Escudo de la República de Colombia

Medioambiente

El despropósito de intervenir áreas naturales protegidas

El 2016 será recordado por los intentos de modificar la situación actual de las áreas naturales de conservación y protección; si se logra este cometido, estas afectarán de manera considerable la biodiversidad y el entorno físico.

Bogotá D. C., 22 de diciembre de 2016Agencia de Noticias UN–

Una nueva intervención del entorno físico de la isla Gorgona afectará la recuperación de los ecosistemas. Foto: archivo particular.

En abril se neutralizó una de las iniciativas permitidas por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales en la Serranía de la Macarena.

Reserva Forestal Thomas van der Hammen.

J. Orlando Rangel-Ch., profesor del Instituto de Ciencias Naturales de la U.N.

En abril del presente año, una de las iniciativas permitidas por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) –que afectaría áreas de singular importancia biofísica en la Serranía de la Macarena– fue neutralizada gracias a la movilización tanto de investigadores e instituciones vinculadas al sector ambiental, como de la sociedad en general. Además, en marzo la Alcaldía de Bogotá propuso re-alinderar la Reserva Forestal Regional del Norte de Bogotá D. C. “Thomas van der Hammen”, y hace pocas semanas se anunció la construcción de instalaciones para la Armada Nacional en la isla Gorgona.

Al respecto, el profesor J. Orlando Rangel-Ch., profesor del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), recuerda que en 1984 las islas Gorgona y Gorgonilla fueron declaradas Parque Nacional Natural, durante la presidencia de Belisario Betancur. Además, gracias a la labor de grupos de investigación de las universidades de los Andes, del Valle y Nacional de Colombia, se posee una línea básica del conocimiento sobre la flora y la fauna continental y marina que conforman los ecosistemas de las islas.

“El capital natural de Gorgona en la parte continental (1.568 hectáreas) incluye 155 especies de aves, 35 de reptiles, 17 de mamíferos y siete de anfibios. Además existen 430 especies de plantas con flores (4 % endémicas), 74 de helechos y 89 de briofitos”, señala el docente en un artículo de análisis publicado en la edición 206 de UN Periódico, actualmente en circulación.

Así mismo, el profesor Rangel menciona que entre los 40 y los 300 m de altitud la vegetación natural de la zona está conformada por cinco grandes formaciones selváticas y boscosas. En la parte plana, muy transformada, se establece vegetación secundaria (que se produce naturalmente después de una modificación drástica) en diferentes fases de sucesión. La susceptibilidad de deterioro del territorio es del 85 % de su totalidad.

El experto señala que “desde el siglo XV la isla ha sufrido transformaciones en su biota y entorno físico, y su expresión máxima se dio con el funcionamiento de una prisión de alta seguridad. Varios componentes relacionados con la fauna de aves, de pequeños y medianos roedores, serpientes y lagartos fueron muy afectados por la intromisión de especies domésticas que diezmaron las poblaciones”.

De igual manera, destaca que la tala de especies maderables redujo las poblaciones naturales; la apertura de caminos hacia los aserríos y a las partes altas de la isla crearon condiciones ideales para remover en masa y aumentar el material transportado en la erosión que se depositó en las partes bajas de los arroyos, y que probablemente también afectaron la biodiversidad marina.

El profesor afirma que han transcurrido 26 años desde que se hizo la “radiografía” del estado del territorio en sus componentes físicos y los relacionados con flora y fauna.

“Los puntos críticos en Gorgona incluyen estas consideraciones: la recuperación de la biota, los ecosistemas y el medio físico tiene muy poco tiempo, y la transformación de la parte plana fue drástica (más del 90 % del territorio). Por lo tanto, la construcción de zonas de habitación, la adecuación de caminos para el tránsito y la ampliación de los corredores antiguos para llevar suministros repercutirán en los procesos de recuperación y profundizarán la afectación de los ecosistemas”, escribe en su artículo de análisis.

Viviendas y ALO

El profesor Rangel señala que en relación con la Reserva Forestal Thomas van der Hammen, el equipo del alcalde Enrique Peñalosa aduce la falta de investigaciones que demuestren su importancia como área de protección. “Vale la pena mencionar que para la declaratoria de área de protección se elaboraron investigaciones sobre vegetación, flora y algunos grupos de fauna; suelos; estratigrafía (superposición de las capas de la tierra); contenido de agua, y relaciones de conectividad de los flujos hídricos”, asevera.

El docente menciona que desde la década del sesenta se han producido más de 50 investigaciones sobre la reserva y sus zonas aledañas. Esta se ubica en la parte plana del antiguo lecho del lago de Bogotá, quizá una de las áreas con más estudios sobre su origen, evolución geológica y biológica en el ámbito regional e incluso mundial.

La condición distintiva de la reserva es que ella se constituye en un testigo (remanente a manera de corredor biológico) de la conectividad física y ecológica entre los cerros Orientales (zona de mayor precipitación y por ende recarga de los acuíferos), la parte plana (lacustre) y el occidente (zona de menor precipitación), y de drenaje natural hacia el río Bogotá.

“Si no se mantiene la integridad de la reserva no quedará registro alguno de esta conectividad, ya que prácticamente lo que aún queda del fondo lacustre del lago se llenaría de cemento y se profundizaría la fragmentación del bloque de hábitat original”, advierte el experto.

Según el profesor, desde la óptica de la academia –acostumbrada a los debates y las discusiones documentadas– es difícil de entender el desconocimiento del fundamental papel de la Van der Hammen. Las pretensiones del alcalde de Bogotá se resumen en la máxima: “fragmenta y extinguirás”.

En su opinión, los corredores biológicos pasados y presentes, y los que se deben habilitar en el futuro en la Sabana de Bogotá, son garantía de la continuidad del ciclo hídrico y del intercambio de genes –crucial para la adaptabilidad de las especies– entre individuos de numerosas plantas y animales asociados.

“Primero, los terrenos de la reserva eran vitales para desarrollar propuestas de vivienda que requerían alrededor de 18.000 hectáreas de suelo. Ahora se utilizarían para el trazado de vías tan importantes como la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) y seguramente se seguirán esgrimiendo otras razones para desconocer su importancia, que representa apenas un 7 % del megaproyecto del alcalde Peñalosa”, afirma.

Leyes no frenan deforestación

En su artículo, el profesor del Instituto de Ciencias Naturales también se pregunta: ¿es posible que una entidad –o un grupo de personas en carrera contra el tiempo– rebata los resultados y los argumentos fruto de más de medio siglo de investigaciones sobre la reserva y sus alrededores? Al respecto señala que en el caso de la Reserva Van der Hammen es ineludible la recuperación asistida, para la cual se poseen el conocimiento y la experiencia requeridos.

Con respecto a Gorgona, “la transformación por intervención del hombre fue muy severa, pero la declaratoria de área protegida ha resultado beneficiosa, ya que los procesos de recuperación-restauración son más rápidos. En conservación es bastante claro que si cesa el efecto transformador y aún existen fuentes originales (relictos de vegetación con fauna asociada) desde las cuales iniciar la recolonización, es bastante seguro que se dé una recuperación del sistema biofísico”.

Además de esta consideración de orden ecológico, vuelve a preguntarse: ¿cuál sería entonces la filosofía o el alcance de las áreas protegidas? En su opinión, si se permiten estos intentos, resulta muy fácil predecir que el efecto dominó se presentará con más regularidad, como ha sucedido, por ejemplo, con la Ley 2 de 1959 sobre protección del área forestal de Colombia. Entre 1959 y 2010 las continuas autorizaciones han permitido la deforestación de 40.000 hectáreas por año en territorios sobre los cuales se basó el alcance del área protegida.

Según estas consideraciones, concluye el profesor Rangel, es conveniente abrir los espacios para una sana discusión que involucre la filosofía de las áreas protegidas y su futuro, además de las razones de las entidades proponentes de la intervención: en el caso de Gorgona, las de excepcionalidad (seguridad nacional), y en el de Bogotá, las de los megaproyectos de un dignatario con un periodo definido de gestión.

Lea el artículo completo en UN Periódico

(Por: fin/JOR/dmh/LOF
)
N.° 110

Otras noticias

Freddy Chaparro, director de Unimedios, durante la ceremonia de premiación a U.N. Radio.

Artes & Culturas

abril 28 de 2017

UN Radio, reconocida por enfoque de género en su programación

La Secretaría Distrital de la Mujer destacó a la emisora de la Universidad...

Educación

abril 28 de 2017

Apps para la inclusión educativa

El grupo de Investigación en Ambientes Inteligentes Adaptativos (GAIA) de la...

Ahora, los estudiantes le dan prioridad a las frutas.

Salud

abril 28 de 2017

Estudiantes de grado 11 arman loncheras saludables

A partir del método científico, alumnos de la Institución Educativa Fray José...

Escultura del artista Yino Marques, elaborado en bronce, concreto y hierro galvanizado; es una obra insigne en el municipio de Riohacha

Política & Sociedad

abril 28 de 2017

En La Guajira también hay afros

Al igual que las otras comunidades que habitan el departamento, la negra...

Patrice Le Pape, investigador de la Universidad de Nantes (Francia). (Foto: Ricardo González).

Salud

abril 27 de 2017

Globalización, migración y cambio climático causan reaparición de enfermedades

En el caso de los vectores (insectos o microorganismos que transmiten la...

Con EduTools (http://froac.manizales.unal.edu.co/edutools/), los usuarios pueden crear libros y páginas web.

Educación

abril 27 de 2017

Ocho aplicaciones web gratuitas apoyan procesos educativos

Herramientas para crear recursos educativos digitales, además de una aplicación...

Ciencia & Tecnología

abril 27 de 2017

Cambalachea.co, plataforma virtual de intercambio

Los más de 600 usuarios de esta plataforma, diseñada por estudiantes de la...

La babilla macho puede medir hasta unos 2,5 metros.

Medioambiente

abril 27 de 2017

En costas colombianas solo existe una subespecie de babilla

El Caiman crocodilus fuscus, como se denomina esta subespecie, habita en los...

<em>Campesinos de los Andes</em> no se había vuelto a publicar desde su primera edición en 1963.

Artes & Culturas

abril 27 de 2017

Campesinos de los Andes, obra imprescindible para el posconflicto

La obra del maestro Orlando Fals Borda, junto con otros de sus escritos...

El prototipo desarrollado por la U.N. estará listo para ser comercializado, una vez se licencie la patente.

Ciencia & Tecnología

abril 27 de 2017

Equipo que aplica plaguicidas a cultivos de papa recibe patente

La invención, desarrollada por la Universidad Nacional de Colombia (U.N.),...