Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Incluso el 1% del PIB en Ciencia y Tecnología sería poco

Es tal el atraso del país en Ciencia, Tecnología e Innovación, que incluso invertir el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) sería poco para llegar a un desarrollo cercano al de países como Brasil.

Bogotá D. C., 24 de junio de 2010Agencia de Noticias UN–

En una de las rendiciones de cuentas de Colciencias se aseguró que el presupuesto para CT+I se duplicó en los últimos años. En el año 2002 era de 103 mil millones de pesos y para el año 2009 se llegó a 204 mil millones de pesos.

Más que criticar el papel de Colciencias, los académicos quieren poner sobre el tapete temas que son fundamentales para el desarrollo de la CT+I en Colombia.

Hoy la Universidad Nacional de Colombia cuenta con un modelo de medición de las capacidades de investigación que está disponible para otras instituciones del país. / Unimedios

Así lo manifiesta Rafael Molina, vicerrector de Investigación de la Universidad Nacional de Colombia, quien asegura que en el sector académico del país hay la sensación de que la nueva Ley de Ciencia, Tecnología e innovación (CT+I), a un año de ser aprobada, todavía no actúa como debería.

Hace nueve años Brasil se impuso el reto de que la ciencia, la tecnología y la innovación fueran prioridad para el desarrollo del país. Según el científico Charbel Niño El–Hani, de la Universidad de Bahía, en la última década hubo, en efecto, un crecimiento nunca visto en todo el siglo pasado.

En Colombia, con la Ley de CT+I la sociedad espera dar un salto igual de vertiginoso. El caso de Brasil es ejemplar; las metas propuestas hacia el 2000 son hoy hechos concretos. Este país de América Latina es el que invierte el porcentaje más alto de su PIB para el avance de la CT+I, al punto que solo entre el 2007 y el 2010 destinó 22.700 millones de dólares, llegando casi al 1,5% del PIB.

El–Hani explica que la situación para los científicos mejoró muchísimo: hay más investigación, se expandieron las universidades públicas –que ahora pueden patrocinar más estudiantes– y se aumentó el número de científicos de dedicación exclusiva, así como de profesores.

En el 2009, el Gobierno colombiano aseguró que para este año la inversión en CT+I llegaría al 1% del PIB. El Vicerrector de Investigación de la UN asegura que la meta no se ha cumplido y ni siquiera se ha superado el 0,4% tradicional.

“Cuando se estructuró la ley, el sistema nacional de CT+I trajo cerca de 30 representantes internacionales para que mostraran las experiencias sobre cómo en sus países le apostaron al desarrollo científico–tecnológico. El punto común fue el interés del Estado, con una mirada a corto, mediano y largo plazo, y con una apuesta política seria de invertir el 1%, el 2% y hasta el 3% del PIB. Aquí no veo que haya una apuesta”, dice Molina.

Gabriel Cadena, rector de la Universidad Autónoma de Manizales y miembro del Comité Asesor de Colciencias, dice que, aunque falta mucho por llegar al 1%, lo importante es que la nueva ley trazó la ruta.

“La Ley 1286 de 2009 es un hito que está ayudando a cambiar el sistema de CT+I en Colombia. Hay apuestas reales como el Fondo Francisco José de Caldas, con un presupuesto de 100 mil millones de pesos para respaldar a los grupos científicos. Además, el programa de Generación del Bicentenario ofrece más oportunidades a los recién egresados de las universidades para que hagan investigación”, detalla Cadena.

Molina asegura que, incluso, invertir el 1% del PIB sería poco para Colombia dadas las condiciones de atraso del país. Pero, ¿de dónde sacar los recursos? Para algunos sectores, una de las soluciones podría ser que el Estado sustentara la nueva ley a partir de rentas fijas, por ejemplo, invertir parte de las ganancias del petróleo o la minería.

Francisco Miranda, director del Departamento Administrativo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias), opina que el problema del financiamiento no tiene que ver con destinar rentas fijas del Estado, sino con la apuesta política. “Existe la discusión de si los presupuestos públicos deben hacerse con rentas fijas, lo cual equivale a parcelar los ingresos del Estado, o si deben estar en manos del Gobierno para asignarlos de acuerdo con las prioridades políticas. Opino que debe darse lo segundo”.

El vicerrector Molina asegura que es ahí donde está la dificultad. “No existe voluntad política. Cuando se presentó el proyecto de ley no hubo ni un solo congresista que se opusiera; es lógico, nadie puede resistirse al desarrollo porque sí, pero después de todo el proceso de debates se evidenció que no había un verdadero interés de que fuera una apuesta de Estado. Nuestros políticos todavía no dimensionan la importancia de la CT+I para el desarrollo del país”.

Lo que pide la academia colombiana es que Colciencias tenga más en cuenta la voz de las universidades en los procesos de reglamentación de la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación, dice Rafael Molina. “Por falta de canales de comunicación claros y explícitos con Colciencias, nos hemos visto relegados frente a opinar o hacer aportes”, concluye.

Francisco Miranda afirma que Colciencias está abierta a recibir todos los aportes que provengan de la sociedad, con el fin de generar nuevos decretos que permitan refinar la Ley de CT+I.

(Por: Fin/capg/csm/vbr
)
N.° 831

Otras noticias

Portada de la edición 226 de UN Periódico, que circula este domingo 12 de julio. Foto: Brandon Pinto - Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Educación, salud, economía y otros desafíos ante el COVID-19, este domingo en UN Periódico

Más allá de las estrategias para mitigar las consecuencias –a mediano y largo...

Con la pandemia, las universidades en Colombia han tenido que luchar con la deserción estudiantil. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Educación

julio 10 de 2020

Universidades colombianas se reinventan frente a la pandemia

Con la emergencia sanitaria por el COVID-19, las instituciones de educación...

Empresas tabacaleras han optado por nuevas temáticas y adjetivos en sus informes de responsabilidad social, para mostrarse poco nocivas. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Tabacaleras: en el limbo de la responsabilidad social

Con el aumento de la regulación para empresas del sector tabacalero en...

La Corte Constitucional de Colombia reconoce que la legislación que se expida debe estar acorde con los postulados ambientales.

Medioambiente

julio 10 de 2020

ONG y academia fortalecen defensa constitucional del ambiente

Tanto las organizaciones étnicas y ambientalistas como la academia son vitales...

La industria de alimentos debe abordar estrategias que garanticen la bioseguridad de sus trabajadores y la inocuidad de sus productos. Foto: Brandon Pinto.

Economía & Organizaciones

julio 10 de 2020

Cárnicos y lácteos asumen nuevos retos durante la pandemia

Una mejor identificación, control, gestión y comunicación del riesgo son...

El sulfato de sodio es la forma natural más común de las sales de sodio. Fotos: Miguel Ángel Gómez García, docente del Departamento de Ingeniería Química.

Ciencia & Tecnología

julio 10 de 2020

Producción sintética de sulfato de sodio, más rentable y ambiental

Un nuevo proceso, que permite la producción sintética de esta sustancia con un...

Cebus albifrons (Cebidae), maicero que se encuentra en gran variedad de bosques de sabana alta, bosques de faldas de cerros y mesetas.

Medioambiente

julio 09 de 2020

Guía de mamíferos promueve ecoturismo en Guaviare

Primates como el mico diablo –una de las especies más pequeñas del país–, osos,...

El sector informal afronta el peor escenario por la crisis que originó la pandemia. Foto: Nathalia Angarita/Unimedios.

Economía & Organizaciones

julio 09 de 2020

Dinamizar la economía popular, prioridad para enfrentar el desempleo

Ante el preocupante panorama de desempleo en el país, una de las estrategias...

La antracnosis es una de las enfermedades que más amenaza los cultivos de aguacate Hass en el país. Fotos: Francy Johana Ceballos Burgos.

Desarrollo Rural

julio 09 de 2020

Se buscan causantes de la antracnosis en aguacate Hass

En cultivos examinados en el Valle del Cauca se encontró que el complejo de...

El INVU y el Cinva trabajaron conjuntamente por cerca de 20 años en la circulación de saberes para la planificación urbana. Foto: archivo Unimedios.

Ciudad & Territorio

julio 09 de 2020

Organismos internacionales contribuyen a políticas de vivienda

La creación de instituciones multilaterales para discutir los problemas de...