipo de plantas, en este caso en la flor del tomate chonto. Fotos: Óscar Archila.

Desarrollo Rural

enero 17 de 2019

Técnicas de control reducen uso de fungicidas en tomate chonto

Una de las enfermedades que más ataca a este fruto es Botrytis cinérea, un...

Los campesinos que habitan en las inmediaciones de Pasto viven en parcelas de menos de una hectárea. Foto: Alcaldía de Pasto, 2016. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

enero 16 de 2019

Campesinos de Pasto, sin seguridad alimentaria

Cerca de 2.200 familias de la zona rural de la capital de Nariño se encuentran...