Hay que devolverle el terreno robado al río Bogotá - UNIMEDIOS: Universidad Nacional de Colombia
Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

Hay que devolverle el terreno robado al río Bogotá

La desecación de las laderas del afluente, así como la obstrucción de su cauce natural con sistemas hidráulicos como jarillones y canales, son los responsables del desbordamiento del río Bogotá.

Bogotá D. C., 17 de junio de 2011Agencia de Noticias UN-

Cerca de 60 mil damnificados, 30 mil hectáreas inundadas y cuantiosas pérdidas fueron los resultados de la ola invernal en Bogotá.

Para mitigar los daños se diseñó un plan de emergencias contra inundaciones y fenómenos de remoción en masa. - Fotos: Víctor Manuel Holguín / Unimedios

Restablecer la comunicación entre los sistemas hídricos superficiales (humedales) y permitir el curso original del río es la solución más coherente, aseguran expertos.

El aumento de las lluvias por causa del fenómeno de La Niña mantuvo en alerta roja a las localidades de Engativá, Kennedy, Bosa, Fontibón y Suba, por riesgo del desbordamiento del río Bogotá. La situación dejó cerca de 60 mil damnificados, 30 mil hectáreas inundadas y cuantiosas pérdidas que solo en el sector agropecuario, hasta mayo del 2011, sumaron cerca de 300 mil millones de pesos. Esta crisis, señalan los expertos, no obedece particularmente a los fenómenos climatológicos, sino que “es la consecuencia de haberle robado territorio al sistema hídrico del río”.

“Hace 30 mil años, la Sabana de Bogotá era un gran sistema acuático compuesto por lagos, pantanos y humedales. Una superficie de suelo que por su apariencia plana y encharcada empezó a ser desecada por el hombre. Desde entonces se generó el problema que hoy agobia a la ciudad”, explica el director del Instituto de Estudios Urbanos (IEU) de la Universidad Nacional, Gerardo Ardila, quien a través de la investigación compilada en el texto Territorio y sociedad: el caso del Plan de Ordenamiento Territorial de la ciudad de Bogotá, analiza la problemática actual de la capital.

El uso de vegetación de alto consumo de agua como los pinos y los eucaliptos hizo parte de la estrategia urbanizadora que avanzó a gran velocidad desde la segunda mitad del siglo XX. Posteriormente, se pasó al relleno continuo de los cuerpos de agua con escombros y basura para habilitar espacios de cultivo y construcción, sin tener en cuenta la historia hídrica, asegura el biólogo Gabriel Guillot, quien participó en el diseño del Protocolo de Rehabilitación de Humedales Urbanos en el 2006, con el propósito de iniciar la recuperación de 14 de estos ecosistemas que aún sobreviven: “Corresponden a cerca del 10% de los que existían antes del siglo XX”, dice Guillot.

A esta situación se suma el asentamiento de barrios en las zonas borde de los ríos de la ciudad, legalizados tras el aumento de su población, y la construcción de sistemas de control de los caudales como jarillones y canales. “De esta manera se ha propiciado la condena del río, que hoy busca recuperar el espacio que se le ha quitado”, explica Luis Alejandro Camacho, ingeniero del Laboratorio de Ensayos Hidráulicos de la UN.

Alternativas para superar la crisis

Las propuestas para mitigar los daños inmediatos y evitar que se presenten reproducciones en el futuro incluyen un plan de emergencias contra inundaciones y fenómenos de remoción en masa, a partir de acciones estructurales, como lo establece el Decreto 193 de mayo de 2011, indica Guillermo Escobar, director del Fondo de Prevención y Atención de Emergencias (Fopae).

Según el funcionario, “ello implica el dragado del río Bogotá en puntos determinados, el realce y reforzamiento de jarillones, el desarrollo de obras de mitigación y la relocalización de familias provenientes de las zonas de emergencia”. Dicha estrategia, que permitirá la adecuación hidráulica y la recuperación ambiental de la Sabana, está contenida en el plan de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB), la Secretaría Distrital de Ambiente y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR). Tendrá una inversión de aproximadamente 5,5 billones de pesos.

Así, la adecuación hidráulica del río desde Puente La Virgen, en el municipio de Cota, hasta Alicachín, en el municipio de Soacha, en un tramo de 68 kilómetros, comprende la ampliación y optimización de la Planta de Tratamiento El Salitre, el mejoramiento ambiental del sistema hídrico y un plan de manejo integral del agua, entre otros aspectos, que requerirán la financiación del Banco Mundial. El ingeniero Camacho califica esta medida como viable en cuanto concibe devolverle espacio al río a través de zonas inundables controladas; sin embargo, subraya, “se debe dejar de pensar tanto en la ampliación de los jarillones y por el contrario romperlos en zonas controladas para que el río pueda moverse naturalmente”, explica.

Entretanto, a partir del trabajo de doctorado Restauración de ríos urbanos en Colombia, finalizado en el 2011, el profesor de Ingeniería Civil de la UN Freddy Franco expone ejemplos que a nivel mundial han demostrado la necesidad de repensar la ingeniería hídrica y devolverles las zonas inundables naturales a los ríos: “En Holanda, un país que históricamente ha peleado con las aguas porque las ha artificializado, se están empezando a eliminar las presas y los muros que han limitado el paso natural del río para devolverle su espacio original, de modo que se recuperen los cuerpos hídricos naturales, se reduzca la presión de los caudales y se habiliten espacios que contribuyan al ambiente”, destaca.

Restablecer la comunicación entre los sistemas hídricos superficiales (humedales) y permitir el curso original del río, de forma que se recuperen las fuentes freáticas (subterráneas), los espacios verdes y la biodiversidad que conviva con la zona urbana de Bogotá, también hace parte de la propuesta de los expertos: “No se puede pretender que un río comprenda las lógicas del hombre, mientras se busca invertir millones de recursos para dar soluciones a términos medianos, aún sabiendo que en algún momento el río reclama su territorio”, enfatiza Ardila.

Este investigador en urbanismo hace un llamado a las autoridades: “La única solución seria es una nueva política nacional de ordenamiento que implique la reubicación de poblaciones, de lo contrario, todo lo que ha pasado y las pérdidas que hemos tenido durante la historia de la ciudad no habrán servido de nada”, concluye.

(Por: Fin/ab/lmp/vbr
)
N.° 231

Otras noticias

Con la Revista se busca crear un puente entre la academia y las discusiones políticas y legislativas más importantes del país. Foto: Unimedios. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

septiembre 24 de 2020

Revista Legislación & Prospectiva: la mirada de la UNAL en el Congreso

Esta nueva publicación busca vincular la academia con el Estado y además...

El estudio presenta los principales factores psicosociales, biológicos y estructurales que influyen en la morbilidad materna extrema. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

septiembre 24 de 2020

COVID-19 llevaría a UCI a mujeres embarazadas

Las mujeres gestantes tienen mayor probabilidad de ser hospitalizadas y de...

En Colombia “la política migratoria tuvo muchos vacíos en un principio”, a consideración de los políticos.

Política & Sociedad

septiembre 24 de 2020

Colombia tuvo su lista de inmigrantes indeseados

Chinos, negros, antillanos, indios o turcos mahometanos, locos, portadores de...

La tenencia de tierra es una de las grandes problemáticas históricas en Colombia. Fotos: Unimedios.

Política & Sociedad

septiembre 24 de 2020

Actores privados han incidido en el despojo de tierras

Aunque según sentencias nacionales entre los principales victimarios del...

Se busca establecer bases científicas y tecnológicas para conseguir un Sello de Calidad para las carnes de Urabá. Fotos: Proyecto.

Desarrollo Rural

septiembre 24 de 2020

Sello de Calidad para carne de Urabá mejorará su oferta y precio

Al establecer un sistema que garantice la calidad estándar de la carne...

Contenido estomacal hallado en un ejemplar de la familia Achiridae: a, peces; b, huevos. Foto: Daniella Tafurt.

Medioambiente

septiembre 23 de 2020

Hallan plástico en peces de Buenaventura

Al analizar la alimentación de la familia de peces Achiridae –conocidos como...

El software permite la identificación individual del ganado bovino. Fotos: Henry Vargas de los Ríos, administrador de sistemas informáticos de la UNAL sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

septiembre 23 de 2020

Software monitorea el ganado en tiempo real

Por medio de un chip y otros elementos tecnológicos, esta herramienta,...

La falta de atención y poca retentiva podría dar luces sobre dificultades con la lectura. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

septiembre 23 de 2020

Señales que alertan sobre dificultades de lectura

Falta de comprensión, mala memoria, mala pronunciación de las palabras, y...

Los residuos de la papaya y la guayaba, frutas de alto consumo en el Valle del Cauca, se desechan y afectan el medioambiente. Fotos: Viviana Andrea Velasco.

Ciencia & Tecnología

septiembre 23 de 2020

Cáscaras de guayaba y papaya les pondrían color a las salchichas

Extrayendo pigmentos de las cáscaras de estas dos frutas –específicamente...

Para implementar los conocimientos teóricos y prácticos es necesario entender el cuidado como derecho. Fotos: Unimedios.

Salud

septiembre 23 de 2020

El cuidado, eje esencial del bienestar

Llegar más allá de lo que se conoce como enfermería dentro de los ámbitos...