Escudo de la República de Colombia

Análisis

La Violencia de 1946 a 1966 no tuvo justicia ni reparación

Así lo afirma un estudio que analizó cinco novelas escritas durante los llamados años de La Violencia en Colombia. La verdad sobre lo que ocurrió en ese momento solo se evidenció mediante la narrativa literaria de la época.

Bogotá D. C., 06 de marzo de 2014Agencia de Noticias UN-

Violencia (1962), obra del artista Alejandro Obregón. Esta pintura al óleo es ejemplo de cómo fue representada la época de La Violencia en Colombia. Archivo particular

La tesis central del trabajo es que la proliferación literaria sobre la violencia evidencia una gran angustia por darla a conocer, por lo cual es interesante detenerse en sus claves interpretativas.

Myriam Jimeno, profesora del Departamento de Antropología U.N.

Foto: elheraldo.es

La memoria de las víctimas de hechos de violencia es tema de cada día en Colombia. Hace parte de la agenda de negociaciones con la guerrilla y se trabaja institucionalmente en el Centro de Memoria Histórica.

La memoria de las víctimas de hechos de violencia es tema de cada día en Colombia. Hace parte de la agenda de negociaciones con la guerrilla y se trabaja institucionalmente en el Centro de Memoria Histórica.

Las primeras novelas de este tipo datan de 1946 y entraron en aumento a partir del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán en 1948. Durante este tiempo, en el país se escribieron 74 novelas y centenares de cuentos, además, se produjo pintura, poesía, fotografía y teatro, en un evidente afán por dar a conocer lo que sucedía.

De ahí, que la violencia que tuvo lugar entre 1946 y 1966 sea el interés que motivó a la profesora Miriam Jimeno, del Departamento de antropología, a realizar el trabajo Novelas de la violencia: en busca de una narrativa compartida, el cual hizo parte del Seminario de Pensamiento Colombiano y del Proyecto Ensamblado en Colombia (Universidad Nacional de Colombia, 2013), investigación realizada por la socióloga Olga Restrepo sobre la historia de la ciencia en el país.

La investigación analizó cuatro novelas y una crónica, cuyos rasgos característicos fueron la popularidad por la que atravesara la obra en ese momento y su ubicación geográfica en las regiones donde se concentraba la violencia.

El Cristo de espaldas, de Eduardo Caballero Calderón; Lo que el cielo no perdona, de Fidel Blandón Berrío; Viento seco, de Daniel Caicedo; Sin tierra para morir, de Eduardo Santa; y la crónica La guerrilla del llano, de Eduardo Franco Isaza son los textos que conformaron dicha investigación.

De acuerdo con la Profesora Myriam Jimeno de la U.N.: “La novela sirvió como testimonio porque recogió y trasmitió de cierta manera los acontecimientos, preocupaciones y los afanes de la sociedad del momento y, además, ofreció una interpretación y un lente para valorar lo ocurrido”.

Y destacó que hay que recordar que estas se escribieron en un clima de intensa confrontación entre liberales y conservadores y ese bipartidismo es claro en los relatos que en su gran mayoría adoptaron el punto de vista liberal. Es decir, el de las víctimas, el de los perseguidos.

De esta manera, estas narraciones describieron con macabra precisión cómo se expandió la violencia en ciertas regiones del país, detallando los terribles acontecimientos de este ejercicio contra las gentes del campo.

Para Jimeno las crueldades narradas lograron un repudio moral contra los victimarios, agentes del régimen gobiernista, a quienes señalaron sin tapujos. Asimismo recalcó que se evidencia la injusticia sufrida por campesinos dedicados a vidas sencillas e inermes frente a las armas, mediante imágenes cristianas del dolor, tales como El Cristo de Espaldas.

En consecuencia, estas obras conformaron un conjunto que acentúa ciertos rasgos y deja otros de lado, y en ese sentido no se les puede pedir verdad histórica. Pero crearon verdad interpretativa, pues fueron la única opción de denuncia compartida y la voz de las víctimas frente al silencio, impuesto primero y acordado después dutante los gobiernos del posconflicto.

Igualmente, según Jimeno, las élites nacionales y la cumbre de los dos partidos de entonces querían el silencio como parte de un pacto, que si bien permitió reconstruir la gobernabilidad y controlar la confrontación bipartidista, ocultó las heridas de la violencia.

“Las novelas de La Violencia dejaron la ambigüedad de una verdad que no se asumió de otras formas públicas ni se tradujo en justicia o reparación. Nos dejaron la ambigüedad de hablar en novela sobre lo que había pasado en realidad”, concluyó la investigadora.

(Por: Fin/MJ/GAC/sup/AC
)
N.° 281

Otras noticias

La búsqueda de implantes biodegradables para regenerar tejido óseo perdido es una línea de investigación de gran interés en medicina. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 14 de 2020

Con espumas metálicas biodegradables regenerarían huesos

A partir de aleaciones de magnesio se desarrolla este material para generar una...

El cocodrilo del Orinoco es una especie exótica. Foto: Rafael Moreno.

Ciencia & Tecnología

julio 14 de 2020

Cocodrilos reintroducidos actúan como exploradores y patrulleros

Después de un seguimiento de dos años a los cuatro cocodrilos que se liberaron...

Salud

julio 14 de 2020

La caries se previene y controla desde casa

El correcto cepillado diario –considerado como un tratamiento no operatorio...

Los deportistas, al igual que las personas que no lo son, pueden presentar complicaciones en su salud al verse expuestos al COVID-19. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

julio 14 de 2020

Deportistas de alto rendimiento se protegerían del COVID con protocolos

Realizar una valoración del estado de salud, un examen médico profundo,...

El estudio de necesidades hídricas se lleva a cabo en el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). Fotos: Jheison Adolfo Guerrero.

Desarrollo Rural

julio 14 de 2020

Cultivar más con menos agua, reto para los agricultores

Con medidores de tensión y humedad, investigadores determinaron la cantidad de...

El proyecto Moycot busca reducir emisiones vehiculares en Medellín. Fotos: Proyecto Moycot.

Ciencia & Tecnología

julio 13 de 2020

Modelos mejoran movilidad vehicular y reducen emisiones

Aplicaciones y tecnologías que mejoran el control del tráfico y la programación...

Con el teleapoyo, un equipo interdisciplinario de especialistas en cuidado crítico brindará un acompañamiento permanente.

Salud

julio 13 de 2020

Teleapoyo a regiones para atender pacientes COVID-19

Esta nueva estrategia les permitirá a profesionales especializados de la...

El lactosuero retiene cerca del 55 % de los ingredientes como lactosa, proteínas solubles, lípidos y sales minerales. Fotos: Juan Carlos Higuita - UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

julio 13 de 2020

Lactosuero, con alto potencial para producir biopolímeros

Gracias a su bajo costo y a su gran disponibilidad en la industria láctea, este...

Bote-ambulancia abandonado, perteneciente al Centro de Salud de La Pedrera. Foto: Bacilio Yukuna. Fotos: Juan Felipe Guhl.

Salud

julio 13 de 2020

Salud de poblaciones indígenas requiere una mirada integral

A la hora de conformar los perfiles epidemiológicos sobre la salud de la...

Los más afectados por la actual crisis son los trabajadores de América Lina que están bajo la línea de pobreza. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 13 de 2020

Sector financiero se fortalece en medio de la pandemia

“En la etapa inicial de la emergencia por COVID-19 los conglomerados...