Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Familias de Buenaventura reubicadas se sienten engañadas

Deficiencias en transporte, salud, educación y servicios públicos afrontan 415 familias trasladadas desde Bajamar (zona insular) hasta la Ciudadela San Antonio, en Buenaventura.

Manizales, 17 de mayo de 2017Agencia de Noticias UN-

Los entrevistados afirmaron que al poco tiempo de llegar a las casas de 60 m2 estas empezaron a presentar averías.

Ciudadela San Antonio, en Buenaventura.

Sus habitantes no están conformes y exigen que les cumplan.

El proceso de reubicación inició con la entrega de 568 viviendas.

Buenaventura, con grandes potencialidades de desarrollo.

Zona de Bajamar.

Estas familias fueron reubicadas hace cuatro años en esta ciudadela, en la que el Gobierno nacional y la Alcaldía emprendieron un Macroproyecto de Interés Social Nacional (MISN).

“Nos dijeron que tendríamos servicios públicos ininterrumpidos, centro de salud, plaza de mercado, CAI, megacolegio y hasta un embarcadero, pero nos engañaron”, afirmó Frank Starlin Arteaga, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Ciudadela San Antonio, al occidente de Buenaventura.

Todo empezó en 2007, cuando se pretendía reubicar a 3.400 familias de Bajamar, zona de la isla de Cascajal cercana a las empresas del sector secundario y terciario de la economía, en donde también se encuentran bancos, colegios, almacenes y galerías. Entonces se les pidió desalojar el lugar ante el riesgo de un tsunami y por el déficit habitacional de la ciudad.

Una vez reubicada la población, se buscaba evitar que la zona volviera a ser ocupada, por lo que se construiría el Malecón Bahía de la Cruz, apuesta del Gobierno nacional para convertir a Buenaventura en atractivo turístico de talla mundial.

Es de recordar que estas familias se encontraban en dos situaciones: unas permanecían en la zona en medio del conflicto armado, y otras se habían desplazado huyendo de este.

La reubicación inició con la entrega de 568 viviendas, pero solo 415 familias aceptaron el traslado. Es decir que después de invertir recursos, diseñar un programa de acompañamiento y operar con dos equipos de profesionales (inicialmente de la Universidad del Pacífico y después de la Alcaldía), el objetivo no se ha cumplido y hoy la población habita en condiciones precarias.

Según Ingrid Nayive García Ramírez, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, antes de la ejecución del MISN no se hizo la consulta previa determinada por la ley, sino que se adelantó una sobre la marcha por la presión de las comunidades. Estos no permitió evaluar la viabilidad de la ejecución del proyecto, pues este ya se encontraba en etapa de construcción.

En su estudio, la magíster realizó una valoración de los grandes proyectos urbanos en contextos étnicos a partir de las tensiones territoriales y socioambientales generadas en el MISN San Antonio y su relación con el proyecto Malecón Bahía de la Cruz.

Trabajo de campo

La magíster García Ramírez indagó de manera cualitativa cómo se llevó a cabo el acompañamiento social a las familias de bajamar, cuáles han sido las condiciones de vida y cuáles las percepciones de territorialidad de los habitantes en San Antonio.

Para ello entrevistó a 19 personas de entre 20 y 60 años de edad y realizó un grupo focal con la comunidad trasladada. Los criterios de selección fueron haber vivido en bajamar y haber sido reubicados en 2013.

Además, llevó a cabo tres entrevistas a ex funcionarios del MISN y realizó una revisión documental a 58 actas de reuniones del Comité Fiduciario referentes a requerimientos institucionales y de las comunidades.

Con esta información analizó el espacio concebido, vivido e imaginado. En cuanto a lo concebido, observó que el macroproyecto no consultó a las comunidades, pero sí transformó su territorio sin su consentimiento; lo vivido incluye lo ancestral, sus orígenes, la etnia, la forma cómo lo habitan, sus casas... Lo imaginado son los símbolos, la religión, las creencias, la cultura y lo inmaterial, que está muy relacionado con sus ancestros y con el mar.

El profesor Luis Fernando Acebedo, de la U.N. Sede Manizales, director del trabajo de maestría, manifestó que a las familias las sacaron de un contexto territorial en el que pescaban, vivían e interactuaban, y los llevaron a un espacio en el que sufren problemas de movilidad, transporte, educación y salud.

En la actualidad, en la Ciudadela San Antonio hay alrededor de 1.268 viviendas construidas, pero sin los equipamientos necesarios, como espacios y edificaciones para prestar servicios sociales, cultural, educativo y de salud. A través del Sistema de Regalías solo se aportaron los recursos para el diseño y los estudios de una estación de Policía, plaza de mercado, embarcadero, puesto de salud y polideportivo, cuyas obras han avanzado en un 80 %.

Para los expertos García y Acebedo, la problemática de macroproyectos como el desarrollado en Buenaventura va más allá de intervenciones urbanas que, lejos de solucionar la calidad de vida de las familias, implica experimentar nuevos escenarios de desventaja social, institucional, económica, cultural, étnica y ambiental. Por eso consideran que emprender proyectos de esta envergadura conlleva a develar la manera como el Estado, las instituciones y las comunidades imaginan el espacio, ya que este no es pasivo ni homogéneo.

(Por: Fin/JDMP/MLA/LOF
)
N.° 768

Otras noticias

Educación

febrero 23 de 2018

Un siglo desde la pandemia más terrible

La Primera Guerra Mundial, también conocida como la Gran Guerra, ocasionó uno...

El año con mayor número de personas afectadas con minas antipersona ha sido 2006, con 1.232 registradas.

Política & Sociedad

febrero 23 de 2018

Efecto de minas antipersonas se redujo en un 93 %

En Colombia 2006 fue el año en el que se presentó el mayor número de víctimas...

La apertura de la Maestría en Gobierno Urbano fue aprobada por el Consejo de Sede de la U.N.

Educación

febrero 23 de 2018

Aprobada apertura de la Maestría en Gobierno Urbano

Este programa de posgrado será administrado por la Facultad de Ciencias...

Gracias a su versatilidad, el mecanismo también podría ser útil para desactivar elementos explosivos en forma remota.

Ciencia & Tecnología

febrero 23 de 2018

Robot didáctico entrena a estudiantes en su uso industrial

A partir de la tecnología Robotic Operating System (ROS), estudiantes de la...

La cochinilla, o perla de tierra colombiana, se alimenta de las raíces de las plantas de mora. Fotos: cortesía Elizabeth Meneses Ortiz.

Desarrollo Rural

febrero 23 de 2018

Con espectroscopia detectan insectos en suelos cultivados

Mediante el método de espectroscopia infrarroja se evidenció la presencia de...

Pescadores artesanales participan en el concurso de caza del pez león.

Medioambiente

febrero 23 de 2018

Concurso de pesca promueve control del pez león

La competencia, que convoca a buzos y pescadores artesanales, busca controlar...

Estudiantes de diversos colegios de Bogotá recorrieron los stands que instaló la U.N., para informar sobre los programas de pregrado disponibles.

Educación

febrero 23 de 2018

FOTOGALERÍA: Carreras para todos los gustos

Alumnos de los grados 10 y 11 de diferentes colegios de Bogotá llegaron a la...

<em>Selección natural</em> es la propuesta de los egresados de la U.N.

Artes & Culturas

febrero 23 de 2018

Egresados de la U.N. compiten con serie web en los Premios India Catalina

Selección natural es la propuesta de los egresados de la Universidad Nacional...

Componentes del sistema de alerta temprana por inundación.

Medioambiente

febrero 23 de 2018

Manizales tendrá sistema de alerta temprana por inundaciones

El Sistema de Alerta Temprana (SAT) por inundaciones servirá para que los...

Las tecnologías permitirían tomar mejores decisiones para alcanzar la sostenibilidad.

Ciudad & Territorio

febrero 22 de 2018

Ciudades inteligentes deben ser incluyentes

Las ciudades pueden usar herramientas como internet de las cosas, big data y...