Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Investigadoras en cáncer y suelos degradados, al podio Unesco-L’Oréal

Al recibir el premio, entre 29 postulaciones de todo el país, Susana Novoa Herrán y Érica Mejía Restrepo ganaron, cada una, 10 mil dólares para continuar con sus estudios de doctorado y posdoctorado.

Bogotá D. C., 30 de noviembre de 2015Agencia de Noticias UN.-

Susana Novoa Herrán y Érica Mejía, minutos después de recibir el premio Unesco–L’Oréal.

Susana Novoa estudia los trofloblastos, que así como forman la placenta para acoger al embrión, también pueden generar cáncer.

Érica Mejía Restrepo, magíster en Ingeniería y candidata a doctora en Biotecnología en la Sede Medellín, analiza el potencial de los escombros en la regeneración del suelo.

El premio está dirigido exclusivamente a mujeres científicas.

Las científicas de la U.N. ganaron entre 29 postulaciones de mujeres investigadoras de todo el país.

La química Novoa Herrán cursó la maestría en Bioquímica y es candidata a doctora en Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Colombia; por su parte, Mejía Restrepo es magíster en Ingeniería y candidata a doctora en Biotecnología en la U.N. Sede Medellín.

Ambas recibieron el galardón durante el evento Héroes Fest 2015, que se desarrolló el sábado pasado en la Media Torta gracias a la Alcaldía Mayor de Bogotá y Colciencias, en este evento se reunieron científicos, líderes mundiales, académicos y artistas con la idea de resaltar cómo la ciencia y la tecnología pueden revolucionar el mundo.

Por su parte, Unesco y L’Oréal crearon este reconocimiento en 1998 para estimular el trabajo de las mujeres científicas en el mundo y desde entonces la organización ha entregado un galardón a por lo menos 77 investigadoras de África, Asia–Pacífico, Europa, Latinoamérica y Norteamérica, algunas de las cuales obtuvieron luego el premio Nobel; pero desde 2009 se otorga en Colombia a dos investigadoras menores de 45 años, con el apoyo, además, del Icetex.

Causas del cáncer de trofloblasto

La investigación de Susana Novoa se llama “Papel del TGF–Βeta en la regulación del trofoblasto humano y sus implicaciones en malignización”, este es un estudio que tiene qué ver con el embarazo.

Cuando una mujer se encuentra en estado de gestación se producen una serie de células llamadas trofoblásticas, que van a conformar la placenta (órgano que invade y se adhiere al útero), que de paso ancla al embrión y se vuelve trascendental para el intercambio de oxígeno y nutrientes entre la madre y el feto.

Pero a veces hay inconvenientes con la formación de trofoblastos. Cuando su funcionamiento es deficiente aparece en la gestante la presión alta, conocida como preeclampsia, que se puede complicar en eclampsia, una enfermedad grave que si no se trata adecuadamente puede causar su muerte. “Por el contrario, cuando la producción de esas células es excesiva, se genera la enfermedad trofloblástica gestacional y se presenta un riesgo muy alto de padecer un cáncer de trofloblasto o carcinoma muy agresivo”, cuenta la investigadora Novoa.

El trofloblasto adquiere entonces dos caras: una positiva, para permitir el embarazo y defender al bebé, situación en la que está regulado y se transforma en un aliado fisiológico del ser humano; y otra negativa, que se traduce en cáncer, un verdugo patológico. La experta Novoa Herrán trabaja en conocer las claves de esa doble condición y, principalmente, en establecer por qué se sale de control y se vuelve maligno.

Para esto, usa una proteína llamada TGF–Beta, semejante a una hormona, con la que experimenta en células de trofoblasto. Estas disminuyen la producción de trofloblastos y regulan su función de forma negativa; en algunos modelos ha mostrado que aumenta la metástasis del cáncer.

Suelos degradados

La otra investigadora premiada, Érica Mejía Restrepo, lidera un trabajo de investigación llamado “Promoción del crecimiento vegetal en la restauración de suelos degradados por minería urbana, a través del uso de residuos bioacidulados de construcción y de demolición”.

En esencia, la idea es usar escombros para aprovecharlos en la recuperación de terrenos afectados y potencialmente productivos, por ejemplo, ella ha identificado que el concreto contiene calcio, sílice, magnesio y manganeso, que mejoran las condiciones del suelo.

También ha usado microorganismos que descomponen los minerales para que liberen esos nutrientes y se favorezca la germinación de nueva vegetación en sitios degradados.

Este es un proyecto pionero en el mundo porque no hay procesos de restauración similares en otros continentes; se suelen hacer para recuperar propiedades físicas y químicas, pero no para liberar nutrientes ni mejorar propiedades biológicas de tierras afectadas. 

Según la ingeniera Mejía Restrepo, su trabajo responde a una problemática que afecta al Valle de Aburrá (Antioquia), donde se ubica Medellín, en donde se producen 10.400 t (toneladas) al día de residuos de construcción y demolición, que muchas veces se desechan ilegalmente o son arrojados en caudales.

(Por: FIN/JSH/MLA/CA
)
N.° 821

Otras noticias

Educación

febrero 23 de 2018

Un siglo desde la pandemia más terrible

La Primera Guerra Mundial, también conocida como la Gran Guerra, ocasionó uno...

El año con mayor número de personas afectadas con minas antipersona ha sido 2006, con 1.232 registradas.

Política & Sociedad

febrero 23 de 2018

Efecto de minas antipersonas se redujo en un 93 %

En Colombia 2006 fue el año en el que se presentó el mayor número de víctimas...

La apertura de la Maestría en Gobierno Urbano fue aprobada por el Consejo de Sede de la U.N.

Educación

febrero 23 de 2018

Aprobada apertura de la Maestría en Gobierno Urbano

Este programa de posgrado será administrado por la Facultad de Ciencias...

Gracias a su versatilidad, el mecanismo también podría ser útil para desactivar elementos explosivos en forma remota.

Ciencia & Tecnología

febrero 23 de 2018

Robot didáctico entrena a estudiantes en su uso industrial

A partir de la tecnología Robotic Operating System (ROS), estudiantes de la...

La cochinilla, o perla de tierra colombiana, se alimenta de las raíces de las plantas de mora. Fotos: cortesía Elizabeth Meneses Ortiz.

Desarrollo Rural

febrero 23 de 2018

Con espectroscopia detectan insectos en suelos cultivados

Mediante el método de espectroscopia infrarroja se evidenció la presencia de...

Pescadores artesanales participan en el concurso de caza del pez león.

Medioambiente

febrero 23 de 2018

Concurso de pesca promueve control del pez león

La competencia, que convoca a buzos y pescadores artesanales, busca controlar...

Estudiantes de diversos colegios de Bogotá recorrieron los stands que instaló la U.N., para informar sobre los programas de pregrado disponibles.

Educación

febrero 23 de 2018

FOTOGALERÍA: Carreras para todos los gustos

Alumnos de los grados 10 y 11 de diferentes colegios de Bogotá llegaron a la...

<em>Selección natural</em> es la propuesta de los egresados de la U.N.

Artes & Culturas

febrero 23 de 2018

Egresados de la U.N. compiten con serie web en los Premios India Catalina

Selección natural es la propuesta de los egresados de la Universidad Nacional...

Componentes del sistema de alerta temprana por inundación.

Medioambiente

febrero 23 de 2018

Manizales tendrá sistema de alerta temprana por inundaciones

El Sistema de Alerta Temprana (SAT) por inundaciones servirá para que los...

Las tecnologías permitirían tomar mejores decisiones para alcanzar la sostenibilidad.

Ciudad & Territorio

febrero 22 de 2018

Ciudades inteligentes deben ser incluyentes

Las ciudades pueden usar herramientas como internet de las cosas, big data y...