Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Lastres fiscales y nuevas violencias, retos del posacuerdo

Complejidades de orden fiscal, redefiniciones sobre el concepto de seguridad, desminado e identificación de nuevos “mercados de violencia” son los grandes retos en materia de seguridad, en la era del posacuerdo.

Bogotá D. C., 18 de mayo de 2016Agencia de Noticias UN-

La minería ilegal es uno de los temas más sensibles que la seguridad debe atender.

Los expertos aducen que se debe fortalecer la Policía de Carabineros para atender la seguridad rural.

El presupuesto en seguridad y defensa pasó de 10,6 billones de pesos en 2004 a 24 billones en 2013.

Expertos discutieron alrededor de la seguridad en el posacuerdo, en desarrollo de la Alianza de Universidades por la Paz.

El tema de seguridad personal debe garantizar una institucionalidad capaz de gestionar los niveles de riesgo.

Según el director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, profesor Alejo Vargas, el posacuerdo supone, como mínimo, tres acciones claves en materia de seguridad: la presencia estatal en los territorios rurales que los frentes de la guerrilla dejen cuando entren en los procesos de concentración y desarme, para evitar la ocupación de esos espacios por organizaciones delictivas; las garantías de seguridad para quienes quieran participar en política y afinar tecnológicamente el desminado junto con los frentes de las Farc. 

La seguridad personal, en particular la de aquellos miembros de los grupos armados que se desmovilicen, es uno de los temas sensibles que se debe atender, estimó por su parte el profesor de la Universidad Externado de Colombia, Jairo Libreros, quien participó en el panel de la Alianza de Universidades por la Paz, realizado este martes en la Universidad de los Andes. 

El docente afirma que se debe crear una institucionalidad independiente de la Policía para gestionar el nivel de riesgo de quienes dejen las armas. “La respuesta del Estado, particularmente de la Policía y de quien asume el diseño institucional, la Unidad Nacional de Protección, es precaria. No hay suficiente personal para gestionar la solicitud del estudio técnico de seguridad”, anotó. 

Con las Fuerzas Militares y de Policía robustecidas en número y de manera gradual desde el 2002, el sostenimiento económico del aparato militar y de policía debe ser revaluado a la luz del proceso que pretende ponerle fin al conflicto, pero, al mismo tiempo, bajo la óptica de los nuevos desafíos en materia de seguridad y de mutaciones de fenómenos ya existentes.

Ante las transformaciones como resultado del proceso en La Habana, la institucionalidad encargada de la seguridad debe ser distinta. Sin embargo, atinaron los expertos invitados al panel de la Alianza de Universidades por la Paz, el país no se puede precipitar a “indebidos trasplantes” de modelos internacionales que quizás no se ajusten al contexto local, ni a “cirugías invasivas en el sector de seguridad y defensa”. 

Mientras que hace 14 años las Fuerzas Militares (203.300) y de Policía (110.100) estaban por el orden de los 313.400 miembros, hoy los integrantes de la fuerza pública alcanzan los 482.000, cifra que, en la región, es superada solo por Brasil, país con una población más de cuatro veces mayor que la colombiana. 

Según Francisco Leal, docente de la Universidad de los Andes, aunque el Ejército debe mantenerse fuerte, dada la presencia de bandas criminales, el escenario del posconflicto no justifica el tamaño ni en efectivos ni en presupuesto, esencialmente porque el Estado se podría enfrentar a lastres fiscales que alimenten irregularidades al interior de las fuerzas. 

Adicional a ello, el aumento del pie de fuerza en dos gobiernos hace que el Estado se enfrente, probablemente en la próxima década, a una “bomba de tiempo” en materia pensional, hecho que tiene efectos sobre la institucionalidad, conceptúa el profesor de la Universidad del Rosario Juan Carlos Ruíz. En su opinión, “no hay cómo pagarles las pensiones a todos los policías incorporados en las eras Uribe y Santos”. El costo de estas vinculaciones podría ir de los 200 a los 400 millones de dólares al año, agregó. 

Redefinir la seguridad 

Según los expertos, el país está en mora de discutir el concepto de seguridad, asociado al papel de ese policía y ese soldado del posacuerdo. Ello, afirman, incidirá en la identificación de la misionalidad y, consecuentemente, de los roles. 

Jean Carlo Mejía, docente de la Universidad de Medellín, sostiene que se están abordando las reformas que podrían requerir la Policía y las Fuerzas Militares, sin haber estudiado con suficiencia su función. Según el profesor Mejía, “la ausencia del Estado no debe ser cubierta con fuerza militar -solo en casos excepcionales- sino con Policía, que es la fuerza civil armada, y que debe pasar al Ministerio del Interior, que es el de la política”, dijo el profesor Leal. 

El posconflicto, más que una disminución de la violencia, exhibirá manifestaciones distintas. Y buena parte de ellas, conceptúan, será producto de un cúmulo de conflictividades sociales no resueltas que la dinámica de la guerra interna ensombreció o relegó a un segundo plano. 

Según el profesor Andrés Molano, de la Universidad del Rosario, tráfico de personas y minería ilegal (hace tiempo en los radares de las autoridades) figuran entre esas “economías delictivas” que se tendrán que atender. 

Agrega que uno de los puntos de partida, desde el punto de vista institucional, es un cambio cultural de la idea de seguridad y defensa, concebida como un asunto esencialmente militar y político, a una noción de seguridad multidimensional que sirva a los ajustes doctrinales.

(Por: Fin/HEVC/MLA/JAAH
)
N.° 738

Otras noticias

Educación

noviembre 21 de 2019

Comunicado Número 18 de Rectoría

La comunidad universitaria en todas nuestras sedes, al igual que muchos...

La pava caucana es endémica de una pequeña área de Colombia y es una de las aves más amenazadas del país. Fotos: Edwin Laverde/Laverde Biodiversa.

Medioambiente

noviembre 21 de 2019

Pava caucana, en plan de conservación

La reforestación del Bosque de Yotoco con especies de plantas nativas, la...

Distribución de las 22 comunas de Santiago de Cali. Fotos: Neftalí Jiménez Restrepo, estudiante de la Maestría en Ingeniería Ambiental - UNAL Sede Manizales.

Medioambiente

noviembre 21 de 2019

Industria y comercio, los sectores que más contaminan en Cali

Mientras el sector textil aparece como el principal precursor de óxidos de...

Entre las fortalezas identificadas por los pares se destacó el capital humano de profesores, estudiantes y administrativos. Fotos: Agencia de Noticias UN.

Educación

noviembre 21 de 2019

Ingeniería Industrial promueve el emprendimiento

Para los pares evaluadores del Consejo Nacional de Acreditación (CNA), este...

La harina de mosca soldado negra es una buena alternativa nutricional para alimentar cerdos. Foto: Agencia de Noticias - Unimedios.

Desarrollo Rural

noviembre 21 de 2019

Mosca soldado negra, alimento económico para animales

La harina obtenida a partir de estos insectos se constituye en una excelente...

Arbusto de <em>Leandra subseriata</em> en el sitio de recolección. Foto: Yoshie Hata y Wilmar Sosa.

Ciencia & Tecnología

noviembre 21 de 2019

Extractos de tres especies de plantas combatirían la malaria

A partir de un tamizaje in vitro de la actividad antiplasmodial de 18 extractos...

El Hospital Universitario Nacional de Colombia está en proceso de expansión y se proyecta como una ciudadela para la salud.

Salud

noviembre 20 de 2019

HUN se proyecta como ciudadela para la salud

La prospectiva 2030 de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en el...

Paquetes, comidas rápidas, dulces y gaseosas son los alimentos que más consumen los adolescentes.

Salud

noviembre 20 de 2019

Adolescentes se alimentan mal fuera de casa

Los alimentos que más consume el 55 % de los estudiantes encuestados en un...


Colombia es el mayor productor de carbón de Iberoamérica. Fotos: archivo Agencia de Noticias UN.

Ciencia & Tecnología

noviembre 20 de 2019

Carbones, con potencial para extraer elementos de tierras raras

Las concentraciones en carbones colombianos de estos elementos químicos –muy...