Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

El clima y los tipos de suelo incrementan presencia del picudo

Con esta información los productores pueden medir temperatura, humedad, radiación solar y composición de suelos para saber cuáles son las zonas de su cultivo más propensas a ser invadidas y afectadas por la plaga. Así mismo, un aumento de las lluvias es otro factor que guarda relación con más afectaciones por parte del insecto.

Palmira, 06 de septiembre de 2018Agencia de Noticias UN-

En la investigación se llegó a un modelo matemático con el que se identifican las probabilidades que tiene cada área del cultivo de sufrir daños por el picudo a causa de las variables climáticas. Fotos: Ever Pinchao

Los niveles de humedad entre el 26 y el 34 % guardaron correlación con una mayor cantidad de daños generados por el insecto.

Se evaluaron las precipitaciones, la radiación solar y la temperatura y la humedad en el ambiente a través de una estación meteorológica.

La plaga puede generar pérdidas mayores al 60 % de los frutos del cultivo si no se realiza un manejo adecuado.

Las afectaciones en los cultivos de guayaba por el insecto se pueden encontrar en los departamentos de Meta, Boyacá, Valle del Cauca y Santander.

La composición del suelo, las condiciones de temperatura y la radiación solar se convierten en una combinación fatal para los cultivos de guayaba, pues favorece el incremento de las poblaciones de picudo, una de sus principales plagas.

Ever Camilo Pinchao, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira evidenció que los cultivos establecidos sobre suelos con menos de 30 % de arcilla y más de 40 % de limos son los más afectados por el picudo de la guayaba o Conotrachelus psidii.

Al respecto explica que en este tipo de suelos el insecto tiene mayor facilidad para formar un cocón, o capullo, en el que permanecerá protegido durante su último estado larval y como pupa.

Una vez finaliza esta etapa, el insecto sale del cocón convertido en adulto,  más adelante deposita sus huevos en los frutos de la guayaba y sus larvas son las que se alimentan de los frutos.

“Las larvas se alimentan del fruto entre 20 y 30 días antes de caer al suelo y se quedan allí durante un periodo más largo, de entre 3 y 7 meses. Por esta razón, el tipo de suelo es uno de los factores más determinantes para la supervivencia y proliferación de los picudos”, asegura el investigador Pinchao, quien recuerda que esta plaga genera pérdidas mayores al 60 % de los frutos del cultivo si no se realiza un manejo adecuado.

Otro hallazgo del estudio fue que los niveles de humedad de entre el 26 y el 34 % también guardaban correlación con una mayor cantidad de daños generados por el insecto.

Focos específicos

Destaca que “en estudios previos realizados por la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia) se identificó que el picudo ataca siempre, inicialmente, en unos focos específicos del cultivo. De esta manera, y conociendo cuáles son las áreas de mayor presencia, se pueden aplicar medidas de control específicas en esos puntos y no en todo el lote, lo cual reduce costos de producción y mejora el manejo”.

Dentro de las medidas de manejo recomendadas se encuentra aplicar hongos entomopatógenos en el suelo y en el follaje, además de usar nemátodos entomopatógenos. Estos organismos infectan al picudo y lo matan.

Afirma que los métodos de control químico como la aspersión de plaguicidas son menos efectivos porque no llegan muy bien al interior del fruto –donde habitan las larvas– ni al suelo, donde el insecto pasa la mayor parte de su ciclo de vida.

“La medida esencial para hacerle frente a la plaga está en el monitoreo y retiro de cada fruto afectado, en el momento en el que se identifique su estado. Para ello el agricultor debe realizar seguimiento constante a su cultivo, porque cada fruto con daños que se retira es por lo menos un picudo que no llega a desarrollarse hasta su fase reproductiva”, precisa.

En la búsqueda de los factores

El magíster Pinchao investigó las condiciones que hacían que el insecto atacara determinados lugares puntuales. Para ello seleccionó 220 árboles de guayaba en un cultivo comercial de una finca del municipio de Roldanillo, Valle del Cauca. Allí se estudiaron todos los frutos de las plantas seleccionadas haciendo monitoreos cada 15 días durante un año.

También se realizaron estudios de la humedad, la compactación, la densidad aparente y la textura del suelo; de las precipitaciones, la radiación solar y la temperatura y la humedad en el ambiente, por medio de una estación meteorológica.

Con la información obtenida se realizó un análisis geoestadístico que permitió no solo conocer sino también explicar la distribución de la plaga en el cultivo.

Como resultado de la investigación también se llegó a un modelo matemático con el que se identifican las probabilidades que tiene cada área del cultivo de sufrir daños por el picudo a causa de las variables climáticas.

Según explica el magíster Pinchao, las afectaciones en los cultivos de guayaba por el insecto se pueden encontrar en los departamentos de Meta, Boyacá, Valle del Cauca (principalmente al norte) y Santander.

El estudio fue dirigido por Arturo Carabalí, investigador de Agrosavia, y codirigido por la profesora Nora Cristina Mesa Cobo, de la U.N. Sede Palmira.

(Por: fin/FH/dmh/LOF
)
N.° 190

Otras noticias

Economía & Organizaciones

julio 17 de 2019

Productos agroecológicos al alcance de todos

Aunque nació como un proyecto interno, desde septiembre de 2018 la Feria...

La fiebre aftosa es una enfermedad viral, muy contagiosa y de curso rápido, que afecta al ganado. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2019

Con analítica de datos identifican lugares susceptibles de brotes de aftosa

Investigadores del Laboratorio de Analítica de Datos de la Universidad Nacional...

En Colombia cerca de 450.000 personas son usuarias de la lengua de señas. Foto: Agencia de Noticias - Unimedios

Salud

julio 17 de 2019

Población sorda no está preparada para emergencias cardiopulmonares

Por esta razón, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia...

El heliodón controla iluminación, humedad, selección de los materiales de construcción y ventilación en los diseños de una vivienda rural. Foto: Robinson Ortiz.

Ciencia & Tecnología

julio 17 de 2019

A casas rurales e invernaderos entrará mejor luz

Esto gracias a heliodón, un simulador que a partir del registro de la posición...

Ciencia & Tecnología

julio 16 de 2019

Escarabajos de Latinoamérica, más de 6.000 géneros en el Museo de Historia Natural

El escarabajo joya, capaz de detectar incendios forestales, o el taeniotes,...

El banano es una fruta de alto interés económico en África, Asia y América Latina. Fotos: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 16 de 2019

Extractos de algas marinas estimularían las defensas del banano

Un extracto de la alga marina (Ascophyllum nodosum) activaría temporalmente...

Crece rápidamente en Colombia el número de familias y comunidades que dicen estar haciendo educación sin escuela. Foto: archivo Unimedios.

Educación

julio 16 de 2019

Educación sin escuela, ¿el fin de los colegios?

La Educación Sin Escuela (ESE) es una forma de pedagogía en la cual las...

Las mujeres solteras participaron en el debate que buscaba implementar el plebiscito para que la adopción de menores fuera un derecho exclusivo de las parejas heterosexuales.

Política & Sociedad

julio 16 de 2019

Soltería femenina sigue siendo estigmatizada en Colombia

Después de analizar 238 noticias de prensa relacionadas con “mujer y soltería”...

<em>Fusarium oxysporum raza 4 tropical</em> (Foc R4T) es un hongo devastador que ataca el 80 % de los bananos cultivados en el mundo.

Desarrollo Rural

julio 15 de 2019

Colombia está a tiempo de controlar propagación de plaga bananera

La marchitez por Fusarium oxysporum raza 4 tropical (Foc R4T), un hongo...

Desde el Laboratorio de Cultivo de Algas del Departamento de Biología de la UNAL se ha identificado el gran potencial de las algas tropicales. Foto: archivo Unimedios.

Ciencia & Tecnología

julio 15 de 2019

Algas: fuente de alimentos, biodiésel, aceites, y hasta para combatir el cáncer

En el Laboratorio de Cultivo de Algas del Departamento de Biología de la...