Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Análisis

La Violencia de 1946 a 1966 no tuvo justicia ni reparación

Así lo afirma un estudio que analizó cinco novelas escritas durante los llamados años de La Violencia en Colombia. La verdad sobre lo que ocurrió en ese momento solo se evidenció mediante la narrativa literaria de la época.

Bogotá D. C., 06 de marzo de 2014Agencia de Noticias UN-

Violencia (1962), obra del artista Alejandro Obregón. Esta pintura al óleo es ejemplo de cómo fue representada la época de La Violencia en Colombia. Archivo particular

La tesis central del trabajo es que la proliferación literaria sobre la violencia evidencia una gran angustia por darla a conocer, por lo cual es interesante detenerse en sus claves interpretativas.

Myriam Jimeno, profesora del Departamento de Antropología U.N.

Foto: elheraldo.es

La memoria de las víctimas de hechos de violencia es tema de cada día en Colombia. Hace parte de la agenda de negociaciones con la guerrilla y se trabaja institucionalmente en el Centro de Memoria Histórica.

La memoria de las víctimas de hechos de violencia es tema de cada día en Colombia. Hace parte de la agenda de negociaciones con la guerrilla y se trabaja institucionalmente en el Centro de Memoria Histórica.

Las primeras novelas de este tipo datan de 1946 y entraron en aumento a partir del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán en 1948. Durante este tiempo, en el país se escribieron 74 novelas y centenares de cuentos, además, se produjo pintura, poesía, fotografía y teatro, en un evidente afán por dar a conocer lo que sucedía.

De ahí, que la violencia que tuvo lugar entre 1946 y 1966 sea el interés que motivó a la profesora Miriam Jimeno, del Departamento de antropología, a realizar el trabajo Novelas de la violencia: en busca de una narrativa compartida, el cual hizo parte del Seminario de Pensamiento Colombiano y del Proyecto Ensamblado en Colombia (Universidad Nacional de Colombia, 2013), investigación realizada por la socióloga Olga Restrepo sobre la historia de la ciencia en el país.

La investigación analizó cuatro novelas y una crónica, cuyos rasgos característicos fueron la popularidad por la que atravesara la obra en ese momento y su ubicación geográfica en las regiones donde se concentraba la violencia.

El Cristo de espaldas, de Eduardo Caballero Calderón; Lo que el cielo no perdona, de Fidel Blandón Berrío; Viento seco, de Daniel Caicedo; Sin tierra para morir, de Eduardo Santa; y la crónica La guerrilla del llano, de Eduardo Franco Isaza son los textos que conformaron dicha investigación.

De acuerdo con la Profesora Myriam Jimeno de la U.N.: “La novela sirvió como testimonio porque recogió y trasmitió de cierta manera los acontecimientos, preocupaciones y los afanes de la sociedad del momento y, además, ofreció una interpretación y un lente para valorar lo ocurrido”.

Y destacó que hay que recordar que estas se escribieron en un clima de intensa confrontación entre liberales y conservadores y ese bipartidismo es claro en los relatos que en su gran mayoría adoptaron el punto de vista liberal. Es decir, el de las víctimas, el de los perseguidos.

De esta manera, estas narraciones describieron con macabra precisión cómo se expandió la violencia en ciertas regiones del país, detallando los terribles acontecimientos de este ejercicio contra las gentes del campo.

Para Jimeno las crueldades narradas lograron un repudio moral contra los victimarios, agentes del régimen gobiernista, a quienes señalaron sin tapujos. Asimismo recalcó que se evidencia la injusticia sufrida por campesinos dedicados a vidas sencillas e inermes frente a las armas, mediante imágenes cristianas del dolor, tales como El Cristo de Espaldas.

En consecuencia, estas obras conformaron un conjunto que acentúa ciertos rasgos y deja otros de lado, y en ese sentido no se les puede pedir verdad histórica. Pero crearon verdad interpretativa, pues fueron la única opción de denuncia compartida y la voz de las víctimas frente al silencio, impuesto primero y acordado después dutante los gobiernos del posconflicto.

Igualmente, según Jimeno, las élites nacionales y la cumbre de los dos partidos de entonces querían el silencio como parte de un pacto, que si bien permitió reconstruir la gobernabilidad y controlar la confrontación bipartidista, ocultó las heridas de la violencia.

“Las novelas de La Violencia dejaron la ambigüedad de una verdad que no se asumió de otras formas públicas ni se tradujo en justicia o reparación. Nos dejaron la ambigüedad de hablar en novela sobre lo que había pasado en realidad”, concluyó la investigadora.

(Por: Fin/MJ/GAC/sup/AC
)
N.° 281

Otras noticias

El equipo interdisciplinar de la UCI recibe al personal del Hospital de Málaga al inicio de su entrenamiento. Fotos: Jonathan García - Comunicaciones HUN.

Salud

octubre 23 de 2020

HUN inicia entrenamiento sobre cuidado crítico en regiones

Personal del ESE Hospital Regional de García Rovira, de Málaga (Santander),...

En noviembre continuará la socialización del POTA en los municipios restantes hasta llegar a 125 en toda Antioquia. Foto: Gobernación de Antioquia.

Desarrollo Rural

octubre 23 de 2020

UNAL contribuiría a mejorar el POTA en Antioquia

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín está en capacidad de...

Portada de la edición 227 de UN Periódico, que circula este domingo 25 de octubre. Foto: Paola Andrea Bustos, Oficina de Proyectos Estratégicos - Unimedios.

Educación

octubre 23 de 2020

Posacuerdo: la paz postergada, edición especial de UN Periódico, léalo este domingo

Carlos Ruiz Massieu, Jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia;...

Fontibón es una zona rodeada de vías principales y varias zonas industriales. Fotos: archivo Unimedios.

Medioambiente

octubre 23 de 2020

Partículas emitidas en Fontibón penetrarían hasta los bronquios

El 48 % de las partículas contaminantes que circulan en el aire de esta...

Estudiantes de la Orinoquia podrán estudiar Medicina en la Sede de la UNAL de esta región. Fotos: Divulgación UNAL Sede Orinoquia.

Educación

octubre 23 de 2020

Medicina y otros pregrados tendrá la UNAL Sede Orinoquia

Medicina, Fonoaudiología, Terapia Ocupacional, Arquitectura, Diseño Industrial,...

Las profesiones del futuro deberán adaptarse a nuevos entornos digitales. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

octubre 23 de 2020

El futuro será de los profesionales adaptables a los cambios

Adaptación a entornos digitales, fortalecimiento de habilidades básicas y...

El documental es fruto del trabajo del Grupo Interdís a lo largo de 17 años, con grabaciones en Colombia y fuera del país. Foto: Grupo Interdis.

Artes & Culturas

octubre 23 de 2020

Tres historias de amor del maestro Luis A. Escobar, a escena

Este documental, que gira en torno a las grandes pasiones de uno de los más...

El proyecto busca evitar que estas embarcaciones salgan de servicio por daños inesperados. Fotos: Óscar Cardona Morales.

Ciencia & Tecnología

octubre 23 de 2020

Sistema detecta daños en lanchas de la Armada Nacional

La instalación de varios sensores que captan las vibraciones mecánicas de estos...

En Colombia los profesores que se forman para trabajar en básica primaria tienen unas bases precarias para enseñar matemáticas. Foto: Archivo Unimedios.

Educación

octubre 22 de 2020

Las matemáticas se deben enseñar a partir de problemas sociales

Los profesores de primaria deben replantear la metodología y el discurso que se...

El cierre de la visita de dos días contó con la presencia de los pares y directivos de la Facultad de Ciencias. Fotos: Unimedios.

Educación

octubre 22 de 2020

Investigación y calidad docente fortalecen la Maestría de Geofísica

Después de dos días de visita virtual, los pares evaluadores de este posgrado...