Escudo de la República de Colombia

Ciudad & Territorio

Familias de Buenaventura reubicadas se sienten engañadas

Deficiencias en transporte, salud, educación y servicios públicos afrontan 415 familias trasladadas desde Bajamar (zona insular) hasta la Ciudadela San Antonio, en Buenaventura.

Manizales, 17 de mayo de 2017Agencia de Noticias UN-

Los entrevistados afirmaron que al poco tiempo de llegar a las casas de 60 m2 estas empezaron a presentar averías.

Ciudadela San Antonio, en Buenaventura.

Sus habitantes no están conformes y exigen que les cumplan.

El proceso de reubicación inició con la entrega de 568 viviendas.

Buenaventura, con grandes potencialidades de desarrollo.

Zona de Bajamar.

Estas familias fueron reubicadas hace cuatro años en esta ciudadela, en la que el Gobierno nacional y la Alcaldía emprendieron un Macroproyecto de Interés Social Nacional (MISN).

“Nos dijeron que tendríamos servicios públicos ininterrumpidos, centro de salud, plaza de mercado, CAI, megacolegio y hasta un embarcadero, pero nos engañaron”, afirmó Frank Starlin Arteaga, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Ciudadela San Antonio, al occidente de Buenaventura.

Todo empezó en 2007, cuando se pretendía reubicar a 3.400 familias de Bajamar, zona de la isla de Cascajal cercana a las empresas del sector secundario y terciario de la economía, en donde también se encuentran bancos, colegios, almacenes y galerías. Entonces se les pidió desalojar el lugar ante el riesgo de un tsunami y por el déficit habitacional de la ciudad.

Una vez reubicada la población, se buscaba evitar que la zona volviera a ser ocupada, por lo que se construiría el Malecón Bahía de la Cruz, apuesta del Gobierno nacional para convertir a Buenaventura en atractivo turístico de talla mundial.

Es de recordar que estas familias se encontraban en dos situaciones: unas permanecían en la zona en medio del conflicto armado, y otras se habían desplazado huyendo de este.

La reubicación inició con la entrega de 568 viviendas, pero solo 415 familias aceptaron el traslado. Es decir que después de invertir recursos, diseñar un programa de acompañamiento y operar con dos equipos de profesionales (inicialmente de la Universidad del Pacífico y después de la Alcaldía), el objetivo no se ha cumplido y hoy la población habita en condiciones precarias.

Según Ingrid Nayive García Ramírez, magíster en Medio Ambiente y Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Manizales, antes de la ejecución del MISN no se hizo la consulta previa determinada por la ley, sino que se adelantó una sobre la marcha por la presión de las comunidades. Estos no permitió evaluar la viabilidad de la ejecución del proyecto, pues este ya se encontraba en etapa de construcción.

En su estudio, la magíster realizó una valoración de los grandes proyectos urbanos en contextos étnicos a partir de las tensiones territoriales y socioambientales generadas en el MISN San Antonio y su relación con el proyecto Malecón Bahía de la Cruz.

Trabajo de campo

La magíster García Ramírez indagó de manera cualitativa cómo se llevó a cabo el acompañamiento social a las familias de bajamar, cuáles han sido las condiciones de vida y cuáles las percepciones de territorialidad de los habitantes en San Antonio.

Para ello entrevistó a 19 personas de entre 20 y 60 años de edad y realizó un grupo focal con la comunidad trasladada. Los criterios de selección fueron haber vivido en bajamar y haber sido reubicados en 2013.

Además, llevó a cabo tres entrevistas a ex funcionarios del MISN y realizó una revisión documental a 58 actas de reuniones del Comité Fiduciario referentes a requerimientos institucionales y de las comunidades.

Con esta información analizó el espacio concebido, vivido e imaginado. En cuanto a lo concebido, observó que el macroproyecto no consultó a las comunidades, pero sí transformó su territorio sin su consentimiento; lo vivido incluye lo ancestral, sus orígenes, la etnia, la forma cómo lo habitan, sus casas... Lo imaginado son los símbolos, la religión, las creencias, la cultura y lo inmaterial, que está muy relacionado con sus ancestros y con el mar.

El profesor Luis Fernando Acebedo, de la U.N. Sede Manizales, director del trabajo de maestría, manifestó que a las familias las sacaron de un contexto territorial en el que pescaban, vivían e interactuaban, y los llevaron a un espacio en el que sufren problemas de movilidad, transporte, educación y salud.

En la actualidad, en la Ciudadela San Antonio hay alrededor de 1.268 viviendas construidas, pero sin los equipamientos necesarios, como espacios y edificaciones para prestar servicios sociales, cultural, educativo y de salud. A través del Sistema de Regalías solo se aportaron los recursos para el diseño y los estudios de una estación de Policía, plaza de mercado, embarcadero, puesto de salud y polideportivo, cuyas obras han avanzado en un 80 %.

Para los expertos García y Acebedo, la problemática de macroproyectos como el desarrollado en Buenaventura va más allá de intervenciones urbanas que, lejos de solucionar la calidad de vida de las familias, implica experimentar nuevos escenarios de desventaja social, institucional, económica, cultural, étnica y ambiental. Por eso consideran que emprender proyectos de esta envergadura conlleva a develar la manera como el Estado, las instituciones y las comunidades imaginan el espacio, ya que este no es pasivo ni homogéneo.

(Por: Fin/JDMP/MLA/LOF
)
N.° 768

Otras noticias

Solo la cabeza del pliosaurio hallado en Sáchica mide cerca de 3 m.

Ciencia & Tecnología

abril 25 de 2018

En Sáchica, el pliosaurio más grande del mundo

El hallazgo de este reptil marino prehistórico, que sin una parte de la cola...

La experiencia de plataformas como “Bogotá cambalachea” o “De <em>tour</em> por Cundinamarca” contribuyó a la selección de la propuesta.

Ciencia & Tecnología

abril 24 de 2018

La U.N. tendrá spin-off en tecnologías de la información

La nueva empresa concentrará su actividad en proyectos de realidad virtual y...

Las bolsas están hechas de fique y algodón. Foto: Daniela Quintero.

Medioambiente

abril 24 de 2018

Bolsas de algodón y fique ayudarían a reducir consumo de “chuspas”

Con dos diseños se busca ayudar a reducir el uso de bolsas plásticas –o...

El Consejo Superior Universitario realizó un recorrido por las obras del Bloque S.

Educación

abril 24 de 2018

Rector Mantilla: “En Manizales es donde la U.N. ha crecido más en seis años”

Durante el Consejo Superior Universitario (CSU), realizado en el campus La...

Después de 22 días de preparación la bebida seguía en buenas condiciones. Fotos: cortesía Paola Catalina Imbachí Narváez.

Ciencia & Tecnología

abril 24 de 2018

Elaboran yogur con lactosuero

En vez de arrojarlo a las fuentes hídricas, el lactosuero –derivado de la...

Aunque muchos ministerios están realizando proyectos asociados con ciencia y tecnología, no hay manera de saber lo que unos y otros hacen.

Ciencia & Tecnología

abril 24 de 2018

En Colombia no existe un verdadero sistema de CyT: ACCEFYN

Aunque Colciencias tiene inscritos a más de 10.000 científicos, en Colombia...

Producto de la sequía, durante 2016 se perdieron en Colombia 37.707 hectáreas de maíz. Fotos: archivo particular

Desarrollo Rural

abril 24 de 2018

Genes de maíz modificados aumentan tolerancia a las sequías

Cultivos intervenidos con los genes DREB2, ZAT10 y CspB podrían mitigar las...

Ciudad & Territorio

abril 24 de 2018

Plaza de mercado de Pacho estrena mobiliario

Gracias al trabajo desarrollado por las facultades de Artes e Ingeniería de la...

Sólido amarillo característico de las isocumarinas. Foto: cortesía.

Ciencia & Tecnología

abril 24 de 2018

Diseñan molécula con potencial para herbicida

Esta nueva molécula removió la maleza Lolium temulentum del arroz Clearfield,...

Las olimpiadas del conocimiento se llevaron a cabo en el campus La Nubia de la U.N.

Educación

abril 23 de 2018

Estudiante de la U.N., finalista en Olimpiadas de Conocimiento

Diego Alejandro Londoño Patiño, estudiante de Matemáticas de la Universidad...