Escudo de la República de Colombia

Economía & Organizaciones

Empresas de ventas por catálogo no asumen compromisos laborales

Este tipo de empleo es precario, pues en comparación con los modelos de empleo tradicionales, presenta niveles inferiores de seguridad social, derechos laborales y remuneración.

Bogotá D. C., 31 de enero de 2019Agencia de Noticias UN-

El investigador sostiene que la venta directa presenta niveles inferiores de seguridad social, derechos laborales y remuneración. Fotos: archivo particular

En 2017 el 44 % de las ventas por catálogo correspondió a cosméticos y el 34 % a ropa, moda y complementos.

En Colombia el 98 % de las cerca de 200.000 representantes mujeres son cabeza de familia de los niveles socioeconómicos 1, 2 y 3.

La venta directa moviliza una enorme fuerza de trabajo mayormente femenina.

Las vendedoras directas venden, distribuyen los productos, y eventualmente son consumidoras de la marca que representan.

A esta conclusión llegó el abogado Manuel Bastidas, magíster en Derecho de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), después de analizar las dinámicas de esta actividad que, según advierte, estaría contribuyendo a que las empresas acumulen cuantiosos ingresos al no asumir los costos y compromisos del trabajo dependiente.

En su estudio incluyó una encuesta a 25 trabajadoras de ventas por catálogo, la metodología de observación participante y 10 entrevistas a informantes clave de Pasto, Nariño.

Los resultados arrojaron que el 68 % de las encuestadas que se dedican a la venta directa no tienen otro trabajo, frente a un 32 % que sí lo tienen. Tal parece que para las primeras no tener una forma adicional de empleo convierte el dinero percibido por comisiones en sus únicos ingresos, lo cual evidencia su dependencia económica a las ventas por catálogo y a las empresas que promueven dicha actividad.

“Esta modalidad de empleo se considera precaria porque presenta niveles inferiores de seguridad social, derechos laborales y remuneración si se compara con los empleos típicos”, asegura el magíster.

Agrega que la venta de productos por catálogo, o venta directa, se caracteriza tanto por trasladar al trabajador los riesgos y responsabilidades de la relación contractual como por generar incertidumbre sobre la duración del empleo y obstaculizar el acceso a los sistemas de protección social y de derecho colectivo.

Según cifras oficiales reveladas por la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), en 2017 las ventas por catálogo sumaron 2,36 billones de pesos en ropa, es decir el 16,85 % de la facturación de ese sector.

Asimismo se reportó que en el mismo año las ventas directas cerraron con 6,97 billones de pesos, de los cuales un 44 % correspondió a cosméticos y belleza mientras el 34 % se ubicó en la categoría de ropa, moda y complementos.

El magíster comenta que este tipo de venta moviliza una enorme fuerza de trabajo, especialmente femenina. La mayoría de ellas son amas de casa, algunas son desempleadas o con bajos niveles de escolaridad.

También se evidenció que este trabajo genera incertidumbre e inseguridad sobre los ingresos percibidos por la actividad, ya que las vendedoras carecen de una remuneración fija y deben asumir los riesgos monetarios frente al incumplimiento en el pago de los productos por parte de los clientes.

Ganancias en dinero y otros incentivos

“En Colombia el 98 % de las cerca de 200.000 representantes mujeres son cabeza de familia, de niveles socioeconómicos 1, 2 y 3. Su margen de ganancia hoy puede ser del 25 %, y además tienen la posibilidad de ganar premios, incentivos y entrenamientos.

De otro lado, estas empresas de cosméticos, ropa u otros productos– terminan llevando a las trabajadoras a jornadas ilimitadas, pues aunque no imponen un tiempo máximo de labor, ellas se comprometen más con la actividad porque de eso depende el incremento de las ventas, y por ende mejores ingresos.

“Como no tienen una jornada de trabajo definida, no saben en qué momento empieza su trabajo con la compañía ni su labor doméstica, es decir que no existe una frontera entre estas dos actividades”, indica el magíster.

Agrega que, con base en los resultados del estudio, el “éxito” de estas compañías obedece a que consideran a las vendedoras directas como “cliente multifacético”, ya que venden, distribuyen los productos, y eventualmente son consumidoras de la marca, todo ello sin estar unidas a un contrato de trabajo, sino de suministros.

Para él, el propósito del estudio es que a partir de la promulgación de nuevas leyes se reconozcan los derechos laborales de quienes ejercen la venta directa.

“La propuesta no resulta inviable, ya que el poder legislativo ha dado muestras de proteger a colectivos laborales atípicos como el teletrabajo. Sin embargo el poder judicial puede reevaluar el concepto tradicional de subordinación jurídica por uno más amplio que incluya las recomendaciones que hace la Organización Internacional del Trabajo, para que la venta directa se conciba como una relación laboral de subordinación según las característicos mencionadas en el estudio”, concluye el magíster.

(Por: Fin/DGH/MLA/LOF
)
N.° 815

Otras noticias

Educación

febrero 16 de 2019

Es el momento para que la ciencia se convierta en nuestro motor de desarrollo

El pasado 24 de enero fue sancionada la Ley 1951 “por la cual se crea el...

Después de pensionarse, la funcionaria Alba Ester Villamil recibió reconocimiento de las directivas de la U.N.

Educación

febrero 15 de 2019

Alba Ester Villamil, 20 años dedicada al personal de la U.N.

Después de pensionarse, la directora Nacional de Personal Académico y...

El estudio se realizó en cuatro cementerios del Tolima. Fotos: archivo particular

Ciudad & Territorio

febrero 15 de 2019

Desaparecidos aumentarían por fallas en cementerios

Aunque según el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) la cifra de...

El prototipo del traje espacial está acompañado por un dron. Fotos: Nicolás Bojacá – Unimedios

Ciencia & Tecnología

febrero 15 de 2019

Traje espacial diseñado en la U.N.

Dante Rafael Rubio, un estudiante de bachillerato que participa en el Diplomado...

El pHmetro permanece en el Bloque W del campus La Nubia de la U.N. Sede Manizales.

Ciencia & Tecnología

febrero 15 de 2019

pHmetro que mide la acidez en milisegundos recibe patente

Por medio de tres láseres que pasan a través de soluciones acuosas, en menos de...

Ciencia & Tecnología

febrero 15 de 2019

Niñas, a interesarse por la ciencia y la tecnología

Menos del 30 % de los investigadores científicos del mundo son mujeres. Se...

El estudiante Carlos Mauricio Gómez pasará dos semestres acercándose a la cultura iraní. Fotos: archivo Unimedios.

Artes & Culturas

febrero 15 de 2019

Primer estudiante de la U.N. en llegar a la U. de Teherán

Carlos Mauricio Gómez, estudiante de la Maestría en Historia de la Universidad...

En el país se han realizado reformas tributarias impulsadas por el gobierno de turno, pero a corto plazo. Fotos: archivo particular

Economía & Organizaciones

febrero 15 de 2019

Reformas tributarias no han controlado la evasión de impuestos

La media de evasión en las personas jurídicas para el periodo de 2000-2016 fue...

Faltando cuatro debates, la segunda vuelta para las elecciones en Bogotá se aplicaría en 2019, si no se cambia en Cámara. Foto: Registraduría Nacional del Estado Civil.

Ciudad & Territorio

febrero 14 de 2019

¿Segunda vuelta electoral para la Alcaldía de Bogotá?

Tener mayor gobernabilidad y darle más legitimidad al alcalde electo es el...

En el proceso se incorporaron observaciones hechas en actividades lúdicas realizadas con estudiantes de grado primero. Fotos: Arelis Sánchez.

Educación

febrero 14 de 2019

Protocolo detecta en el aula retrasos en el desarrollo de los niños

Con esta valoración se busca brindarles a los padres de familia herramientas...