Escudo de la República de Colombia
pornopornopornopornopornoporno
pornopornopornopornopornoporno

Política & Sociedad

Guahibiar: cazar indios, considerados seres sin alma

Durante la colonización de los Llanos colombianos, los españoles cazaban a los indígenas guahibos por considerarlos seres inferiores. Esta práctica dejó cientos de víctimas que requieren una reparación de su memoria histórica.

Bogotá D. C., 12 de enero de 2018Agencia de Noticias UN-

La masacre de La Rubiera fue uno de los casos más conocidos. Fotos: A. Gómez, 1991. Indios, colonos y conflictos: una historia regional de los Llanos Orientales 1870-1970.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados.

La masacre ocupó los titulares de los medios de comunicación nacionales e internacionales.

En su momento los colonos españoles consideraban que matar indios no era un delito.

Frendy Yulaira González, antropóloga de la U.N. (Foto: Nicolás Bojacá / Unimedios).

Esta es una de las conclusiones a las que llegó la antropóloga Frendy Yulaira González, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien realizó un recorrido histórico desde la llegada de los colonos a los Llanos colombianos, pasando por el conflicto con los indígenas que habitaban la zona, y hasta las llamadas “guahibiadas”, que hacen referencia a las cacerías de indígenas guahibos que sucedieron entre 1800 y finales del siglo XX.

Según explica la antropóloga González, el término “guahibo” se utiliza para referirse a la mayoría de las comunidades indígenas de los Llanos, entre los que se pueden incluir los sikuani y los cuiba, entre otros, y que también habitan los Llanos venezolanos.

“La mayoría de ellos se dedicaba a la caza y la recolección, y los demás combinaban estas prácticas con la agricultura a pequeña escala”, detalló la investigadora. Sin embargo con la llegada de los españoles para colonizar la región empezó la expansión ganadera, la construcción de las primeras haciendas y las misiones jesuitas que buscaban evangelizar a los indígenas.

Los nativos que se rehusaron a abandonar sus prácticas y costumbres ancestrales eran considerados como “no civilizados” y “sin alma”. Además los colonos asimilaban sus prácticas de caza y supervivencia con las de los animales, por lo que los menospreciaban asumiendo que invadían sus propiedades, que no eran seres humanos y que por esto debían ser cazados como bestias.

De allí surgieron las guahibiadas, es decir la caza indiscriminada de estos indígenas, que la antropóloga González clasificó en “cacerías a campo abierto”, en las que los colonos se reunían y salían a asesinar guahibos, y “las encerronas”, que era la práctica más común: “los colonos invitaban a los indígenas a sus casas con la promesa de brindarles algún incentivo como ropa, comida o trabajo, y cuando llegaban los asesinaban”, explicó la investigadora.

Los relatos detallan que después de entretener a los indígenas, los colonos les propiciaban golpes y heridas –con herramientas como machetes, macetas, o armas de cacería, cuchillos y algunos rifles– hasta matarlos.

El caso más conocido fue la “Masacre de La Rubiera”, que ocurrió en Arauca el 26 de diciembre de 1967. Aunque este no fue el primero ni el último, ni en el que se cazaron más indígenas (murieron 16 personas entre niños y adultos mayores), sí fue el más mediático. Quedaron dos sobrevivientes y los responsables fueron llevados a juicio, y allí manifestaron que no asumían su culpabilidad porque –según sus costumbres– no consideraban que matar indios fuera un delito.

Los restos óseos de esta masacre fueron rescatados; no obstante de cientos de víctimas no hubo rescate, análisis forense ni reparación.

“Es necesario rescatar los restos óseos de las víctimas; hacer excavaciones y prospecciones para conocer la ubicación exacta y a partir de esto reparar la memoria de las comunidades indígenas”, comenta la antropóloga.

Esto ayudaría no solo a mostrar pruebas físicas de las masacres que ocurrieron y visibilizar el conflicto que se presentó, sino que también contribuiría a darle paz a esta población, cerrar ciclos y brindarles tranquilidad a los familiares de las víctimas.

A pesar de se han implementado políticas estatales para que los indígenas guahibos estén en resguardos y allí lleven a cabo sus actividades productivas, muchos se encuentran en condición de indigencia.

“Los indígenas son seres humanos, pero en la memoria de los llaneros persiste la idea de que son dañinos o que son una plaga, pero en verdad fueron víctimas de la violencia. Sé que este pensamiento puede superarse y de esta forma mejorar sus condiciones de vida”, concluye la antropóloga González.

(Por: Fin/VC/LOF/LOF
)
N.° 24

Otras noticias

La UNAL cuenta con 60.000 estudiantes de 850 municipios. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

enero 22 de 2021

Universidades: el reto es mantenerse activas durante la pandemia

Frente a uno de los retos de pasar de la presencialidad a las clases virtuales...

Identificar una enfermedad con rapidez aumenta las probabilidades de hacer un buen diagnóstico y tratamiento. Foto: archivo Unimedios.

Salud

enero 22 de 2021

Enfermedades crónicas de mascotas se diagnosticarían más rápido

Espectroscopia infrarroja y el UV-Visible son las técnicas que prometen...

El ultracongelador de 338 litros que aporta la UNAL Sede Palmira tiene capacidad para almacenar entre 3.000 y 5.000 vacunas. Fotos: Unimedios Palmira.

Salud

enero 22 de 2021

UNAL aporta otro ultracongelador para almacenar vacunas en Palmira

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira pone a disposición de...

El movimiento masivo de tierra es un proceso común en la construcción de vías y parqueaderos. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 22 de 2021

Construcción de vías y parqueaderos se optimizaría con GPS y telemática

Con el uso de estas tecnologías, que permiten controlar automáticamente los...

La profesora Carmen Alicia Cardozo, secretaria General de la Institución, anunció la apertura del proceso de designación del Rector de la UNAL para el periodo 2021-2024. Fotos: Unimedios.

Educación

enero 21 de 2021

Inscripción de aspirantes a Rectoría de la UNAL va hasta el 1 de febrero

En el marco de lo establecido por la Resolución 097 de 2020 del Consejo...

Como resultado de siete expediciones oceanográficas en el Caribe colombiano se identificaron 133 especies de copépodos. Fotos: Cortesía Fernando Dorado Roncancio.

Medioambiente

enero 21 de 2021

Nuevos registros de copépodos aportan a la diversidad marina

Como resultado de siete expediciones oceanográficas, se identificaron 133...

La construcción de bienes públicos impulsaría el desarrollo de capacidades de producción y distribución de la vacuna. Fotos Unimedios.

Salud

enero 21 de 2021

Vacunas por sí solas no serían la solución a la pandemia

Las vacunas no solo dependen del desarrollo científico, sino de factores como...

Los ATSB se presentan como una herramienta prometedora en el control de la malaria. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

enero 21 de 2021

Cebos tóxicos combatirían mosquitos que transmiten la malaria

La nueva técnica, que se conoce como “cebos de azúcares tóxicos atractivos”...

COIL, aprendizaje internacional colaborativo en línea, es una modalidad que surge a raíz de las dificultades de la pandemia. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

enero 20 de 2021

UNAL, elegida por EE. UU. para programas de enseñanza virtual

La Embajada de los Estados Unidos en Colombia, a través la convocatoria...

La técnica de aprendizaje permite un entrenamiento más rápido de la inteligencia artificial en videojuegos. Foto: Cortesia Rigoberto Sáenz Imbacuán.

Ciencia & Tecnología

enero 20 de 2021

Inteligencia artificial “aprende” a ganar tiempo en videojuegos

Cuando le damos play a un videojuego y somos los únicos en la partida,...