Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Hidroeléctricas no prevén todos los impactos ambientales

En su planeación, los megaproyectos hidroeléctricos no cubren todos los costos que realmente afectan a las comunidades y al medioambiente.

Bogotá D. C., 07 de marzo de 2019Agencia de Noticias UN-

Las hidroeléctricas ven como un gasto la compensación ambiental y el resarcimiento de las comunidades. Fotos: archivo particular

La valoración de impactos ambientales en los megaproyectos hidroeléctricos presenta deficiencias por falta de planeación.

Normalmente los asuntos ambientales pasan a un segundo plano cuando no se realizan estudios técnicos del terreno.

Las centrales “a filo de agua” resultan en un verdadero desarrollo y uso adicional de los recursos para las comunidades locales.

Hidroituango es un ejemplo de lo que ocurre cuando no se consideran las afectaciones ecosistémicas que generaría una hidroeléctrica.

Así lo estableció un estudio adelantado por Roberto Andrés Jaramillo, magíster en Ingeniería Administrativa de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien documentó casos de proyectos nacionales como los de la cuenca del Magdalena-Cauca (Guatapé, Salvajina, Quimbo y Betania, entre otras) y de otros países, como el de la presa Hoover, en Estados Unidos; la represa de Asuán, en Egipto, y la Gran Cuenca Artesiana, en Australia.

En su investigación, el magíster revisó la estructura de costos de tales proyectos y analizó las metodologías usadas para encontrar el costo ambiental.

Refiriéndose a la falta de planeación, considera que en esta se configura un desinterés por parte de las empresas en asumir los costos económicos de los daños que generan, violando así un principio fundamental: “quien contamina paga, y además compensa”.

En el análisis de los megaproyectos hidroeléctricos revisados, el magíster encontró un común denominador, y es que la valoración de impactos, la compensación ambiental y el resarcimiento de las comunidades es visto como un gasto más que como una rehabilitación y mitigación de los daños causados.

Además, la estructura de costos de los proyectos hidroeléctricos, independientemente de su tamaño, presenta deficiencias importantes alrededor de aquellos reales frente a los que se declaran: “algunos costos son reales pero no se consideran, como la destrucción de servicios ecosistémicos, el costo de oportunidad del uso extensivo de la tierra al sumergir áreas enormes, y los de oportunidad por el uso de terrenos aptos para la siembra de productos alimenticios, entre otros”, indica.

En tal sentido, menciona un estudio de la Universidad de Oxford realizado en 2014, en el que se observa que los costos reales de la muestra analizada fueron en promedio 96 % mayores que los estimados, y el tiempo de construcción real de las represas fue en promedio 44 % más que el proyectado.

Para el magíster, tanto las autoridades como las empresas ejecutoras del proyecto normalmente pasan a un segundo plano los asuntos ambientales, algo que después tiene efectos sociales.

Para entender el impacto de la falta de planeación trae a colación el caso de Hidroituango (Antioquia), donde los estudios geológicos realizados desde los años ochenta demostraban una inestabilidad del terreno y lo hacían no apto para la construcción de un megaproyecto.

“Los elevados costos de profundizar en los estudios hicieron que la empresa constructora los abandonara, pero igual el Gobierno autorizó la licencia para la ejecución del proyecto”, comenta.

Centrales “a filo de agua”

El autor del estudio sostiene que otro de los puntos a considerar es el tamaño de la planta, principal falencia de los megaproyectos hidroeléctricos, pues la hidroelectricidad por sí sola puede ser sostenible si se usa a escalas racionales.

En tal sentido, considera que cuando estos proyectos superan cierto límite “se convierten en verdaderas catástrofes ambientales, sociales y económicas”.

Sin embargo aclara que la energía hidroeléctrica no representa algo destructivo, siempre que se realice a la escala adecuada, por lo que plantea usar centrales “a filo de agua” como una alternativa, ya que estas alteran mínimamente el medioambiente y representan un verdadero desarrollo y uso adicional de los recursos para las comunidades locales, sin provocar éxodos de magnitudes catastróficas.

Al revisar los impactos generados por megaobras como la represa Sardar Sarovar, en India, encontró que aunque esta generó empleo y desarrollo en las regiones aledañas, cerca de 18.000 familias fueron desplazadas y hubo escasez de agua, entre otros impactos al medioambiente.

“El embalse empezó su proceso de inundación en 1994 y terminó en agosto de 2017. En total se sumergieron 57.533 hectáreas a lo largo de casi 214 km río arriba de la represa principal”, señala el magíster y recuerda que desde 1999 la represa ha elevado su altura de 88 a 138 m.

“Cada metro de aumento significa una mayor afectación negativa ambiental, y mayor número de personas desplazadas forzosamente”, indica.

En el caso de la represa Sardar Sarovar, el costo estimado de reasentamiento y rehabilitación por persona era de 10.783 dólares. Sin embargo un estimado dice que para rehabilitar a todas las familias afectadas se necesitaban más de 32 millones de dólares.

“Las diferencias en las cifras muestran deficiencias en la planeación y compensación, costos que las generadoras no presupuestan y terminan siendo asumidos por las personas y el medioambiente”, concluye el investigador.

(Por: Fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 959

Otras noticias

Uno de los retos es apuntar al diseño y la creación de comunidades sostenibles. Fotos: Unimedios Palmira.

Artes & Culturas

julio 01 de 2020

Comunidades sostenibles, reto del diseño en la pospandemia

Aunque el panorama después de la pandemia se vislumbra como desconocido,...

Obtener glucosa a partir de los residuos de plátano evitaría su importación, de más de 5.500 toneladas al año. Fotos: Sergio Duque - UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

julio 01 de 2020

Cáscaras de plátano, fuente de glucosa para la industria alimenticia

Obtener glucosa a partir de los residuos de plátano permitirá que se dejen de...

La placa de reconocimiento fue entregada por el presidente del Concejo, John Freiman Granada. Fotos: Helmuth Ceballos - Unimedios Palmira.

Educación

julio 01 de 2020

Concejo de Palmira exalta aportes de la UNAL al municipio

El Concejo Municipal de Palmira (Valle) resaltó la labor de la Universidad...

Aunque el proceso de cada proyecto varía y tienen plazos diferentes, se espera que en un año ya puedan verse los resultados. Fotos: Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 01 de 2020

UNAL muestra avances frente a COVID-19 en cumbre de Mincienciatón

Un dispositivo para el aislamiento y transporte de pacientes COVID-19 y la...

Para ver la película ingrese a https://bit.ly/PeliculaUTAQ. Fotos: archivo Unimedios.

Artes & Culturas

julio 01 de 2020

Luces, cámara… Un tal Alonso Quijano

Desde hoy se estrena en el canal youtube de la Universidad Nacional de Colombia...

El diluyente protege los espermatozoides durante la criopreservación, para uso en inseminación artificial. Fotos: Giovanni Restrepo.

Ciencia & Tecnología

julio 01 de 2020

Patente europea a diluyente para preservar semen animal

La Oficina Europea de Patentes concedió patente a la Universidad Nacional de...

El proyecto de Código Civil Colombiano propuesto por la UNAL contiene 6 libros y 2.068 artículos.

Política & Sociedad

junio 30 de 2020

UNAL propone nuevo Código Civil Colombiano

Ante la ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, y la rectora de la...

La UNAL ingresó al Top 10 de Merco Talento 2020.

Educación

junio 30 de 2020

UNAL vuelve a figurar en el Top 10 de Merco Talento

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) ingresó en el Top 10 de Merco...

Los bienes públicos y el beneficio económico no son excluyentes y pueden beneficiar a organizaciones tanto públicas como privadas. Fotos: Brandon Pinto.

Salud

junio 30 de 2020

Medicamentos: ¿bienes públicos?

Los medicamentos no deberían ser un lujo –más allá de la actual pandemia– y...

Ante la pandemia se rediseñaron los dispositivos: portada de la cartilla virtual. Fotos: Geoitinerantes.

Ciencia & Tecnología

junio 30 de 2020

Geoitinerantes saca el Museo de Geociencias de la UNAL Sede Medellín

Un barquito de papel en el que viaja un dinosaurio triste, y un enorme...