Escudo de la República de Colombia

Salud

Faltan políticas públicas para control de las zoonosis

Aunque cada brote de enfermedades transmitidas de los animales al hombre como la rabia o la tuberculosis genera alertas eventuales en el país, las medidas de vigilancia y control no son suficientes porque no se han estudiado los factores sociales, económicos y culturales para contrarrestarlas.

Bogotá D. C., 05 de febrero de 2018Agencia de Noticias UN-

Algunas enfermedades zoonóticas, como la rabia, se transmiten por animales domésticos (perro, gato) y silvestres (murciélago hematófago).

Muchos de los profesionales de la salud no saben qué tipo de enfermedades son zoonóticas.

Las enfermedades zoonóticas también son transmitidas por alimentos como la carne de cerdo.

Las personas que trabajan con animales, como en criaderos de cerdos, son potencialmente transmisoras.

Las zoonosis deberían ser estudiadas no solo por la biología o la medicina veterinaria, sino también por otras disciplinas.

En Colombia, las enfermedades zoonóticas más representativas que se transmiten entre animales y seres humanos son: leptospirosis, rabia, tuberculosis, neurocisticercosis, brucelosis y encefalitis equina venezolana (EEV). 

La leptospirosis se transmite por contacto directo con orina o tejidos de animales infectados como roedores, bovinos y animales domésticos; la rabia se contagia por una mordedura o por contacto directo de mucosas o heridas con saliva de animales domésticos como perros y gatos no vacunados, o silvestres como el murciélago hematófago. 

De otro lado, la brucelosis se origina con el consumo de productos derivados del ganado caprino, vacuno y porcino; y la encefalitis equina venezolana (EEV) la transmiten roedores selváticos y mosquitos. 

Según las cifras recogidas en la investigación de Ángela Natalia Agudelo, doctora en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), en el caso de la leptospirosis, en 2010 se “presentó una tasa de mortalidad estimada de 1,38 por cada 100 mil habitantes, una tasa de letalidad de 2,68 por cada 100 mil habitantes, y los departamentos con mayor número de casos reportados fueron Valle del Cauca, Antioquia y Risaralda”. 

Sin embargo, aunque desde 1975 la leptospirosis y otras infecciones han sido consideradas como un problema de salud pública emergente, reemergente y persistente, Colombia no cuenta con las medidas para mitigar la problemática, por lo cual se ha optado por implementar normatividades de vigilancia y control de otros países, sin evaluar el contexto en que se originan. 

Por ejemplo, mientras que en Estados Unidos la leptospirosis ha sido considerada como una enfermedad ocasional que presenta sus mayores picos de contagio en temporada vacacional, en Colombia esta infección es de tipo ocupacional, es decir que las personas que trabajan con animales potencialmente transmisores de esta enfermedad tienen mayor riesgo. 

Una de las razones para que infecciones como la leptospirosis, la rabia o la neurocisticercosis hayan persistido en el tiempo se debe a que aún falta más organización en la prestación de prevención, control y manejo previo a la hora de atender un brote de la enfermedad. 

Escasa formación 

Según la doctora Agudelo, docentes de la U.N. y de la Universidad de La Salle consideran que “a lo largo de la historia, y antes de 1975, la formación en zoonosis ha sido muy pobre. Incluso muchos de los médicos humanos, médicos veterinarios y profesionales de la salud en general, no saben cuáles enfermedades son zoonóticas”. 

“En términos de vigilancia el sistema de información es muy débil y la formación de los profesionales para diagnosticar estas enfermedades todavía tiene muchos vacíos”, advierte la investigadora. 

En su opinión, infortunadamente los médicos humanos, quienes son actores clave en la notificación de zoonosis, todavía no conocen de una manera adecuada de la manera como estas se presentan, lo cual limita mucho la vigilancia. 

Otra de las causas es que las políticas públicas ya implementadas –como la Ley 9 de 1979, o Código Sanitario Nacional, y el Decreto 2257 de 1986– no han sido actualizadas. 

Para ello, la investigadora Agudelo explica sería preciso considerar que las zoonosis no solo deberían ser estudiadas por la biología, la epidemiologia o la medicina veterinaria, sino también por otras disciplinas que le hagan frente a la problemática a partir de la medicina humana y los aspectos sociales, económicos y ambientales. 

Por ejemplo, en el caso de la neurocisticercosis, esta enfermedad se origina por el estilo de vida de las personas. Dicha infección se transmite normalmente por el consumo de carne de cerdo sin cocción ni manejo adecuado, que dan pie a la aparición de parásitos que atacan el sistema nervioso y producen discapacidad de considerable a severa con un alto impacto económico para la sociedad. 

Finalmente, la investigadora encontró que las zoonosis son consideradas como de baja importancia en la salud pública. “Todavía no tienen el estatus que se merecen, entonces a la hora de distribuir los recursos económicos obviamente le dan más importancia a otros aspectos de la salud pública”, subrayó. 

Ante este panorama, la estudiante de doctorado hace un llamado para que se actualicen las políticas públicas para afrontar los brotes de enfermedades zoonóticas desde todos los ángulos. Así mismo plantea el acercamiento entre la academia y el sector político, tendiente a que se invierta en la formación profesional y, sobre todo, en la financiación de las instituciones que desarrollan e implementan estas medidas.

(Por: fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 84

Otras noticias


Médicos y especialistas del HUN se formaron en técnicas de diagnóstico de enfermedades relacionadas con asbesto. Fotos: archivo Unimedios.

Salud

diciembre 13 de 2019

HUN busca mejorar diagnóstico de enfermedades causadas por asbesto

El Hospital Universitario Nacional (HUN) empezó la formación de sus radiólogos,...

Recopilación de datos georreferenciados. Fotos: Daniel Guillermo García Murillo, estudiante de Maestría en Ingeniería Industrial – UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

diciembre 13 de 2019

Revolución agrícola 4.0 optimiza producción de los cultivos

Una nueva práctica que combina el uso de sistemas de información como el GPS...

Brownies elaborados con harina de bore, un producto innovador presentado en el taller “Train the trainers” (entrenando entrenadores). Foto: Diana Manrique Horta - Unimedios.

Desarrollo Rural

diciembre 13 de 2019

Harina de bore, materia prima para brownies y cupcakes

Esta especie de raíz muy grande, conocida científicamente como Alocasia...

Los recién nacidos, en especial los prematuros, no solo pueden sentir dolor, sino que además son más sensibles que los niños y adultos. Fotos: Secretaría Distrital de Salud

Salud

diciembre 13 de 2019

Dolor en recién nacidos hospitalizados dejaría secuelas

Alrededor del 80 % de los recién nacidos que son sometidos a un promedio de 15...

Especial Bicentenario de la Independencia de <em>UN Periódico Digital.</em> Fotos: Brandon Pinto.

Artes & Culturas

diciembre 12 de 2019

Ministerio de Cultura premia a UN Periódico Digital

El especial “Bicentenario de la Independencia” –un producto convergente de...

AppNAT permite visualizar la oferta turística de naturaleza de distintos emprendimientos del Valle del Cauca. Fotos: David Alejandro Piedrahita y Ana Milena Holguín.

Medioambiente

diciembre 12 de 2019

App conecta con el turismo de naturaleza en el Valle

La aplicación AppNAT permitiría visibilizar e impulsar los emprendimientos de...

En esta segunda versión del TBOG se inscribieron 18 estudiantes. Fotos: Ricardo González – Unimedios.

Ciudad & Territorio

diciembre 12 de 2019

Taller Bogotá ofrece soluciones tecnológicas a los retos urbanos

Con tres presentaciones denominadas BicitApp-proyecto de movilidad,...

La herramienta propuesta por el investigador Barrera trabaja a partir de imágenes H&E como con las que analizan los patólogos. Foto: Cristian Barrera.

Salud

diciembre 12 de 2019

Agrupaciones de linfocitos predecirían recaídas por cáncer

Un modelo computacional permite identificar la formación de subgrupos de...

Desde 2008, la Sede Amazonia ha admitido a 1.813 jóvenes para formarse en programas de pregrado. Foto: Diana Manrique

Educación

diciembre 11 de 2019

UNAL Sede Amazonia, 30 años de protagonismo en los territorios

“La posibilidad de volver a mis raíces”, “el orgullo más grande de mi vida”,...