Escudo de la República de Colombia

Desarrollo Rural

El clima y los tipos de suelo incrementan presencia del picudo

Con esta información los productores pueden medir temperatura, humedad, radiación solar y composición de suelos para saber cuáles son las zonas de su cultivo más propensas a ser invadidas y afectadas por la plaga. Así mismo, un aumento de las lluvias es otro factor que guarda relación con más afectaciones por parte del insecto.

Palmira, 06 de septiembre de 2018Agencia de Noticias UN-

En la investigación se llegó a un modelo matemático con el que se identifican las probabilidades que tiene cada área del cultivo de sufrir daños por el picudo a causa de las variables climáticas. Fotos: Ever Pinchao

Los niveles de humedad entre el 26 y el 34 % guardaron correlación con una mayor cantidad de daños generados por el insecto.

Se evaluaron las precipitaciones, la radiación solar y la temperatura y la humedad en el ambiente a través de una estación meteorológica.

La plaga puede generar pérdidas mayores al 60 % de los frutos del cultivo si no se realiza un manejo adecuado.

Las afectaciones en los cultivos de guayaba por el insecto se pueden encontrar en los departamentos de Meta, Boyacá, Valle del Cauca y Santander.

La composición del suelo, las condiciones de temperatura y la radiación solar se convierten en una combinación fatal para los cultivos de guayaba, pues favorece el incremento de las poblaciones de picudo, una de sus principales plagas.

Ever Camilo Pinchao, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira evidenció que los cultivos establecidos sobre suelos con menos de 30 % de arcilla y más de 40 % de limos son los más afectados por el picudo de la guayaba o Conotrachelus psidii.

Al respecto explica que en este tipo de suelos el insecto tiene mayor facilidad para formar un cocón, o capullo, en el que permanecerá protegido durante su último estado larval y como pupa.

Una vez finaliza esta etapa, el insecto sale del cocón convertido en adulto,  más adelante deposita sus huevos en los frutos de la guayaba y sus larvas son las que se alimentan de los frutos.

“Las larvas se alimentan del fruto entre 20 y 30 días antes de caer al suelo y se quedan allí durante un periodo más largo, de entre 3 y 7 meses. Por esta razón, el tipo de suelo es uno de los factores más determinantes para la supervivencia y proliferación de los picudos”, asegura el investigador Pinchao, quien recuerda que esta plaga genera pérdidas mayores al 60 % de los frutos del cultivo si no se realiza un manejo adecuado.

Otro hallazgo del estudio fue que los niveles de humedad de entre el 26 y el 34 % también guardaban correlación con una mayor cantidad de daños generados por el insecto.

Focos específicos

Destaca que “en estudios previos realizados por la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Agrosavia) se identificó que el picudo ataca siempre, inicialmente, en unos focos específicos del cultivo. De esta manera, y conociendo cuáles son las áreas de mayor presencia, se pueden aplicar medidas de control específicas en esos puntos y no en todo el lote, lo cual reduce costos de producción y mejora el manejo”.

Dentro de las medidas de manejo recomendadas se encuentra aplicar hongos entomopatógenos en el suelo y en el follaje, además de usar nemátodos entomopatógenos. Estos organismos infectan al picudo y lo matan.

Afirma que los métodos de control químico como la aspersión de plaguicidas son menos efectivos porque no llegan muy bien al interior del fruto –donde habitan las larvas– ni al suelo, donde el insecto pasa la mayor parte de su ciclo de vida.

“La medida esencial para hacerle frente a la plaga está en el monitoreo y retiro de cada fruto afectado, en el momento en el que se identifique su estado. Para ello el agricultor debe realizar seguimiento constante a su cultivo, porque cada fruto con daños que se retira es por lo menos un picudo que no llega a desarrollarse hasta su fase reproductiva”, precisa.

En la búsqueda de los factores

El magíster Pinchao investigó las condiciones que hacían que el insecto atacara determinados lugares puntuales. Para ello seleccionó 220 árboles de guayaba en un cultivo comercial de una finca del municipio de Roldanillo, Valle del Cauca. Allí se estudiaron todos los frutos de las plantas seleccionadas haciendo monitoreos cada 15 días durante un año.

También se realizaron estudios de la humedad, la compactación, la densidad aparente y la textura del suelo; de las precipitaciones, la radiación solar y la temperatura y la humedad en el ambiente, por medio de una estación meteorológica.

Con la información obtenida se realizó un análisis geoestadístico que permitió no solo conocer sino también explicar la distribución de la plaga en el cultivo.

Como resultado de la investigación también se llegó a un modelo matemático con el que se identifican las probabilidades que tiene cada área del cultivo de sufrir daños por el picudo a causa de las variables climáticas.

Según explica el magíster Pinchao, las afectaciones en los cultivos de guayaba por el insecto se pueden encontrar en los departamentos de Meta, Boyacá, Valle del Cauca (principalmente al norte) y Santander.

El estudio fue dirigido por Arturo Carabalí, investigador de Agrosavia, y codirigido por la profesora Nora Cristina Mesa Cobo, de la U.N. Sede Palmira.

(Por: fin/FH/dmh/LOF
)
N.° 190

Otras noticias

Educación

mayo 25 de 2019

Bienvenida la Paz para el Caribe

El abogado Alfonso Araujo Cote participó de la fundación del Departamento del...

El profesor Modesto Portilla durante su intervención. Fotos: Luis Palacios – Unimedios.

Medioambiente

mayo 24 de 2019

Invierno agravaría crisis de Hidroituango

El colapso del túnel auxiliar, en marzo, y las recientes filtraciones en los...

Algunas de las facultades cognitivas afectadas son: tareas de atención, habilidades motoras, memoria verbal, lenguaje, inhibición y flexibilidad mental. Fotos: Agencia de Noticias - Unimedios

Salud

mayo 24 de 2019

Educación ayuda a mantener facultades cognitivas

Aunque un estudio evidenció cambios cognitivos desfavorables en el 27,9 % de 68...

La Serranía de La Lindosa, en el Guaviare, tiene más de 22.000 hectáreas. Foto: parquesdebogota.gov.co

Medioambiente

mayo 24 de 2019

Cobertura boscosa, la más deforestada en Serranía de La Lindosa

Para 2016, la cobertura boscosa de esta serranía del Guaviare se redujo en un...

Expresiones a favor del empoderamiento y la libertad se plasmaron en carteles exhibidos en la Plaza Central de la U.N. Sede Bogotá.

Artes & Culturas

mayo 24 de 2019

FOTOGALERÍA: Artistas defienden gestión de las lideresas

Por unas horas, el teatro y la música se apropiaron de la Plaza Central de la...

Los estudiantes manipulan medias esferas que representan la Tierra. Fotos: Nicolás Bojacá / Unimedios

Educación

mayo 24 de 2019

Astronomía al alcance de personas con discapacidad visual

El diseño de materiales didácticos permite que a través del tacto y la audición...

Los deudores de créditos hipotecarios de viviendas No VIS pueden durar hasta 20 años pagándole a los bancos.

Economía & Organizaciones

mayo 24 de 2019

Deudores de vivienda No VIS ponen en riesgo cartera hipotecaria

Los usuarios de créditos para inmuebles que no son de interés social, con...

Alejandro Gaviria, nuevo rector de la Universidad de los Andes, durante su intervención en la Cátedra Manuel Ancízar de la U.N. Fotos: Luis Palacios – Unimedios

Salud

mayo 23 de 2019

En la medicina “hay que cultivar el hábito del escepticismo”

Esta sería la alternativa para contrarrestar los problemas que enfrenta la...

Las altas concentraciones de nitrógeno en cultivos de maíz generan mayores costos para los agricultores. Fotos: Agencia de Noticias - Unimedios

Desarrollo Rural

mayo 23 de 2019

Identifican factores que afectan rendimiento del maíz

Exceso de nitrógeno, drenaje del cultivo y erosión son algunas de las causas...

Empleo del butanol como sustituto de la gasolina.

Ciencia & Tecnología

mayo 23 de 2019

Tres rutas que facilitarían la obtención de biocombustible

Con base en la plataforma azúcares, que se puede obtener mediante la hidrólisis...