Escudo de la República de Colombia

Salud

Escasa formación médica para tratar picaduras de escorpión

En el país se conoce muy poco sobre los efectos, la atención y el tratamiento por estas picaduras. El veneno de algunas especies es letal si no se realizan a tiempo los procedimientos adecuados.

Bogotá D. C., 03 de mayo de 2012Agencia de Noticias UN-

El veneno del escorpión se disemina fácilmente por el cuerpo. Fotos: Archivo particular

En el país hay 32 especies de alacranes potencialmente peligrosas para el ser humano.

Cuando el veneno es inoculado, el dolor es intenso e inmediato, suele estar acompañado de parestesias (hormigueo).

Solo en el año 2011 fueron atendidos 647 casos por picaduras de animales venenosos, de los cuales 172 fueron causados por escorpiones.

En Colombia no se conoce el verdadero impacto del escorpionismo (accidentes producidos por picadura de alacrán) ni se registra como un evento de salud pública; tampoco representa un incidente de notificación obligatoria ante el registro nacional de intoxicaciones del Instituto Nacional de Salud (INS).

La formación médica para tratar el envenenamiento por estas picaduras es escasa; por otra parte, la población carece de la suficiente información para evitar riesgos y poder atender de forma oportuna a las víctimas.
El doctor Javier Rodríguez, toxicólogo de la Universidad Nacional de Colombia, asegura que “en el país se cree que no hay especies peligrosas de escorpiones, incluso entre la comunidad médica, porque no hay datos certeros; por ende, hay falta de adiestramiento en el área o se da de manera muy básica durante la instrucción clínica”.

Accidente poco conocido

En el Centro de Información, Gestión e Investigación de Toxicología de la UN, solo en el año 2011 fueron atendidos 647 casos por picaduras de animales venenosos, de los cuales 172 fueron causados por escorpiones.

Esta cifra corresponde aproximadamente al 10% de los registros nacionales, aunque se debe tener en cuenta que existen eventos no reportados debido al bajo nivel de gravedad, o a que los médicos a cargo de estos casos no cuentan con un sistema que permita realizar el respectivo reporte y seguimiento. Sin embargo, es frecuente encontrar anécdotas o relatos populares acerca de accidentes graves, e incluso fatales, especialmente en niños.

En Colombia existen 54 especies de este tipo de arácnidos agrupadas en 4 familias, de las cuales 32 son potencialmente peligrosas para el ser humano. Sin embargo, solo se han realizado estudios sobre accidentalidad acerca de 7 de ellas, debido a la gran dificultad que representa la falta de reportes de la población.

“El veneno del escorpión contiene compuestos livianos, por eso se disemina muy fácil por todo el cuerpo; en algunos casos, es en extremo neurotóxico porque afecta el sistema nervioso central y autónomo; además, perjudica áreas específicas encargadas de la coordinación de los movimientos y del funcionamiento de órganos vitales como el corazón y los pulmones”, explica Rodríguez.

El comportamiento natural del animal es huir del ser humano; al sentir una amenaza o la invasión de su territorio ataca por instinto para defenderse. Todos los alacranes poseen veneno; no obstante, en algunas familias es menos potente, o al momento de picar dosifican la cantidad inyectada.

“Las variedades peligrosas tienen la capacidad de inyectar un pre-veneno que no contiene todos los componentes activos. De otro lado, no todas las veces que pican llegan a producir síntomas graves, aun siendo de los especímenes más letales. Tienen la posibilidad de regular la concentración del veneno que inyectan, dependiendo de qué tan amenazados se sientan", detalla el profesor.

Para el escorpión es muy peligroso gastar todas sus toxinas en un solo ataque, pues queda vulnerable ante otros depredadores durante casi una semana. Los ejemplares jóvenes suelen inyectar sus reservas completas, debido a su falta de experiencia.

Síntomas y tratamiento

Cuando el veneno es inoculado, el dolor es intenso e inmediato, suele estar acompañado de parestesias (hormigueo), debido a que los nervios se lesionan directamente, se sobreestimulan y se generan descargas exageradas que alteran el sistema nervioso, los nervios periféricos y algunos órganos.

Asimismo, se afecta el sistema parasimpático, encargado del control de la producción de orina y materia fecal, entre otros; la víctima empieza a producir mucha saliva, sudor y mucosidad que puede generar un edema pulmonar.
El sistema de defensa al estrés también se agudiza, llegando a niveles peligrosos para la vida. El ritmo cardiaco se altera y pueden presentarse problemas de coordinación del movimiento.

En cuanto a la prevención, es necesario mantener limpios los espacios para evitar la aparición de cucarachas u otros insectos de los cuales se alimenta el escorpión. La presencia de gallinas o gatos también controla su aparición.

Lo primero que debe hacer alguien con una picadura es buscar ayuda médica. Los que más tienen riesgo son los niños, en especial los menores de siete años o las personas que sufren enfermedades de alto riesgo como hipertensión, diabetes o enfermedades del corazón.

El doctor Rodríguez aclara que en los primeros auxilios nunca se debe cortar la zona afectada o intentar succionar el veneno porque no sirve, “el daño puede ser mayor”. El paciente requiere observación constante para buscar signos de envenenamiento potencialmente peligrosos.

Falta de antídotos

Una práctica frecuente y errada es la administración de corticoides, los cuales son antiinflamatorios que actúan como inmunosupresores (bloqueadores), pero en este tipo de accidentes no son recomendables. “Existe la creencia de que el riesgo del accidente escorpiónico está asociado a que la persona sea alérgica al veneno, y no es así”, dice Rodríguez.
El desconocimiento en el tema es amplio en la población, así como en el cuerpo médico colombiano. Jimmy Guerrero, biólogo con posgrado en Toxinas de Animales, manifiesta que los galenos desconocen por completo cómo debe ser tratado un paciente de este tipo.

Él mismo sufrió en carne propia el trauma de ser picado dos veces. En una ocasión en Colombia, donde evidenció la poca información existente sobre el tema, y otra en Venezuela, con una atención rápida y el medicamento correcto.

“Aquí en el país, al acudir al hospital el portero me dijo que eso no era una urgencia; luego, el médico general me pidió tomar agua y reposar ya que no era grave; me suministró un antialérgico. Solo hasta el final me aplicaron el suero que necesitaba, el cual es muy escaso en Colombia”, afirma Guerrero.

El problema radica en el precario entrenamiento del personal en el manejo de pacientes con complicaciones previas a la picadura; el tratamiento del accidente empeora por los errores que se cometen. “Es una falla pensar que en Colombia no existen animales peligrosos; por esa misma razón no existe un protocolo para hacer una atención adecuada”, afirma el toxicólogo de la UN.

Aunque los incidentes con escorpiones son menores que los accidentes ofídicos (con serpientes), urge que las autoridades de salud tomen conciencia sobre la gravedad de estos casos y la tremenda odisea que deben afrontar las víctimas.

Lea el artículo completo en UN Periódico: http://www.unperiodico.unal.edu.co/dper/article/vulnerables-ante-picaduras-de-escorpion.html

(Por: Fin/CJCO/sup/sup
)
N.° 125

Otras noticias

La rectora Dolly Montoya Castaño les dio la bienvenida a los nuevos estudiantes de la UNAL.

Educación

febrero 22 de 2020

Rectora da bienvenida a nuevos estudiantes de la familia UNAL

Este sábado se dieron cita en la Plaza Central 3.602 nuevos estudiantes –y sus...

Educación

febrero 21 de 2020

Comunicado 04 de 2020 de Rectoría

a la Opinión Pública

Algunas personas son “supertransmisores”, es decir que eliminan el virus de manera rápida e infectan a otros. Foto: Archivo Unimedios

Salud

febrero 21 de 2020

Coronavirus: el mejor tratamiento es la prevención

Lavarse bien las manos con agua y jabón (por más de 20 segundos), no entrar en...

El doctor Alejandro Gómez recorrió las instalaciones del HUN en compañía de las directivas de este centro médico.

Salud

febrero 21 de 2020

Secretaría de Salud Distrital quiere trabajar de la mano con el HUN

Alejandro Gómez, secretario de Salud de Bogotá, visitó las instalaciones del...

Zonas no interconectadas de Colombia. Fotos: Jorge Raúl Lucero Revelo, magíster en Ingeniería Eléctrica, UNAL Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

febrero 21 de 2020

Interconexión para zonas apartadas de Cauca y Nariño es viable

La producción de electricidad por generadores instalados en puntos críticos,...

Muertes violentas en Colombia, 2008-2017. Fotos: Alejandro Londoño Vélez, magíster en Infraestructura y Sistemas de Transporte de la UNAL Sede Manizales.

Ciudad & Territorio

febrero 20 de 2020

Redes viales incidirían en los accidentes de tránsito

A mayor accesibilidad en la infraestructura vial también es mayor el número y...

Representantes de la UNAL, la Universidad del Rosario y la Universidad de los Andes formaron parte de la mesa de trabajo.

Política & Sociedad

febrero 20 de 2020

Lobby será regulado con apoyo de la academia

Docentes e investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), la...

La guerra en el norte de Uganda es el tema de la exposición de Alit Ambara, quien se inspiró en los rasgos de las víctimas, sus artesanías, sus colores y figuras representativas.

Artes & Culturas

febrero 20 de 2020

FOTOGALERÍA: Intercambio internacional sobre memoria transformativa

La red internacional Memoria Transformativa, que fomenta intercambios entre...

Las mezclas obtenidas se sometieron a pruebas de resistencia a la flexión. Fotos: Sergio Gómez.

Ciencia & Tecnología

febrero 20 de 2020

Concreto con microesferas de vidrio es más fluido

El reemplazo del cemento por estas microesferas huecas le proporciona al...

Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Política & Sociedad

febrero 19 de 2020

“La deshumanización de la guerra nos estaba acabando como sociedad”

Así lo aseguró Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la...