Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Ciencia & Tecnología

Guadua, una industria que despierta en Colombia

Pese a que el sector de la guadua le ha dejado al país ganancias por 8.611 millones de pesos, aún es una industria incipiente y poco aprovechada.

Bogotá D. C., 17 de enero de 2013Agencia de Noticias UN-

Con guadua laminada, pegada y prensada, investigadores de la UN crearon unas novedosas columnas para construir viviendas. - Foto: Andrés Felipe Castaño/Unimedios

En la Sede Palmira hay un taller dedicado al estudio de la guadua desde diversas aplicaciones. - Fotos: Archivo particular

El Eje Cafetero posee las mayores hectáreas cultivadas de guadua: 28.000.

La academia avanza en ampliar su clasificación taxonómica, establecer sus propiedades como material industrial, de construcción y de diseño, así como sus cadenas de comercialización.

El futuro de la incipiente industria de la guadua en Colombia es, a todas luces, más que alentador. Especialistas califican a la planta como a un “gigante” que se está despertando. De hecho, el bambú nacional se describe como uno de los más apropiados del continente para fabricar muebles, utensilios, adornos y hasta puentes e instrumentos. Más aún, se constituye en una alternativa para la arquitectura y la construcción, dadas sus características de sismorresistencia.

Es uno de los recursos forestales renovables más usados en el país desde tiempos prehispánicos, un renglón esencial para la economía de miles de familias rurales y una de las maderas que tiene mayor potencial para innovar en diseños y usos.

Según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural (MADR), el país ocupa en América Latina el segundo lugar en cuanto a diversidad, expresada en nueve géneros y setenta especies reportadas, de las cuales veinticuatro son endémicas y unas doce esperan a ser descritas.

Se estima que, entre 1993 y 2002, esta gramínea originó recursos por 8.611 millones de pesos, cifra que, según las corporaciones autónomas regionales, refleja el aprovechamiento de 3.075.592 plantas, de las cuales se obtuvieron 12.302.368 piezas comerciales. Según la Sociedad Colombiana de Bambú, existen unas 55.000 hectáreas de guaduales. El eje cafetero y Cundinamarca albergan grandes porcentajes.

Sin embargo, en esta última región, los pobladores de la provincia de Rionegro (norte del departamento) no apreciaban este material, pues no le encontraban un uso rentable, pese a estar inmersos entre un cúmulo de bosques naturales de esta planta. Por eso, eran devastados para crear zonas de ganadería.

Nuevo panorama

En la Universidad Nacional de Colombia son varios los proyectos que se desarrollan para sacarle el mayor provecho a la guadua. En Palmira, investigadores de la sede identificaron las principales necesidades del sector, relacionadas con la cadena productiva, la transformación del material y la asociatividad.

El MADR, gracias a un estudio efectuado por el Observatorio de Agrocadenas, estableció que falta investigación relacionada con su taxonomía (clasificación de las especies), utilización, transformación y comercialización, así como con sus potencialidades como materia prima industrial.

Por eso, el grupo de investigación en Diversidad Biológica de la UN en Palmira recolectó, durante tres años, 270 muestras de la guadua Angustifolia kunth (la más común del país) en treinta sitios de los departamentos de Quindío, Risaralda, Caldas y Valle del Cauca. El objetivo era evaluar características de simetría, diámetro, producción y longitud, que influyen en la calidad de la planta y en su comercialización y uso final.

“En el Laboratorio de Ingeniería del Instituto de Investigaciones Tecnológicas de la UN en Bogotá, evaluamos su elasticidad, corte paralelo a la fibra, compresión y contenido de humedad. Así, identificamos diferentes tipos con propiedades adecuadas para la construcción, la preindustrialización (paneles, aglomerados, pisos, laminados, esteras, pulpa y papel) y la fabricación de muebles y artesanías”, indica el profesor Jaime Eduardo Muñoz, director del proyecto.

La materia prima de alta calidad, hallada en Montenegro, Circasia y Quimbaya (Quindío), Chinchiná y Palestina (Caldas) y Pereira (Risaralda), se encuentra en un banco de multiplicación vegetal ubicado en la UN en Palmira y en el municipio de Montenegro, para que los productores puedan aprovecharla y sembrarla.

Casas alternativas

De otra parte, un proyecto del Instituto de Extensión e Investigación de la Facultad de Ingeniería y del Instituto de Investigaciones Tecnológicas de la Facultad de Artes de la UN en Bogotá abrió la posibilidad de usar la guadua laminada, pegada y prensada como material estructural para construir vivienda.

La investigadora Patricia Luna, profesora del Departamento de Ingeniería Civil (DIC), cuenta que, en principio, se formuló un programa con tres iniciativas: el uso de microorganismos para mejorar algunos aspectos indeseables que afectan los culmos (tallos) de la guadua; el desarrollo de la línea de producción de las láminas prensadas; y el estudio de su comportamiento para ser usado como material de soporte de estructuras. Esta última fue la única iniciativa que finalmente aprobó el MADR.

Para desarrollarla, los investigadores adaptaron una cortadora de cuchillas radiales (redondas), diseñada por estudiantes de Ingeniería Mecánica, bajo el liderazgo del profesor Jorge Lozano de la Facultad de Artes. Adicionalmente, fabricaron sierras de discos paralelos y prensas hidráulicas y manuales, trabajos innovadores e indispensables para la producción de los laminados.

Las sierras fueron llevadas a los municipios de Yacopí (corregimiento de Ibama) y Pacho, en donde se instalaron centros de transformación primaria de lámina. Allí capacitaron a la comunidad, no solo en el corte y aprovechamiento de los guaduales y en el manejo de la guadua, sino también en su transformación.

Según Caori Takeuchi, directora de la investigación y docente del DIC, este es un material que adquiere su resistencia mecánica en pocos años, además es renovable, protege cauces y captura dióxido de carbono. Sin embargo, destaca que el número de hectáreas naturales ha disminuido en Cundinamarca, porque no suscita el interés de los dueños de los terrenos.

Pero aclara que, sin duda, se perfila como un material que puede tener valor económico si el corte se hace de manera responsable, se cuenta con buenas vías de acceso y se tiene permiso de aprovechamiento.

“El valor agregado de las láminas de guadua se da en todos los sentidos. Su precio de venta es mucho mayor y el transporte es más fácil y económico –en contraste con la guadua rolliza, que ocupa un gran volumen y su peso es mayor–. Además, el proceso de secado es más fácil”.

Luego de la socialización con la comunidad, en el taller de carpintería del Sindú de la UN, diseñaron y fabricaron en guadua laminada las estructuras de dos prototipos de vivienda de interés social. Después hicieron el preensamblado y una prueba de carga, antes de instalarlas en los municipios de Yacopí y Pacho, con muy buenos resultados.

“En países como Chile y Estados Unidos el uso de la vivienda prefabricada industrializada es común. Por esto, cabe pensar que, con la guadua laminada, prensada y pegada, se puede impulsar un proceso similar en Colombia”, asegura la profesora Takeuchi.

Aportes del diseño

Por otra parte, el Departamento de Diseño de la UN en Palmira ayuda a fortalecer el sector con estudios, diseños y productos innovadores. El profesor Víctor Manuel Díaz señala que, desde el 2009, un grupo interdisciplinario identifica problemáticas y soluciones.

“Hay un curso intersemestral para estudiantes de todas las carreras interesados en el tema. Desde allí incidimos mediante proyectos ambientales, agrícolas y de diseño que favorecen a todos los eslabones de la cadena productiva”, afirma.

Así, diseñadores industriales han elaborado puentes, paraderos, parques, artículos de mueblería y artesanías, entre otros, que han llamado la atención de los fabricantes, que también quieren contribuir a desarrollar esta industria.

Buenas perspectivas

Para Ximena Londoño, presidenta de la Sociedad Colombiana de Bambú, estas contribuciones han impulsado el desarrollo del sector en Colombia, pues sus investigaciones comprueban científicamente las innumerables ventajas de la guadua Angustifolia kunth y han permitido darle un marco legal (norma NSR-10, capítulo G12, que reglamenta y autoriza su utilización para la construcción de viviendas).

El objetivo, a mediano plazo, es que se convierta en un sustituto de la madera convencional –cuya extracción es dañina para los ecosistemas– y ayude a preservar las fuentes hídricas, uno de los mayores atributos de los guaduales.

Lea el artículo completo en UN Periódico n.º 161: http://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/la-guadua-despierta-como-industria.html.

 

(Por: Fin/JCR/fga/sup
)
N.° 222

Otras noticias

Óscar Andrés Prado Rubio, director de Investigación y Extensión de la UNAL Sede Manizales. Fotos: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

noviembre 30 de 2020

UNAL compartirá sede de la primera OTRI de Caldas

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Manizales y la Universidad de...

El proyecto #SomosUNAL estaba nominado en el pilar Inteligencia Digital Empresarial” en la categoría “Mejor campaña de canalización de procesos en social media”. Fotos: Unimedios.

Artes & Culturas

noviembre 30 de 2020

UNAL, ganadora en los premios #LatamDigital

La campaña #SomosUNAL, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), ganó el...

Esta técnica será la base para realizar proyectos de planeación urbana. Fotos: Jorge Eduardo Hernández, ingeniero en Automatización Industrial de la UNAL Sede Manizales.

Ciudad & Territorio

noviembre 30 de 2020

Modelos de ciudades en 3D optimizarían planeación urbana

La optimización de los modelos 3D ofrece una mejor representación de las...

Se analizó la genética de poblaciones de bocachico con marcadores moleculares específicos de la especie, nueva herramienta aportada por el estudio. Foto: Edna Márquez.

Medioambiente

noviembre 30 de 2020

Bocachico sufre cambios genéticos por malas prácticas de repoblamiento

Inadecuadas prácticas de repoblamiento con selección artificial de los peces a...

El trabajo base del Centro de Pensamiento Pospenados (CPPP) se hará inicialmente en Bogotá y Medellín, pero luego se ampliará al resto del país. Fotos: Unimedios.

Educación

noviembre 30 de 2020

Pospenados, foco de estudio de nuevo centro de pensamiento de la UNAL

El Centro de Pensamiento Pospenados (CPPP) de la Universidad Nacional de...

En el conversatorio “Cuatro años del Acuerdo de Paz en Colombia: miradas sobre la perspectiva” se ventilaron los grandes obstáculos para implementar el Acuerdo de Paz. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

noviembre 30 de 2020

Acuerdo de paz no avanza sin soluciones integrales

“No se puede pretender solucionar el punto cuatro (de cultivos ilícitos) si no...

Los habitantes de Medellín deben extremar medidas para evitar un nuevo pico de la pandemia en diciembre. Fotos: Laboratorio Genómico One Health – UNAL Sede Medellín.

Salud

noviembre 30 de 2020

Medellín viviría otro pico de COVID-19 en diciembre

Según los registros de estos 8 meses de pandemia, el 27 % de la población se...

Cerca del 45 % de los viajes en moto duran entre 30 minutos y 1 hora. Fotos: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

noviembre 30 de 2020

Motociclistas cambian sus rutas para huirles a buses y camiones

Aunque buscar la vía más rápida es un factor importante a la hora de decidir...

La profesora Sánchez de Prager señaló que los campesinos necesitan más apoyo para tener comida y ambiente sanos. Fotos: Archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

noviembre 27 de 2020

Agroecología ayudaría a contrarrestar el nuevo coronavirus

“Los sistemas agroalimentarios nos dicen que lo que comemos nos alimenta, pero...

El informe, elaborado por docentes e investigadores de la UNAL, registra 521 casos reportados. Fotos: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

noviembre 27 de 2020

Conflicto armado en la UNAL, una historia de actos arbitrarios

La detención arbitraria –con 125 casos– y la desaparición forzada –con 78–...