Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

La U.N. se vincula a formación agroecológica de jóvenes rurales

Junto con el Instituto Agroecológico Latinoamericano (Iala) María Cano, la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) contribuye a afianzar los conocimientos de jóvenes campesinos y a ofrecerles herramientas teóricas que puedan aplicar en sus comunidades.

Palmira, 14 de septiembre de 2017Agencia de Noticias UN-

Semillas de maíz criollo y frijoles cosechados en el Iala María Cano.

Sede del Iala María Cano en Viotá (Cundinamarca).

Un grupo de estudiantes de la primera promoción del Iala María Cano, entre ellos está Omaira Pineda, en una jornada de campesino a campesino.

La formación que se imparte en el Iala María Cano está dirigida a población juvenil de zonas rurales.

Universidad Nacional de Colombia Sede Palmira.

El Iala María Cano, ubicado la vereda La Esmeralda Brasil (municipio de Viotá, Cundinamarca), es un proyecto de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria que lleva cerca de cinco años de construcción y que inició su labor como “universidad campesina” en enero de 2017, ofreciendo el título de tecnólogo en agroecología.

Un elemento diferenciador de este programa académico –construido en alianza con la Universidad de la Amazonia– es que todos sus estudiantes son campesinos vinculados a organizaciones campesinas.

“Los educandos tienen conocimientos del campo, por lo que el propósito es afianzar esos saberes y darles bases sobre otros manejos con los principios de la agroecología”, explica Omaira Pineda Quintero, estudiante de Ingeniería Agronómica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira.

Además la formación se realiza con la metodología “Pedagogía de la alternancia”, cuyo curso teórico-práctico en la Institución dura tres meses mientras que en los otros tres se desarrolla el componente práctico desde y para sus comunidades. El curso completo dura dos años y medio.

La primera cohorte inició en enero con 25 educandos provenientes de 12 departamentos de Colombia, y la segunda arrancó sus clases en mayo, con 24 estudiantes. El 80 % de estos jóvenes procede de zonas afectadas por el conflicto armado en las que el acceso a instituciones de educación superior es limitado o nulo.

Participación de la U.N.

Con la perspectiva de crear y mantener nexos con la ruralidad, la Facultad de Ciencias Agrarias de la U.N. Sede Bogotá ha realizado un acercamiento para ejecutar nuevos proyectos y adelantar jornadas pedagógicas.

Por su parte, el Grupo de Investigación Madera y Guadua de la Facultad de Arquitectura de la misma Sede –coordinado por el profesor Jorge Lozano– realizó un diagnóstico del campus en el que funciona el Iala María Cano, que es una finca de 16 hectáreas.

En esta zona de piedemonte analizaron el ecosistema y la proyección de estructuras con enfoque sustentable que puedan construirse para ampliar y garantizar mejores condiciones para el desarrollo de los educandos.

La U.N. Sede Palmira también participa en el programa académico, por medio de un convenio de pasantía. La estudiante Omaira Pineda forma parte del equipo docente de apoyo en prácticas de producción en huerto y vivero, con el trabajo de planificación y prácticas ligadas a la agroecología.

Además es docente de agroestadística, asignatura en la que enseña ejercicios de seguimiento a cultivos y toma de indicadores de análisis estadísticos con cada estudiante.

Como parte del plan de estudios se enseña a conservar el medioambiente y a propender por conseguir soberanía alimentaria fomentando el uso de controles biológicos en vez de pesticidas. También se contempla el reciclaje, el establecimiento de huertas caseras y el manejo orgánico en los cultivos.

Equidad de género y paz

Dana Rocío Ávila, ingeniera agrónoma de la U.N. Sede Bogotá y coordinadora del Iala María Cano, comenta que “en el Instituto se trabaja según principios de equidad de género”.

En la primera promoción participan seis mujeres, dos de ellas madres, y en la segunda se están formando 12 mujeres, tres de ellas madres.

La estudiante Quintero comenta que en estos espacios se fomentan cambios significativos enmarcados en el posconflicto, mientras se trabaja en la participación de la mujer rural dentro de los procesos de las fincas.

“En el campo las oportunidades se les brindan más a los hombres, y por su rezago histórico las mujeres quedan relegadas a tareas domésticas. Las que están estudiando difunden su papel y la importancia de su proceso de formación”, agrega la coordinadora.

La directiva concluye que el programa le aporta al proceso de consolidación de la paz en Colombia a partir de la creación de nuevos espacios de formación académica que conservan la identidad de los educandos para que ellos sientan el orgullo de ser hijos de campesinos que transforman el campo en un periodo de paz.

(Por: Fin/TSYR/MLA/LOF
)
N.° 448

Otras noticias

El yogurth de yuca para cerdos fue inicialmente introducido en Cuba. Foto: Archivo Unimedios

Desarrollo Rural

enero 24 de 2020

Yogur de yuca para cerdos, una dieta productiva

Por cerca de un mes, alrededor de 75 cerdos recibieron como alimento un yogur...

Áreas como matemáticas, sociales, lenguaje e inglés se integraron al modelo educativo ambiental. Foto: María Mónica Holguín.

Medioambiente

enero 24 de 2020

Sistema de gestión comunitario forma líderes ambientales

El diseño de este sistema, liderado por los estudiantes de básica secundaria y...

En la cáscara de mandarina arrayana se encontró gran potencial antioxidante. Foto: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

enero 23 de 2020

Cáscara de mandarina arrayana, fuente de aceites antioxidantes

En este residuo de la fruta se identificaron extractos con actividad...

Los docentes del Iepri analizaron, desde diversos puntos, qué ha sucedido con el Paro Nacional. Fotos:  Unimedios.

Política & Sociedad

enero 23 de 2020

Paro nacional refleja brechas entre los partidos políticos

Los partidos políticos se han quedado sin argumentos frente a las...

Los soportes de colágeno se pueden utilizar en el tratamiento de quemaduras y favorecen la regeneración de la piel. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 23 de 2020

Soporte de colágeno con caléndula para la piel recibe patente de la SIC

Estos soportes de colágeno I, que incluyen extractos como los de la flor de...

La aplicación de estos modelos numéricos serviría para obras de alta complejidad, como represas o túneles. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 22 de 2020

Estabilidad de laderas se puede medir antes de construir grandes obras

Mediante modelos numéricos se establecen las condiciones de estabilidad de un...

Este cernícalo (<em>Falco sparverius</em>) se recupera en la Urras de la Facultad de Medicina Veterinaria y de Zootecnia de la UNAL.  Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Medioambiente

enero 22 de 2020

Cernícalo recuperado por la URRAS será liberado

Un cernícalo, Falco sparverius, de la familia de los halcones, que fue remitido...

El Ministerio de Agricultura reportó 85.006 hectáreas de cítricos sembradas en el país en 2019.

Desarrollo Rural

enero 21 de 2020

Cultivos de naranja en fincas agrodiversas resistirían más al cambio climático

Con base en el aumento de la biodiversidad en los sistemas agrícolas de...

Los próximos planes de ordenamiento territorial deberían tener presente el recurso hídrico para evitar su afectación. Foto: archivo Unimedios.

Medioambiente

enero 21 de 2020

Recursos hídricos determinan mejores planes de ordenamiento

Un método que integra la planificación territorial y la gestión del agua...

El profesor José Ismael Peña Reyes tomó posesión del cargo como nuevo director Nacional de Extensión, Innovación y Propiedad Intelectual. Fotos: Brandon Pinto - Agencia de Noticias UN.

Educación

enero 20 de 2020

Se posesiona nuevo director de Extensión e Innovación de la UNAL

El profesor José Ismael Peña Reyes, nuevo director Nacional de Extensión,...