Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

La U.N. se vincula a formación agroecológica de jóvenes rurales

Junto con el Instituto Agroecológico Latinoamericano (Iala) María Cano, la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) contribuye a afianzar los conocimientos de jóvenes campesinos y a ofrecerles herramientas teóricas que puedan aplicar en sus comunidades.

Palmira, 14 de septiembre de 2017Agencia de Noticias UN-

Semillas de maíz criollo y frijoles cosechados en el Iala María Cano.

Sede del Iala María Cano en Viotá (Cundinamarca).

Un grupo de estudiantes de la primera promoción del Iala María Cano, entre ellos está Omaira Pineda, en una jornada de campesino a campesino.

La formación que se imparte en el Iala María Cano está dirigida a población juvenil de zonas rurales.

Universidad Nacional de Colombia Sede Palmira.

El Iala María Cano, ubicado la vereda La Esmeralda Brasil (municipio de Viotá, Cundinamarca), es un proyecto de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria que lleva cerca de cinco años de construcción y que inició su labor como “universidad campesina” en enero de 2017, ofreciendo el título de tecnólogo en agroecología.

Un elemento diferenciador de este programa académico –construido en alianza con la Universidad de la Amazonia– es que todos sus estudiantes son campesinos vinculados a organizaciones campesinas.

“Los educandos tienen conocimientos del campo, por lo que el propósito es afianzar esos saberes y darles bases sobre otros manejos con los principios de la agroecología”, explica Omaira Pineda Quintero, estudiante de Ingeniería Agronómica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira.

Además la formación se realiza con la metodología “Pedagogía de la alternancia”, cuyo curso teórico-práctico en la Institución dura tres meses mientras que en los otros tres se desarrolla el componente práctico desde y para sus comunidades. El curso completo dura dos años y medio.

La primera cohorte inició en enero con 25 educandos provenientes de 12 departamentos de Colombia, y la segunda arrancó sus clases en mayo, con 24 estudiantes. El 80 % de estos jóvenes procede de zonas afectadas por el conflicto armado en las que el acceso a instituciones de educación superior es limitado o nulo.

Participación de la U.N.

Con la perspectiva de crear y mantener nexos con la ruralidad, la Facultad de Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Bogotá ha realizado un acercamiento para ejecutar nuevos proyectos y adelantar jornadas pedagógicas.

Por su parte, el Grupo de Investigación Madera y Guadua de la Facultad de Arquitectura de la misma Sede –coordinado por el profesor Jorge Lozano– realizó un diagnóstico del campus en el que funciona el Iala María Cano, que es una finca de 16 hectáreas.

En esta zona de piedemonte analizaron el ecosistema y la proyección de estructuras con enfoque sustentable que puedan construirse para ampliar y garantizar mejores condiciones para el desarrollo de los educandos.

La U.N. Sede Palmira también participa en el programa académico, por medio de un convenio de pasantía. La estudiante Omaira Pineda forma parte del equipo docente de apoyo en prácticas de producción en huerto y vivero, con el trabajo de planificación y prácticas ligadas a la agroecología.

Además es docente de agroestadística, asignatura en la que enseña ejercicios de seguimiento a cultivos y toma de indicadores de análisis estadísticos con cada estudiante.

Como parte del plan de estudios se enseña a conservar el medioambiente y a propender por conseguir soberanía alimentaria fomentando el uso de controles biológicos en vez de pesticidas. También se contempla el reciclaje, el establecimiento de huertas caseras y el manejo orgánico en los cultivos.

Equidad de género y paz

Dana Rocío Ávila, ingeniera agrónoma de la U.N. Sede Bogotá y coordinadora del Iala María Cano, comenta que “en el Instituto se trabaja según principios de equidad de género”.

En la primera promoción participan seis mujeres, dos de ellas madres, y en la segunda se están formando 12 mujeres, tres de ellas madres.

La estudiante Quintero comenta que en estos espacios se fomentan cambios significativos enmarcados en el posconflicto, mientras se trabaja en la participación de la mujer rural dentro de los procesos de las fincas.

“En el campo las oportunidades se les brindan más a los hombres, y por su rezago histórico las mujeres quedan relegadas a tareas domésticas. Las que están estudiando difunden su papel y la importancia de su proceso de formación”, agrega la coordinadora.

La directiva concluye que el programa le aporta al proceso de consolidación de la paz en Colombia a partir de la creación de nuevos espacios de formación académica que conservan la identidad de los educandos para que ellos sientan el orgullo de ser hijos de campesinos que transforman el campo en un periodo de paz.

(Por: Fin/TSYR/MLA/LOF
)
N.° 448

Otras noticias

Entre su empleo y el trabajo doméstico, las mujeres trabajan 7 horas más a la semana que los hombres. Fotos: cortesía

Economía & Organizaciones

enero 17 de 2018

Mujeres de Bogotá tienen mayor carga laboral doméstica que los hombres

Del análisis de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (2012-2013), realizada...

La herramienta permite cargar entre 6 y 8 kg de escombros. (Foto: cortesía).

Ciencia & Tecnología

enero 16 de 2018

Eleviat: sistema para recoger escombros más rápido y con menor esfuerzo

La herramienta facilita el trabajo de los recolectores de escombros porque...

Gracias a su base y estructura, cuando el carrito está desplegado se puede mantener estable. (Foto: cortesía)

Ciencia & Tecnología

enero 16 de 2018

Carrito de mercado plegable, fácil de transportar

Hump es un carrito de mercado para cargar de forma segura, eficaz y eficiente...

Las fibras de las diversas variedades de plátano tienen tonalidades naturales que van desde el café hasta el rojo.

Desarrollo Rural

enero 15 de 2018

Víctimas del conflicto encuentran alternativa en residuos de plátano

En la Orinoquia, cerca de 90 familias de comunidades vulnerables, víctimas del...

La beca Sakura Science Program es otorgada por la Agencia de Ciencia y Tecnología de Japón.

Educación

enero 15 de 2018

En Japón, estudiantes de la U.N. aprenden sobre investigación científica

Gracias a la beca Sakura Science Program, otorgada por la Agencia de Ciencia y...

Educación

enero 13 de 2018

La idea de justicia en el acceso a la universidad

Nuestras expectativas, propósitos y retos se renuevan al iniciar un nuevo año....

La masacre de La Rubiera fue uno de los casos más conocidos. Fotos: A. Gómez, 1991. <em>Indios, colonos y conflictos: una historia regional de los Llanos Orientales 1870-1970.</em>

Política & Sociedad

enero 12 de 2018

Guahibiar: cazar indios, considerados seres sin alma

Durante la colonización de los Llanos colombianos, los españoles cazaban a los...

El proceso se lleva a cabo en el Icta.

Salud

enero 12 de 2018

FOTOGALERÍA: Tilapia ahumada, alternativa nutricional

La Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional de...

Se espera que las partes lleguen a un acuerdo para reanudar las negociaciones.

Política & Sociedad

enero 11 de 2018

Diálogo con el ELN está herido, pero no muerto

Después de terminar el cese al fuego bilateral y de conocerse los ataques por...

Los drones podrían llegar a zonas de difícil acceso y recorrer distancias amplías.

Ciencia & Tecnología

enero 11 de 2018

Drones ambulancia asistirían primeros auxilios

Estudiantes de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional de Colombia...