Escudo de la República de Colombia

Política & Sociedad

Guahibiar: cazar indios, considerados seres sin alma

Durante la colonización de los Llanos colombianos, los españoles cazaban a los indígenas guahibos por considerarlos seres inferiores. Esta práctica dejó cientos de víctimas que requieren una reparación de su memoria histórica.

Bogotá D. C., 12 de enero de 2018Agencia de Noticias UN-

La masacre de La Rubiera fue uno de los casos más conocidos. Fotos: A. Gómez, 1991. Indios, colonos y conflictos: una historia regional de los Llanos Orientales 1870-1970.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados.

La masacre ocupó los titulares de los medios de comunicación nacionales e internacionales.

En su momento los colonos españoles consideraban que matar indios no era un delito.

Frendy Yulaira González, antropóloga de la U.N. (Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios).

Esta es una de las conclusiones a las que llegó la antropóloga Frendy Yulaira González, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien realizó un recorrido histórico desde la llegada de los colonos a los Llanos colombianos, pasando por el conflicto con los indígenas que habitaban la zona, y hasta las llamadas “guahibiadas”, que hacen referencia a las cacerías de indígenas guahibos que sucedieron entre 1800 y finales del siglo XX.

Según explica la antropóloga González, el término “guahibo” se utiliza para referirse a la mayoría de las comunidades indígenas de los Llanos, entre los que se pueden incluir los sikuani y los cuiba, entre otros, y que también habitan los Llanos venezolanos.

“La mayoría de ellos se dedicaba a la caza y la recolección, y los demás combinaban estas prácticas con la agricultura a pequeña escala”, detalló la investigadora. Sin embargo con la llegada de los españoles para colonizar la región empezó la expansión ganadera, la construcción de las primeras haciendas y las misiones jesuitas que buscaban evangelizar a los indígenas.

Los nativos que se rehusaron a abandonar sus prácticas y costumbres ancestrales eran considerados como “no civilizados” y “sin alma”. Además los colonos asimilaban sus prácticas de caza y supervivencia con las de los animales, por lo que los menospreciaban asumiendo que invadían sus propiedades, que no eran seres humanos y que por esto debían ser cazados como bestias.

De allí surgieron las guahibiadas, es decir la caza indiscriminada de estos indígenas, que la antropóloga González clasificó en “cacerías a campo abierto”, en las que los colonos se reunían y salían a asesinar guahibos, y “las encerronas”, que era la práctica más común: “los colonos invitaban a los indígenas a sus casas con la promesa de brindarles algún incentivo como ropa, comida o trabajo, y cuando llegaban los asesinaban”, explicó la investigadora.

Los relatos detallan que después de entretener a los indígenas, los colonos les propiciaban golpes y heridas –con herramientas como machetes, macetas, o armas de cacería, cuchillos y algunos rifles– hasta matarlos.

El caso más conocido fue la “Masacre de La Rubiera”, que ocurrió en Arauca el 26 de diciembre de 1967. Aunque este no fue el primero ni el último, ni en el que se cazaron más indígenas (murieron 16 personas entre niños y adultos mayores), sí fue el más mediático. Quedaron dos sobrevivientes y los responsables fueron llevados a juicio, y allí manifestaron que no asumían su culpabilidad porque –según sus costumbres– no consideraban que matar indios fuera un delito.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados; no obstante de cientos de víctimas no hubo rescate, análisis forense ni reparación.

“Es necesario rescatar los restos óseos de las víctimas; hacer excavaciones y prospecciones para conocer la ubicación exacta y a partir de esto reparar la memoria de las comunidades indígenas”, comenta la antropóloga.

Esto ayudaría no solo a mostrar pruebas físicas de las masacres que ocurrieron y visibilizar el conflicto que se presentó, sino que también contribuiría a darle paz a esta población, cerrar ciclos y brindarles tranquilidad a los familiares de las víctimas.

A pesar de se han implementado políticas estatales para que los indígenas guahibos estén en resguardos y allí lleven a cabo sus actividades productivas, muchos se encuentran en condición de indigencia.

“Los indígenas son seres humanos, pero en la memoria de los llaneros persiste la idea de que son dañinos o que son una plaga, pero en verdad fueron víctimas de la violencia. Sé que este pensamiento puede superarse y de esta forma mejorar sus condiciones de vida”, concluye la antropóloga González.

(Por: Fin/VC/LOF/LOF
)
N.° 24

Otras noticias

Durante la infancia se sientan las bases de la salud y del bienestar del individuo. Foto: archivo Unimedios. Fotos: Luis Palacios – Unimedios.

Educación

agosto 22 de 2019

Educación, crucial para promover el talento en la niñez

Las inversiones pública y privada en programas para el desarrollo de la primera...

A raíz de la sequía, los bosques pueden llegar a perder su estructura reproductiva, es decir flores y frutos. Fotos: UNAL Sede Amazonia

Medioambiente

agosto 22 de 2019

Incendios en la Amazonia afectarían calidad del aire y ciclo del agua

Las llamas que están consumiendo una parte del bosque de la Amazonia en los...

Estudiantes de la UNAL Sede Palmira diseñaron objetos especializados para niños con TEA. Fotos: Andrés Mora

Salud

agosto 22 de 2019

Reforzadores de aprendizaje para niños con trastorno autista

Tres objetos diseñados para aumentar las capacidades intelectuales y motrices...

Los “primíparos” iniciaron con un recorrido por el campus, guiados por estudiantes antiguos.

Educación

agosto 22 de 2019

FOTOGALERÍA: Nueva generación, lista para estudiar en la UNAL

Los primíparos iniciaron su ingreso a la Universidad Nacional de Colombia...

El padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Política & Sociedad

agosto 22 de 2019

Garantizar la no repetición, el mayor reto de la Comisión de la Verdad

Lograr esta meta dependerá de que el proceso de construcción de verdad sobre el...

La depreciación de la moneda colombiana con respecto al dólar estadounidense genera un aumento de las áreas de coca. Fotos: Agencia de Noticias - Unimedios

Economía & Organizaciones

agosto 22 de 2019

Devaluación del dólar aumentaría cultivos de coca

Al aplicar un método matemático de estimación utilizando variables como el...

Las propuestas de la Misión Internacional de Sabios se definieron con participación de estudiantes, docentes, empresarios y comunidad en general. Fotos: Alejandra Gutiérrez, UNAL Sede Manizales, Vicerrectoría.

Educación

agosto 21 de 2019

Misión de Sabios quiere llevar la educación a otro nivel

En cada una de las ocho áreas de estudio de la Misión hay investigadores de la...

Tejido de fibras de coco y fique. Fotos: Fabián Andrés Yara Amaya, estudiante de la Maestría en Ingeniería - Recursos Hidráulicos de la UNAL Sede Manizales.

Medioambiente

agosto 21 de 2019

Bioadoquines con fibras de coco y fique, nueva apuesta en construcción

Fabricar adoquines más económicos y ecológicos es posible gracias a la mezcla...

Se ha calculado que el 80 % de los aguacates que se consumen en el mundo son de la variedad Hass. Foto: archivo Unimedios.

Economía & Organizaciones

agosto 21 de 2019

Modelo asociativo bajaría costos de transporte de aguacate Hass

Optimizar las prácticas logísticas relacionadas con el transporte de este...

biopolímero permite obtener hidrogeles con alta capacidad de retención de agua. Fotos: Grupo de investigación en Procesos Químicos, Catalíticos y Biotecnológicos de la UNAL sede Manizales.

Medioambiente

agosto 21 de 2019

La arcilla, aliada para descontaminar vertimientos

Mediante procesos de adsorción y catalización para remover y oxidar metales, se...