Escudo de la República de Colombia

Ciencia & Tecnología

Extractos de tres especies de plantas combatirían la malaria

A partir de un tamizaje in vitro de la actividad antiplasmodial de 18 extractos obtenidos de hojas, flores y frutos de cuatro especies vegetales colectadas en Colombia, se encontró que tres de ellas tienen potencial para inhibir el parásito Plasmodium falciparum, una de las cinco especies causante de la enfermedad.

Bogotá D. C., 21 de noviembre de 2019Agencia de Noticias UN-

Arbusto de Leandra subseriata en el sitio de recolección. Foto: Yoshie Hata y Wilmar Sosa.

La malaria es causada por especies de protozoarios del género Plasmodium y transmitida por vectores del género Anopheles. Foto: archivo Unimedios.

Flores de Leandra subseriata. Foto: Yoshie Hata y Wilmar Sosa.

Según el World Malaria Report 2018, de la OMS, en 2017 en el mundo 219 millones de personas padecieron la enfermedad. Foto: archivo Unimedios.

Frutos de Leandra subseriata. Foto: Yoshie Hata y Wilmar Sosa.

Según los resultados obtenidos, seis extractos presentaron actividad, tres de los cuales se clasificaron como “activos” y tres con “actividad moderada”. Estos se obtuvieron de las especies Miconia theaezans, Leandra subseriata y Austroeupatorium inulifolium, las dos primeras de la familia Melastomataceae y la última de Asteraceae.

Especies como L. subseriata tienen una amplia diversidad de nombres comunes, entre ellos mortiño lanudo o nigüitos, en Caldas; munchirero o mortiño de monte, en Nariño, y nigüito en Antioquia y Risaralda.

Por su parte, M. theaezans se conoce como tuno en Santander y como tuno blanco en Boyacá, mientras en Ecuador se conoce como cerrac, laichi, amarillo, sacha, colca o cebolleta.

Entre tanto, A. inulifolium se conoce en Colombia como salvia pegapega, marubio, jarilla, cadillo, chilco, gavilana, aromático, chicharrón, indio viejo blanco, almoraduz, salvio amargo, salvia blanca, salvia amarga y salvia.

Los hallazgos obedecen al trabajo del químico farmacéutico Wilmar Esteban Sosa Puerto, magíster en Ciencias Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), como parte de los estudios que se adelantan desde el grupo de investigación “Principios bioactivos en plantas medicinales”, y su investigación fue dirigida por la profesora Yoshie Adriana Hata Uribe, del Departamento de Farmacia.

Las plantas se seleccionaron con base en un estudio previo –en el que participó la UNAL– realizado por centros de investigación de Colombia, Argentina, Bolivia, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Nicaragua y la Organización de Estados Americanos, en el cual se evaluó la actividad de los extractos de plantas de la región contra los parásitos que causan enfermedades como leishmaniasis, chagas y malaria.

Esa referencia le permitió al investigador preseleccionar las plantas sobre las que ya se conocía su potencial y seleccionar especies de las mismas familias para recolectar muestras en campo, a partir de las cuales se obtendrían los extractos a evaluar. “Eso se llama escoger por el criterio taxonómico; esperábamos que al pertenecer a la misma familia tuvieran metabolitos similares, los cuales podrían presentar también la actividad”, explica el investigador Sosa.

Después de colectar muestras de las partes aéreas de las especies L. subseriata, M. theaezans, M. aeruginosa y A. inulifolium, se limpiaron, se secaron por tres días en una estufa de aire recirculante a 40 °C, se molieron y se prepararon los extractos a partir de dos técnicas, usando solventes de diferentes polaridades.

La primera técnica fue la maceración, en la cual se deja el material vegetal en un recipiente de cerámica o vidrio cerrado en contacto con el solvente y luego este se separa y se concentra hasta obtener el extracto; el segundo fue el método conocido como “percolación”, en el cual se deja el material en un percolador de vidrio donde el solvente circula permanentemente y se van cambiando los solventes de menor a mayor polaridad para obtener los respectivos extractos.

La actividad de los extractos obtenidos a partir de este proceso se probó en el modelo in vitro contra el modelo de P. falciparum, sensible a cloroquina (uno de los fármacos con los que se trata la malaria). Los extractos más activos fueron el clorofórmico y el metanólico de M. theaezans y el clorofórmico de A. inulifolium.

A pesar de que en la literatura se ha reportado que otros compuestos flavonoides podrían estar relacionados con la actividad antiplasmodial, cuando se evaluaron los obtenidos en la investigación en el mismo modelo in vitro, estos resultaron inactivos para inhibir el desarrollo del parásito dentro de los glóbulos rojos.

Por eso se necesitarán de estudios posteriores para identificar si estos compuestos pueden actuar sobre otra parte del ciclo de vida del microorganismo, y además se realizarán ensayos para buscar si la actividad se conserva en otras de las fracciones obtenidas en el fraccionamiento.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF
)
N.° 951

Otras noticias

Algunos economistas manifiestan que no se debe obviar la copandemia asociada al nuevo coronavirus, ligada a la pobreza. Foto: Brandon Pinto.

Salud

julio 07 de 2020

Salud y economía, entre la cuarentena y la reapertura

El aumento de la ocupación de camas en las UCI del Distrito Capital sugeriría...

La UNAL subió seis puestos en la medición general del ranking THE, en comparación con 2019.

Educación

julio 07 de 2020

Ranking THE clasifica a la UNAL entre las mejores de América Latina

La Universidad Nacional de Colombia (UNAL) subió seis puestos en su posición en...

En el Valle del Cauca casi el 90 % del cultivo de ají tiene como fin la exportación. Foto: Helmuth Ceballos - Unimedios Palmira.

Desarrollo Rural

julio 07 de 2020

Identifican pulgones que “pican” al ají en el Valle

Dos especies de áfidos o pulgones afectan a estos cultivos en el departamento,...

Los profesores vinculados a partir de 2002 deberán aprobar un curso de formación para ascender en el escalafón docente. Fotos: Grupo de Educación Social y Ámbitos Académicos- UNAL Sede Palmira.

Educación

julio 07 de 2020

Investigadores forman docentes con enfoque social

El proceso formativo de la juventud y la niñez colombiana no se está afectando...

Ciencia & Tecnología

julio 07 de 2020

Dispositivos para atención de COVID-19, otro logro de la UNAL Sede Medellín

Desde antes de empezar la cuarentena, profesores y estudiantes de la...

Localización geográfica de la cuenca hidrográfica del río Bogotá. Foto: Néstor Cruz.

Ciudad & Territorio

julio 07 de 2020

Río Bogotá debe ser el eje de la metrópolis capitalina

A partir de una directriz del Gobierno nacional, en el marco de una adecuada...

La prueba de concepto de la tecnología blockchain desarrollada por la UNAL permite identificar su valor para aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en la contratación pública.

Ciencia & Tecnología

julio 06 de 2020

UNAL le entrega a la Procuraduría herramienta blockchain contra la corrupción

La prueba de concepto de la tecnología blockchain desarrollada por ingenieros...

El ecodiseño ayuda a recuperar productos como estrategia dentro de una economía circular. Fotos: Valentina Ramírez - UNAL Sede Manizales.

Medioambiente

julio 06 de 2020

Ecodiseño recupera productos desechados y ayuda al planeta

Después de ser desechado, el producto elegido inicia un proceso de recuperación...

La técnica plasma de convalecencia consiste en obtener plasma de un paciente que se ha recuperado, por medio de plasmaféresis.

Salud

julio 06 de 2020

Plasma de convalecencia, posible arma contra el COVID-19

El estudio clínico de seguridad y efectividad podría darle vía libre a esta...

El prototipo del modelo u-learning se validó en cursos reales de dos universidades. Imagen: Gustavo Moreno.

Ciencia & Tecnología

julio 06 de 2020

U-learning, el modelo de aprendizaje del futuro

Tomar una clase en el momento y lugar que se desee, en cualquier dispositivo...