Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Justicia comunitaria va a paso muy lento en Colombia

La justicia comunitaria es una herramienta para solucionar conflictos, pero la falta de conciliadores y jueces son su amenaza.

Bogotá D. C., 15 de septiembre de 2017Agencia de Noticias UN-

La justicia comunitaria es una herramienta que ayuda a la resolver conflictos sin necesidad de la justicia ordinaria.

Édgar Ardila, abogado y profesor de la Universidad Nacional de Colombia. Foto: Nicolás Bojacá.

Para el profesor Édgar Ardila, el departamento de Santander es un ejemplo en resolución de conflictos.

Huellas y trazos de la justicia comunitaria en Colombia Foto: Nicolás Bojacá.

La justicia indígena es el ejemplo más claro de justicia comunitaria en Colombia, aunque está olvidada.

“El país tiene una historia de negación de lo que ha hecho la gente para manejar sus conflictos”, aseguró Édgar Ardila, abogado y profesor de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), aunque por otro lado la justicia ordinaria no ofrece alternativas, ya que “esta tiene una capacidad de intervención mínima en la realidad de los conflictos”.

Es allí donde la justicia comunitaria aparece como una herramienta que promete cambios a partir de la conciliación en equidad –aunque en el territorio nacional no se haya ejecutado de manera correcta– pues con ella la gente maneja sus conflictos desde su propia realidad, partiendo del principio que “el otro no es el enemigo, sino alguien con quien se deben manejar las diferencias y tramitarlas en conjunto”, explica el docente.

Para el académico, con el pasar del tiempo en otros países se ha logrado consolidar lo que en Colombia se ha retrasado, pese a que en 1994 la Presidencia de la República puso en marcha la figura de los jueces de paz.

“Si uno lo compara con otros países, estos han desarrollado mecanismos sociales que les facilitan a las personas manejar sus conflictos, pero aquí la gente no tiene más opción que acudir a la violencia”, aseguró el experto en justicia comunitaria de la U.N.

El abogado manifiesta que este tema ha sido invisible y que desde las academias no se han ocupado mucho de sus conceptos y desarrollos a partir de las dinámicas de administración de justicia y gestión de conflictos en las comunidades.

“Hace poco que se habla de mecanismos alternativos para la solución del conflicto, pero no se analizan los métodos comunitarios en los que están los procesos de gestión de conflicto y es muy importante que los aprendizajes que hace cada país, comunidad y operador de justicia comunitaria pueda pasar por la academia para ser fortalecido, enriquecido y criticado”, añadió el profesor Ardila.

Justicia en proceso

En realidad este es un proceso que está avanzando y estamos muchísimo mejor que hace 20 años, pero el camino recorrido ha sido bastante más corto que el de otros países, sostiene el experto.

“Se estima que para que la justicia comunitaria llegue a los distintos espacios del territorio colombiano se requieren alrededor de 20 mil y 30 mil conciliadores y cerca de 5.000 jueces de paz. La realidad es que tenemos alrededor de 10 mil conciliadores, pero la mayoría no ejerce”, denunció.

Además celebró que Santander sea uno de los departamentos más aventajados en temas de justicia comunitaria, porque desde allí están operando de manera correcta, ofreciendo apoyo y acompañamiento jurídico en todos los frentes: “aquí se tiene la ventaja de que muchos municipios tienen conciliadores que están operando de manera adecuada”.

Gracias a este método, se contribuye a descongestionar procesos desde la justicia ordinaria, agrega el pedagogo, quien recuerda que también existen algunas regiones, principalmente rurales, en las que se han desarrollado formas de justicia comunitaria que no han pasado por formatos oficiales, sino que la misma gente los ha propiciado. Uno de ellos es, precisamente, el de la justicia indígena: “esta es prácticamente la mejor escuela que tenemos en Colombia, de la cual debiéramos estar aprendiendo, pero también está bastante olvidada”, sentenció el profesor Ardila.

Estas reflexiones se dieron con motivo del lanzamiento libro: Huellas y trazos de la justicia comunitaria en Colombia, proyecto apoyado por el Instituto Unidad de Investigaciones Jurídico-Sociales Gerardo Molina de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y sociales de la U.N.

(Por: fin/OM/MLA/LOF
)
N.° 452

Otras noticias

Los estudiantes trabajaron con el minidron Parrot Mambo. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Ciencia & Tecnología

noviembre 18 de 2019

UNAL se destaca en competencia de minidrones

El grupo BeeControlling ocupó el tercer lugar en la segunda versión de la...

Jesús Rodríguez Zepeda, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) de México. Fotos: IEU-UNAL.

Ciudad & Territorio

noviembre 18 de 2019

Derecho a la no discriminación, otro conflicto urbano

El riesgo de abordar la discriminación solo como una experiencia jurídica es...

Un producto fitoterapéutico es aquel cuyas sustancias activas provienen de una planta medicinal. Foto: Luz Adriana Ruiz

Salud

noviembre 18 de 2019

A vigilar niveles de metales en productos naturales

Aunque en las muestras del estudio sobre productos fitoterapéuticos elaborados...

La Universidad de Ibagué fue el escenario de la tercera jornada del seminario itinerante “Hacia la consolidación de la paz: balance y perspectivas de la justicia transicional en Colombia”. Fotos: IEU.

Política & Sociedad

noviembre 18 de 2019

La verdad, uno de los grandes retos de la JEP

El Acuerdo de Paz que se firmó en La Habana y la manera innovadora en que se...

Según la FAO, entre 2007 y 2010 la pesca en el Pacífico colombiano aportó en promedio 77.000 toneladas.

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Calentamiento global reduciría hábitat de la sierra en el Pacífico

Al simular incrementos en la temperatura superficial del Pacífico colombiano,...


Componentes de la biomasa lignocelulósica. Fotos: Álvaro Gómez Peña, estudiante del Doctorado en Ingeniería Química de la Universidad de Colombia Sede Manizales

Medioambiente

noviembre 18 de 2019

Biomasa fraccionada potencializaría biorrefinerías

Un proceso de fraccionamiento secuencial, que maximiza la conversión de la...

En el Oriente Antioqueño se llevó a cabo el cuarto encuentro de Diálogo de Saberes.

Educación

noviembre 15 de 2019

UNAL promueve diálogos regionales para resolver problemas reales

“Este ejercicio quiere fortalecer la presencia de la Universidad en sus...

La comunidad afrodescendiente del municipio de Sevilla, en el Magdalena, construyó sus propias casas a partir de un proyecto de Vivienda de Interés Social Rural (VISR).

Ciudad & Territorio

noviembre 15 de 2019

Comunidad afro construye sus propias viviendas rurales saludables

En el municipio de Sevilla (Magdalena) –región bananera de la Sierra Nevada de...

Con este sistema automatizado se le puede dar un mayor valor agregado a las fresas. Fotos: Luis Palacios - Unimedios.

Ciencia & Tecnología

noviembre 15 de 2019

Sistema robotizado clasifica fresas y automatiza proceso de corte

Por medio de la aplicación de robots y de técnicas de visión de máquinas se...