Escudo de la República de Colombia

Artes & Culturas

Juguetes de madera, una tradición en vías de extinción

El trompo, el yoyo, el caballo de palo, el balero y la zaranda, que representan nuestra idiosincrasia y parecen tener la magia que les falta a los juguetes industrializados, deberían resurgir de las cenizas como el ave fénix, ya que funcionan como herramienta pedagógica y de enseñanza cultural para las nuevas generaciones

Bogotá D. C., 25 de octubre de 2019Agencia de Noticias UN-

Los juguetes de madera son herramientas pedagógicas y de enseñanza cultural para las nuevas generaciones.

La zaranda es un juguete de madera, utilizado como rito de cortejo en los Llanos Orientales de Colombia y Venezuela. Foto: José Leonardo Jiménez.

El juguete de madera, a diferencia de los industrializados, da cuenta de cómo y quién tumbó el árbol del que proviene.

La madera es un elemento natural cuyo comportamiento es similar a los ciclos del hombre.

Debido a la digitalización y la virtualización, los juegos con juguetes de madera han perdido relevancia.

El cuerpo del leñador, las manos del fabricante y la mente del comerciante forman parte del proceso de los juguetes de madera.

Así se refiere Camilo Fuentes Arciniegas, magíster en Historia y Teoría del Arte, la Arquitectura y la Ciudad de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien hizo una investigación poética e histórica sobre la creación del mundo a través de los juguetes de madera.

Desde su pregrado en Diseño Industrial, Camilo se interesó en los juguetes de madera como objetos que han caracterizado ritos lúdicos de riquísima tradición cultural y que se han venido extinguiendo por la aparición de juguetes de plástico, de metal u otros materiales.

El juguete de madera, a diferencia del industrializado, da cuenta de la historia de cómo y quién tumbó el árbol del que proviene. También hace referencia a una época, clima, economía, costumbres y percepciones del mundo. El cuerpo del leñador, las manos del fabricante, la mente del comerciante, la técnica del artesano, el tiempo, la experiencia y el trueque también llevan impresos su marca en la fabricación.

“Una alegoría dice que el mundo es un trompo que cuando gira empieza a surgir la vida; luego se habita y aparecen conflictos y batallas representados por el caballo de madera, el cual simboliza los objetos de guerra y la muerte de los juguetes artesanales”, expresa el investigador, quien forma parte de la línea “Poéticas intertextuales, arte, diseño y ciudad”, de la UNAL.

Para el investigador, el juego ha estado con el hombre desde su nacimiento, atravesando todas las eras de la humanidad, cambios de poder, revoluciones y superaciones de crisis, por lo que su búsqueda se centra en cuatro componentes de la cultura lúdica: el juego, como actividad y conducta innata en el hombre; los juguetes, como herramientas a través de las cuales el hombre solventa la necesidad de divertirse; el juguetero, quien fabrica este objeto como oficio; y el jugador, que representa a la sociedad, la cual convive con prácticas y rituales alrededor de estos objetos.

Aunque en países como México, Perú y Argentina existe una historia y tradición ligada a los juguetes –que incluye museos que permiten comprender sus procesos sociales–, en Colombia no existe esa conexión con estos. “Creo que se debe a una suerte de olvido del objeto y de los jugueteros, los pocos que hay lo hacen por amor al arte” expresa el magíster.

La zaranda, un juguete para el cortejo

Dentro de la investigación de Camilo Fuentes, la zaranda jugó un papel importante como elemento atado a una tradición cultural. Este juego, tradicional en los Llanos Orientales de Colombia y Venezuela, se practica sobre todo en Semana Santa como ritual de cortejo.

El juguete es un totumo con orificios, atravesado por una vara o palito de madera. En la parte superior del totumo –llamada zaranda– se amarra un cordel que la hace girar compartiendo el mismo principio del trompo en cuanto al impulso y la intensidad. Al hacer girar el totumo, el aire que entra por los huecos emite un sonido.

Las mujeres son las encargadas de lanzar la zaranda y bailan al ritmo del sonido que esta emite. Los hombres, alrededor del objeto, lanzan trompos mucho más pequeños intentando romper la zaranda antes que los demás competidores. Cuando uno de los competidores rompe la zaranda tiene derecho a acceder a una cita con la mujer que lanzó el objeto.

Alrededor de este objeto de madera que propicia el juego se ha forjado una identidad cultural que va desde su fabricación, pasando por la manera de jugar, hasta llegar a los rituales de conquista entre los participantes.

La preocupación por revivir y trasformar los aspectos sociales a través de los juguetes de madera llevó a Camilo a convertirse en juguetero, y en estos momentos construye como hobby juguetes de madera autómatas con mecanismos simples como caballos que se desplazan sobre rampas, sin ningún elemento electrónico.

(Por: FIN/IAR/MLA/LOF
)
N.° 849

Otras noticias

La educación universitaria es uno de los objetivos de las excombatientes tras volver a la vida civil. Foto: archivo Unimedios.

Política & Sociedad

enero 29 de 2020

Mujeres excombatientes desean más educación y mejores trabajos

Las políticas que ejecuta el Gobierno nacional para atender el proceso de...

El cuidado es vital para una familia que está atravesando un tratamiento contra el cáncer de unos de sus miembros. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 28 de 2020

Hermanos de niños con cáncer hallan apoyo en redes sociales

Junto a los cuidadores, los hermanos de los niños que padecen esta enfermedad...

Harina de plátano y pasabocas de plátano deshidratado son dos de los productos que se obtendrán de los cultivos. Foto: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

enero 28 de 2020

Con plátano y cacao se cultiva la paz en La Uribe

Harina de plátano, pasabocas de plátano deshidratado, chocolate de taza, cremas...

La minería a cielo abierto afecta la diversidad de los bosques. Foto: Archivo Unimedios

Medioambiente

enero 27 de 2020

Minería a cielo abierto causa impacto irreversible en los bosques

Las alteraciones que ha sufrido el bosque pluvial (húmedo) del Chocó por causa...

A partir del bagazo, un residuo de la caña de azúcar, se podrían obtener biocombustibles como el butanol. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 27 de 2020

Bagazo de caña de azúcar produciría biocombustibles avanzados

Uno de ellos es el butanol, un alcohol ampliamente utilizado en industrias como...

El yogurth de yuca para cerdos fue inicialmente introducido en Cuba. Foto: Archivo Unimedios

Desarrollo Rural

enero 24 de 2020

Yogur de yuca para cerdos, una dieta productiva

Por cerca de un mes, alrededor de 75 cerdos recibieron como alimento un yogur...

Áreas como matemáticas, sociales, lenguaje e inglés se integraron al modelo educativo ambiental. Foto: María Mónica Holguín.

Medioambiente

enero 24 de 2020

Sistema de gestión comunitario forma líderes ambientales

El diseño de este sistema, liderado por los estudiantes de básica secundaria y...

En la cáscara de mandarina arrayana se encontró gran potencial antioxidante. Foto: archivo Unimedios.

Desarrollo Rural

enero 23 de 2020

Cáscara de mandarina arrayana, fuente de aceites antioxidantes

En este residuo de la fruta se identificaron extractos con actividad...

Los docentes del Iepri analizaron, desde diversos puntos, qué ha sucedido con el Paro Nacional. Fotos:  Unimedios.

Política & Sociedad

enero 23 de 2020

Paro nacional refleja brechas entre los partidos políticos

Los partidos políticos se han quedado sin argumentos frente a las...

Los soportes de colágeno se pueden utilizar en el tratamiento de quemaduras y favorecen la regeneración de la piel. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 23 de 2020

Soporte de colágeno con caléndula para la piel recibe patente de la SIC

Estos soportes de colágeno I, que incluyen extractos como los de la flor de...