Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

Frijol caupí reemplazaría la torta de soya para alimentar cerdos

En pruebas de laboratorio con frijol de la variedad 625 (de cáscara blanca) se logró un aporte de proteína y una digestibilidad con potencial para reemplazar la torta de soya, insumo alimenticio para cerdos y aves, que por ser importado es de alto costo en el país.

Palmira, 09 de abril de 2019Agencia de Noticias UN-

La producción porcícola de 2017 aumentó en 4,18 % frente a 2016.

Según el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en 2017 se produjeron en Colombia 371.360 toneladas de carne de cerdo.

En 2017 cada colombiano consumió en promedio 9,2 kilos de cerdo.

La importación de soya entre 2010 y 2014 superó casi 20 veces la producción nacional.

Entre 2010 y 2014 dos de cada 25 pesos invertidos en importaciones por productores del agro colombiano correspondieron a torta de soya.

Así lo asegura Julieta Torres Jaramillo, candidata a doctora en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, quien también identificó el tratamiento térmico que, en condiciones de laboratorio, permite hacer más digerible la proteína de esta variedad: “los resultados más importantes se lograron cuando se mantuvo el frijol caupí en autoclave (recipiente de presión metálico) para una cocción a 121 oC durante cinco minutos”.

Este resultado es importante ante una posible incorporación del frijol caupí en la producción industrial de cerdos. Aunque los resultados también se pudieron optimizar manteniendo el tratamiento durante 20 minutos, en términos de costo, eficiencia y gasto de energía resultaría más rentable implementarlo por 5 minutos, explica la doctoranda.

Según información de Javier López Molina –magíster en Ciencias Agropecuarias de la U.N. Sede Palmira– publicada en la revista Sabia, de la Universidad del Pacífico, el frijol caupí es una leguminosa originaria de África con alto valor nutricional y ampliamente cultivada en Asia y países caribeños por la rapidez de su cosecha, su tolerancia a climas secos y su adaptación a suelos ácidos de baja fertilidad. Este cultivo se acopla a las condiciones de la costa Caribe del país y los pequeños productores lo siembran para su consumo en grano seco o vainas verdes.

El trabajo consistió en buscar alternativas para reemplazar la torta de soya, que aunque es la fuente de proteína de mejor calidad también es la más costosa en la producción de cerdos. “En el trópico contamos con una gran variedad de leguminosas como el frijol caupí, cuyos valores nutricionales no se han estudiado lo suficiente. Este también sería una alternativa para la industria de alimentos balanceados y pequeños productores”, afirma la investigadora.

Según explica, muchos de los pequeños productores utilizan insumos de baja calidad para alimentar a los cerdos, como los residuos de sus cultivos, por lo que no están generando suficientes ingresos pues no pueden aumentar su producción: “para ellos la proteína es la principal limitante, ya que Colombia importa gran parte de la soya que utiliza. Teniendo en cuenta que el alimento balanceado representa el 75 % de los costos de producción de este sector, resulta fundamental encontrar fuentes alternativas”.

También destaca que las leguminosas tienen una notable capacidad para fijar el nitrógeno en el suelo, por lo que promover su cultivo sería positivo para preservar la fertilidad en las fincas y reducir la liberación de ese elemento como gas de efecto invernadero o como contaminante de fuentes hídricas.

Según un informe presentado por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural como parte del programa Colombia Siembra, entre 2010 y 2015 el 8 % de los recursos invertidos en importaciones del sector agropecuario y agroindustrial correspondieron a tortas de soya.

Así mismo, entre 2010 y 2014 las importaciones de soya superaron casi 20 veces la producción de este cultivo en el país. En ese periodo se alcanzó un promedio anual de 1,6 millones de toneladas de soya importadas.

Estudios in vitro e in vivo

La investigación se desarrolló en trabajo conjunto con el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y fue financiada por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania.

En cuanto a granos, se estudiaron cinco posibles fuentes de proteína: Lablab purpureus (frijol de Egipto), Canavalia brasiliensis (frijol espada) y Vigna unguiculata (frijol caupí) en sus variedades 625 (de coloración blanca), 9611 (rojo) y 10884 (rosado). También se investigó el potencial como fuente de proteína de los follajes de frijol espada y frijol caupí variedad 9611.

Estos materiales forman parte del programa de forrajes del CIAT, que los seleccionó previamente por su adaptabilidad a diferentes suelos y por su producción de grano y biomasa.

En primera instancia los estudios se realizaron in vitro, evaluando factores como la composición química y la digestibilidad de los materiales crudos y con tratamientos térmicos. Los resultados permitieron descartar los granos de Lablab purpureus y Canavalia brasiliensis, por su baja digestibilidad.

El fríjol caupí está disponible a la venta en casas comerciales de productos agropecuarios. Si un productor quisiera una variedad específica, podría consultar si esta se encuentra dentro de la colección del CIAT disponible para solicitud, en la URL: genebank.ciat.cgiar.org/genebank/language.do. Allí encontrara información y el paso a paso para tal solicitud del material.

Con los granos se formularon dietas balanceadas para observar sus resultados in vivo en ratas, mientras que los follajes se probaron en curíes. Después de que las ratas recibieron la dieta durante 11 días y los curíes durante 17, se identificó el nivel de nutrientes digeridos en el sistema gastrointestinal. Ambos estudios se compararon con dietas que contenían torta de soya como única fuente de proteína.

“Sabemos que cuando se trata de granos con las ratas tenemos un buen modelo animal para estudios de digestibilidad de la proteína en monogástricos (un solo estómago), mientras que los curíes podrían ser un modelo animal cuando utilizamos dietas altas en fibras”, afirma la investigadora.

Agrega que las evaluaciones de los materiales no se realizaron directamente en cerdos porque los costos hubieran sido mayores, mientras que con este tipo de estudios se puede contar con información de referencia previa a menor costo.

A partir de esta investigación se puede avanzar en estudios con cerdos para profundizar los resultados a la hora de definir nuevos esquemas de alimentación para la industria y los pequeños productores, concluye la doctoranda Torres.

El estudio fue dirigido por los doctores Carlos Montoya y Luz Stella Muñoz, profesora de la U.N. Sede Palmira. 

(Por: Fin/FHP/MLA/LOF
)
N.° 113

Otras noticias

Más que aumentar el número de doctores en Colombia, se deben contemplar las herramientas y espacios adecuados para su educación. Fotos: Unimedios.

Educación

agosto 05 de 2020

Doctorados deben estar en manos de instituciones idóneas

Pese a que los rectores de universidades públicas habían considerado...

Educación

agosto 05 de 2020

Carta abierta al señor Presidente de la República de Colombia, Doctor Iván Duque Márquez

Los miembros de los Consejos, Superior Universitario y Consejo Académico de la...

Los hongos aprovechan residuos, generando una producción circular. Foto: Diana González.

Desarrollo Rural

agosto 05 de 2020

Emprendimiento agroecológico cultiva hongos y hortalizas

Desde Science, Plants and Phungi (SPP) –ciencia, plantas y hongos– un...

La investigación busca aprovechar este residuo cítrico para reemplazar los colorantes artificiales en productos horneados.

Ciencia & Tecnología

agosto 05 de 2020

Pigmentos de la mandarina le pondrían color a los panes

Los carotenoides (pigmentos) de la cáscara de la mandarina presentan un alto...

El Proyecto de Teleocupación busca ser un apoyo para quienes trabajan desde sus casas. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

agosto 05 de 2020

Teleocupación, otra opción de apoyo por la pandemia

Debido a la crisis sanitaria que desató el nuevo coronavirus, la teleocupación...

El campus de la UNAL en Bogotá se inauguró en 1938. Fotos: archivo Unimedios.

Educación

agosto 05 de 2020

Ciudad Universitaria: la vigencia de un proyecto moderno

Por el brote del SARS-CoV-2, el octogésimo segundo cumpleaños de la apertura a...

El aumento de la productividad en Colombia se lograría con el aumento de la conectividad en todo su territorio.

Ciencia & Tecnología

agosto 05 de 2020

Conectividad en las regiones aumentaría productividad del país

“Colombia tiene que habilitar la conectividad de alta velocidad en todo su...

Cultivo de fresas en Sibaté, municipio con proyección minera. Fotos: Harold Villamil.

Ciudad & Territorio

agosto 05 de 2020

POT de la Sabana, desarticulados frente a extracción minera

Las medidas tomadas alrededor del ordenamiento de la Sabana de Bogotá, las...

La UNAL ingresó al Top 10 de las 100 mejores empresas y es la número 1 en el sector de la educación superior, según el ranking de Merco Talento. Fotos: archivo Unimedios.

Economía & Organizaciones

agosto 04 de 2020

UNAL, una de las empresas más atractivas para trabajar

En la medición del ranking de Merco Talento 2020, para el cual se realizó un...

La investigación se realizó con 40 directivos de grandes empresas de Manizales. Fotos: Luisana Casique - UNAL Sede Manizales.

Economía & Organizaciones

agosto 04 de 2020

Coaching ayudaría a asumir nuevos retos empresariales

Las organizaciones que emplean el coaching profesional por razones de negocios...